SMK

Nombre: SMK
Nacionalidad: Unión Soviética
Compañía: Departamento de Diseño Mecánico Experimental (OKMO)
Motor: GAM-34BT
Longitud: 8′ 75 m
Anchura: 3′ 36 m
Altura: 3′ 35 m
Blindaje: 60 mm
Autonomía: 220 km
Velocidad: 35 km/h
Peso: 58 toneladas
Tripulación: 7
Armamento: Un cañón F-32 de 76 mm, un cañón M1932 de 45 mm y tres ametralladoras DT de 7’62 mm
Historia:

Curiosamente el SMK fue el único blindado del que la Unión Soviética solamente fabricó un ejemplar. La razón de este proyecto fallido fue que las líneas del tanque jamás se ajustaron a los cánones de la época, aunque tal motivo, no le impidió tomar parte en la Guerra de Invierno, donde demostró su increíble tamaño y poder destructivo.

Bautizado como SMK en honor a las siglas del comunista Sergei Mironovich Kirov, este carro fue pensado como un tanque multitorre para servir en las filas del Ejército Rojo. Los ingenieros encargados de su construcción, lo diseñaron con unas enormes dimensiones de más de 8 metros de longitud, al que recubrieron con un gran blindaje de 60 milímetros, le dotaron de una suspensión en barras de torsión que hicieron al conjunto muy maniobrable y le equiparon con un poderoso armamento ubicado en dos torretas (una frontal pequeña y una trasera más grande y elevada) con un cañón L-11 de 76’2 milímetros la primera y un cañón M1932 de 45 milímetros la segunda, además de añadirle un arsenal defensivo contra infantería de cuatro ametralladoras DT de 7’62 milímetros.

Tanque soviético SMK.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el único SMK del Ejército Rojo combatió en la Guerra de Invierno que libraron la Unión Soviética y Finlandia, formando parte del 91st Batallón Blindado que estaba adscrito a la 20ª Brigada Blindada. Curiosamente su bautismo de fuego tuvo lugar durante la Batalla de Summa a mediados de Diciembre de 1939, una localidad cerca de Viipuri, donde tras cruzar una línea de 41 búnkers, chocó con una caja rellena de dinamita que al explosionar destruyó sus cadenas. Inmóvil sobre la nieve, el Ejército Rojo intentó recuperarlo mediante un contraataque que protagonizó una compañía de infantería, otra de ingenieros, dos piezas de artillería y siete tanques T-28. Sin embargo y a pesar de la superioridad numérica, el asalto terminó en un completo fracaso porque los defensores finlandeses rechazaron a los soviéticos provocándoles 47 bajas entre muertos y heridos. Ante aquel suceso inesperado, el Ejército Rojo tuvo que esperar dos meses hasta Febrero de 1940, cuando después de conquistar la zona, pudo recuperar el SMK y enviarlo a Rusia (para ser definitivamente retirado del servicio).

 

Bibliografía:

-Francisco Martínez, Carros Multitorre. Gigantes de Acero. Los Últimos Proyectos Soviéticos, Revista Serga Nº96 (2015), p.50-52
-https://en.wikipedia.org/wiki/SMK_tank