Sherman M4

Nombre: Sherman M4
Nacionalidad: Estados Unidos
Compañía: Pacific Car & Foundry, Ford, Fisher, Lima y Mahine & Welder
Motor: Wright Continental en estrella a 400 CV
Longitud: 5′ 9 m
Anchura: 2′ 62 m
Altura: 2′ 66 m
Blindaje: 12-51 mm
Autonomía: 180 km
Velocidad: 40′ 2 km/h
Peso: 30 toneladas
Tripulación: 5
Armamento: Un cañón de 75 mm y dos ametralladoras Browning de 7’62 mm
Historia:

El Sherman fue el taque por excelencia al servicio del Ejército Estadounidense. Muy popular por su velocidad en carrera, por su blindaje contra los proyectiles, por su potencia de fuego y porque era barato de fabricar, este carro blindado se convirtió en un icono de la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría y en general del siglo XX.

Desarrollo:

Tanques Shermans a la carga.

La mentalidad de los economistas de Estados Unidos a la hora de fabricar el tanque Sherman fue que tuviese una menor fiabilidad técnica en favor de conseguir mayores pedidos que superasen en número a los del enemigo. Ideado por las compañías Pacific Car & Foundry, Ford, Fisher, Lima y Mahine & Welder, el Sherman fue la respuesta a un encargo del Ejército Estadounidense (US Army) sobre la necesidad de un tanque medio con casco coronado por una torreta de giro completo y con cañón de doble función estabilizadora. Fue así como se elaboró el primer prototipo a partir de las series de tanques M-2 y Stuart M-3, aunque como la investigación no fructiferó, se siguió estudiando sobre los proyectos del Lee y Grant M-3 hasta que finalmente surgió el prototipo T6. Precisamente de este último T-6 nacieron dos versiones, el M-4 y el M4A1, los cuales posteriormente dieron lugar al Sherman, diferenciándose el uno del otro porque el primero llevaba la parte superior del casco soldada y muy angulosa, mientras que el segundo la tenía de acero fundido y era más rápido de fabricar. Salvo estas excepciones, el tanque Sherman en su conjunto tenía iguales características: blindaje frontal de 50 milímetros de grosor con la torreta fundida, casco soldado y partes remachadas, motores Wright Continental en estrella a 400 caballos de vapor, peso de 30 toneladas, velocidad de hasta 35 kilómetros por hora, tren de rodaje de seis ruedas medianas suspendidas de forma independiente y un sistema de giro de la torreta que podía ser eléctrico o hidráulico. Respecto al armamento, ambos tipos de Sherman contaban con una ametralladora Browning de 12’7 milímetros situada en la escotilla y un cañón (bien M1 de 75 milímetros o bien M1 de 76′ 6 milímetros) en la torreta con unos proyectiles perforantes de 7 kilogramos que podían traspasar un blindaje de 100 milímetros a 1.000 metros de distancia.

Dos tanques Shermans en la campaña del Mar Mediterráneo.

Gran Bretaña se interesó por el ptoyecto T6 mucho antes de la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Así fue como el Ejército Británico solicitó una serie de entregas a finales de 1941 según lo acordado en el Pacto de Préstamo y Arriendo, mediante el cual se hicieron con un lote de T6 al que precisamente los mismos ingleses bautizaron con el nombre de “Sherman” en honor al general William Sherman de la Unión durante la Guerra de Secesión (1861-1865). De acuerdo con el nombre otorgado al tanque, posteriormente el Ejército Estadounidense modificaría al M4 por la denominación de Sherman I y al M4A1 por la de Sherman II, de los que se construirían 9.300 y 8.400 unidades respectivamente, de los más de 60.000 carros de este tipo fabricados por la industria de Norteamérica.

Segunda Guerra Mundial:

Oficialmente los primeros Sherman recibieron su bautismo de fuego como parte del VIII Ejército Británico durante la Batalla de Gazala en Junio de 1942, donde a pesar de su superioridad técnica frente a los tanques alemanes Panzer III e italianos M13/40, su mal uso en combate por parte de la equivocada táctica inglesa llevaron a su total destrucción. De hecho los Sherman, ya bajo el servicio del Ejército Estadounidense, tendrían que esperar hasta la Batalla de Guadalcanal en el verano de 1942 para demostrar su poder frente a los muy inferiores blindados japoneses Ha-Go que fueron pulverizados con facilidad. Desde entonces, los Sherman fueron empleados masivamente sobre el Norte de África durante la Batalla de El-Alamein en Octubre de 1942 y en la campaña de Túnez a inicios de 1943, cosechando muy buenos resultados contra el Afrika Korps. No obstante, todo cambió desde mediados de 1943 coincidiendo con la invasión de Sicilia e Italia porque los Sherman se vieron totalmente desbordados por los nuevos modelos de Panzer IV, así como por los indestructibles Panther y Tiger, ambos armados por cañones de 88 milímetros.

A partir de 1944, los carros Sherman comenzaron a entrar en grandes cantidades al servicio de los Aliados sobre todos los teatros de operaciones en Europa y Asia, aunque siempre inferiores a nivel técnico y en potencia de fuego frente a los tanques del Eje. Por ejemplo de los treinta Sherman DD anfibios que participaron en el desembarco de Normandía, un total de veintiocho resultaron destruidos en la Playa de Omaha. Igual de vulnerables demostraron ser durante el resto de la campaña de Normandía en los “bocages”, donde los Sherman norteamericanos, británicos, canadienses y polacos sufrieron el triple de bajas que los tanques alemanes. Solamente en el Océano Pacífico, los Sherman mantuvieron la superioridad sobre los tanques construidos por Japón en la Batalla de Tarawa, la invasión de las Islas Marianas, la Batalla de Peleliu o la reconquista de las Filipinas.

Shermans cubiertos por lonas en un campo de amapolas.

Junto con Estados Unidos, muchas otras naciones emplearon tanques Sherman. Gran Bretaña fue la nación que más tuvo en sus filas, un total de 17.184, que operaron en todos los frentes e incluso superaron a los tanques de producción nacional. Le siguió la Unión Soviética con 4.102 unidades que combatieron en la Batalla de Stalingrado en Rusia, la Batalla de Kursk en Ucrania y la “Operación Bragation” en Bielorrúsia. China incluyó a 912 Sherman que se distinguieron en los combates por la carretera del Yunnan y en la Batalla de Huaihuai. Simultáneamente la Francia Libre utilizó 320 Sherman en la liberación de Provenza, Australia 310 en la campaña de Nueva Guinea, Canadá 188 en la Batalla de Caen, Nueva Zelanda 150 en las operaciones sobre el Río Sangro, Brasil 83 en el cruce del Río Po y las fuerzas libres de Checoslovaquia un contingente de 36 en el asedio a Dunkerque. Otros países que también usaron numerosos Sherman fueron Sudáfrica en la Batalla de Florencia o la India Británica en la captura de Rangún; así como las fuerzas exiliadas de Polonia, Grecia, Yugoslavia, Bélgica, Holanda, Noruega, Dinamarca y Filipinas; siendo los polacos los mayores expertos con este tipo de blindados al destruir el tanque de Michael Wittmann, considerado el mayor “as” de los carristas alemanes.

Siempre el Sherman fue el tanque más utilizado por los Aliados porque a pesar de ser inferior cualitativamente frente a casi todos los blindados enemigos desde finales de 1944 y principios de 1945, especialmente tras la llegada del poderoso King Tiger, la superioridad industrial norteamericana permitía desplegar a número inmensamente mayor. Así fue como el Sherman se convirtió en uno de los tanques más destruidos por el Eje en la Segunda Guerra Mundial, aunque como eran tantos numéricamente, por muchos que aniquilaran los alemanes siempre acababan viniendo más. Gracias a la presencia de tantos Sherman, el Ejército Estadounidense desbarató a la ofensiva del Ejército Alemán en la Batalla de las Ardenas, invadió el Ruhr en Alemania Occidental, ocupó el Valle del Po en Italia y ofreció la suficiente cobertura al Cuerpo de Marines (US Marine Corps) durante las Batallas de Iwo Jima y Okinawa.

Guerra Fría:

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, los Sherman M4 continuaron plenamente operativos al servicio activo de los Aliados realizando tareas para el mantenimiento de la paz en Europa y el Lejano Oriente. Hasta la Guerra Árabe-Israelí de 1948, no volverían a entrar en combate sirviendo en las filas de Israel contra la Liga Árabe; mientras la China del Kuomintang empleó una gran cantidad de estos blindados contra el Partido Comunista de Mao Tse-Tung dentro del contexto de la Guerra Civil China. También algunos Sherman formaron parte de las unidades de guerrilleros liderados por el Presidente Ahmed Sukarno durante la Guerra de Independencia de Indonesia contra los Países Bajos en 1949; así como por Grecia durante los choques entre realistas y comunistas en la Guerra Civil Griega.

Sherman en la Guerra de Corea durante el año 1952.

En la Guerra de Corea de 1950 a 1953, Estados Unidos Corea del Sur desplegaron grandes cantidades de Sherman contra los poderosos tanques T-34 utilizados por Corea del Norte, donde demostraron ser claramente inferiores a estos blindados de origen soviético (por lo que a partir de entonces serían utilizados exclusivamente como carros artilleros o lanzallamas). Al mismo tiempo los franceses encuadraron varios Sherman en la Guerra de Indochina hasta 1953 y en la Crisis del Canal de Suez de 1956. También desde 1958 el Líbano integró numerosos Sherman durante la Crisis Libanesa o Cuba durante la Guerra Civil Cubana de 1959. Curiosamente todos los bandos enfrentados en la Guerra de los Seis Días de 1966, ya fuesen Israel como la coalición conformada por Siria, Egipto y Jordania, enfrentaron Sherman los unos contra los otros; exactamente igual que tanto Estados Unidos como Vietnam del Norte en la Guerra de Vietnam; o tanto Pakistán como la India en la Guerra de Bangladesh de 1971. Incluso en conflictos tan alejados cronológicamente desde la producción del Sherman, Uganda empleó a estos tanques en la Guerra Tanzaneso-Ugandesa de 1978 y Nicaragua en la Revolución Nigaragüense de 1979. Otros países con Sherman en sus fuerzas armadas fueron Portugal, Italia, Austria, Turquía, Arabia Saudí, Yemen, Omán, Irak, Irán, Afganistán, Birmania, Laos, Sri Lanka, México, Argentina, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay, Etiopía, Albania y Malta. Curiosamente, el último Sherman que se curtió en combate lo hizo durante la Guerra Civil Libanesa en 1990.

Versiones

Sherman M4A1

La primera versión del Sherman, concretamente el Sherman M4A1 fabricado por la Compañía Lima, conservó prácticamente todas las características del Sherman I y Sherman II con la única diferencia de una ametralladora Browning de 7’62 milímetros fija en la parte frontal del tanque.

Sherman M4A2

Bajo el nombre de Sherman M4A2, la segunda variante del Sherman se propulsaba con dos motores gemelos diésel GMC acoplados a una transmisión común dentro de un casco soldado en fundición, cuyo un ángulo frontal disponía de 47º aumentados.

Sherman M4A3

El Sherman M4A3 fue la versión más construida con 11.500 unidades salidas de fábrica. Disponía de una nueva planta motriz GAA V8 de 12 cilindros en V a 500 caballos de vapor que suministró la Compañía Ford, cuyo motor aportaba al tanque una mayor fiabilidad y muy buen rendimiento en carrera al alcanzar una velocidad de 50 kilómetros por hora a pesar de sus 7 toneladas de peso, compensadas gracias a una serie de amortiguadores en forma muelles horizontales sobre las cadenas de 585 milímetros en la suspensión. Respecto al armamento, podía contar con un cañón M3 de 75 milímetros o un M1 de 76’2 milímetros, aunque los últimos diseñados incorporaron obuses M4 de 105 milímetros.

Sheman M4A5

Con aproximadamente 8.000 unidades construidas desde 1941 para Reino Unido y Canadá, el nuevo Sherman M4A5, también conocido como “Ram”, dispuso de un motor Ford, se le alargó el casco a 280 milímetros y se estiró el recorrido de sus cadenas.

Sherman M4A6

Igual que el carro M4A5, las 100 unidades M4A6 vendidas a la Unión Soviética incorporaron motores diésel Caterpillar de 500 caballos de vapor.

Sherman Firefly

El 30 de Diciembre de 1943 un total de 2.100 Shermans estándar fueron escogidos para ser remodelados y transformados en el nuevo Sherman Firefly. Este nuevo tipo de carro que inicialmente debía encajar un cañón M1 de 75 milímetros, tuvo que ser sustituido varias veces por otra boca de fuego T23 de 90 milímetros y varias de 75 milímetros que finalmente fueron rechazadas. No sería hasta la supresión de la ametralladora en el espacio del tirador y la incorporación en su lugar de un cañón QF de 76’6 milímetros mucho más potente, cuando el Sherman Firefly quedó listo para entrar en combate, demostrando su calidad como carro por ser el único Sherman que podía hacer frente en condiciones algo más igualitarias a los carros alemanes Panther y Tiger.

Sherman Easy Eight

Construido por la Fábrica Detroit Arsenal Tank Plan de Michigan, los 4.542 Sherman Easy Eight albergaron nuevas mejoras como un glacis con inclinación de 47º, doble caja de protección en el compartimento de municiones, suspensión HVSS y unos espacios laterales rellenos de agua para evitar incendios.

Sherman DD

Ante la necesidad en 1944 de fabricar un tanque capaz de navegar por el agua, el ingeniero Nicholas Straussler ajustó a un Sherman un sistema de propulsión secundario llamado Duplex Drive. Fue así como nació el Sherman DD, un tanque anfibio que podía surcar el mar sirviéndose de unas hélices y manteniéndose a flote gracias a un faldón de pantalla ligera y estanca que rodeaba todo el blindado por encima del tramo superior de la cadena. Desgraciadamente su uso en combate demostró ser un fracaso, ya que en la Playa de Omaha durante el desembarco de Normandía, un total de 28 Sherman DD de los 30 iniciales se hundieron en el Canal de la Mancha, la mayoría a causa del fuerte oleaje.

Sherman Crab

“Cangrejo” o Sherman Crab fue un tanque dotado de un tambor cilíndrico con cadenas sujetas a dos brazos, las cuales mediante giro rotatorio hacían estallar todas las minas a su paso, lo que permitía a la infantería continuar a pie por los pasillos minados e incluso ser guiada de noche gracias a dos luces rojas en la parte trasera del carro. Durante la Segunda Guerra Mundial los Sherman Crab fueron muy útiles en la Batalla de El-Alamein y en el desembarco de Normandía.

Sherman T26

Fabricado en Abril de 1943, el Sherman T26 estaba armado con un cañón M3 de 90 milímetros que disparaba granadas perforantes de 10’9 kilogramos a 1.020 metros por segundo y que también disponía un blindaje de 115 milímetros. No obstante y a pesar de su potencia, tenía ciertos aspectos negativos como su escasa velocidad de 40 kilómetros por hora que no resolvía su moderno motor Ford GAF de 470 caballos de vapor, ni tampoco los 610 milímetros de anchura en los trenes de rodaje.

Sherman T34

Convertido en un tanque lanzacohetes, el Sherman T34 podía disparar tanto el proyectil de su cañón como una andanada de 60 cohetes seguidos gracias a los 60 tubos acoplados en una serie de paneles sobre el casco.

Primera fotografía: Tanque Sherman T-34 lanzacohetes en Alemania. Segunda fotografía: Fogonazo de un Sherman en la campaña del Pacífico.

 

Bibliografía:

-Roger Ford, Grandes Tanques del Mundo, “El nacimiento del Sherman”, Libsa (2003), p.84–89
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “Medium Tank M4 Sherman”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.528
-Roberto Hernández Martínez, M4A3E8 (76) Sherman Easy Eight, un Blindado de Película, Revista WW2GP Magazine Nº5 (2015), p.6-8
-http://en.wikipedia.org/wiki/M4_Sherman