Panzer PzKpfw II

Nombre: Panzer PzKpfw II
Nacionalidad: Alemania
Compañía: MAN Maschinenfabrik Augsberg-Nürenberg
Motor: Maybach HL de 6 cilindros a 140 CV
Longitud: 4′ 8 m
Anchura: 2′ 2 m
Altura: 2 m
Blindaje: 14′ 5 mm
Autonomía: 200 km
Velocidad: 40 km/h
Peso: 10 toneladas
Tripulación: 3
Armamento: Un cañón KwK 38 L/55 de 20 mm y dos ametralladoras MG-34 de 7′ 92 mm
Historia:

Los tanques que llevaron el peso de las grandes victorias en la “Guerra Relámpago” o “Blitzkrieg” fueron “carros medios” como los Panzer III o IV, aunque al inicio de la Segunda Guerra Mundial los “carros ligeros” como el Panzer II tuvieron un importante papel. Este blindado de limitadas prestaciones fue uno de los últimos tanques pequeños que dentro de sus posibilidades destacó con notable éxito en el siglo XX.

Desarrollo:

La debilidad que los Panzer I demostraron durante la Guerra Civil Española frente a las nuevas generaciones de tanques desplegados por la Unión Soviética en España como el T-26, llevaron al Alto Mando Alemán (OKW) a tomar la decisión de incrementar el poder ofensivo de sus carros. Así nació el LAS 100, posteriormente conocido como Panzer II, que tras ser construido por la Compañía Maschinenfabrik Augsberg-Nürenberg (MAN) de Nuremberg, los ingenieros descartaron la idea de emplear una ametralladora de 7’92 milímetros como arma principal (tal y como hacía el Panzer I) para instalar en su lugar un cañón antiaéreo de 20 milímetros, lo que le convirtió en el primer carro del Ejército Alemán en equiparse con un pieza de artillería y por tanto en comenzar una tendencia que se convertiría en norma a partir de los siguientes modelos.

Tanque Panzer PzKpfw II.

El Panzer II era un tanque de 4’81 metros de largo, 2’2 metros de ancho y 1’99 metros de altura con una superestructura divisible en dos mitades del chasis contando la delantera (torreta, cabina de conducción y equipo de radio para los tres miembros de la tripulación) y trasera (motor Maybach HL de 6 cilindros a 140 caballos de vapor, caja de cambios, dirección con árbol de transmisión modelo “Cardan”, depósito de combustible con 170 litros de carburante y tomas de aire o refrigeración) que se movía gracias a un sistema de suspensión en ballesta tipo “Christie” a 35 centímetros del suelo con barras de torsión y seis ruedas de rodadura (sin incluir la rueda tractora delante, la rueda tensora detrás y tres rodillos de retorno) que le permitía alcanzar una velocidad de 40 kilómetros por hora en carretera y 15 kilómetros por hora campo a través o cruzar trincheras de 1’7 metros de ancho, vadear profundidades de 0’8 metros y superar escalones verticales de 0’42 metros. El armamento que fue la principal novedad de este blindado protegido por un blindaje de 14’5 milímetros consistió en cañón KwK 30 L/45 de 20 milímetros sobre la plancha del mantelete y con seis periscopios para mejorar la visión desde la cúpula que albergaba 121 proyectiles; y una ametralladora coaxial MG-34 de 7’92 milímetros con una reserva de 1.425 balas.

Segunda Guerra Mundial:

Cuando Alemania invadió Polonia el 1 de Septiembre de 1939, los Panzer II constituyeron casi 1/4 parte de los tanques del Ejército Alemán que entraron en acción, aunque muy pronto demostraron su debilidad frente a las armas anticarro, por lo que fue necesario adaptarles una plancha metálica de acero con 20 milímetros de espesor en el frontal. Al año siguiente, durante la “Operación Weserübung” en Abril de 1940, un total de 69 Panzer II tomaron parte en la invasión de Noruega, de los cuales sólo 54 alcanzaron Oslo porque 15 se perdieron en el mar después de ser hundido el barco en el que viajaban. Afortunadamente el resto se distinguió combatiendo contra el Ejército Noruego, lo mismo que contra el Ejército Francés durante la campaña de Francia entre Mayo y Junio de 1940.

Unidad de Panzers PzKpfw II en la campaña de Polonia.

Durante la “Operación Barbarroja” contra la Unión Soviética en 1941, los Panzer II fueron desplegados sobre las estepas de Rusia y Ucrania; exactamente igual que en las filas del Afrika Korps del general Erwin Rommel sobre las arenas del Norte de África. Solamente su vulnerabilidad frente a los tanques T-34 rusos o Crusader británicos obligó al Ejército Alemán a retirarlos de primera línea a mediados de 1942 tras haberse construido un total de 1.856 unidades. No obstante y a pesar de interrumpirse su producción en 1943, los Panzer II continuaran operativos en los Balcanes para luchar contra la guerrilla comunista del mariscal Josip Tito, tanto en las filas del Ejército Alemán como del Ejército Búlgaro, hasta la derrota del Eje sobre Yugoslavia en 1945.

Versiones:

Panzer II Ausf A

La versión original del Panzer II, inicialmente conocido como LAS 100, fue el Panzer II Ausf A. Fabricado en Julio de 1937, se produjeron 75 unidades con un blindaje extra en los laterales de 14’5 milímetros de espesor.

Panzer II Ausf B

Similar al Panzer II Ausf B, el Panzer II Ausf A se diferenció por un aumento de su longitud en 5 centímetros y también en un blindaje mayor que superó los 15 milímetros. A esta versión le siguió posteriormente una subvariante de nombre “Brüklenleger Panzer II Ausf B” capaz de desplegar puentes artificiales.

Panzer II Ausf C

Entre Junio de 1938 y Abril de 1940 se diseñó el Panzer II Ausf C con características muy parecidas a las sus antecesores Panzer II Ausf B y Panzer II Ausf A. Se llegaron a fabricar 1.113 unidades y su única diferencia fue que en el frontal se le añadió una plancha de acero de 20 milímetros de grosor.

 

Un Panzer PzKpfw II Ausf C en Europa Occidental.

Panzer II Ausf D

Apodado como “tanque de la caballería”, el Panzer II Ausf D fue uno de los carros con más modificaciones en su estructura. Las novedades incluyeron una suspensión “Christie” en el tren de rodaje de cuatro ruedas, el motor Maybach HL 62 TRM con un cambio de siete marchas y el aumento del volumen del carro en 2’3 metros de anchura y 2 metros de altura. También del Panzer II Ausf D nació una subvariante llamada Bergepanzer II Ausf D encargada de transportar explosivos trampa para detonar a larga distancia objetivos enemigos.

Panzer II Ausf F

La necesidad de un vehículo para el reconocimiento sobre el terreno enemigo llevaron a la fabricación del Panzer II Ausf F. Este carro del que se produjeron 524 unidades por parte de la Compañía Ursus de Varsovia, se le simplificó la superestructura para hacerlo más liviano y al mismo tiempo se le compensó esta carencia con una plancha frontal de 35 milímetros.

Panzer II Ausf E

Bautizado como “carro de combate rápido” o “schnellkampfwagen”, el Panzer II Ausf E fue pensado para integrar las divisiones ligeras “leichte divisionen” del Ejército Alemán. Sería precisamente por este motivo por el cual los ingenieros le montaron tanto el motor como la caja de cambios en el centro de la parte trasera del tanque, una iniciativa que permitió al Panzer I aumentar su velocidad de los 40 kilómetros por hora establecidos en sus orígenes a los 55 kilómetros por hora.

Panzer II Ausf J

A medida que avanzaba la Segunda Guerra Mundial y el enemigo empleaba cañones de mayor calibre, la nueva situación obligó a los Panzer II a blindarse mucho mejor. Así fue como surgieron las 22 unidades del Panzer II Ausf J con un blindaje frontal 80 milímetros y otro lateral y posterior de 50 milímetros, además de adaptar un nuevo un motor Maybach HL 45 P y un cañón KwK 38 L/55 de 20 milímetros.

Panzer II Flamm

Como muchos otros tanques del Ejército Alemán, el Panzer II tuvo su versión lanzallamas bajo el nombre de Panzer II Flamm. Este nuevo carro del que se construyeron 155 unidades disfrutó de un nuevo blindaje de 30 milímetros en la parte frontal y 14’5 milímetros en los laterales, así como dos lanzallamas delanteros que rociaban chorros de fuego en un total de 1.500 disparos a partir de 320 litros de combustible.

Panzer II Ausf L

“Lince” o “Luchs” fue el apodo que se otorgó al Panzer II Ausf L cuando salieron sus únicas 100 unidades en una fecha tan tardía como finales de 1943. Construido en unas dimensiones mucho más grandes que sus antecesores y con una mucho mayor velocidad de 60 kilómetros por hora, también surgió una subvariante conocida como “Schwimmpanzer II” que fue diseñada para tender pontones como rama del arma de ingenieros.

Flammpanzer II

Conjuntamente las Compañías MAN y Daimler-Benz fabricaron un carro lanzallamas bautizado como Flammpanzer II que surgió con la finalidad de imitar a las tanquetas CV-33 al servicio de Italia (y que tantos éxitos habían alcanzado atacando posiciones enemigas en la Guerra Civil Española). Así fue como el Flammpanzer II se caracterizó por una torreta con capacidad de giro de 180 grados que albergaba 60 litros de líquido inflamable (se agotaba a los 80 disparos) y que se defendía mediante una ametralladora MG-34 de 1.800 balas situada en una pieza esférica rotatoria del modelo “Kugelblende”. Únicamente fueron creadas 90 unidades a partir de 46 chasis suministrados por la Compañía Wegmann & Co. entre Abril y Septiembre de 1939, y 30 Panzer II Ausf D y E que serían reconvertidos en Diciembre de 1940; los cuales sólo intervendrían en la Segunda Guerra Mundial durante las fases iniciales de la “Operación Barbarroja” en 1941.

 

Bibliografía:

-Thomas Anderson, El Carro Ligero Panzerkampfwagen II, Revista Desperta Ferro Especiales Nº12 (2017), p.36-43
-George Parada, Panzer II, Revista Serga Nº23 (2003), p. 55-64
-Roger Ford, Grandes Tanques del Mundo. “El Panzer Pesado”, Libsa (2003), p.37
-Martínez Canales, Prototipos y vehículos especiales en las Panzerdivisionen (3ª Parte), Revista Serga Nº 77 (2012), p.62-64