Panther

Nombre: Panther PzKpfw V
Nacionalidad: Alemania
Compañía: MAN Maschinenfabrik Augsberg-Nürenberg
Motor: Maybach HL 210 a 600 caballos de vapor
Longitud: 8′ 66 m
Anchura: 3′ 42 m
Altura: 2′ 85 m
Blindaje: 16-100 mm
Autonomía: 200 km
Velocidad: 46 km/h
Peso: 44′ 8 toneladas
Tripulación: 5
Armamento: Un cañón de 75 mm y una ametralladora MG-34 de 7’92 mm
Historia:

El Panther fue uno de los tanques más poderosos del Ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Al servicio de la Alemania Nacionalsocialista, este blindado se haría muy popular entre las tripulaciones tanto por su resistente coraza, como por su poder destructor, causando grandes estragos entre los carros de los Aliados entre 1943 y 1945.

Desarrollo:

Cuando el 20 de Noviembre de 1941 el Ejército Alemán (Wehrmacht) capturó un tanque soviético T-34 en el Frente Oriental, todas las alarmas saltaron en el Tercer Reich porque no se disponía de ningún carro superior ni en cañón ni tampoco en sus cualidades técnicas e industriales. A raíz de este descubrimiento y después de muchas presiones por parte del Ministerio de Industria dirigido por Albert Speer, la Compañía Daimler-Benz comenzaría a investigar los errores y debilidades de sus antecesores, los tanques Panzer III y Panzer IV, así como las excelencias del T-34 con su arma principal de 76’2 milímetros y blindaje de 45 milímetros de acero. A pesar de que esta empresa fracasó en su cometido tras la presentación del prototipo VK 3002, sería la Compañía MAN la que finalmente ideó en 1942 un tanque mucho mejor que su oponente ruso al que bautizó como Panzer PzKpfw V, más conocido como Panther (Pantera), del cual se fabricarían hasta un total de 6.000 unidades.

Avance por carrtera de un Panther V Ausf A.

El tanque Panther era un carro de tipo medio-pesado que poseía una estructura compuesta de planchas soldadas de 80 milímetros y una parte trasera con 55º de inclinación para conseguir un efecto rebote de los proyectiles enemigos, así como una torreta acorazada del modelo L/70 que tenía una capacidad de giro de 360 grados. Todo este conjunto de más de 44 toneladas, se movía mediante un motor Maybach HL 210 a 600 caballos de vapor que le confería una velocidad de 46 kilómetros por hora gracias a una suspensión en barras de torsión de ocho pares de ruedas intercaladas mediante un disco en llantas de goma y cadenas de 500 milímetros de grosor. Respecto a su armamento, el blindado contó con un devastador arsenal consistente en un cañón de 75 milímetros (cuyos proyectiles del calibre 70 podían atravesar un casco de 140 milímetros a 1.000 metros) y una ametralladora defensiva MG-34 de 7’92 milímetros.

Segunda Guerra Mundial:

Oficialmente la entrada en servicio de los Panther tuvo lugar durante la Batalla de Kursk a mediados de 1943 cuando 250 unidades se enfrentaron al Ejército Rojo y destruyeron a un total 267 carros soviéticos T-34, a costa de perderse 58 propios. Lamentablemente, como la mayor parte de los Panther eran todavía experimentales, aquellos que resultaron abandonados sobre el campo y capturados por el Ejército Rojo, fueron sometidos a investigación para descubrir tanto los fallos como las virtudes de este tanque que tantos sustos causó durante la “Operación Ciudadela”.

Un Panther pasando por delante de una catedral de alguna ciudad de Europa.

Al reanudarse la ofensiva del Ejército Rojo en el Frente Oriental, más de 740 tanques Panther libraron intensas luchas sobre Smolensk, el Río Dniéper o en la “Bolsa de Korsun-Cherkassy”. Simultáneamente, 432 ejemplares de Panther se batieron en la campaña de Normandía, pulverizando a decentas de tanques Sherman del Ejército Estadounidense en los “bocages” y del Ejército Británico en la Batalla de Caen; mientras que otros 84 defendieron la “Línea Gótica” en Italia. De hecho durante el Levantamiento de Varsovia, los Panther contribuyeron a liquidar la Resistencia Polaca “Armia Krajowa”, aunque al mismo tiempo un grupo de guerrilleros capturó uno de los tanques al que bautizó como “Magda” y utilizó contra los propios alemanes liberando a 350 prisioneros polacos de la Prisión de Gesiowka.

Con el inicio de la Batalla de las Ardenas en Diciembre de 1944, un total de 400 Panther se distinguieron en la ofensiva sobre Bélgica y Luxemburgo, especialmente los adscritos a la columna del general Joachim Peiper que en su trayecto hacia Le Gleize capturaron miles de prisioneros y destrozaron decenas de carros al Ejército Estadounidense. Al año siguiente en 1945, los cinco únicos tanques Panther al servicio de Hungría, fueron destruidos tras el fracaso del Ejército Húngaro durante la ofensiva del Lago Balatón; mientras que los 275 que le restaban al Ejército Alemán y las Waffen-SS, fueron destinados a la defensa occidental de la “Línea Sigfrido” en Alemania. Sin embargo la mayoría de estos carros acabarían siendo embolsados en el Ruhr (aunque todavía surgirían “ases” como el oficial Ernst Barkmann que batió el récord con su Panther al destruir 80 blindados enemigos), siendo los últimos tanques enviados a la defensa del Río Oder y también a la capital para tomar parte en la Batalla de Berlín hasta que concluyó la Segunda Guerra Mundial.

Tanques Panther V Ausf D siendo transportados en tren hacia las Ardenas.

Muchos países se interesaron por el Panther al término de la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo Francia adquirió cincuenta ejemplares que equiparon los 501º y 503º Regimientos Blindados; mientras que Gran Bretaña se apropió de uno que nutrió las filas del Regimiento de Guardias Reales “Coldstream Guards”. No obstante, serían las naciones comunistas las que más se dejaron cautivar por los Panther porque de los muchos capturados por la Unión Soviética, un total de quince serían entregados a Bulgaria para cubrir la frontera meridional de su patria contra la amenaza que suponía Turquía; al mismo tiempo en que Rumanía obtuvo trece que formarían parte de la División de Voluntarios Rumanos “Tudor Vladimirescu” hasta su retirada en 1950. Una vez superada esa fecha, los pocos Panther supervivientes serían expuestos como piezas de museos por todo el mundo en recuerdo a uno de los mejores blindados de la Historia Militar.

Versiones

Panther PzKpfw V Ausf D

La primera versión en serie del Panther fueron los 250 ejemplares del Panther PzKpfw V Ausf D que tras demostrar su eficacia en la Batalla de Kursk contra los tanques soviéticos T-34, comenzaron a revisarse algunos fallos técnicos que se subsanarían con la subvariante del Panther PzKpfw V Ausf D2.

Panther PzKpfw V Ausf A

El Panther PzKpfw V Ausf A fue un modelo experimental dotado de un motor Maybach HL 230 a 645 caballos de vapor y un aumento del blindaje frontal con un chasis de 60 milímetros. Rebautizado a finales de 1943 como Panther PzKpfw V Ausf D1, a esta nueva subvariante se le introdujo una cúpula redondeada en la torreta para el jefe del carro y una plancha delantera inclinada para la ametralladora MG-34 de 7’92 milímetros. Curiosamente y a raíz de ciertas quejas por parte de los carristas, sólo se fabricaron 20 unidades de esta versión, siendo todas empleadas en las campañas de Normandía e Italia.

Panther PzKpfw V Ausf B y C

Las versiones Panther PzKpfw V Ausf B y Panther PzKpfw V Ausf C, fueron prototipos a los que se añadió una caja de cambios diferente que resultaron ser un fracaso porque al final sólo se produjeron en pequeñas cantidades.

Panther PzKpfw V Ausf G

Indiscutiblemente el Panther PzKpfw V Ausf G fue la mejor de todas las versiones porque disponía de una poderosa coraza de 120 milímetros (lo que le hacía inmune a cualquier arma anticarro y contra la mayor parte de los tanques enemigos), además de otras innovaciones como unas ruedas de rodaje de acero para resolver el problema del desgaste del neumático, unos expulsores de humo más modernos y un lanzador de granadas mucho más efectivo.

Panther PzKpfw V Ausf F

El último proyecto del Panther fue el Panther PzKpfw V Ausf F con ciertas mejoras en el armamento y la torreta, del que tras fabricarse únicamente ocho cúpulas, finalmente fue suspendido porque las cadenas de montaje fueron conquistadas por los Aliados Occidentales.

Panther V Ausf F en un bosque de Alemania.

 

Bibliografía:

-Roger Ford, Grandes Tanques del Mundo. “La llegada del Panther”, Libsa (2003), p.45-47
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “PzKpfw V Panther”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.937
-http://en.wikipedia.org/wiki/Panther_tank