OB-3

El tren blindado OB-3 fue una de las mejores armas ferroviarias pesadas de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Pensado para duelos artilleros a larga distancia sobre la estepa, este convoy artillado tendría una participación estelar en la campaña del Cáucaso y la “Operación Edelweiss”.

Bajo la denominación de “Motorizovanno Bronirovanniy Vagon” (MBV o Tren Motorizado Armado), la empresa estatal Crymeria presentó en 1941 un prototipo de tren blindado llamado OB-3 del que muy pronto se fabricarían hasta 65 unidades. Básicamente consistió en un convoy tirado por una locomotora NKPS-42 que enganchaba diez vagones de entre los 50 y 80 milímetros de acero reforzado distribuidos de la siguiente manera: cuatro de artillería blindada con cuatro piezas de 76’2 milímetros situadas en ángulo de 30 grados, dos antiaéreos con dos cañones de 37 milímetros y cuatro de seguridad protegidos por dieciséis ametralladoras Maxim de 7’62 milímetros, en cuyo anterior podían albergar una tripulación de 12 soldados.

Tren blindado soviético OT-3 durante la Segunda Guerra Mundial.

Tren blindado soviético OB-3 durante la Segunda Guerra Mundial.

Oficialmente el bautismo de fuego de los doce primeros trenes blindados OB-3 tuvo lugar durante la campaña del Cáucaso en el verano de 1942, siendo su zona de despliegue el desierto de la Estepa de los Calmucos. Su cometido consistió en interceptar y bombardear desde larga distancia a los trenes blindados alemanes Panzerzüge que operaban en el mismo sector apoyando el avance de la 16ª División Motorizada hacia el interior de Calmucia. A pesar de los numerosos duelos, muy pocos trenes de ambos bandos resultaron inutilizados, aunque algunos de los OB-3 consiguieron aproximarse tanto al enemigo gracias a los rápidos cambios del tendido ferroviario efectuados por los zapadores soviéticos, que con su fuego causaron bajas entre las tropas alemanas y provocaron la destrucción de varios de sus depósitos de suministro, además de derribar 7 aviones de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) y pulverizar 29 tanques.

Simultáneamente a la “Operación Edelweiss”, los trenes blindados OB-3 combatieron en la Batalla de Stalingrado y en la Batalla de Voronezh. Al año siguiente, en 1943, tomaron parte en la Tercera Batalla de Khrakov y durante el resto de la Segunda Guerra Mundial se encargaron de escoltar y ejercer tareas de seguridad tras la retaguardia del Frente Oriental hasta el año 1945.

 

Bibliografía:

-Juan Carlos Ferreira y José Iganacio Pasamar López, Operación Edelweiss, “Tren Blindado OB-3”, HRM Ediciones (2016), p.80
-http://soviethammer.blogspot.com.es/p/russian-armoured-trains.html
-wio.ru/rr/ww2sov.htm