LT vz 35

Nombre: LT vz 35 / Panzer PzKpfw 35
Nacionalidad: Alemania / Chequia / Eslovaquia
Compañía: CKD / Skoda
Motor: Skoda T11/0 de 6 cilindros a 120 CV
Longitud: 4′ 90 m
Anchura: 2′ 6 m
Altura: 2′ 37 m
Blindaje: 16-25 mm
Autonomía: 190 km
Velocidad: 40 km/h
Peso: 11 toneladas
Tripulación: 4
Armamento: Un cañón de 37 mm y dos ametralladoras de 7′ 92 mm
Historia:

El tanque LT vz 35 fue diseñado con el único objeto de dotar al Ejército Checo de una defensa blindada frente al Tercer Reich. Lejos de cumplirse este propósito, su función tendría el efecto contrario porque tras producirse la anexión de los Sudetes en 1938 y la ocupación de Checoslovaquia en 1939, este carro pasaría a servir en las filas del Ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial.

La necesidad de dotar de tanques medios al Ejército Checo, llevó al Ministerio de Guerra de Praga a solicitar a la Compañía CKD (Českomoravská Kolben Daněk) y la Compañía Skoda la construcción del LT vz 35. Así fue como en 1934 surgió un carro estructurado en remaches que tenía unas dimensiones de 4’90 metros de largo, 2’6 metros de largo y 2’37 de alto, y que poseía un blindaje de 25 milímetros en el frontal y 16 milímetros en los laterales, cuyo conjunto era movido por un motor Skoda T11/0 de 6 cilindros a 120 caballos de vapor situado en la parte trasera y conectado por un árbol de transmisión a la parte delantera con el que impulsaba ocho ruedas amortiguadas por ballestas montadas en dos bojes. Respecto al armamento, la torreta contaba con un cañón de 37 milítimetros (su reducido tamaño obligaba al jefe de carro a ser al mismo tiempo artillero) y un arsenal secundario de 7’92 milímetros.

Tanque LT vz 35 checo o Panzer 35 alemán.

Cuando en Marzo de 1939 el Tercer Reich ocupó Chequia y también Eslovaquia anunció su independencia, los 252 tanques LT vz 35 producidos hasta la fecha tuvieron el siguiente destino: 200 fueron incorporados al Ejército Alemán y 52 al Ejército Eslovaco. Mientras tanto, las factorías de montaje de las Compañías CKD y Skoda fueron absorbidas por la Fábrica de Motores de Bohemia y Moravia (Böhmish-Märische Morotenfabrik) que comenzó a diseñar su propio LT vz 35 bajo el nombre de Panzer 35 y que también nutrió las filas de otros países del Eje como Bulgaria que adquirió 26 unidades o Rumanía que obtuvo 126 con la denominación de R-2.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, un grupo de 164 blindados LT vz 35 operaron durante la conquista de Polonia formando parte del 11º Regimiento Panzer. También en la invasión de Francia de 1940 los LT vz 35 participaron activamente en las filas del Ejército Alemán rompiendo el frente por el Bosque de las Ardenas, lo mismo que en la ocupación de Yugoslavia sirviendo en las columnas acorazadas del Ejército Búlgaro que avanzó a través de Kosovo y Macedonia.

Columna del Ejército Alemán durante la campaña de Francia en 1940. Un Panzer 35 abre la formación seguido por Panzer IV.

Durante la “Operación Barbarroja” contra la Unión Soviética en 1941, un total de 306 tanques LT vz 35 entre los que hubo 155 de la 6ª División Panzer Alemana, 121 de la 1ª División Blindada Rumana y 30 de la División Rápida Eslovaca, tomaron parte en las invasiones de Ucrania, Bielorrúsia y los Países Bálticos. Entre las acciones más destacadas de los LT vz 35 durante esta fase de la campaña estuvo el sitio a Leningrado que llevaron a cabo los alemanes, el asedio a Odessa erigido por los rumanos y la Batalla de Lypovec librada por los eslovacos. Sin embargo con la llegada del invierno de 1941 a 1942, se descubrió que el sistema hidroneumático de los frenos del LT vz 35 no estaba preparado para soportar el complicado invierno ruso (muchos tanques fueron inmovilizados por el hielo), lo que obligó a que todos estos carros tuvieran que ser retirados para siempre del servicio del Ejército Alemán.

A partir de mediados de 1942 solamente países como Rumanía o Eslovaquia emplearon el LT vz 35 en el Frente Oriental. Por ejemplo el Ejército Rumano operó con LT vz 35, renombrados como R-2, tanto en la Batalla de Stalingrado como en la defensa del Río Don en 1943; o el Ejército Eslovaco para aplastar a las unidades insurgentes durante el Levantamiento Nacional Eslovaco de 1944 (los rebeldes se apoderaron de ocho unidades que resultarían destruidas). Curiosamente cuando Rumanía y Bulgaria se cambiaron al bando de los Aliados, en 1945 el Ejército Rumano utilizó R-2 durante la ocupación de Bratislava; mientras que el Ejército Búlgaro algunos LT vz 35 en la Batalla de Viena.

Formación de LT vz 35 durante la “Operación Barbarroja”.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el LT vz 35 dejó de prestar servicio tanto en los países del Eje como de los Aliados. A pesar de que este tanque construido por Checoslovaquia fue muy inferior a lo largo de la contienda respecto de la mayoría de sus rivales, durante la primera fase del conflicto demostró estar a la altura en todos los campos de batalla.

 

Bibliografía:

-Thomas Anderson, Tschechenpanzer. Carros Checos al servicio de los alemanes. CKD y el LT VZ 35, Revista Desperta Ferro Especiales Nº12 (2017), p.76-78
-https://es.wikipedia.org/wiki/Panzer_38(t)