Elefant

Nombre: Elefant Panzerjäger Tiger P Sd.kfz 184
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Porsche
Motor: Maybach HL 120 TRM de 12 cilindros a 320 CV
Longitud: 8’ 14 m
Anchura: 3’ 38 m
Altura: 2’ 97 m
Blindaje: 30-200 mm
Autonomía: 150 km
Velocidad: 20 km/h
Peso: 68 toneladas
Tripulación: 6
Armamento: Un cañón de 88 mm y dos ametralladoras MG-34 de 7′ 92 mm
Historia:

El cazacarros Elefant fue uno de los cañones autopropulsados más grandes y devastadores del Ejército Alemán. A pesar de su lentitud y escasa protección contra la infantería enemiga, este tanque causaría grandes estragos a los Aliados durante las campañas de Rusia, Italia, Normandía y otros escenarios importantes de la Segunda Guerra Mundial.

Desarrollo:

Cuando se produjo la construcción del poderoso tanque Tiger a manos de la Compañía Henschel después de una tensa polémica debido a que inicialmente la Compañía Porsche había sido la ganadora del concurso celebrado por el Ministerio de Industria, Adolf Hitler no tuvo más remedio que compensar las enormes sumas de dinero invertidas por esta última empresa y aprovechar los modelos disponibles que habían sido descartados. Así fue como en Noviembre de 1942, a partir de uno de estos prototipos diseñado por el ingeniero Ferdinand Porsche, nacería el cañón autopropulsado Elefant.

Columna de tanques Elefant.

El tanque Elefant, también conocido como Panzerjäger Tiger P Sd.Kfz o simplemente Ferdinand, se fabricó a partir de un bastidor con una enorme casamata en la parte trasera que se equipaba con un cañón de 88 milímetros (de un 71 calibre más largo de lo normal), que por su forma y aspecto, daba la impresión de ser la trompa de un elefante (de ahí su denominación). Esta enorme mole de 68 toneladas, tenía una particularidad muy negativa porque sólo podía circular a 20 kilómetros por hora con unos motores en la sección central del modelo Maybach HL 120 TRM de 12 cilindros a 320 caballos de vapor que se interconectaban a un generador eléctrico, cuya planta transmitía corriente a las seis ruedas, las cuales se movían mediante un tren de rodaje unido en bojes a tres barras de torsión; aunque al mismo tiempo tuvo el conjunto dispuso de otras cualidades positivas como unas planchas en forma de L en el casco para eliminar el barro, cuatro troneras y una caja de herramientas ubicada atrás que incluía un kit con una pala, un hacha, dos ganchos de cables de remolque y una palanca.

Segunda Guerra Mundial:

Oficialmente los primeros 76 modelos de Ferdinand fueron adscritos al 656º Regimiento de Cazacarros Pesados (Panzerjägeregiment 656) que se encuadraba en el Grupo de Ejércitos Sur sobre Rusia, donde tomaron parte en la Batalla de Kursk destruyendo a un gran número de tanques soviéticos T-34, aunque al mismo tiempo se mostraron muy vulnerables a los ataques de la infantería cuando patrullas de soldados se aproximaban a la posición de estos carros, a los que solían dejar fuera de combate matando a sus tripulantes con armas corto alcance, o empleando lanzallamas, granadas, dinamita o cócteles Molotov. A raíz de esta inesperada vulnerabilidad frente a las tropas de tierra, los Ferdinand fueron devueltos a la Fábrica Nibelungenwerk de San Valentín en Austria, en cuyos talleres se resolvieron muchos de sus errores técnicos y se dotó a los carros de dos ametralladoras MG-34 para protegerse contra el asalto de infantes, dando lugar a la mucha más conocida versión del Elefant.

Elefants en la Batalla de Kursk. Arte digital.

Nuevamente en 1944, los Elefant fueron integrados en el 656º Regimiento de Cazacarros Pesados y a continuación enviados a Italia, donde ocultos en posiciones de emboscada, se distinguieron con notable éxito durante la Batalla de Anzio pulverizando a decenas de tanques Sherman del Ejército Estadounidense. Similar resultado obtuvieron los Elefant durante la campaña de Normandía en Francia, aunque para finales de 1944 sólo tres unidades habían sobrevivido al Frente Occidental. Mientras tanto en el Frente Oriental, los Elefant siguieron destruyendo carros soviéticos en la lucha por Galitzia, la defensa del Río Vístula, la contraofensiva del Río Oder, e incluso en la Batalla de Berlín combatiendo en el sector de Zossen.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, la Compañía Porsche había construido un total de 91 tanques Ferdinand y Elefant. Curiosamente de todos estos sólo hubo dos supervivientes, uno de los cuales fue capturado por el Ejército Rojo y expuesto en el Museo de Tanques de Kubinka a las afueras de Moscú; mientras que el otro apresado por los Aliados Occidentales fue mostrado como trofeo en el Museo del Ejército Estadounidense de Maryland.

Versiones

Ferdinand Panzerjäger Tiger P Sd.kfz 184

El Ferdinand fue la versión original del Elefant que tras participar en la Batalla de Kursk y demostrar su vulnerabilidad frente a la infantería, obligó a la Compañía Porsche a retirar de las cadenas de montaje a los más de cien prototipos en construcción. Curiosamente los 76 modelos que estuvieron operativos antes de su reconversión en el Elefant, tuvieron la particularidad de ostentar una gama mimética de colores que incluyó una pintura antióxida Rot RAL 8012 como base, a la que se podía aplicar dos tonos verdosos consistentes en el Olivgrün RAL 6003 o Grün RAL 6007.

Elefant Panzerjäger Tiger P Sd.kfz 184

Construido a partir del Ferdinand, el cazacarros Elefant gozaba de la protección de una ametralladora MG-34 de 7’92 milímetros en montaje de bola, además del aumento del blindaje defensivo en 200 milímetros sobre algunos puntos y en la incorporación de una nueva cúpula de siete periscopios para el comandante. Respecto a su mimetismo, el tanque dispuso de una gama de colores Olivgrün y Rotbraun sobre una base de Dunkelgelb que le aportaba un tono verde-rojizo otoñal, junto a una capa de pasta antimagnética Zimmerit para evitar la adhesión de minas.

Bergerpanzer

Solamente se fabricaron tres Bergerpanzer tomando como modelo el cazacarros Elefant. Apodado por los ingenieros como “tanque de recuperación”, este blindado tenía la misión de remolcar vehículos dañados con una enorme grúa frontal que iba insertada en el lugar del cañón.

 

Bibliografía:

-Editores de Altaya, Panzerjäger Tiger P Elefant Sd.Kfz.184, Colección Panzer Nº1 Altaya (2009), p.4-9
-Roger Ford, Grandes Tanques del Mundo, “El Armatoste Elefant”, Libsa (2003), p.48-52
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “Jagdpanzer Elefant”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.058