Cruiser

Nombre: Cruiser Mk I
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Vickers
Motor: AEC 176 de 6 cilindros
Longitud: 5′ 8 m
Anchura: 2′ 5 m
Altura: 2′ 65 m
Blindaje: 14 mm
Autonomía: 240 km
Velocidad: 40 km/h
Peso: 12 toneladas
Tripulación: 6
Armamento: Un cañón QF-2 de 40 mm y tres ametralladoras Vickers de 7’7 mm
Historia:

El tanque Cruiser fue un blindado de crucero puesto en servicio por el Reino Unido que nació ante la necesidad del Ejército Británico de poseer carros multitorre entre sus filas. Este modelo que demostró ser muy vulnerable frente a los diversos tipos de vehículos acorazados desplegados por el Eje, combatió en la mayor parte de las campañas durante toda la primera etapa de la Segunda Guerra Mundial.

Desarrollo:

Gran Bretaña precisó de un tanque multitorre a inicios de la década de 1930 que terminó en una serie de proyectos fallidos como los modelos Independent o A6. Se tendría que esperar hasta el año 1938 para que la Compañía Vickers se convirtiera en pionera dentro de este campo tras presentar ante el Estado Mayor de Londres el carro de crucero Cruiser del que se fabricarían hasta un total de 125 unidades.

Tanque multitorre británico Cruiser Mk I.

El Cruiser era un tanque ligero que se caracterizaba por disponer de tres torretas sobre el chasis (la central con un cañón QF-2 de 40 milímetros y una ametralladora, más dos frontales por encima de las cadenas delanteras con otras dos ametralladoras Vickers de 7’7 milímetros), un espacio en forma de habitáculo para seis tripulantes separados por compartimentos abiertos y una planta motriz que incluía un motor AEC 176 de 6 cilindros que le confería una velocidad de 40 kilómetros por hora. No obstante y pese a las apariencias, el blindado tenía una gran cantidad de fallos que lo hacían poco fiable para entrar en batalla como por ejemplo un débil blindaje de 14 milímetros de acero que era fácilmente penetrable por cualquier proyectil, una mecánica propensa a averiarse y una falta alarmante de munición de alto explosivo.

Segunda Guerra Mundial:

Al producirse la invasión de Alemania a Francia en 1940, los Cruiser de la 1ª División Blindada Británica recibieron su bautismo de fuego en Bélgica, donde demostraron su escasa efectividad contra los Panzer del Ejército Alemán porque la mayoría de los carros ingleses resultaron destruidos o capturados. Lo mismo sucedió durante la campaña de Grecia en 1941, aunque más suerte obtuvieron contra las débiles tanquetas del Ejército Italiano en Libia y Egipto, por lo menos hasta la llegada de los tanques alemanes del Afrika Korps que pulverizaron a la mayor parte de los Cruiser.

Cruiser en la campaña norteafricana de Libia durante 1940.

Incapaces los Cruiser de rivalizar contra los carros del Eje, a finales de 1941 el Gabinete de Guerra de Londres suspendió su producción en favor de otros blindados más modernos como el Crusader o el Matilda. Curiosamente la Italia Fascista emplearía un tanque Cruiser capturado al Ejército Británico (se le pintó en la torreta las franjas roja, blanca y verde de la bandera italiana para no ser confundido) que combatió contra sus antiguos dueños hasta que fue destruido durante una escaramuza en el Desierto del Sáhara.

Versiones:

Cruiser Mk I

El Cruiser Mk I fue la versión estándar con las características originales del Cruiser.

Cruiser CS

Similar al Cruiser Mk I, el tanque Cruiser Mk II sustituyó el cañón de la torreta principal por un mortero de 94 milímetros encargado de lanzar granadas de humo.

 

Bibliografía:

-Francisco Martínez, Carros multitorre británicos, Revista Serga Nº94 (2015), p.63-64
-http://en.wikipedia.org/wiki/Cruiser_Mk_I