Cromwell

Nombre: Cromwell
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Birmingham Railway Carriage y Wagon Company
Motor: Meteor Rolls-Royce a 600 CV
Longitud: 6′ 42 m
Anchura: 3′ 01 m
Altura: 2′ 49 m
Blindaje: 8-76 mm
Autonomía: 265 km
Velocidad: 56 km/h
Peso: 25 toneladas
Tripulación: 5
Armamento: Un cañón de 75 milímetros, dos ametralladoras Besa de 7’92 mm y dos ametralladoras antiaéreas de 7’7 mm
Historia:

Los tanques Cromwell fueron una de las grandes esperanzas depositadas por el Reino Unido en los medios acorazados durante la Segunda Guerra Mundial. Lamentablemente sus constantes retrasos a la hora de la producción y su entrada tardía en servicio, tampoco modificaron en nada el curso de la contienda porque siempre se mostraron muy inferiores a todos los carros desplegados por el Tercer Reich.

Desarrollo:

A inicios de 1941 el Ejército Británico expresó su deseo de poseer un tanque que superase los hasta entonces estándar Crusader que tan buenos resultados habían dado en el Norte de África. De la tarea se encargaron la Compañía Birmingham Railway Carriage y la Compañía Wagon Company que diseñaron un carro con un blindaje fijo de 70 milímetros, un cañón de seis libras y una torreta asentada sobre un anillo de 1.520 milímetros. Bautizado como A27 y luego como Centaur, en cuanto los ingenieros le acoplaron en 1942 el nuevo motor Rolls-Royce Meteor a 325 caballos de vapor, se le otorgó definitivamente el nombre de Cromwell en honor al general Oliver Cromwell del siglo XVI.

Carro de combate británico Cromwell.

Los cambios que sufrió el Cromwell durante la fase producción técnica, le causaron retrasos fatales que demorarían su puesta en servicio casi tres años. Entre tales modificaciones estuvo el aumento de los 325 caballos de vapor a los 600 en su planta motriz, un tren de rodaje ancho y fuerte de cinco grandes ruedas con capacidad para moverse a 56 kilómetros por hora, un cañón Vickers que según el modelo variaba de los 57 a 75 milímetros, y una nueva torreta hidráulica con un sistema manual que tardaba unos 10 segundos en girar 90º y otros 40 segundos en dar una vuelta completa (debido a que el eléctrico era muy deficiente y generaba muchos problemas a los artilleros). A raíz de estos inconvenientes, sumado a que la mayor parte de la financiación fue desviada por el Reino Unido al programa del tanque Meteor y el impedimento de que el carro no podía disparar la munición importada de Estados Unidos, llevó a que solamente se fabricasen 410 unidades de Cromwell, de las que 200 serían en versión cazacarros.

Segunda Guerra Mundial:

Oficialmente el bautismo de fuego del Cromwell tuvo lugar durante el desembarco de Normandía el 6 de Junio de 1944 como carro de apoyo a la infantería sobre las playas y a la hora de consolidar una cabeza de puente en los sectores de “Juno Beach” y “Sword Beach”. Acto seguido los Cromwell se batirían sobre la campiña normanda de los “bocages” primero en la Batalla de Caen y luego en la Batalla de Falaise, donde cosecharon bajas muy elevadas frente a los superiores tanques Tiger, Panther y Panzer IV del Ejército Alemán. A pesar de todo, con los escasos Cromwell operativos, el Ejército Británico avanzó hacia el interior de Holanda durante la “Operación Market-Garden”; mientras que desde 1945, estos tanques cruzaron el Río Rin y penetraron en el Ruhr hacia el corazón de Alemania.

Un tanque inglés Cromwell destruido en una ciudad francesa en ruinas durante 1944.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, algunos países adquirieron tanques Cromwell como Portugal, Austria, Finlandia, Polonia, Checoslovaquia, Israel y Jordania. También Grecia compró un numeroso lote de blindados Cromwell con los que luchó contra los comunistas en la Guerra Civil Griega de 1946 a 1949. Incluso Gran Bretaña volvió a contar con los servicios del Cromwell en la Guerra de Corea de 1950 a 1953, hasta la jubilación definitiva del carro en 1955.

Versiones:

Cromwell Mk I

El Cromwell Mk I que surgió del prototipo original A27, introdujo un cañón de seis libras.

Cromwell Mk II

Algo parecido al Cromwell MK 1, el Cromwell Mk II poseía un cañón de seis libras y un nuevo blindaje con planchas de 15’5 milímetros de acero.

Cromwell Mk III

Copiado de un modelo de tanque Centaur, el Cromwell Mk III albergó una planta motriz Meteor Rolls-Royce a 600 caballos de vapor.

Cromwell Mk IV

Basado en la estructura de un Centaur III, el Cromwell Mk IV fue armado con un cañón de 75 milímetros.

Cromwell Mk V

Entre las mejoras del Cromwell Mk V estuvo su cañón de 75 milímetros y un mayor blindaje de 76 milímetros de espesor.

Cromwell VI

El Cromwell VI fue la versión más poderosa en potencia de fuego al incorporar una pieza de artillería de 95 milímetros.

Cromwell VII

La variante del Cromwell VII fue la que ostentó más cambios como por ejemplo el blindaje primario que fue aumentado a 101 milímetros, unas cadenas más anchas y una relación final de velocidades más reducidas para limitar las grandes marchas en carreteras y prolongar de esta manera los tiempos entre las abundantes revisiones.

Cromwell VIII

Muy parecido al Cromwell VII, el Cromwell Mk VIII se diferenció en detalles prácticamente insignificantes relacionados con la movilidad.

Cromwell CIRD

El Cromwell CIRD tuvo la particularidad de llevar a cabo los barridos de minas mediante una especie de rodillo que iba sujeto a la parte frontal a través de soportes.

Blindado Cromwell CIRD con rodillo para uso antiminas.

 

Bibliografía:

-Roger Ford, Grandes Tanques del Mundo, “Los carros de combate Centauro”, Libsa (2003), p.70-72
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “Cruiser Tank Cromwell”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.738
-http://en.wikipedia.org/wiki/Cromwell_tank