Beaverette

Nombre: Standard Beaverette
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Standard Motor Company
Motor: Standard de 4 cilindros
Longitud: 1′ 11 m
Anchura: 1′ 60 m
Altura: 1′ 52 m
Blindaje: 11 mm
Autonomía: 300 km
Velocidad: 40 km/h
Peso: 2 t
Tripulación: 3
Armamento: Una ametralladora Bren de 7’7 mm
Historia:

El Beaverette fue un vehículo blindado destinado a suplir la escasez de coches acorazados para el apoyo a la infantería ante una hipotética invasión de Gran Bretaña durante la “Operación León Marino”. Como esta nunca se produjo, las escasas unidades construidas fueron usadas como guarnición en las Islas Británicas e incluso algunas tomaron parte en la Guerra del Pacífico.

Jamás la idea de sacar a producción el Beaverette, originalmente pensada por el Ministro de Producción Aérea, Max Aikten Beaverbrook, así como por la Compañía Standard Motor Company en 1940, se hizo con la intención de enviarlo a los frentes de guerra. Su única función debía centrarse en la protección de las Islas Británicas como demostraron las líneas de su diseño con un casco abierto en la parte superior y trasera de la estructura sobre cuatro ruedas, sus placas a base de tablas de roble de 11 milímetros, su motor Standard de 4 cilindros que le permitía alcanzar una escasa velocidad de 40 kilómetros por hora y su pobre armamento compuesto por una ametralladora Bren de 7’7 milímetros.

Vehículos blindados Beaverette en unas maniobras en Reino Unido.

Bastante escasas fueron las versiones que se construyeron de los 2.800 Beaverette surgidos de fábrica. Siendo la original el Beaverette Mk I, se diseñó el Beaverette Mk II con un blindaje extra en el frontal o el Beaverette Mk III con una torreta giratoria trasera de un avión Defiant armada con cuatro ametralladoras Browning de 7’7 milímetros. Incluso en última instancia se produjeron 208 unidades del Beaverette Mk IV vendidas a Nueva Zelanda que tenían capacidad para 4 pasajeros y usaban un motor Ford 3/4.

Tal y como estaba previsto, el Beaverette se utilizó como fuerza de guarnición dentro de Gran Bretaña a la espera de un desembarco alemán, la “Operación León Marino” que nunca se produjo debido a la derrota de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) en la Batalla de Inglaterra. Una vez pasado el peligro, los Beaverette se usaron entonces con funciones de seguridad por todas las Islas Británicas, destacando especialmente en la protección de instalaciones de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) o actuando a modo de transporte de tropas. También Nueva Zelanda contó a partir de 1942 con numerosos Beaverette para defender su territorio insular de un desembarco japonés que nunca tuvo lugar, por lo que todas las unidades se dedicaron el resto de la Guerra del Pacífico a transportar material y soldados a los diversos teatros de operaciones en Nueva Guinea y las Islas Salomón. Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, todos los Beaverette fueron desguazados, salvo dos unidades que se preservaron como recuerdo en el Museo Imperial de Duxford y en el Museo Verbrijding de Holanda.

 

Bibliografía:

-Redacción de Serga, Standard Beaverette. Automóvil blindado británico. Segunda Guerra Mundial, Revista Serga Nº93, (2015), p.25
-http://en.wikipedia.org/wiki/Standard_Beaverette