40M Nimród

Nombre: 40M Nimród
Nacionalidad: Hungría
Compañía: Weiss Manfréd
Motor: EST VIII 107 de 8 cilindros
Longitud: 5′ 32 m
Anchura: 2′ 30 m
Altura: 2′ 8 m
Blindaje: 6-13 mm
Autonomía: 200 km
Velocidad: 50′ km/h
Peso: 10′ 5 t
Tripulación: 6
Armamento: Un cañón de 40 mm
Historia:

Salvo por algunas excepciones construidas por Estados Unidos y Alemania, muy pocos tanques antiaéreos se fabricaron durante la Segunda Guerra Mundial. Esta tendencia la rompería Hungría, por aquel entonces un país del Eje, con la producción de un carro orientado a destruir aviones como fue el 40M Nimród.

Tanque húngaro 40M Nimród con su tripulación a techo descubierto.

Originalmente pensado como un tanque de asalto contra otros vehículos, el 40M Nimród inventado por la Compañía Weiss Manfréd fue una especie de híbrido entre el chasis de un carro nacional Toldi 38M y un blindado escandinavo Luftvärnskanonvagn L-62 comprado a Suecia, al que se le instaló un gran cañón Bófors de 40 milímetros adquirido a Gran Bretaña antes de la Segunda Guerra Mundial. Así fue como en Octubre de 1941 surgió un vehículo oruga acorazado de reducido tamaño y con una torreta sin techo que ocupaba una dotación de seis efectivos entre el comandante, el conductor, dos artilleros y dos cargadores; del cual se llegarían a construir hasta un total de 135 unidades para el Ejército Húngaro.

Batería de tanques antiaéreos M40 Nimród en el Frente Oriental.

El bautismo de fuego de los 40M Nimród tuvo lugar durante la ofensiva del Río Don sobre la Unión Soviética en el verano de 1942, donde estos tanques demostraron ser muy inferiores en blindaje y armamento a los carros rusos T-34 que les provocaron algunas bajas. A raíz de estos incidentes frente a las fuerzas acorazadas del Ejército Rojo, los 40M Nimród fueron enviados a retaguardia para actuar como unidades antiaéreas, desplegándose en grupos autónomos de seis tanques que efectuaban una formidable pantalla de fuego antiaéreo en un sector del cielo que era imposible de atravesar (y que se saldó con el derribo de numerosos aviones rusos). Gracias a esta táctica, el 40M Nimród abatió incontables aparatos soviéticos sobre el sur de Rusia y Ucrania en 1943, o defendiendo la propia Hungría de la invasión del Ejército Rojo entre 1944 y 1945.

 

Bibliografía:

-Redacción de Serga, Blindado antiaéreo húngaro 40M Nimród, Revista Serga Nº87 (2013), p.25
-http://en.wikipedia.org/wiki/40M_Nimrod