Vetehinen

Nombre: Vetehinen
Nacionalidad: Finlandia
Constructora: Crichton-Vulcan
Tipo: Submarino medio
Clase: Vetehinen
Eslora: 63′ 65 metros
Manga: 6′ 2 metros
Peso: 493 toneladas
Velocidad: Superfície = 12 nudos / Sumergido = 8 nudos
Blindaje: Ninguno
Planta motriz: Un motor diésel eléctrico de 1.016 CV
Tripulación: 30 tripulantes
Botadura: 1 de Junio de 1930
Aviones: Ninguno
Armamento:
·4 tubos lanzatorpedos de 530 mm
·1 cañón Bofors de 76 mm
·1 cañón antiaéreo Madsen de 20 mm
·1 ametralladora de 12′ 7 mm
Historia:

La Marina de Guerra Finlandesa (Merivoimat) comenzó la construcción de submarinos de clase “Vetehinen” a mitad de la década de 1930 ante un eventual conflicto contra la Unión Soviética por el control del Mar Báltico. Fruto de este proyecto, nacería en los Astilleros de Turku un sumergible numerado como CV 702, que tras ser construido por la Compañía Crichton-Vulcan entre los años 1926 y 1931, daría lugar al Vetehinen que se haría muy popularmente famoso en Finlandia durante la Segunda Guerra Mundial.

A nivel estructural, las características del Vetehinen eran las de un submarino de 99 toneladas (superar las 100 toneladas estaba prohibido por el Tratado de Tartu firmado entre Finlandia y la URSS), una velocidad de 12 nudos en superficie (y 8 nudos sumergido), un alcance de 1.575 millas náuticas, una capacidad de profundidad de 75 metros, la tenencia de un motor eléctrico diésel a 1.016 caballos de vapor y una tripulación de 30 hombres. Respecto al armamento de este sumergible, su reducido tamaño de 63 metros de eslora y 6 metros de anchura, no le impidió poseer un poderoso arsenal consistente en cuatro tubos lanzatorpedos de 530 milímetros (dos a proa y dos a popa), un cañón de 76 milímetros Bófors, una pieza de artillería antiaérea Madsen de 20 milímetros y una ametralladora de 12’7 milímetros.

Submarino finlandés Vetehinen.

Justo antes de la Guerra de Invierno entre Finlandia y la URSS, el 9 de Octubre de 1939, el submarino finés Vetehinen, junto a su compañero el Iku-Turso, zarparon de los muelles de Saaristomeri y se internaron en las aguas del Mar Báltico. Una vez iniciadas las hostilidades entre Heilsinki y Moscú, el 30 de Noviembre la aviación soviética protagonizó una incursión aérea contra el Vetehinen cerca de Högsara que resultó un fracaso porque todas las bombas impactaron lejos del sumergible. Desde entonces, el submarino patrulló la costa meridional de Finlandia y protegió la cadena de suministros en el Golfo de Botnia , lo que persuadió a los buques soviéticos de efectuar un desembarco al sur del país. Posteriormente a esta exitosa defensa del litoral, el Vetehinen irrumpió en aguas enemigas y amenazó el tráfico mercante oponente, estando a punto de destruir el 7 de Diciembre al rompehielos ruso Jermak, de no ser porque fallaron los torpedos por un margen de muy estrecha distancia; además de minar los puestos de Estonia (que recientemente había sido ocupada por la URSS) entre los puertos de Tallin y Paldiski, en donde hundió a un vapor soviético. Al año siguiente, a inicios de 1940, las labores de minado del Vetehinen continuaron entre el trayecto marítimo que unía la Base Naval de Kronstadt y la Península de Juminda, antes de retirarse a los muelles de Turku como consecuencia de un problema en el motor diésel, siendo desde entonces extraído su cañón de 76 milímetros Bófors para ser ser usado como pieza de artillería antiaérea hasta el fin de la contienda.

Cuando se reanudó la Guerra de Continuación el 21 de Junio de 1941 dentro del contexto de la “Operación Barbarroja”, el Vetehinen, que previamente se había entrenado junto a la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine), minó las aguas entre la Península de Juminda y la Península de Kunda, además de plantar una serie de artefactos en torno a las Islas de Suursaari, Vaindlo, Pien-Tytärsaari y Ruuskeri que dejaron fuera de combate al crucero soviético Maxim Gorki. Lamentamblemente para el navío, una cadena de errores técnicos en sus torpedos de origen italiano T/40, hicieron que no detonase la carga durante el ataque a un submarino ruso el 3 de Agosto, lo mismo que en una incursión contra un convoy naval en Hankö el día 8 y en una escaramuza a la altura de Leningrado el 1 de Diciembre. Las cosas mejorarían a partir de 1941 porque el 5 de Noviembre el Vetehinen persiguió durante dos horas al submarino soviético Shtsh-305 al que alcanzó en la estructura de su torre (tras el impacto de un proyectil del cañón de 76 milímetros emplazado a proa) y a continuación embistió, hasta hundirle en las frías aguas del Mar Báltico. Sorprendentemente y a pesar de que el sumergible finés sufrió daños graves en esta acción, fue reparado y pudo volver al servicio los años 1943 y 1944, participando en el asalto a un convoy ruso sobre Lavansaari el 31 de Agosto que hubo de ser suspendido en el último instante debido al mal tiempo, así como en varias patrullas sobre los sectores marítimos de Huovari, Narvi y Seiskari.

Terminada la Guerra de Continuación con la URSS e iniciada la Guerra de Laponia contra Alemania a finales de 1944, el Vetehinen intervino en la defensa de la Isla de Surrsaari que el Ejército Alemán intentó ocupar sin éxito. Desgraciadamente, el Armisticio firmado con Moscú, impidió al Vetehinen proseguir con la defensa de su patria porque el 27 de Octubre las autoridades soviéticas le obligaron a dar media vuelta hacia el puerto de Turku y a continuación a ser internado en los muelles Suomenlinna. Una vez hubo finalizado la Segunda Guerra Mundial en 1945 con la derrota de Finlandia, los Aliados trasladaron al Vetehinen a Bélgica y decidieron su futuro en el Tratado de París de 1947, procediéndose a su desguace en 1950.

 

-Bibliografía:

Dionisio García Florez, Cazadores del Báltico: La desconocida historia del arma submarina finlandesa, Revista Serga Nº3 (2000), p.2-12
-http://en.wikipedia.org/wiki/Finnish_submarine_Vetehinen