Vesikko

Nombre: Vesikko
Nacionalidad: Finlandia
Constructora: Crichton-Vulcan
Tipo: Submarino pequeño
Clase: Vetehinen
Eslora: 40′ 9 metros
Manga: 4′ 1 metros
Peso: 250 toneladas
Velocidad: Superfície = 10 nudos / Sumergido = 8 nudos
Blindaje: Ninguno
Planta motriz: Un motor diésel eléctrico de 700 CV
Tripulación: 17-20 tripulantes
Botadura: 1 de Agosto de 1931
Aviones: Ninguno
Armamento:
·5 tubos lanzatorpedos de 533 mm
·1 cañón antiaéreo Madsen de 20 mm
·1 ametralladora de 12′ 7 mm
Historia:

Finlandia comenzó el diseño de los submarinos de la clase “Vetehinen” cuando ante la eventualidad de una futura guerra contra la Unión Soviética, la Compañía Crichton-Vulcan comenzó en los astilleros de Turku la construcción en 1926 del submarino Vesikko para la Marina de Guerra Finlandesa (Merivoimat). Al igual que sus hermanos, el Vetehinen y el Vesihiisi, dicho sumergible pesaba 99 toneladas (evitando las 100 toneladas que prohibía el Tratado de Tartu firmado con la URSS), lo que proporcionaba a la embarcación un peso de 200 toneladas en superficie y 300 toneladas bajo el agua hasta un total de 100 metros de profundidad que se movía a 8 nudos navegando y 10 nudos sumergido gracias a un motor diésel eléctrico de 700 caballos de vapor que le confería un alcance de 1.500 millas náuticas. Tripulado por entre 17 y 20 marineros, el modesto armamento del Vesikko consistía en cinco tubos lanzatorpedos de 533 milímetros, un cañón Madsen de 20 milímetros y una ametralladora de 12’5 milímetros. Curiosamente durante su botadura en el Mar Báltico el 1 de Agosto de 1931, ingenieros alemanes inspeccionaron el sumergible, lo que valió al Tercer Reich construir posteriormente los submarinos U-Boat de Tipo II en 1936.

El submarino finés Vesikko camuflado junto a la costa de Finlandia con el color de los ramajes invernales.

Al estallar la Guerra Ruso-Finesa dentro del contexto de la Segunda Guerra Mundial, el 1 de Diciembre de 1939 el submarino Vesikko acudió a la base naval de Hankö para rechazar una incursión que la Flota Roja Soviética realizó con el crucero soviético Kirov y dos destructores de escolta (desgraciadamente no pudo tomar parte por culpa de un problema en su motor diésel que le obligó a retirarse a Turku). Algo similar ocurrió el 18 de Diciembre porque después de interceptar al acorazado soviético Marant en Koivisto, los fallos técnicos a causa de las gélidas temperaturas de -15ºC grados bajo cero forzaron al Vesikko a resguardarse en el puerto de Suomenlinna. Allí permaneció hasta el fin de la Guerra de Invierno en 1940, momento en que el sumergible recibió instructores procedentes de Alemania con los que inició un intenso programa de entrenamiento.

Cuando la Guerra de Continuación se reactivó entre la URSS y Finlandia en Junio de 1941, el Vessiko minó los puertos situados entre el Golfo de Botnia y Estonia. Al mes siguiente, el 3 de Julio, el submarino finés localizó y hundió al mercante soviético Vyborg de 4.100 toneladas cerca de la Isla de Suursaari. A partir de entonces el Vesikko patrullaría la ruta de suministros soviética a la altura de Hankö y desde 1942 a 1943 proporcionaría escolta a la línea de avituallamiento del Eje entre Heilsinki y Tallin. También a punto estuvo de intervenir en la Guerra de Laponia contra Alemania en 1944, de no ser porque el Armisticio con la URSS le obligó a ser internado en Turku y luego en Suomenlinna hasta la finalización de la Segunda Guerra Mundial.

Submarino finlandés Vesikko fuera del agua y convertido en museo tras la postguerra, reposa sobre la nieve a la espera de turistas y aficionados.

El Tratado de París de 1947 suscrito entre Finlandia y los Aliados obligaba a Heilsinki a desguazar el Vesikko o venderlo a un particular. Afortunadamente en 1959 un comprador se ofreció a adquirirlo, aunque la gestión se paralizó debido a las protestas de sus antiguos marineros que recordaron a las autoridades que aquél era el último submarino que le quedaba a la Marina de Guerra Finlandesa. Por suerte para todos, el Gobierno de Heilsinki contentó a las dos partes y decidió convertir al sumergible en un museo flotante. Fue así como el 7 de Septiembre de 1973, Día Nacional de la Marina en Finlandia, el Vesikko fue acondicionado e inaugurado como museo naval en el puerto de Suomenlinna, donde permanecería para siempre como símbolo en recuerdo de sus viejas gestas.

 

Bibliografía:

-Dionisio García Florez, Cazadores del Báltico: La desconocida historia del arma submarina finlandesa, Revista Serga Nº3 (2000), p.2-12
-http://en.wikipedia.org/wiki/Finnish_submarine_Vesikko