USS Oklahoma

Nombre: USS Oklahoma
Nacionalidad: Estados Unidos
Constructora: New York Ship Building Corporation
Tipo: Acorazado
Clase: Nevada
Eslora: 178 metros
Manga: 29 metros
Peso: 27.500 toneladas
Velocidad: 20′ 5 nudos
Blindaje: 130-80 mm
Planta motriz: 12 Babcock & Wilcox con 6 calderas Bureau Express
Tripulación: 1.398
Botadura: 5 de Febrero de 1929
Aviones: Tres hidroaviones
Armamento:
·10 cañones de 356 mm en torretas triples
·21 cañones de 127 mm en torres simples
·8 cañones AA de 25 mm
·2 tubos lanzatorpedos cuádruples de 533 mm
Historia:

El USS Oklahoma fue el único buque de la Flota Estadounidense (US Navy) en ser bautizado con el nombre del estado de Oklahoma. Desde entonces, jamás ningún otro navío al servicio de Estados Unidos llevaría esta denominación tras su trágico hundimiento durante el ataque de Japón a Pearl Harbor el 7 de Diciembre de 1941.

Con la Gran Guerra a punto de desatarse sobre Europa, la Flota Estadounidense puso en marcha desde el año 1912 un programa de construcción de acorazados mucho más modernos, exactamente los de clase Nevada, entre los que estuvo el USS Oklahoma (BB-37). Este navío botado el 23 de Marzo de 1914 en Filadelfia, destacaba por disponer de cinco cubiertas, dos isletas (la primera decorada por un gran reloj) y un blindaje que variaba de los 130 a los 80 milímetros en la faja y las barbetas. Se desplazaba a una velocidad de 20 nudos gracias a sus doce motores Babcock & Wilcox con seis calderas Bureau Express y dos hélices, lo que le curiosamente le convirtió en el último buque de la Armada en tener maquinaria vertical de triple expansión. Respecto a su capacidad ofensiva, la tripulación se resumía en 1.398 marineros y su arsenal en diez cañones de 356 milímetros repartidos en dos torretas triples y dos dúplex protegidas por un blindaje de 180 milímetros, veintiún cañones de 127 milímetros, ocho ametralladoras antiaéreas de 25 milímetros y dos tubos lanzatorpedos de 533 milímetros, así como tres hidroaviones de reconocimiento impulsados por catapulta.

Acorazado USS Oklahoma.

Al entrar Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial en 1917, el USS Oklahoma fue desplegado como parte de la 6ª División de Batalla que escoltaba a los convoyes mercantes sobre el Océano Atlántico desde Norfolk a Gran Bretaña con la misión de protegerlos de los submarinos alemanes. De hecho, la única acción bélica con fuego real a la que se enfrentó el USS Oklahoma, fue el bombardeo de Irlanda contra los grupos nacionalistas armados irlandeses del “Sinn Fein”, quienes al servicio de Alemania, se habían rebelado contra el Ejército Británico. Afortunadamente nunca el acorazado sufrió ninguna baja en combate, salvo seis marineros que perdieron la vida como consecuencia de haberse contagiado de la Gripe Española de 1918. Una vez terminó la Gran Guerra, el USS Oklahoma fue uno de los acorazados que escoltaron al Presidente Woodrow Wilson durante su viaje a Europa en 1919 para tomar partido en las Conferencias de Paz de París y constituir la Sociedad de Naciones.

Terminada la Primera Guerra Mundial, el USS Oklahoma desempeñó maniobras militares de gran calibre en el mar que abarcaron viajes y ejercicios por Cuba, el Canal de Panamá, el Océano Pacífico, las Islas Samoa o Australia. Cuando estalló la Guerra Civil Española, el USS Oklahoma acudió inmediatamente a las costas de España, de donde evacuó el 24 de Julio de 1936 a un número considerable de ciudadanos estadounidenses desde el puerto de Bilbao, a los cuales refugió en Gibraltar y Francia. Al año siguiente, el 29 de Diciembre de 1937, el USS Oklahoma fue integrado en la Armada del Pacífico y estacionado la base de Pearl Harbor situada en las Islas Hawaii.

USS Oklahoma navegando.

Cuando Japón atacó Pearl Harbor el 7 de Diciembre de 1941, el USS Oklahoma que en aquellos instantes se encontraba amarrado en el dique de “Battleship Row”, fue víctima de tres de los cinco torpedos lanzados por aviones Nakajima B5N “Kate” que hicieron blanco bajo la línea de flotación; así como de varias bombas arrojadas por bombarderos en picado Aichi Val que impactaron sobre la cubierta. A causa de estos daños irreversibles, el acorazado fue escorándose poco a poco y zozobrando de lado mientras cientos de marineros quedaban atrapados en su interior, o bien eran ametrallados flotando en el agua por cazas Zero. Al cabo de unos minutos de este infierno en el que se ahogaron o asfixiaron lentamente decenas de personas, a veces atrapadas en las salas y en la más completa oscuridad, el buque se dio completamente la vuelta, dejando las isletas y cubiertas incrustadas junto al suelo marino, y la sobresaliendo la quilla a través de la superficie.

Durante el hundimiento del USS Oklahoma, un total de 429 marineros perdieron la vida. Respecto al buque que había quedado panza arriba en medio de la laguna de Pearl Harbor, se intentó reflotar sin éxito, por lo que en 1944, no hubo más remedio que extraer sus restos para ser vendidos como chatarra a la Compañía Moore Drydock. Sin embargo y a pesar a las medidas de seguridad adoptadas, en cuanto se procedió a su transporte el 17 de Mayo de 1947, los desperfectos en el acorazado eran tan grandes que a mitad del trayecto, justo a unas 500 millas náuticas de las Islas Hawaii, el USS Oklahoma se soltó de los amarres y se hundió para siempre en medio del Océano Pacífico.

El acorazado USS Oklahoma volcado boca abajo en el puerto tras el ataque japonés a Pearl Harbor.

Hasta el año 2003, el pecio del USS Oklahoma no sería localizado en el fondo marino gracias a las nuevas tecnologías. Con todos los restos obtenidos, finalmente en el año 2007 la Flota Estadounidense erigió un memorial en recuerdo a las 429 víctimas mortales, que fue ubicado en la rada misma de Pearl Harbor.

 

Bibliografía:

-Editores de FAM; Lámina. Acorazado USS Oklahoma (BB-37), Revista FAM Historia Militar Nº5 (2009), p.66
-http://en.wikipedia.org/wiki/USS_Oklahoma_(BB-37)