USS Gambier Bay

Nombre: USS Gambier Bay CVE-73
Nacionalidad: Estados Unidos
Constructora: Henry Kaiser Shipbuilding Company. Inc
Tipo: Portaaviones de escolta
Clase: Casablanca
Eslora: 149′ 3 metros
Manga: 19′ 9 metros
Peso: 11.200 toneladas
Velocidad: 19 nudos
Planta motriz: Dos motes Skinner Uniflow de 5 cilindros
Tripulación: 860 hombres
Botadura: 22 de Noviembre de 1943
Capacidad aérea: 28 aviones
·Caza-bombarderos TBM 1C Avenger
·Cazas FM-2 Wildcat
Armamento:
· 1 cañón Mk.30 de 130 mm
· 4 cañones Mk1 de 40 mm
· 20 ametralladoras Mk4 de 20 mm
Historia:

Los portaaviones fueron la única arma marítima de la Segunda Guerra Mundial pensada para librar los enfrentamientos navales a larga distancia. No sería el caso del USS Gambier Bay en la Batalla del Golfo de Leyte, que a diferencia de otras embarcaciones de la misma clase, sería rodeada y atacada por unidades de superficie hasta convertirse en una de las escasas víctimas en ser hundida a cañonazos durante el conflicto.

Desarrollo:

Como consecuencia a la amenaza de los submarinos que Alemania había desplegado en el Océano Atlántico dentro del contexto de la Segunda Guerra Mundial, el Gobierno de Estados Unidos tuvo que recurrir a nuevas medidas de protección marítima como el diseño de los portaaviones de escolta. Una de estas naves producida por la empresa Henry Kaiser Shipbuilding Company. Inc, fue el USS Gambier Bay que recibió dicha denominación en honor a la Bahía de Gambier en Alaska, el cual tras tardar 171 días en ser construido y finalmente botado el 22 de Noviembre de 1943, realizó su viaje inaugural partiendo desde San Diego al mando del capitán Hugh Goodwin.

El portaaviones USS Gambier Bay se caracterizó por una eslora de 150 metros de duro metal complementada por una manga de 19’9 metros y un peso de 11.200 toneladas, cuya pista de madera poseía una rampa situada entre las dos chimeneas laterales y la torre central del buque que tenía dos antenas de radio y un radar con capacidad de localización a 42 kilómetros de distancia. Respecto a la estructura interna, la nave contaba en la proa con los dormitorios para los pilotos, una bomba contra incendios y los almacenes de municiones; en el centro con la enfermería y la caldera; y en la popa con los comedores, depósitos de suministros, los dos motores Skinner Uniflow de 5 cilindros y su condensador, los tanques de gasolina, y los tratamientos de basura bajo el hangar principal. Finalmente, el armamento defensivo consistió en un cañón Mk.30 de cinco pulgadas, cuatro piezas Mk1 de 40 milímetros (dos a babor y dos a estribor) y veinte ametralladoras de Mk4 de 20 milímetros (diez a cada banda); mientras que el ofensivo el arsenal ofensivo estuvo compuesto por 28 cazas Wildcat o torpederos Avenger.

Campañas:

Oficialmente a inicios de 1944 la primera misión del portaaviones USS Gambier Bay fue la de transportar 400 soldados norteamericanos desde California a la Base de Pearl Harbor en las Islas Hawaii. No mucho tiempo después, el 15 de Junio de 1944, la nave ofreció escolta a la tropas del Cuerpo de Marines que desembarcaron en las Islas Marinas durante la Batalla de Saipán, donde los artilleros del buque resistieron las incursiones de la aviación japonesa, derribando un total de dos aparatos nipones. Posteriormente a esta campaña, el USS Gambier Bay tomó partido en otras operaciones anfibias durante la Batalla de Tinian y la Batalla de Guam, así como en la Batalla de Peleliu y la Batalla de Angaur durante la invasión de las Islas Palau.

Pintura sobre el portaaviones USS Gambier Bay cañoneado y hundido por tres cruceros japoneses. Al fondo puede verse disparando al buque nipón Chokai.

Cuando tuvo lugar la Batalla de Golfo de Leyte sobre las Filipinas, el 24 de Octubre de 1943 la escuadra de la Flota Estadounidense (US Navy) que albergaba al portaaviones USS Gambier Bay se encontró a la altura del Mar de Subuyán a una agrupación de la Marina Imperial Japonesa conformada por el acorazado Yamato y los tres cruceros Chokai, Hagura y Nushiro. A pesar de que la nave encajó un proyectil del poderoso Yamato durante un breve enfrentamiento bautizado como la Batalla del Mar de Samar, el buque milagrosamente pudo escapar ocultándose en un banco de niebla que lo alejó de sus perseguidores durante toda la noche del 24 al 25 de Octubre. Lamentablemente al amanecer siguiente con un día totalmente soleado, el USS Gambier Bay se encontró totalmente sólo y rodeado por los tres cruceros japoneses anteriores y otros veinte destructores, por lo que rápidamente fue el blanco de los cañones nipones que destruyeron todas sus armas defensivas y le provocaron daños bajo la línea de flotación mediante un torpedo. De nada sirvió la cortina de humo que lanzó el portaaviones porque los navíos enemigos, mucho más veloces, volvieron a bordearle y a abrir fuego con sus torretas hasta destrozarle el cañón de cinco pulgadas (que efectuó un último disparo a la desesperada). Acto seguido, sobre las 9:07 horas, los cruceros Chokai, Hagura y Nushiro desencajaron la cubierta de la nave y pulverizaron a todos los aviones Avenger aparcados, lo que generó un incendio por culpa del queroseno desparramado y una explosión tras el impacto de varios torpedos que abrió un boquete de 68 metros en el casco por donde entró abundante agua. Bastaron unos pocos minutos para que el USS Gambier Bay se escorase y finalmente se hundiera, llevándose la vida de 78 tripulantes (aunque por suerte 782 serían rescatados).

La pérdida del USS Gambier Bay no supuso una baja considerable para la Flota Estadounidense durante la Batalla del Golfo de Leyte porque las bajas sufridas en comparación con las de Japón fueron escasas. No obstante y pese a su trágico final, el USS Gambier Bay, junto con el portaaviones británico HMS Glorious hundido en la invasión de Noruega por los acorazados Scharnhorst y Gneisenau en 1940, fue el único portaaviones echado a pique por navíos de superficie en toda la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Marcel Socías, El Portaaviones de Escolta, Revista Historia y Vida Nº458 (2006), p.12-13
-http://en.wikipedia.org/wiki/USS_Gambier_Bay_(CVE-73)