USS Alabama

Nombre: USS Alabama
Nacionalidad: Estados Unidos
Constructora: Astilleros de Norfolk
Tipo: Acorazado
Clase: South Dakota
Eslora: 207′ 94 metros
Manga: 32 ’46 metros
Peso: 45.126 toneladas
Velocidad: 27 nudos
Blindaje: 457 mm – 32 mm
Planta motriz: Cuatro turbinas General Electrics con ocho calderas a 130.000 CV
Tripulación: 2.332 hombres
Botadura: 16 de Febrero de 1942
Aviones: Tres hidroaviones
Armamento:
·9 cañones de 406 mm
·20 cañones de 127 mm
·24 cañones de 40 mm
·22 cañones de 20 mm
Historia:

El USS Alabama fue el último de los acorazados de “Clase South Dakota” construido por Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Al igual que sus gemelos el USS Massachusetts, el USS Indiana y el USS South Dakota, tomaría parte en algunas de las campañas navales más destacables del Ártico en Europa y de las operaciones anfibias a los territorios insulares del Imperio Japonés durante la Guerra del Pacífico.

La construcción del USS Alabama se inició en la ciudad de Portsmouth en Virginia el 1 de Febrero de 1940 hasta su botadura en los Astilleros de Norfolk el 16 de Febrero de 1942. Se trataba de un acorazado de 45.126 toneladas con unas medidas de 207 metros de eslora, 32 metros de manga y 11 metros de calado, esta última con vistas a entrar en el Canal de Panamá, cuya estructura tenía cubierta corrida con poco arrufo en la proa, roda escasamente lanzada con un pequeño bulbo, costados verticales y un cuerpo que unificaba la chimenea y el torreón de tres niveles con el puente de mando, los telémetros, el radar, la dirección de tiro, el mástil, etcétera. Todo el conjunto se movía a través de cuatro turbinas General Electrics y ocho calderas de alta presión Babcock & Wilcox que alimentaban cuatro hélices unidas a dos timones; aunque su desplazamiento era tan solo de 27 nudos debido a una pesada coraza doble con capa exterior de acero cementada y capa interior de acero homogéneo que incluía 457 milímetros de blindaje en las torres, 439 milímetros en las barbetas, 310 milímetros en la cintura de 19º grados de inclinación, 135 milímetros en el casco lateral, 127 milímetros en el casco central y 32 milímetros para reducir el impacto de los torpedos bajo la línea de flotación. Respecto al armamento de la nave, el arsenal estaba comprendido en nueve cañones de 406 milímetros repartidos sobre tres torretas (dos delante y una atrás), veinte piezas de 127 milímetros en montajes dobles sobre diez baterías laterales (cinco a babor y cinco a estribor), veinticuatro antiaéreos de 40 milímetros, veintidós ligeros de 20 milímetros y dos catapultas a popa para tres hidroaviones de reconocimiento Kingfisher.

Acorazado estadounidense USS Alabama.

Oficialmente el 16 de Agosto de 1942 el USS Alabama entró en servicio en la Flota Estadounidense (US Navy), aunque como la mayor parte de su tripulación era bisoña, no estuvo operativo porque tuvo que realizar ejercicios de instrucción en la Bahía de Chasepeake hasta Marzo de 1943, cuando al final fue destinado al Reino Unido, concretamente en la Base de Scapa Flow en las Islas Orcadas. Formando parte de la Flota Local Bitánica (Home Fleet), escoltó a los convoyes cargados de material bélico hasta el puerto de Múrmansk en la Unión Soviética y contribuyó a recuperar el control de las Islas Spitzbergen al norte de Noruega, las cuales hasta la fecha habían estado ocupadas por el Ejército Alemán como el territorio más septentrional del Tercer Reich en pleno Océano Glacial Ártico.

A mediados del otoño de 1943 el USS Alabama cruzó el Canal de Panamá y accedió al Océano Pacífico, para establecer su base en las Islas Fiji, desde donde en Noviembre participó en la Batalla de Tarawa apoyando con fuego naval los desembarcos en Betio y Makin sobre las Islas Gilbert, antes de tomar parte a principios de 1944 en los cañoneos del Atolón de Kwajalein y la Isla de Roi-Namur sobre las Islas Marshall, así como ataques menores en Nueva Guinea, las Islas Carolinas y las Islas Palau como por ejemplo en la Isla de Yap, Ulithi, Pohnpei y Woleai. Al cabo de medio año, durante la campaña de las Islas Marianas y más en concreto en plena Batalla del Mar de Filipinas en Junio, una de las torretas de 127 milímetros del acorazado abrió fuego por error contra otra pieza del mismo buque, destruyendo el cañón y matando a cinco artilleros propios. A continuación la nave prosiguió disparando sus proyectiles contra instalaciones del Ejército Imperial Japonés en la Isla de Formosa (Taiwán) y también contra diversos objetivos de Filipinas como el norte de Luzón, Cebú, Bohol, Negros, Mindoro y Visayas, sin obviar con que ejerció de escolta a los portaaviones cuando tuvo lugar la Batalla del Golfo de Leyte.

Vista superior del USS Alabama.

Desde el año 1945, el USS Alabama se sumó a la ofensiva contra Japón en la campaña de las Islas Ryûkyû lanzando sus salvas de gran calibre durante la Batalla de Okinawa, además de acosar el sur de la Isla de Kyûshû, derribando en esta última posición a cuatro aviones kamikaze de la Fuerza Aérea Imperial Japonesa. También durante el verano el acorazado bombardeó algunos puntos de las costas de la Isla de Honshû, como por ejemplo los distritos cercanos a Tokyo con la consiguiente destrucción de seis instalaciones militares la noche del 17 al 18 de Julio, o las acerías de Kamaishi la jornada del 9 de Agosto. Precisamente ese mismo día, el buque se defendió del ataque de un solitario aparato suicida que pasó de largo y se estrelló contra el cercano destructor USS Borie, matando a 48 marineros.

Terminada la Segunda Guerra Mundial el 2 de Septiembre de 1945, a los tres días, el 5, el USS Alabama zarpó de Japón con 700 ingenieros norteamericanos liberados de un campo de concentración que pudieron regresar a Estados Unidos. A su vuelta a Norteamérica, el acorazado fue visitado por 9.000 personas en San Francisco, antes de ser enviado a Seattle en 1946 para pasar el 9 de Enero de 1947 a la Flota de Reserva del Pacífico (Pacific Reserve Fleet). Aunque el 2 de Junio 1962 estaba previsto su desguace tras su dada de baja por las Fuerzas Armadas, finalmente hubo una colecta de 800.000 dólares que salvó al buque de su destrucción, por lo que en 1964 fue enviado a Alabama y convertido en museo flotante sobre la ciudad de Mobile para rememorar sus heroicas gestas durante la Guerra del Pacífico.

 

Bibliografía:

-Manuel González López, Acorazados de la Segunda Guerra Mundial. Un Estudio Técnico 1921-1945, “Clase South Dakota”, HRM Ediciones (2019), p.309-327
-https://en.wikipedia.org/wiki/USS_Alabama_(BB-60)