Schlesien

Nombre: Schlesien
Nacionalidad: Alemania
Constructora: Astilleros Schichau Werke de Danzig
Tipo: Acorazado
Clase: Pre-Dreadnought
Eslora: 127′ 6 metros
Manga: 22′ 2 metros
Peso: 14.218 toneladas
Velocidad: 19 nudos
Blindaje: 280 mm – 76 mm
Planta motriz: Tres turbinas de 12 calderas a 18.664 CV
Tripulación: 743 hombres
Botadura: 28 de Mayo de 1906
Aviones: Ninguno
Armamento:
·2 cañones de 280 mm
·10 cañones de 150 mm
·4 cañones de 88 mm
·4 cañones de 37 mm
·22 ametralladoras AA de 20 mm
Historia:

El Schlesien fue uno de los acorazados más famosos de Alemania en el siglo XX. Botado el 28 de Mayo de 1905, se haría popular por luchar en la Primera Guerra Mundial, por sobrevivir a las cláusulas del Tratado de Versalles y por combatir nuevamente en la Segunda Guerra Mundial.

Fabricado por los Astilleros Schichau Werke de Danzig entre 1904 y 1906 para la Marina Imperial Alemana (Kaiserlischemarine), el Schlesien era un acorazado de clase “Pre-Dreadnought” con una eslora de 127 metros, manga de 22 metros y un puntal de 8 metros; protegido por 230 milímetros en la cintura, 76 milímetros en cubierta y 280 milímetros en cubierta; y que se movía por tres turbinas de vapor con doce calderas y tres ejes propulsores a 18.664 caballos de vapor que desplazaban 14.218 toneladas a 19 nudos. Tripulado por un complemento de 743 hombres entre 35 oficiales y 708 marineros, el buque se armaba con dos cañones de 280 milímetros, diez de 150 milímetros, cuatro de 88 milímetros, cuatro de 37 milímetros y 22 ametralladoras antiaéreas de 20 milímetros.

Acorazado Schlesien en la Primera Guerra Mundial.

El 5 de Mayo de 1908 el Schlesien entró en servicio dentro de la Marina Imperial Alemana. Inmediatamente a su período instrucción entre 1909 y 1910, fue enviado al Mar Mediterráneo y más en concreto a las costas de Marruecos para mediar durante la Crisis de Agadir desatada en 1911 con Francia y España respecto al eventual establecimiento de protectorado alemán que finalmente no llegó a materializarse.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, el acorazado Schlesien participó en el bombardeo al litoral del Reino Unido sobre las ciudades costeras de Scarborought, Hartlepool y Whitby. Al año siguiente, en 1915, patrulló el Mar del Norte; mientras que a inicios de 1916 tomó parte en el bombardeo costero sobre Gran Bretaña de Yarmouth y Lowesoft. No obstante su mejor actuación tendría lugar contra la Marina Real Británica (Royal Navy) durante la Batalla de Jutlandia el 31 de Mayo de 1916, donde contribuyó a la mayor victoria militar en la Historia Naval de Alemania.

Terminada la Gran Guerra en 1918, el acorazado Schlesien, junto a su gemelo el Schleswig-Holstein, fueron los dos únicos buques que los vencedores del Tratado de Versalles firmado en 1919, autorizaron a la nueva República de Weimar disponer por considerarlos inofensivos debido a que habían quedado anticuados respecto a los nuevos navíos de la época. A partir de entonces el Schlesien se convertiría en el barco insignia de la nueva Marina Alemana (Reichsmarine) y también en un barco escuela hasta la fundación del Tercer Reich en 1933. Desde esa fecha el moderno acorazado Deutschland ostentó la insignia de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine), mientras que el Schliesen fue utilizado como buque de entrenamiento y también de travesías oceánicas porque entre 1937 y 1938 visitó Halifax en Canadá, el Mar de la Plata en Argentina, la Bahía de Samaná en la República Dominicana e incluso cruzó al Océano Pacífico a través del Canal de Panamá.

Cuando se inició la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939 tras la invasión de Alemania a Polonia, el acorazado Schlesien bombardeó las costas del Mar Báltico bajo control del Ejército Polaco entre los días 25 y 27 de ese mes. Al año siguiente, el 9 de Abril de 1940, el buque participó en la invasión de Dinamarca durante la “Operación Weserübung” proporcionando apoyo sobre suelo danés a las tropas del Ejército Alemán (Wehrmacht).

Vista superior del acorazado Schlesien antes de la Segunda Guerra Mundial sobre el Canal de Panamá.

Durante el resto de la Segunda Guerra Mundial entre 1941 y 1944, el Schlesien permaneció en el Mar Báltico por ser un acorazado anticuado, siendo relegado exclusivamente a tareas de adiestramiento, de minado en el Estrecho de Jutlandia o como plataforma antiaérea de los puertos. No sería hasta 1945 cuando al producirse la “Operación Hannibal” consistente en el rescate de refugiados alemanes de Prusia Oriental, el Schlesien salvó la vida a 1.000 civiles que sacó de Gotenhafen en dirección hacia los muelles de Swinemünde.

Inesperadamente el 3 de Mayo de 1945, el Schlesien chocó con una mina acuática cerca de Zinnowitz y hubo que embarrancar en una playa cercana, aunque por suerte no se contabilizó ninguna baja entre la tripulación. La estructura del buque permanecería atascada entre las rocas hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando finalmente en 1970, las autoridades comunistas de la República Democrática Alemana retiraron los últimos restos de chatarra del navío. Con aquellos trozos de acero que posteriormente serían aprovechados en diversas utilidades, desapareció un acorazado veterano de las dos guerras mundiales.

 

Bibliografía:

-Alejandro Vilchés Alarcón, Operación Hannibal. El Canto del Cisne de la Kriegsmarine, “Acorazado Schlesien”, HRM Ediciones (2017), p.38-39
-https://en.wikipedia.org/wiki/SMS_Schlesien