Saukko

Nombre: Saukko
Nacionalidad: Finlandia
Constructora: Hietahlati Oy
Tipo: Submarino fluvial
Clase: Saukko
Eslora: 32′ 4 metros
Manga: 4′ 1 metros
Peso: 114 toneladas
Velocidad: Superfície = 8 nudos / Sumergido = 5 nudos
Blindaje: Ninguno
Planta motriz: Un motor diésel eléctrico de 120 CV
Tripulación: 15 tripulantes
Botadura: 2 de Julio de 1930
Aviones: Ninguno
Armamento:
·2 tubos lanzatorpedos de 450 mm
·6-9 minas marinas
·1 ametralladora de 12′ 7 mm
Historia:

Finlandia solamente dispuso de cinco submarinos durante la Guerra de Invierno de 1939 a 1940 y durante la Guerra de Continuación de 1941 a 1944. De todos estos, solamente el Saukko fue el único sumergible de reducido tamaño y orientado a operar en el ámbito fluvial, por lo que su historial de combate estaría cargado de incidentes a lo largo de la Segunda Guerra Mundial.

La Marina de Guerra Finlandesa (Merivoimat) ordenó a la Compañía Hietahlati Oy ubicada en Heilsinki la construcción de un submarino de dimensiones reducidas que tuviese una eslora de tan sólo 32 metros con un peso de 114 toneladas en superficie y 142 toneladas sumergido. Se trató del Saukko, un pequeño sumergible manejando por una tripulación de 15 marineros que era capaz de navegar a 8 nudos sobre la agua y a 5 nudos por debajo, con un límite de descenso de 75 metros de profundidad y una autonomía de 450 millas náuticas gracias a su motor diésel eléctrico a 120 caballos de vapor; además de poseer un armamento muy limitado consistente en dos tubos lanzatorpedos a proa de 450 milímetros, una ametralladora contra abordajes de 12’7 milímetros y de seis a nueve minas marinas (dependiendo de si albergase torpedos o no). Curiosamente y a pesar de que el Saukko fue diseñado para operar en el Lago Ladoga como una embarcación fluvial, su botadura en el Mar Báltico el 2 de Julio de 1930, lo convirtió en un submarino de carácter marítimo sin haber sido acondicionado para tal fin.

Submarino finés Saukko durante una ceremonia militar en Finlandia.

Con el estallido de la Guerra de Invierno entre Finlandia y la Unión Soviética, el 1 de Diciembre de 1939 el crucero soviético Kirov y dos destructores que bombardearon la Base de Hankö, fueron atacados sin éxito por el submarino finés Saukko que no pudo alcanzar a sus oponentes debido a su extrema lentitud. Al cabo de una semana de este fracaso, el 8 de Diciembre, el Saukko tuvo la ocasión de interceptar al acorazado soviético Revolución de Octubre mientras bombardeaba Saarenpää, aunque nuevamente se vio obligado a dar media vuelta después de que las válvulas del tanque de estribor se congelaran y tuviese que retirarse hacia Heilsinki.

Al comenzar la Guerra de Continuación tras la “Operación Barbarroja” en el verano de 1941, el Saukko minó las áreas marítimas comprendidas entre las costas de Estonia y el Golfo de Finlandia. Durante estas labores de minado, el submarino finés fue interceptado por dos patrulleros soviéticos que a base de cañonazos provocaron considerables daños en el submarino finés y le causaron ocho muertos, exactamente la mitad de la tripulación compuesta por quince miembros. Una vez reparado en dique seco, el Saukko volvió a sufrir averías tras chocar accidentalmente con el submarino alemán S-28, por lo que tuvo que permanecer en puerto hasta el año 1943.

Oficialmente la última misión del Saukko tendría lugar en 1944 durante una serie de patrullas a lo largo del Golfo de Finlandia hasta su internamiento tras la capitulación del Gobierno de Heilsinki y el Armisticio con Moscú que obligó al sumergible a ser requisado en el puerto de Suomenlinna. Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el submarino Saukko fue trasladado por los Aliados a Bélgica y desguazado en 1953 siguiendo las directrices de desarme según los Tratados de París.

 

Bibliografía:

-Dionisio García Florez, Cazadores del Báltico: La desconocida historia del arma submarina finlandesa, Revista Serga Nº3 (2000), p.2-12
-http://en.wikipedia.org/wiki/Finnish_submarine_Saukko