Jean Bart

Nombre: Jean Bart
Nacionalidad: Francia
Constructora: Astilleros del Loira
Tipo: Acorazado
Clase: Richelieu
Eslora: 242 metros
Manga: 33 metros
Peso: 41.130 toneladas
Velocidad: 32’13 nudos
Blindaje: 330 mm – 15 mm
Planta motriz: Cuatro turbinas Parsons con seis calderas Sural-Indret a 155.000 CV
Tripulación: 2.100 hombres
Botadura: 6 de Marzo de 1940
Aviones: Ninguno
Armamento:
·2 cañones de 380 mm
·12 cañones de 152 milímetros
·8 cañones AA de 37 mm
·20 ametralladoras de 13’2 mm
Historia:

Originalmente el Jean Bart fue pensado por Francia como un acorazado de “Clase Richelieu” de cara a hacer frente al rearme efectuado por Alemania e Italia cuando se inició su construcción en 1936. El resultado no fue el esperado porque sin estar todavía completado, el buque tuvo que refugiarse en el África Occidental Francesa tras la invasión del Tercer Reich en 1940, sirviendo desde entonces para la Francia de Vichy a modo de batería flotante en Casablanca con la misión de defender las costas de Marruecos ante las agresiones de los Aliados.

Botado el 6 de Marzo de 1940 por los Astilleros del Loira y el Arsenal de Nazaire-Penhoët, el Jean Bart de 41.130 toneladas fue muy similar a su gemelo Richelieu, ya que salvo por algunos detalles como un casco de soldadura en lugar de contrachapado, era igual en otros aspectos como su proa lanzada con elevado arrufo o sus medidas de 242 metros de eslora, 33 metros de manga y 9’20 metros de calado, sin obviar su coraza que incluía 430 milímetros de acero en las torres de artillería, 405 milímetros en las barbetas, 327 milímetros alrededor de una cintura con 15’24º de inclinación, 150 milímetros en la cubierta, 40 milímetros en el castillo, 18 milímetros en los mamparos y 15 milímetros en las máquinas y pañoles, además de un relleno de espuma de ebonita por todos los compartimentos para impedir la entrada de agua en caso de impacto de torpedos. El gobierno de todo este conjunto con capacidad para 2.100 tripulantes se efectuaba mediante unos amplios torreones de tres secciones que albergaban los telémetros, la dirección de tiro, el radar y los puentes de mando; mientras que del desplazamiento se encargaban cuatro turbinas Parsons con seis calderas Sural-Indret que alimentaban cuatro hélices unidas a un timón. Mucho más pobre era el armamento debido a que por falta de tiempo en un principio solo pudo añadírsele una torreta delantera cuádruple con cuatro cañones de 380 milímetros (separados por parejas de dos a través de una cuna de acero), más un arsenal de diez bocas de 152 milímetros, ocho piezas antiaéreas de 37 milímetros y veinte ametralladoras de 13’2 milímetros.

Acorazado francés Jean Bart.

Al producirse la aproximación de las tropas del Ejército Alemán (Wehrmacht) a la ciudad de Saint-Nazaire, la madrugada del 19 de Junio de 1940, el Jean Bart que aún estaba inacabado, zarpó del puerto para evitar ser capturado por el enemigo. Aunque durante la travesía fue atacado por tres bombarderos Heinkel He 111 de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) y le impactaron con una bomba, por suerte no explosionó y el acorazado prosiguió con la navegación bajo la escolta de dos destructores hasta dirigirse al África Occidental Francesa para amarrar en la ciudad de Casablanca. Una vez en Marruecos, el buque al mando del capitán Pierre-Jean Ronarch apostó por apoyar a la Francia Libre y no a los Aliados, por lo que temiéndose alguna incursión del Imperio Británico como había sucedido en Dakar o Mer-el-Kebir, se tomaron algunas medidas de seguridad como cubrir con cemento la única torreta operativa y las secundarias de 152 milímetros, orientar la proa hacia el mar, sellar los compartimentos vacíos y pintar la nave de color amarillo para confundirla con los edificios e instalaciones del puerto.

El 8 de Noviembre de 1942 comenzó la “Operación Torch” cuando la Flota Estadounidense (US Navy) se presentó frente a la costa de Marruecos y con el portaaviones USS Ranger envió bombarderos en picado Dauntless SBD Douglas que impactaron en Jean Bart con dos bombas de 227 kilogramos que le generaron averías leves, pues el buque se defendió entre las 7:08 y 7:19 horas de la mañana efectuando cuatro salvas con su única torreta pesada de 380 milímetros que fallaron al caer muy cerca del acorazado USS Massachussets. Precisamente este último barco norteamericano respondió entre las 7:25 y las 8:00 con sus grandes calibres, encajando en el francés seis proyectiles de 406 milímetros que destrozaron parte de su cubierta y uno de los pañoles (por suerte evitándose una tragedia porque estaba vacío de pólvora), aunque agotando el 60% de sus municiones contra su oponente debido a que la mayoría de fogonazos se quedaron cortos o detonaron en la ciudad de Casablanca. El combate se prolongó dos días que fueron sufridos para los estadounidenses porque en la jornada del 10, la segunda salva del Jean Bart dañó al crucero pesado USS Augusta que tuvo que replegarse, por lo menos hasta que seis bombarderos Dauntless SBD Douglas escoltados por ocho cazas Wildcat le acertaron dos dos bombas de 453 kilogramos, una proa y la otra a popa, las cuales abrieron dos boquetes a estribor por los que entraron toneladas de agua, al tiempo en que la nave se incendiaba y terminaba por hundirse, posando su estructura en el fondo de la rada después de haberse registrado 44 bajas francesas entre 22 muertos y 22 heridos.

El acorazado Jean Bart hundiéndose en puerto durante la Batalla Naval de Casablanca.

La Batalla de Casablanca que concluyó aquel 1942 con el hundimiento del Jean Bart no significó el fin del acorazado porque al acabar la Segunda Guerra Mundial, ya en Noviembre de 1945, la Marina Francesa reflotó el barco y lo remolcó nuevamente al territorio metropolitano de Francia. Allí fue reconstruido con equipo moderno que aumentó su peso inicial de las 41.130 toneladas a las 48.177 porque se le incorporaron bulges en los costados, se le redujo el calado incrementando la elevación de las cubiertas blindadas, se le concluyó la instalación de la segunda torreta cuádruple de 380 milímetros en proa, se le rearmó con doce cañones antibuque de 100 milímetros y se le convirtió en una formidable plataforma antiaérea con la inclusión de catorce piezas Bófors de 57 milímetros, siendo puesto en servicio definitivamente en una fecha tan tardía como el 15 de Enero de 1949.

Cuando se inició la Crisis del Canal de Suez entre Francia y Egipto en 1956, la Marina Francesa envió al Jean Bart para tomar partido en la “Operación Musketeer” la jornada del 5 de Noviembre. A bordo de la nave iban paracaidistas y miembros de las fuerzas especiales que desembarcaron en los muelles de Port Said, mientras el buque efectuó a modo de apoyo hasta un total de cuatro salvas de artillería con sus grandes calibres de 380 milímetros que volatilizaron algunas de las posiciones del Ejército Egipcio en el puerto (curiosamente aquellos fueron los últimos disparos hechos por un acorazado de nacionalidad no estadounidense en la Historia Naval).

Terminada la Crisis del Canal de Suez con la retirada de Francia debido a las presiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Jean Bart fue alojado en el puerto de Toulón, donde continuó haciendo maniobras y misiones de patrulla con la Marina Francesa hasta 1961. A partir de aquel año, el acorazado pasó a la reserva naval, utilizándose como buque escuela para cadetes y aspirantes a oficiales hasta que en 1970 se aprobó su baja irrevocable del servicio, siendo desguazado definitivamente en 1971.

 

Bibliografía:

-Manuel González López, Acorazados de la Segunda Guerra Mundial. Un Estudio Técnico 1921-1945, “Jean Bart, el Último Acorazado”, HRM Ediciones (2019), p.216-220
-https://en.wikipedia.org/wiki/French_battleship_Jean_Bart_(1940)