HMS Seraph

 

Nombre: HMS Seraph
Nacionalidad: Gran Bretaña
Constructora: Vickers
Tipo: Submarino
Clase: S
Eslora: 66 metros
Manga: 7’ 16 metros
Peso: 872 toneladas
Velocidad: 14′ 75 nudos
Blindaje: Ninguno
Planta motriz: 2 diésel de 8 cinlindros
Tripulación: 48 tripulantes
Botadura: 25 de Octubre de 1941
Aviones: Ninguno
Armamento:
·1 cañón de 76 milímetros
·1 cañón antiaéreo de 20 milímetros
·13 torpedos de 533 mm
Historia:

Normalmente los submarinos en la Segunda Guerra Mundial destacaron por sus gestas bélicas y cacerías sobre el mar. No sería el caso del sumergible británico HMS Seraph que se haría famoso por tener un importante papel político-militar en la invasión de Marruecos y Argelia durante la “Operación Torch” y en la invasión de Sicilia durante la “Operación Husky”.

Fabricado por los astilleros de Barrow-in-Furness que la Compañía Vickers tenía en Cumbria, el HMS Seraph fue un submarino al servicio de Inglaterra que fue botado el 25 de Octubre de 1941 con la numeración P219. De clase S, el HMS Seraph tenía una longitud de 66 metros, alojaba 44 tripulantes, se movía por dos motores diésel de 8 cilindros a casi 15 nudos (8 nudos sumergido) y disponía de un armamento de 13 torpedos de 533 milímetros repartidos en seis tubos, un cañón antibuque de 76 milímetros y una pieza de artillería antiaérea de 20 milímetros.

Submarino británico HMS Seraph con tripulación.

La primera gran misión del HMS Seraph fue la “Operación Flagpole” el 20 de Octubre de 1942 consistente en llevar una serie de representantes al África Occidental Francesa, por aquel entonces bajo la Francia de Vichy leal al Eje, para dialogar con las autoridades galas e intentar que se cambiasen al bando de los Aliados. Durante su estancia en la costa de Argelia en donde estuvo presente el general estadounidense Mark Clark y el capitán Jerauld Wright, se presentaron las propuestas diplomáticas a varios oficiales franceses y se reconocieron las playas ante la posibilidad de un futuro desembarco. Así fue como al cabo de tres semanas, la noche del 5 al 6 de Noviembre de 1942, el HMS Seraph, rebautizado temporalmente como USS Seraph con bandera de Estados Unidos (los franceses únicamente habían prometido cooperar con los norteamericanos y no con los británicos), puso en marcha la “Operación Kingping” recogiendo de Argelia al general francés Henri Giraud, a su hijo Bernard Giraud y al capitán francés André Beaufre, gracias a los cuales se consiguió que muchas tropas del Ejército Vichysta Francés se rindieran a los Aliados cuando desembarcaron en el Norte de África durante la “Operación Torch” el 7 de Noviembre de 1942.

Sin duda alguna, la misión por la que pasaría a la Historia Naval el HMS Seraph fue la “Operación Carne Picada” el 30 de Abril de 1943, mediante la cual el submarino arrojó frente a las costas de España el cadáver de un hombre llamado Glyndwr Michael, quién vestido de piloto y con una identidad falsa, fue encontrado por las autoridades españolas en las playas de Huelva. Inmediatamente los militares españoles informaron a la embajada alemana en Madrid, donde investigaron los documentos que guardaba el cuerpo sin vida, descubriendo entre los mapas un plan que revelaba un desembarco de los Aliados en Cerdeña y Grecia. Tal cosa forzó a los alemanes e italianos a desviar sus fuerzas a dichos sectores del Mar Mediterráneo sin saber que el cadáver arrojado por el HMS Seraph era un absoluto engaño porque el lugar real del desembarco iba a ser Sicilia. Esto supuso una gran ventaja para los asaltantes porque la guarnición siciliana no se fortificó lo suficiente y los Aliados procedieron a su ocupación con mayor facilidad en lo que se conoció como “Operación Husky”, una campaña en la que indiscutiblemente el HMS Seraph contribuyó de forma decisiva a su victoria mediante el ingenioso anzuelo del “hombre que nunca existió”.

Sumergible HMS Seraph.

Durante el resto de la Segunda Guerra Mundial el HMS Seraph operó en diversos escenarios bélicos. Por ejemplo participó en las campañas contra Italia atacando convoyes enemigos en las aguas del Estrecho de Bonifacio en Cerdeña y durante la invasión de Sicilia en Julio de 1943, donde disparó sus torpedos contra algunos buques italianos que erraron el impacto en todas las ocasiones. Al año siguiente, en 1944, el HMS Seraph hostigó a los mercantes alemanes en las costas de Noruega y escoltó convoyes por el Océano Atlántico, antes de ser elegido uno de los submarinos que protegió la Flota Aliada durante el Desembarco de Normandía el 6 de Junio de 1944.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el HMS Seraph fue uno de los muchos submarinos de la Marina Real Británica (Royal Navy) en tomar parte como sumergible de vigilancia en la Guerra Fría hasta 1955, fecha en la que fue utilizado como navío de adiestramiento. También tuvo ocasión de ser filmado en la película El Hombre que Nunca Existió (The Man Who Never Was) de 1956 que narró la increíble hazaña del submarino durante la “Operación Carne Picada”.

Finalmente el 20 de Diciembre de 1962, el HMS Seraph fue desguazado en el puerto de Briton Ferry. Únicamente su torre fue conservada como pieza museística en honor a la cooperación anglo-americana en una exposición de Estados Unidos en Carolina del Sur de la que el propio general Mark Clark, antiguo inquilino del HMS Seraph, fue Presidente de esta increíble reliquia que una vez perteneció al “submarino que nunca existió”.

 

Bibliografía:

Julio Martín, HMS Seraph (P219), Revista La Aventura de la Historia Nº132 (2010), p.33

https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Seraph_(P219)