HMS Rodney

Nombre: HMS Rodney
Nacionalidad: Gran Bretaña
Constructora: Cammel Laird Shipyard
Tipo: Acorazado
Clase: Nelson
Eslora: 216′ 40 metros
Manga: 32′ 30 metros
Peso: 43.100 toneladas
Velocidad: 23 nudos
Blindaje: 398-93 mm
Planta motriz: Brown-Curtiss de 45.000 CV
Tripulación: 1.361
Botadura: 17 de Diciembre de 1925
Aviones: Un hidroavión
Armamento:
·9 cañones de 406 mm
·12 cañones de 152 mm
·6 cañones de 120 mm
·49 cañones AA de 40 mm
·2 tubos lanzatorpedos de 610 mm
Historia:

El Tratado Naval de Washington de 1922 obligó al Reino Unido a reducir la capacidad de su flota y por tanto el tonelaje de los buques de la Marina Real Británica. Fruto de esta imposición suscrita con otras potencias entre las que estaban Estados Unidos, Japón, Italia y Francia, los ingenieros ingleses tuvieron que reconvertir algunos de los proyectos de sus naves, dando lugar a curiosos diseños de barcos como fue el caso del acorazado HMS Rodney.

El HMS Rodney, apodado como “Rodol” por sus 1.361 tripulantes, fue un acorazado que se empezó a construir en los Astilleros Cammel Laird de Birkenhead el 28 de Diciembre de 1922, se botó el 17 de Diciembre de 1925 y se puso en servicio el 10 de Noviembre de 1927. Una vez entró a operar en el Mar del Norte, los marineros de otros buques le bautizaron irónicamente como la “Hermana Fea” o el “Cerezo de Washington”, ya que al haber sido víctima de retoques como consecuencia del Tratado Naval de Washington, tuvo que reducir su armamento y situar sus tres torres de artillería en el centro del casco del buque, algo inusual en la Royal Navy.

Acorazado británico HMS Rodney.

Al igual que su hermano de “Clase Nelson”, el acorazado HMS Nelson, el HMS Rodney tenía un peso menor de 43.100 toneladas y unas medidas idénticas de 216 metros de eslora, 32 metros de manga y 10 metros de calado que se protegían por nada menos que 348 milímetros de blindaje en la cintura, el cajón central y las barbetas (con una ligera extensión que se prolongaba hacia los servomotores y los timones), así como 340 milímetros en el puente de mando, 159 milímetros en los pañoles de munición, 93 milímetros en la maquinaria y de 398 a 181 milímetros respectivos en los costados y la techumbre de los torreones, todo ello recubierto de forros de acero, contrachapado ignífugo y mamparos de aluminio en armarios. La propulsión era de tan solo 23 nudos con sus dos turbinas Brown-Curtiss de dos hélices y ocho calderas de vapor sobrecalentado de la empresa Admiralty, en parte explicable debido a las dos voluminosas torres de estructura prismática que albergaban las direcciones de tiro para la artillería y un sistema tierra-aire HACS, cuyo montaje se hacía en una cubierta de madera de abeto procedente de los bosques de Douglas, a la cual se le añadió un hangar y catapulta para un hidroavión. Respecto al armamento de la nave, el primario fue de tres baterías triples con nueve cañones de 406 milímetros, el secundario de doce dobles de 152 milímetros y el terciario de seis dobles de 120 milímetros, mientras que el arsenal sobrante se constituyó por dos tubos lanzatorpedos sumergidos de 610 milímetros y 48 piezas antiaéreas de 40 milímetros de las marcas Oerklion y Bófors.

La entrada en servicio del HMS Rodney tuvo lugar en 1929 con ejercicios de navegación en el Mar del Norte y el Canal de la Mancha. Tan solo dos años más tarde de su puesta en activo, en Septiembre de 1931, los marineros del buque se rebelaron durante una huelga conocida como el Motín de Invergordon, quienes contra todo pronóstico, lograron que el Almirantazgo se sentara a negociar con ellos e impidieran una injusta bajada de sus sueldos mensuales (aunque algunos de los instigadores fueron expulsados de la Royal Navy). Después de aquel acontecimiento, el HMS Rodney siguió llevando a cabo maniobras navales por el Imperio Británico, siendo el primer acorazado en incorporar desde 1938 un radar del tipo 79Y.

A los dos meses de comenzar la Segunda Guerra Mundial, el 23 de Noviembre de 1939, el HMS Rodney sufrió una avería ajena al combate cuando salió en misión de búsqueda de los acorazados Scharnhorst y Gneisenau que acababan de hundir al corsario británico HMS Rawalpindi. Una vez reparado en Abril de 1940 para tomar parte en la campaña de Noruega, un bombardero en picado Stuka le impactó con una bomba de 500 kilogramos que penetró la cubierta junto a la chimenea, aunque por suerte la explosión fue tan débil que apenas causó daños. Gracias a ello, entre finales de 1940 y principios de 1941 pudo participar haciendo labores de escolta a los convoyes navales que navegaban desde Canadá hasta Gran Bretaña. De hecho en una estas travesías el 16 de Marzo de 1941 mantuvo un intercambio de disparos contra el acorazado alemán Gneisenau del que no tuvo más remedio que emprender la huida hacia los neutrales Estados Unidos para refugiarse en el puerto de Boston.

Con el inicio de la popular “Caza del Bismarck”, el acorazado alemán que había hundido al acorazado inglés HMS Hood, el Almirantazgo movilizó a todas las unidades de superficie que se encontrasen haciendo ruta en el Océano Atlántico. El HMS Rodney que en aquellos instantes estaba transportando una misión militar norteamericana y 500 soldados heridos repatriados hacia Canadá, fue avisado el 24 de Mayo de 1941 para que diera media vuelta y se sumara a la expedición, primero bloqueando cualquier posible huida hacia el Mar Cantábrico y luego uniéndose a la Fuerza H encabezada por el acorazado HMS King George V. A las cuarenta y ocho horas, en cuanto dieron con el Bismarck en la mañana del 26 de Mayo, los cañones de 406 milímetros del HMS Rodney fueron los primeros en abrir fuego y en impactar contra el acorazado germano que a su vez respondió con varias andanadas que acertaron en el buque inglés, deformando el castillo y varios compartimentos con la consiguiente muerte de tres marineros británicos. Sin embargo, como era un barco contra trece navíos, el HMS Rodney pudo aproximarse a menos de 3.000 metros del Bismarck y disparando a quemarropa con sus piezas contribuir a su hundimiento después de morir a bordo 2.092 tripulantes.

Después de la epopeya del Bismarck, el HMS Rodney fue reparado en Estados Unidos y luego enviado al Mar Mediterráneo como parte de la Fuerza H del almirante James Sommerville. Al año siguiente, en 1942, escoltó a uno de los convoyes a la Isla de Malta durante la “Operación Pedestal”, recibiendo el impacto de una bomba de la aviación italiana en la Torre X, aunque por suerte sin consecuencias porque el artefacto defectuoso no explosionó. Poco después, entre los días 8 y 10 de Noviembre, el acorazado bombardeó las posiciones del Ejército Francés en Orán y en las costas de Argelia durante la “Operación Torch” contra la Francia de Vichy en el Norte de África. Al año siguiente, el 31 de Agosto de 1943 tomó parte en la “Operación Baytown” sobre Calabria durante los desembarcos en el sur de Italia, mientras que los días 9 y 12 de Septiembre disparó sus cañones sobre las inmediaciones de Salerno durante la “Operación Avalanche”.

Al producirse el desembarco de Normandía el 6 de Junio de 1944, el HMS Rodney bombardeó la costa norte de Francia y en los días posteriores, ya durante la Batalla de Caen, consiguió destruir algunos tanques del Ejército Alemán con los fogonazos de sus torretas de 406 milímetros que cayeron nada menos que a 35 kilómetros de distancia cerca de la localidad francesa de Alderney. Entre las últimas misiones del acorazado, estuvo la de escoltar al Convoy JW60 desde el Mar del Norte hasta el puerto de Múrmansk en la Unión Soviética, garantizando la seguridad de la línea de suministros pactada en la Ley de Préstamos y Arriendos.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, bastó un año para que el HMS Rodney pasara a la reserva naval en 1946. A pesar de que se había proyectado añadir mejoras técnicas al buque importadas desde Estados Unidos, la falta de presupuesto militar y la ruina financiera a la que estaba sometido el Imperio Británico, hicieron que el acorazado fuese dado de baja el 1 de Marzo de 1948 y desguazado en 1949.

 

Bibliografía:

-Manuel González López, Acorazados de la Segunda Guerra Mundial. Un Estudio Técnico 1921-1945, “Clase Nelson”, HRM Ediciones (2019), p.125-137
-https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Rodney_(29)