HMS Kenya

Nombre: HMS Kenya
Nacionalidad: Gran Bretaña
Constructora: Alexander Stephen and Sons
Tipo: Crucero
Clase: Crown Colony
Eslora: 169’ 3 metros
Manga: 18’ 9 metros
Peso: 8.530 toneladas
Velocidad: 33 nudos
Blindaje: 51-102 milímetros
Planta motriz: 4 generadores en aceite con turbinas de triple tambor
Tripulación: 730 tripulantes
Botadura: 18 de Agosto de 1939
Aviones: 2
Armamento:
·12 cañones de 152 mm
·4 cañones de 101 mm
·7 cañoners antiaéreos de 40 mm
·6 ametralladoras antiaéreas de 20 mm
·3 tubos lanzatorpedos de 533 mm
Historia:

Muy diversas fueron las razones y motivos por los que muchos los buques se hicieron populares durante la Segunda Guerra Mundial. No fue el caso del crucero británico HMS Kenya, que jamás saltaría a la fama por ser un cazador de submarinos o realizar una proeza naval digna de mención, sino porque más bien fue pintado por las autoridades de color rosa.

Botado el 18 de Agosto de 1939 en el puerto de Glasgow por la Compañía Alexander Stephen and Sons en Escocia, el HMS Kenya era un crucero en líneas modernas de clase Crown Colony con 8.530 toneladas de desplazamiento y una velocidad de 33 nudos gracias a sus cuatro generadores en aceite con turbinas de triple tambor que movían un blindaje de 51 milímetros de acero en las torretas, 83 milímetros en el casco y 102 milímetros en la torre de mando. Respecto a su armamento, destacaba por un variable arsenal con doce cañones de 152 milímetros, cuatro de 101 milímetros, siete baterías antiaéreas de 40 milímetros, seis ametralladoras de 20 milímetros y tres tubos lanzatorpedos de 533 milímetros.

Crucero británico HMS Kenya.

Oficialmente las primeras misiones del HMS Kenya a partir de finales de 1940 fueron las de escoltar convoyes por el Océano Atlántico y el Mar del Norte. Precisamente durante la Batalla del Atlántico, el HMS Kenya procedente de Scapa Flow en las Islas Orcadas participó en la cacería e interceptación del acorazado alemán Bismarck que sería hundido el 27 de Mayo de 1941. Ese mismo año, el 3 de Junio, el HMS Kenya dio cuenta de su primera víctima al hundir al petrolero alemán Belchen en los Estrechos de Davis y el 1 de Octubre al carguero Kota Pinang en el Cabo Finisterre cuando transportaba suministros desde el Tercer Reich hacia el Japón.

Increíblemente y después de varias investigaciones por parte de algunos ingenieros de la Marina Real Británica (Royal Navy) liderados por el almirante Lord Louis Mounbatten, se eligió al crucero HMS Kenya para ser pintado de color de rosa y de ése modo convertirlo en un buque invisible durante los amaneceres y atardeceres (el tono “Pink Mounbatten” era una mezcla de gris y rojo veneciano que confundía a los ojos de los artilleros enemigos en dichas horas del día) , momento que el navío supuestamente aprovecharía para atacar a sus oponentes. Desde entonces y estando recubierto de rosa, el HMS Kenya escoltó numerosos convoyes desde Escocia hacia el puerto de Múrmansk en la Unión Soviética, bordeando las costas de Noruega que en aquellos instantes se encontraban ocupadas por el Ejército Alemán. Curiosamente y durante una de estas travesías, el color rosa salvó al HMS Kenya de ser hundido porque tras recibir varios disparos de las baterías costeras que levantaron columnas de géiseres en el agua rojiza del atardecer, el crucero se camufló con tanta facilidad que los alemanes le perdieron de vista.

El crucero HMS Kenya sometido a un bombardeo por parte de la aviación italiana en el Mar Mediterráneo.

Rebautizado como “Dama Rosa” o “Pink Lady”, el HMS Kenya mantuvo su peculiar color hasta 1943, fecha en que de nuevo fue pintado con su original gris neutral (debido a que aunque en los amaneceres y atardeceres se camuflaba muy bien, durante el resto del día se distinguía a kilómetros de distancia porque se vislumbraba un llamativo punto rosa sobre un mar completamente azul). Sin embargo las aventuras del HMS Kenya no acabaron ahí, ya que siguió escoltando convoyes por el Mar Mediterráneo hasta la Isla de Malta o en dirección a Rusia y América hasta la finalización de la Segunda Guerra Mundial en 1945. También el HMS Kenya participó en la Guerra de Corea de 1950 a 1953 contra Corea del Norte bombardeando la Isla de Choda en donde desembarcó 200 infantes de marina y derribó con sus baterías antiaéreas un avión comunista que se estrelló sobre el Mar del Japón.

Durante la Guerra Fría, el HMS Kenya realizó patrullas por distintos puertos del mundo como Gibraltar, Malta, Hong Kong o Singapur hasta que fue enviado a la reserva en 1958. Cuatro años más tarde, el 29 de Octubre de 1962, fue desguazado en la ciudad escocesa de Falsane. Con sus restos se fue el único buque que había combatido intensamente en la Segunda Guerra Mundial pintado de color rosa.

 

Bibliografía:

-Jesús Hernández, La guerra también puede ser Color de Rosa, WW2GP Magazine Nº8 (2015), p.11-12
https://en.wikipedia.org/wiki/HMS_Kenya_(14)