Dunkerque

Nombre: Dunkerque
Nacionalidad: Francia
Constructora: Arsenal de Brest
Tipo: Acorazado
Clase: Dunkerque
Eslora: 215′ 14 metros
Manga: 31′ 10 metros
Peso: 35.500 toneladas
Velocidad: 29 nudos
Blindaje: 330-150 mm
Planta motriz: Cuatro Parsons de 107.507 CV
Tripulación: 1.381
Botadura: 2 de Octubre de 1935
Aviones: Tres hidroaviones
Armamento:
·8 cañones de 330 mm
·16 cañones de 130 mm
·8 cañones AA de 37 mm
·32 ametralladoras de 13’2 mm
Historia:

Originalmente Francia había pensado en reducir el tonelaje de sus acorazados según las cláusulas contraídas en el Tratado Naval de Washington de 1922. Como tal cosa no fue posible debido a que tanto Alemania como Italia incrementaron el poder de sus arsenales marítimos, la Marina Francesa puso en marcha la construcción de la “Clase Dunkerque”, sin saber que su futuro enemigo sería el Imperio Británico cuando en 1940 los ingleses atacaron a su principal buque de este tipo en la Rada de Mers-el-Kebir.

La superestructura del Dunkerque era de lo más llamativa porque poseía una proa fina y larga para cortar el agua, su casco era de cubierta corrida y poseía barbetas alargadas sobre unas medidas de 215 metros de eslora, 31 metros de manga y 9 metros de calado, cuya protección recaía en 330 milímetros sobre las torres, 225 milímetros sobre la cintura, 210 milímetros sobre los mamparos transversales y un relleno de espuma de ebonita en los compartimentos para evitar inundaciones (aunque esto último tenía ciertas desventajas porque generaba corrosión y complicaba la extinción de posibles incendios). A todas estas características, había que añadir unos torreones con sus respectivas direcciones de tiro, telémetros de excelente campo visual y un puente de mando acristalado, así como una catapulta con tres hidroaviones Loire 130 en la superficie y una planta motriz de cuatro turbinas con reductora que se dividía en seis calderas Indret y cuatro hélices para mover el conjunto de 35.500 toneladas a 29 nudos (en condiciones óptimas a 31 nudos). Respecto a su armamento principal, situado exclusivamente a proa, se componía de dos torretas cuádruples con ocho cañones (cuatro en cada batería) de 330 milímetros, dieciséis piezas dobles de 130 milímetros, ocho antiaéreos de 37 milímetros y 32 ametralladoras modelo DCA 1929 de 13’2 milímetros.

Acorazado francés Dunkerque.

El 24 de Diciembre de 1932 comenzó la construcción del Dunkerque, siendo botado en Brest el 2 de Octubre de 1935 y dado de alta el 1 de Mayo de 1937. Curiosamente su primera misión fue participar en un desfile durante la coronación del Rey Jorge VI de Inglaterra navegando ante el monarca frente a Spithead, antes de pasar a la 1ª División de Acorazados que operaba en el Océano Atlántico. Encuadrado en esta formación, el Dunkerque llevó a cabo maniobras tanto en Francia como en las colonias de ultramar del Imperio Francés, hasta que el 1 de Septiembre de 1938 fue designado como buque insignia de la Flota del Atlántico.

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, el acorazado Dunkerque junto a su gemelo Strasbourg y los más viejos Bretagne y Provence, fueron encuadrados en la Fuerza “Raid” (Force de Raid) del vicealmirante Marcel Bruno-Gensoul que patrulló las aguas entre el sur de Gran Bretaña y el Golfo de Guinea, llevando a cabo también algunas tareas de escolta como la protección al transatlántico galo Landre que venía desde las Islas Azores o la vigilancia de un convoy en dirección a Jamaica. No mucho tiempo después participó en la búsqueda infructuosa sobre Islandia de los acorazados alemanes Scharnhorst y Gneisenau que recientemente habían hundido al corsario británico HMS Rawalpindi, además de realizar una misión de transporte albergando en su interior las reservas de oro del Banco de Francia hacia el puerto de Halifax en Canadá. Al año siguiente, en 1940, el Dunkerque fue enviado al Mar Mediterráneo para custodiar las aguas del Estrecho de Gibraltar y el sur de la neutral España (cerca de Cartagena estuvo a punto de atacar por error a unos mercantes galos que confundió con alemanes), antes de repostar en el puerto de Mers-el-Kebir en Argelia cuando Francia fue invadida por Alemania y tuvo que mantenerse a la espera de firmar el Armisticio.

La proclamación de la Francia de Vichy como “estado títere” de las potencias del Eje, convirtió a la Marina Francesa en enemiga de la Marina Real Británica (Royal Navy) que con la Fuerza H, en concreto una escuadra compuesta por el portaaviones HMS Ark Royal y los tres acorazados HMS Hood, HMS Resolution y HMS Valiant, se presentó en el puerto de Mers-el-Kebir, siendo recibido el capitán inglés Cedric Holland a bordo del acorazado Dunkerque para escuchar un ultimátum acerca de entregar todos sus buques o ser destruidos. Como los franceses se negaron, a las 17:55 horas los acorazados británicos dispararon varias salvas de artillería contra el Dunkerque, impactando con cuatro proyectiles de 381 milímetros que le causaron los siguientes daños: el primero cortó los cables de los servomotores del timón de popa, el segundo anuló una batería de 330 milímetros, el tercero destrozó una sala de calderas y el cuarto averió la sala de máquinas de proa. Incapaz de hacer frente a sus oponentes, el acorazado galo embarrancó en una playa donde pasó desapercibido hasta que concluyó la batalla. Desgraciadamente dos semanas más tarde, a las 6:15 horas del 12 de Julio, el barco encallado recibió un nuevo ataque de doce torpederos Swordfish del portaaviones HMS Ark Royal, los cuales alcanzaron a una pequeña embarcación equipada con catorce cargas de profundidad que detonaron, haciendo que las ondas alcanzaran por escasa distancia a la ya maltrecha nave. El resultado de aquel incidente fue de 210 muertos, un boquete de 12 metros en el casco y la entrada de 20.000 toneladas de agua que finalmente terminaron por hundir al Dunkerque.

A pesar del hundimiento del Dunkerque, la Marina Francesa trabajó durante dos años hasta que lo reflotó en Febrero de 1942, siendo a continuación trasladado al puerto de Toulon en el sur de Francia. Sin embargo la suerte tampoco le sonreiría porque cuando Alemania ocupó la “Zona Libre” de la Francia de Vich y los tanques de la 7ª División Panzer recibieron órdenes de apresar el barco, sus marineros abrieron las válvulas de la nave y el buque volvió a hundirse poco antes del amanecer del 27 de Noviembre de 1942. En esta ocasión los daños serían irreparables porque tras caer los restos del acorazado en manos de los Aliados en el verano de 1944, los expertos pronosticaron que reflotarlo era imposible, por lo que finalmente el Dunkerque fue desguazado en 1955.

 

Bibliografía:

-Manuel González López, Acorazados de la Segunda Guerra Mundial. Un Estudio Técnico 1921-1945, “Clase Dunkerque”, HRM Ediciones (2019), p.139-152
-https://en.wikipedia.org/wiki/French_battleship_Dunkerque