Deutschland – Lützow

Nombre: Deutschland – Lützow
Nacionalidad: Alemania
Constructora: Deutsche Werke
Tipo: Acorazado de bolsillo
Clase: Panzerschiff
Eslora: 187 metros
Manga: 20′ 7 metros
Peso: 15.900 toneladas
Velocidad: 29 nudos
Blindaje: 2 capas de acero 127 mm / cubierta de acero de 76 mm
Planta motriz: Ocho motores diesel MAN de 6.250 hp de 12 cilindros
Tripulación: 950 hombres
Botadura: 5 de Febrero de 1929
Aviones: Dos hidroaviones Heinkel He 60
Armamento:
·6 cañones de 280 mm en torretas triples
·8 cañones de 150 mm en torres simples
·6 cañones AA de 88 mm
·8 ametralladoras AA de 37 mm
·10 ametralladoras AA de 20 mm
·8 tubos lanzatorpedos cuádruples de 533 mm
Historia:

Desarrollo:

El Deutschland, posteriormente Lützow, fue uno de los “acorazados de bolsillo” más emblemáticos de la Kriegsmarine. Famoso por su operatividad en la Guerra Civil Española, demostró ser un buque formidable durante la Segunda Guerra Mundial tanto en la Batalla del Atlántico como en la campaña del Mar Báltico.

Acorzado alemán Lützow.

Con el nombramiento de Erich Raeder como comandante en jefe de la Marina Alemana de la República de Weimar en 1928, el nuevo equipo de ingenieros navales introdujo una novedosa técnica de diseño bautizada como “Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+I)” consistente en producir barcos por debajo de las 10.000 toneladas impuestas por el Tratado de Versalles al término de la Primera Guerra Mundial, aunque por ello sin dejar de renunciar a un potente armamento y considerable velocidad. Así nacieron los “acorazados de bolsillo”, más rápidos y mejor armados que cualquier otro buque, de los que se proyectaron construir el Graf Spee, el Admiral Scheer y el Deutschland.

Oficialmente el primer “acorazado de bolsillo” en poseer Alemania fue el Deutschland que se botó en Febrero de 1929 en los astilleros de Kiel. A pesar de que su peso excedía las 10.000 toneladas previstas debido a que alcanzó las 15.900, la llegada al poder de Adolf Hitler modificó por completo la situación porque se abolieron todas las cláusulas restrictivas del Tratado de Versalles. Fue de este modo como la nueva Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) dispuso de un buque de 187 metros de eslora y 20’7 metros de manga recubierto por una coraza de dos fajas de acero con 127 milímetros de espesor a cada lado y 76 milímetros de grosor en cubierta obtenidas a base de soldadura eléctrica (que ahorró 550 toneladas de remaches), cuya masa movían ocho plantas motrices MAN a 6.336 caballos de vapor de 12 cilindros con un sistema de propulsión motores diésel que le conferían 26 nudos y una autonomía de 20.000 millas náuticas, las cuales podía alcanzar gracias a dos tanques extra con 2.850 toneladas de gasolina. Respecto al armamento del navío, el arsenal consistió en doce cañones de 280 milímetros en cuatro torretas triples (dos a proa y dos a popa), cuatro piezas de artillería de 150 milímetros en montajes simples a babor y estribor, seis baterías antiaéreas de 88 milímetros, ocho ametralladoras antiaéreas de 37 milímetros en tres torres dobles, diez ametralladoras convencionales de 20 milímetros y ocho tubos lanzatorpedos de 533 milímetros sobre dos plataformas cuádruples en popa; además de dos hidroaviones Heinkel He 60 con rampa catapultada. Aproximadamente el precio del Deutschland superó los 4 millones de libras esterlinas británicas, antes de que el mismo Führer inaugurase el buque en el puerto de Schleswig-Holstein el 22 de Mayo de 1933.

Guerra Civil Española:

Inicialmente la trayectoria del acorazado Deutschland comenzó a finales de 1933 con una serie de pruebas de navegación en el norte de Alemania y el Mar Báltico en las que obtuvo muy buena puntuación. Tales fueron las expectativas depositadas en este buque, que el mismo Adolf Hitler lo eligió como transporte para cubrir una ruta de inspección entre Wilhelmshaven y la capital de Oslo en Noruega que realizó 9 de Junio de 1934.

Al estallar la Guerra Civil Española entre la España Nacional y la España Republicana en Julio de 1936, el acorazado Deutschland fue elegido como miembro de la Patrulla Naval del Acuerdo de No Intervención suscrito por Alemania, Gran Bretaña, Italia y Francia en la Sociedad de Naciones. Entre sus misiones durante este período de servicio, estuvo la de patrullar las costas del Mar Cantábrico y rescatar a una serie de refugiados españoles del puerto de San Sebastián.

El Deutschland pasando bajo un puente del Canal de Kiel.

En 1937 el acorazado Deutschland cruzó el Estrecho de Gibraltar y se adentró en el Mar Mediterráneo para dirigirse a las Islas Baleares, en donde ancló frente a la ciudad de Palma de Mallorca. Inesperadamente el 26 de Mayo de 1937, aviones rusos Tupolev SB que sobrevolaban el archipiélago, interceptaron al Deutschland y al crucero pesado nacional Baleares. En cuanto los pilotos tuvieron a ambos buques en el punto de mira sobre la Bahía de Palma, se dirigieron al objetivo y arrojaron sus bombas contra los navíos. Milagrosamente el Deutschland maniobró y esquivó todos los artefactos, aunque el crucero Baleares recibió un impacto con daños leves. A raíz de esta experiencia y sabiendo lo expuesto que el acorazado se encontraba en la Isla de Mallorca frente a la aviación republicana, decidió abandonar la zona junto al destructor Leopard y echar anclas en la vecina Isla de Ibiza.

Crisis de Ibiza:

El 29 de Mayo de 1937 dos aviones soviéticos Tupolev SB procedentes de Liria en Valencia, atravesaron la Isla de Mallorca y descendieron hacia el sur tomando la ruta del Islote de Conejera y el Islote de Esparto. Fue entonces cuando al vislumbrar la Isla de Ibiza desde sus cabinas, avistaron a un gran navío que confundieron con el crucero pesado Canarias. Sin saber que se trataba del acorazado Deutschland, los dos aparatos dieron media vuelta desde Es Vedrà en Cala D`Hort y enfilaron hacia el buque alemán.

Justo en cuanto los aviones soviéticos Tupolev SB fijaron en sus miras sobre el Deutschland a las 19:00 horas de la tarde, la tripulación del buque se hallaba en un estado de vulnerabilidad absoluta. De hecho en aquellos precisos instantes, el acorazado había depositado tres botes en el agua cargados de marineros que pretendían pasar un tiempo libre en la costa; mientras que sobre la cubierta, el personal había iniciado la segunda comida del día acompañado de una banda de música que interpretaba canciones militares.

Acorazado alemán Deustschland en Ibiza, España.

A las 19:12 horas, los dos bombarderos soviéticos Tupolev abrieron sus compuertas y soltaron ocho bombas de 100 kilogramos (cuatro cada uno). El primer artefacto estalló sobre una torreta de 150 milímetros a estribor causando un efecto de metralla que dañó parte del puente, acabando con la torre antiaérea de proa y destruyendo a uno de los hidroaviones Heinkel He 60 que desparramó su gasolina generando un pequeño incendio. La segunda bomba perforó la cubierta e hizo explosión en los comedores donde la tripulación se encontraba cenando, provocando un considerable número de bajas y alcanzando un taller de munición que detonó violentamente. La tercera y la cuarta bomba cayeron al agua levantando dos géiseres que volcaron uno de los botes, aunque por suerte todos los marineros salieron ilesos. Respecto a los otros cuatro artefactos todos explosionaron en el mar sin causar más incidentes. Mientras tanto en el interior del buque, los pasillos se llenaron de humo y fuego mientras la tripulación se arrojaba desde las ventanas hacia el agua. Solamente la intervención del destructor alemán Leopard y embarcaciones civiles españolas de la costa de Ibiza, consiguieron extinguir los incendios y salvar a casi todos los marineros. El recuento tras el ataque dejó un saldo de 92 bajas entre 19 muertos y 73 heridos.

Caída la noche de aquel 29 de Mayo de 1937, el acorazado alemán Admiral Scheer se unió al Deutschland en la Isla de Formentera tras haber dejado 30 tripulantes heridos ingresados en un hospital de Ibiza. Lógicamente Adolf Hitler montó en cólera al saber de la noticia, por lo que ordenó al Deutschland recalar en la Gibraltar a la espera de tomar una decisión. Transcurridas 24 horas del incidente, el 30 de Mayo, las víctimas por el ataque ascendieron a 31 fallecidos mientras los soldados británicos oficiaban un funeral a los caídos y todos los buques presentes en la colonia, tanto alemanes como extranjeros, izaban sus banderas a media asta. Al día siguiente, el 31 de Mayo, el Deutschland zarpó de Gibraltar rumbo a Alemania; casi al mismo tiempo en que como represalia por lo ocurrido el acorazado Admiral Scheer bombardeaba la costa de Almería provocando la muerte de 19 personas y sepultando 35 viviendas.

Segunda Guerra Mundial:

Jornadas antes del inicio la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939, el acorazado Deutschland zarpó de Alemania y se internó en el Océano Atlántico con destino a las costas de Groenlandia. Una vez desatadas las hostilidades contra el Reino Unido, el Deutschland hundió dos mercantes británicos tras dispararles con sus cañones y apresó un tercero al norte de las Islas Azores al que capturó todo su cargamento. A la vuelta de su exitosa cacería, el Deutschland fue rebautizado con el nombre de Lützow, por miedo de Hitler al impacto psicológico y propagandístico que supondría perder un buque bautizado con el nombre de “Alemania”.

Dos marineros alemanes observan desde la cubierta de un barco a los acorazados Lützow y Admiral Scheer en algún fondeadero de un fiordo de Noruega.

Al comenzar la campaña de Noruega en Abril de 1940, el Lützow al mando del capitán August Thiele escoltó a la flota de invasión de la Kriegsmarine al puerto de Oslo. Durante la maniobra de aproximación, el acorazado recibió el impacto de tres proyectiles de las baterías de 305 milímetros del Ejército Noruego que le provocaron 19 muertos, aunque el buque respondió eficazmente con sus torretas de 280 milímetros que destruyeron todos los emplazamientos de la artillería noruega. Silenciadas las defensas, el Lützow depositó a todas sus barcazas en el agua y escoltó a los soldados alemanes que viajaban a bordo hasta que desembarcaron en la costa y tomaron la capital. Una vez completada la misión el 10 de Abril, el Lützow se retiró de Noruega para ser localizado a mitad del trayecto por el submarino británico HMS Spearfish, el cual le acertó con un torpedo que le rompió dos de sus hélices en el servomotor y le hundió parcialmente un compartimento de popa en el que entraron 1.300 toneladas de agua tras un saldo de 15 muertos, aunque afortunadamente pudo seguir navegando y refugiarse en Kiel para llevar a cabo reparaciones.

Nuevamente en Marzo de 1941 el acorazado Lützow volvió a entrar en servicio en la Batalla del Atlántico, donde un grupo de aviones torpederos le dañaron dejándole sin luz eléctrica, por lo que otra vez tuvo que retirarse para ser reparado. Al año siguiente, en 1942, fue llevado al Fiordo de Narvik para sufrir arreglos en el casco después de quedar encallado temporalmente en las costas de Noruega persiguiendo al Convoy PQ-17; mientras que en 1943, fracasó en su cometido de interceptar al Convoy JW-51B cerca de Finlandia que llevaba abastecimientos a la Unión Soviética siguiendo la ruta del Océano Glacial Ártico hacia el puerto de Múrmansk. A pesar de que durante esta campaña resultaría averiado en los motores diésel y tendrían que ser sus fallos subsanados en el astillero de Gotenhaffen en Septiembre de 1943, posteriormente sería destinado al Mar Báltico (aunque por falta de combustible permanecería inmovilizado durante 1944 en el puerto de Swinemünde de la Isla de Usedum).

Hundimiento del Lützow:

Gran Bretaña que consideraba al Lützow un enemigo de gran riesgo, localizó a la nave el 13 de Abril de 1945 gracias a las informaciones prestadas por sus servicios de inteligencia. Inmediatamente al saberse acerca de su ubicación, el 617º Escuadrón de Bombarderos “Dam Busters” de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) envió a veinte bombarderos Lancaster equipados cada uno con doce bombas de 1.000 libras que no pudieron cumplir su misión debido a una fina capa de niebla hizo invisible el blanco. Dos días más tarde, el 15 de Abril, los mismos aparatos Lancaster volvieron a sobrevolar el Lützow (diecisiete de estos armados con bombas “Tallboy” de 12.000 libras con efecto terremoto y los otros tres con artefactos de 10.000 libras), aunque nuevamente volvieron a tener un cúmulo de nubes sobre el objetivo y hubieron de regresar a Inglaterra con las manos vacías.

Vista lateral del acorazado Deutschland.

El 16 de Abril de 1945 los meteorólogos de la RAF pronosticaron que el tiempo estaría despejado sobre el Lützow, por lo que rápidamente el 617º Escuadrón de Bombarderos “Dam Busters” puso en el aire a sus veinte Lancaster (catorce equipados con “Tallboy” y seis con bombas de 1.000 libras) y una escolta de cazas P-51 Mustang. En cuanto esta formación británica alcanzó el objetivo, el Lützow se defendió con todas sus piezas de artillería antiaéreas con las que derribó a uno de los bombarderos Lancaster. Sin embargo el resto de aparatos que volaban a 18.000 pies de altura consiguieron abrir sus compuertas y arrojar la carga de bombas. Solamente 37 segundos después del lanzamiento, la primera bomba perforó la cubierta y otras tres explosionaron entre la popa y el muelle, haciendo que el navío se levantara del agua y el casco se partiese en dos. Acto seguido el acorazado se sumergió poco a poco hasta que la quilla se depositó en el fondo de la dársena, sobresaliendo desde la superficie sus partes más altas como la torre de mando y los mástiles. Hasta ese momento el hundimiento del Lützow había dejado 40 bajas entre 20 marineros muertos y otros 20 heridos.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, los ingenieros de la Flota Roja Soviética lograron reflotar el pecio del Lützow en Swinemunde y remolcarlo hacia Leningrado con la intención de convertirlo en un blanco de pruebas nucleares. Lamentablemente durante el trayecto en Septiembre de 1947, acabó por hundirse como consecuencia de una tempestad que azotó el Mar Báltico. Con este acorazado se fue uno de los mayores ingenios de la Kriegsmarine y un barco con una excelente hoja de servicios.

 

Bibliografía:

-José María Prats Marí, El bombardeo del acorazado Deutschland, Ibiza, 29 de Mayo de 1937, Revista Serga Nº43 (2006), p.46-64
-Roberto Muñoz Bolaños, Gotterdämerung. El fin de la Kriegsmarine: destrucción de las grandes unidades alemanas, Revista Serga Nº57 (2009), p.13-17
-Alejandro Vilchés Alarcón, Operación Hannibal. El Canto del Cisne de la Kriegsmarine, “Crucero Lützow (ex Deutschland)”, HRM Ediciones (2017), p.40-41