Admiral Scheer

Nombre: Admiral Scheer
Nacionalidad: Alemania
Constructora: Astilleros Kriegsmarinewerft de Wilhelmshaven
Tipo: Acorazado de bolsillo
Clase: Deutschland
Eslora: 186 metros
Manga: 21′ 34 metros
Peso: 13.660 toneladas
Velocidad: 28′ 3 nudos
Blindaje: 140 mm – 45 mm
Planta motriz: Ocho motores MAN
Tripulación: 1.070 hombres
Botadura: 1 de Abril de 1933
Aviones: Dos hidroaviones Arado Ar 196
Armamento:
·6 cañones de 260 mm en torretas triples
·8 cañones de 150 mm
·8 tubos lanzatorpedos de 533 milímetros
Historia:

Los acorazados de bolsillo fueron la gran apuesta de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) durante la Segunda Guerra Mundial. Entre los varios construidos por el Tercer Reich, el que más destacó fue el Admiral Scheer por convertirse en un auténtico “cazador” de buques enemigos.

Fabricado por los Astilleros Kriegsmarinewerft de Wilhelmshaven, el Admiral Scheer fue botado el 1 de Abril de 1933. Se trató de un acorazado con 186 metros de eslora, 21’34 metros de manga y 7’25 metros de calado protegido por un blindaje de 45 milímetros en cubierta, 80 milímetros en el cinturón y 140 milímetros en las torretas, capaz de mover a 28 nudos un total de 13.660 toneladas y 1.070 tripulantes entre 30 oficiales y 1.040 marineros gracias a sus ocho motores MAN con dos propulsores. Respecto a su arsenal ofensivo, el Admiral Scheer se equipó con seis cañones de 260 milímetros en dos torretas triples, ocho piezas de artillería medias de 150 milímetros y ocho tubos lanzatorpedos de 533 milímetros que lo convirtieron en un adversario temible.

Acorazado Admiral Scheer en Gibraltar durante la Guerra Civil Española.

Cuando estalló la Guerra Civil Española entre la España Nacional y la España Republicana en Julio de 1936, el Admiral Scheer fue enviado al Mar Mediterráneo como uno de los buques del Comité de No Intervención suscrito por Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia y la Unión Soviética, aunque realmente las tres últimas nunca lo cumplieron, como por ejemplo hizo el mismo acorazado alemán dejando navegar a los cargueros italianos y en cambio abordando a los soviéticos. De hecho como represalia por un ataque aéreo republicano sobre el acorazado Deutschland en Ibiza, el 31 de Mayo de 1937, aniversario de la Batalla de Jutlandia durante la Primera Guerra Mundial en 1916, el Admiral Scheer ondeó la bandera del extinto Imperio Alemán y bombardeó la ciudad de Almería matando a 19 civiles españoles, hiriendo a otros 55 y destruyendo 35 edificios. A partir de entonces el acorazado continuaría ejerciendo su amenaza sobre las costas de España hasta que en Junio de 1938, cuando el bando sublevado se perfilaba como el claro vencedor de la contienda, regresó a Alemania.

Al iniciarse la Segunda Guerra Mundial, el 4 de Septiembre de 1939 aviones Blenheim de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) arrojaron sin éxito varias bombas contra el Admiral Scheer en el puerto de Wilhelmshaven porque la única que impactó no explosionó y encima el crucero derribó con sus piezas de artillería antiaérea uno de los aparatos ingleses. Una vez el Admiral Shceer salió ileso de la incursión, los ingenieros alemanes decidieron mejorar las prestaciones del buque añadiéndole entre 1939 y 1940 una nueva proa capaz de soportar el oleaje de alta mar e instalándole un moderno radar para detectar embarcaciones enemigas, justo antes de que el 31 de Octubre el navío zarpase hacia el Océano Atlántico.

Acorazado alemán Admiral Scheer.

El 5 de Noviembre de 1940 el acorazado Admiral Scheer interceptó cerca de Escocia al Convoy HX-84 compuesto por 37 cargueros que no dudó en atacar primeramente hundiendo a cañonazos a su única escolta, el crucero británico HMS Jervis Bay que se sumergió con 189 muertos a bordo, e inmediatamente dedicarse a echar a pique a los cinco mercantes desprotegidos SS Beaverford, SS Fresno City, SS Kenbane Head, SS Maidan y SS Trewellard. A continuación el Admiral Scheer hundió a los cargueros SS Duquesa y SS Stordstadt en medio del Océano Atlántico, además de capturar tres buques de amplio tonelaje, incluyendo al petrolero noruego Sandefjord. Acto seguido bordeó África y accedió al Océano Índico, en donde consiguió hundir alrededor de las Islas Seychelles al petrolero SS British Advocate con 6.994 toneladas de gasolina, al mercante griego Grigorios, al holandés Rantaupandjang y a otros tres británicos. Completada esta misión y después de evadirse de infinidad de navíos movilizados que incluyeron portaaviones, acorazados, cruceros, destructores y corsarios; el Admiral Scheer dio la vuelta a medio mundo y regresó a Alemania a finales de 1941 tras un increíble historial de 15 buques enemigos eliminados entre los que se contabilizaron el crucero HMS Jervis Bay hundido, dos petroleros (uno hundido y otro capturado) y trece mercantes (once hundidos y dos capturados) con un total de 113.223 toneladas brutas.

A comienzos de 1942 el Admiral Scheer fue trasladado a Noruega para tomar partido en los ataques a convoyes que navegaban sobre el Océano Glacial Ártico para abastecer a la Unión Soviética. Entre sus acciones más destacadas estuvo la larga travesía sobre el Ártico a través del Paso del Noreste durante la cual bordeó la Isla de Nueva Zemla para hundir en el Mar de Kara al rompehielos soviético Sibiryakov y posteriormente bombardear el puerto de Dikson en Siberia, dañando las instalaciones marítimas y a los cargueros rusos Dezhnev y Revolutisioner.

De regreso a Alemania a finales de 1942, el Admiral Scheer fue levemente dañado por la aviación británica hasta que une vez reparado en 1943, fue destinado al Mar Báltico como buque de entrenamiento. Sería en este escenario cuando al mando del capitán Richard Rothe-Roth en 1944, el acorazado bombardeó las posiciones del Ejército Rojo en Estonia para evacuar con éxito a los 4.694 soldados alemanes que habían quedado atrapados en la Isla de Ösel. También a partir de 1945, el Admiral Scheer tomaría parte en la “Operación Hannibal” con la que la Kriegsmarine pretendía sacar con vida a los 2 millones de refugiados alemanes de Prusia Oriental, como por ejemplo demostró el acorazado el 20 de Febrero en el área de Wollin tras causar estragos a las tropas soviéticas mediante sus baterías de grandes calibres, o incluso aceptando a bordo a 1.000 evacuados entre 200 soldados heridos y 800 civiles que transportó hacia la seguridad de Swinemünde.

Hundimiento del Admiral Scheer en Kiel.

La noche del 9 de Abril de 1945, un total de 300 bombarderos Lancaster de la aviación británica arrojaron bombas sobre el puerto de Kiel que alcanzaron con cinco impactos al Admiral Scheer, el cual inmediatamente volcó y se hundió tras provocar la muerte de 32 marineros. Con la pérdida de este buque desapareció el acorazado que más daños generó a los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial con un historial de de 16 navíos hundidos (1 crucero, 2 petroleros, 13 mercante y 1 rompehielos).

 

Bibliografía:

-Alejandro Vilchés Alarcón, Operación Hannibal. El Canto del Cisne de la Kriegsmarine, “Crucero Admiral Scheer”, HRM Ediciones (2017), p.42-43
-https://es.wikipedia.org/wiki/Admiral_Scheer