USS Washington

Nombre: USS Washington
Nacionalidad: Estados Unidos
Constructora: Astilleros de Filadelfia
Tipo: Acorazado
Clase: North Carolina
Eslora: 222′ 13 metros
Manga: 33 ’24 metros
Peso: 37.486 toneladas
Velocidad: 28 nudos
Blindaje: 406 mm – 37 mm
Planta motriz: Cuatro turbinas General Electrics con ocho calderas a 121.000 CV
Tripulación: 1.880 hombres
Botadura: 1 de Junio de 1939
Aviones: Tres hidroaviones
Armamento:
·9 cañones de 406 mm
·20 cañones de 127 mm
·16 cañones AA de 28 mm
·12 ametralladoras de 12’7 mm
Historia:

El Washington fue uno de los acorazados más famosos de la Flota Estadounidense (US Navy) durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque a lo largo de la Guerra del Pacífico protagonizó infinidad de acciones ejerciendo de escolta a diversas fuerzas de invasión o proporcionando fuego de cobertura en algunas de las más populares operaciones anfibias, si por algo sería recordado el buque fue por hundir en plena noche al acorazado japonés Kirishima durante la Batalla de Guadalcanal.

El USS Washington fue ordenado como un acorazado de “Clase North Carolina” el 14 de Junio de 1938 y botado en los Astilleros de Filadelfia el 1 de Junio de 1939. Se trataba de una nave de casco no muy estilizado, proa bastante lanzada y poco francobordo (que solía hundir su punta en el oleaje) con unas dimensiones de 222 metros de eslora, 33 metros de manga y 10 metros de calado, así como una coraza protegida por acero cementado de 406 milímetros en las torres, 343 milímetros en las máquinas, 373 milímetros en las barbetas, 305 milímetros en la cintura inclinada de 15º grados, 282 milímetros en los mamparos transversales, de 106 a 91 milímetros en la cubierta, 73 milímetros en los pañoles, 37 milímetros de planchas antiesquirlas en las zonas más débiles y una placa múltiple para contrarrestar torpedos bajo la línea de flotación. La movilidad de este conjunto de 37.486 toneladas de peso y 1.880 tripulantes se efectuaba a 28 nudos mediante cuatro turbinas de engranajes doble reductoras del tipo General Electrics y ocho calderas de alta presión del modelo Babcock & Wilcox que alimentaban cuatro hélices movidas por dos timones, cortando el agua durante el desplazamiento de la sección delantera una novedosa quilla de aleta. En el caso de la gobernabilidad del buque, el torreón principal situado junto al mástil y las dos chimeneas con sombrerete, albergaba entre su plataforma intermedia los diferentes puentes de mando, los directores de tiro triangulares, los radares auxiliares, las antenas radiónicas de látigo, los sistemas tierra-aire y los telémetros de entre 8 y 14 metros de altura. Finalmente y respecto al armamento, el arsenal ofensivo consistía en nueve piezas de 406 milímetros repartidas en tres torres triples (dos a proa y una a popa que disparaban proyectiles perforantes de 861’8 a 1.224’7 kilogramos), dos cañones de 127 milímetros distribuidos en diez montajes dobles (cinco a babor y estribor respectivamente), dieciséis antiaéreos de 28 milímetros, doce ametralladoras de 12’7 milímetros y dos catapultas con grúa y hangar para tres hidroaviones de reconocimiento Kingfisher.

Acorazado estadounidense USS Washington.

Oficialmente la primera misión del USS Washington fue en el Océano Atlántico, escoltando a inicios de 1942 a los cargueros que viajaban hacia el Reino Unido, así como al “Convoy PQ-17” que durante su travesía al puerto de Múrmansk en la Unión Soviética fue destruido por la Fuerza Aérea Alemana (Lufwaffe) basada en Escandinavia. Concluido su período en Europa después de haberse resguardado en la Base de Scapa Flow sobre las Islas Orcadas, en verano cruzó el Canal de Panamá como buque insignia del almirante Willias Augustus Lee y se internó en el Océano Pacífico, dirigiéndose a la Isla de Tonga con vistas a operar en torno a las Islas Salomón que había ocupado Japón y de paso tomar partido en la campaña de Guadalcanal.

Durante la Segunda Batalla Naval de Guadalcanal la noche del 14 al 15 de Noviembre de 1942, el USS Washington se cubriría de gloria cuando una escuadra japonesa al mando del almirante Nobutake Kondo se infiltró en la Laguna de Guadalcanal para atacar por sorpresa a la Fuerza Operativa Nº17 (Task Force 17). A pesar de que al inicio de la lucha las consecuencias fueron desastrosas para los norteamericanos que perdieron dos destructores y fue dejado fuera de combate el moderno acorazado USS South Dakota, el USS Washington que había pasado desapercibido a los intrusos por hallarse más retrasado del resto a 7.700 metros de distancia en la oscuridad, en seguida orientó sus cañones al acorazado japonés Kirishima y lo roció con un total de 75 proyectiles, de los cuales le encajó nueve perforantes de 406 milímetros y catorce explosivos de 127 milímetros entre la 1:00 y 1:07 de la madrugada. Incapaz de seguir a flote por el castigo infligido a manos del USS Washington, el Kirishima finalmente se hundió envuelto en llamas, perdiendo la vida 212 marineros.

A inicios de 1943, el acorazado USS Washington continuó operando en las Islas Salomón efectuando viajes de patrulla desde su base de Numea en Nueva Caledonia. Aquel mismo año, escoltó a la fuerza de invasión que desembarcó en las Islas Gilbert durante la Batalla de Tarawa, además de protagonizar un cañoneo naval contra las posiciones del Ejército Imperial Japonés en la Isla de Nauru. Lamentablemente el 1 de Febrero de 1944, tuvo un accidente al colisionar con el acorazado estadounidense USS Indiana que le provocó tres marineros muertos en el choque, por lo que tuvo que regresar a Estados Unidos y ser reparado en los Astilleros Puget Sound de Seattle.

Vista lateral del acorazado USS Washington.

La vuelta al Océano Pacífico del acorazado USS Washington se materializó en Junio de 1944 durante la invasión de las Islas Marianas, donde primero bombardeó la Isla de Saipán y luego escoltó en formación circular junto a su gemelo USS North Carolina a la flota de portaaviones que combatió en la Batalla del Mar de Filipinas. A continuación el buque abrió fuego con sus piezas contra las posiciones enemigas en la Batalla de Peleliu y la Batalla de Angaur, sin obviar con que cañoneó la Isla de Formosa y la Isla de Luzón en Filipinas, ejerció de apoyo a la escuadra norteamericana durante la Batalla del Golfo de Leyte y desde 1945 sepultó fortificaciones enemigas tanto en la Batalla de Iwo Jima como en la Batalla de Okinawa.

Después de la campaña de las Islas Ryûkyû al sur de Japón, el USS Washington se retiró a Estados Unidos en Junio de 1945 para instalar un nuevo equipo de baterías antiaéreas consistentes en 140 piezas, más exactamente sesenta de 40 milímetros y ochenta de 20 milímetros. Sin embargo no tuvo tiempo de volver a intervenir en el Frente del Pacífico cuando se materializó el final de la Segunda Guerra Mundial el 2 de Septiembre, aunque sí en los primeros compases de la posguerra, como el traslado de varios miles de refugiados judíos de Yemen hacia Palestina durante la llamada “Operación Alfombra Mágica”. A partir de entonces fue enviado a la reserva el 27 de Junio de 1947, dado de baja más de una década después el 1 de Junio de 1960 y finalmente desguazado a lo largo de 1961.

 

Bibliografía:

-Manuel González López, Acorazados de la Segunda Guerra Mundial. Un Estudio Técnico 1921-1945, “Clase North Carolina”, HRM Ediciones (2019), p.229-307
-https://en.wikipedia.org/wiki/USS_Washington_(BB-56)