Marat

Nombre: Petropavlovsk – Marat
Nacionalidad: Unión Soviética
Constructora: Baltic Works
Tipo: Acorazado
Clase: Gangut
Eslora: 184′ 9 metros
Manga: 26′ 9 metros
Peso: 26.692 toneladas
Velocidad: 23 nudos
Blindaje: 229 mm – 76′ 2 mm
Planta motriz: Cuatro motores Parsons a 60.600 CV
Tripulación: 1.126 hombres
Botadura: 22 de Septiembre de 1911
Aviones: Un hidroavión Heinkel He 55
Armamento:
·12 cañones de 305 mm en torretas triples
·10 cañones de 150 mm
·6 cañones de 76’2 mm
·14 cañones AA de 37 mm
·10 ametralladoras AA de 12′ 7 mm
·89 ametralladoras de 7’62 mm
Historia:

El acorazado Marat fue uno de los buques más emblemáticos del Imperio Ruso y posteriormente de la Unión Soviética. A pesar de que su construcción estuvo motivada para equilibrar un eventual enfrentamiento naval sobre el Mar Báltico, el buque tuvo escasa participación en la Primera Guerra Mundial y durante la Segunda Guerra Mundial sería hundido por el mayor “as” de la aviación de la Historia, el oficial Hans Urich Rudel.

Botado el 22 de Septiembre de 1911 en San Petesburgo y entregado a la Marina Imperial Rusa en Diciembre de 1914, ya en plena la Primera Guerra Mundial, el acorazado Petropavlovsk (y posteriormente Marat) se caracterizó por ser un gran buque de 184 metros de eslora, 27 metros de manga y 9’5 metros de calado con un blindaje de 229 milímetros en la cintura, 208 milímetros en las torretas y 76 milímetros en cubierta que le otorgaban un peso 26.692 toneladas movido a 23 nudos por cuatro turbinas Parsons de cuatro hélices y 25 calderas Yarrow a 60.600 caballos de vapor que expulsaban los gases a través de dos grandes chimeneas. Tripulaba al navío un complemento de 1.126 oficiales y marineros; siendo su armamento un lote de doce cañones de 305 milímetros en cuatro torretas triples (dos a proa y dos a popa), diez cañones de 150 milímetros (cinco a cada costado), seis cañones de 76’2 milímetros, catorce baterías antiaéreas de 37 milímetros, diez ametralladoras antiaéreas de 12’7 milímetros y 89 automáticas convencionales de 7’32 milímetros.

Acorazado soviético Marat (ex-Petropavlovsk).

La intervención del acorazado Petropavlovsk durante la Gran Guerra fue escasa después de su entrada en servicio el 5 de Enero de 1915. Básicamente sus misiones consistieron en actividades de minado al norte del Báltico y en proteger al Ducado de Finlandia de una eventual invasión por parte de Alemania. También cuando se produjo la Revolución de Febrero de 1917, toda la tripulación del buque apoyó a las nuevas autoridades de la República Rusa y contribuyó a la caída de la mayor parte de la oficialidad zarista entre la marinería.

Al estallar la Revolución Bolchevique de Octubre de 1917, el Petropavlovsk fue uno de los pocos acorazados que ofreció su lealtad a la Rusia Soviética encabezada por Vladimir Lenin. Amarrada la nave en el puerto de Heilsinki, 1918 tuvo que navegar hacia Petrogrado en una peligrosa trayectoria conocida como la “Marcha del Hielo”, ante el riesgo que tal cosa suponía con el dominio total del Mar Báltico de la Marina Imperial Alemana (Kaiserlischemarine). Una vez finalizada la Gran Guerra, la Marina Real Británica (Royal Navy) intervino en el Mar Báltico a favor de la Rusia Blanca y Estonia dentro del contexto de la Guerra Civil Rusa, lo que generó en 1919 algunos intercambios de disparos con el acorazado Petropavlovsk, el cual consiguió dañar con dos impactos al destructor inglés HMS Walker. También aquel año el buque soviético destrozó la Fortaleza de Krasnaya Gorka que defendían tropas blancas y británicas, aunque poco después recibió un torpedo por parte de la lancha torpedera inglesa HMS CMB-88 que lo dejó fuera de combate. De hecho mientras se llevaban a cabo reparaciones en la Base Naval de Kronstadt, se produjo la “Rebelión de Kronstad” contra las autoridades bolcheviques que protagonizaron los marineros de las instalaciones, incluyendo los tripulantes del Petropavlovsk, la cual fue finalmente sofocada con sangre y ejecuciones a manos de los soldados del Ejército Rojo.

Durante la “Era de Entreguerras” el acorazado Petropavlovsk, rebautizado como Marat, fue objeto de una serie de mejoras para asemejarse a la nueva clase de buques que estaban botando los principales competidores navales de la Unión Soviética como eran en aquellos momentos Reino Unido, Francia y Japón. Fue así como entre 1928 y 1931 los Astilleros de Baltic Works suprimieron las calderas de carbón para añadir depósitos de combustible, se le añadieron direcciones de tiro a la artillería mucho más precisos y se le acopló una catapulta que lanzaba un hidroavión Heinkel He 55 comprado a Alemania. También durante esta fase en tiempos de paz, el Marat tuvo el honor de ser el buque insignia que representó a la URSS en Gran Bretaña durante la Conmemoración de la Coronación del Rey Jorge VI en 1937.

Hundimiento del acorazado Marat en la Base Naval de Kronstadt.

Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial en 1939, al acorazado Marat tomó parte en la Guerra de Invierno contra Finlandia bombardeando el puerto de Saarenpää en las Islas Beryozovye, cuyas instalaciones recibieron serios daños tras haber encajado 133 proyectiles de alto explosivo. Al año siguiente, en Junio de 1940, el navío participó en la ocupación de Estonia proporcionando escolta a las tropas destinadas a invadir la capital de Tallin; mientras que durante la “Operación Barbarroja” de 1941 defendió el Canal de Lenin disparando contra los soldados del XVIII Ejército Alemán.

El 23 de Septiembre de 1941, el acorazado Marat fue localizado en la Base Naval de Kronstadt por un escuadrón de bombarderos en picado Stuka Junkers Ju 87 de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe). Uno de estos aparatos, el pilotado por el oficial Hans Ulrich Rudel (considerado posteriormente mejor “as” de la Historia de Alemania), picó su Stuka contra el navío y soltó una bomba a tan sólo 300 metros de distancia. El artefacto apenas tardó en explosionar sobre el casco central del buque situado entre la torre y la chimenea, lo que hizo partirse al Marat en dos trozos que rápidamente se hundieron en la rada, llevándose consigo la vida de 326 marineros.

La pérdida del Marat a comienzos de la “Operación Barbarroja”, fue un duro golpe para la Flota Roja del Báltico. Afortunadamente los ingenieros consiguieron extraer algunas torretas del acorazado hundido que durante el resto de la contienda operaron como baterías estáticas de costa en el asedio a Leningrado entre 1941 y 1944. Finalizada la Segunda Guerra Mundial, el Marat, nuevamente rebautizado como Petropavlovsk, fue reflotado en 1948 y puesto en servicio como buque de entrenamiento hasta su definitivo desguace el 4 de Septiembre de 1953.

 

Bibliografía:

-Alejandro Vilchés Alarcón, Operación Hannibal. El Canto del Cisne de la Kriegsmarine, “Acorazado Marat (ex Petropavlovsk)”, HRM Ediciones (2017), p.52-53
-Hans Ulrich Rudel, Piloto de Stukas, “La lucha por Leningrado”, Acervo (2003), p.50
-https://en.wikipedia.org/wiki/Russian_battleship_Petropavlovsk_(1911)