Operación Tannenberg: Liquidación de polacos

 

Desde finales del siglo XIX en Alemania habían aflorado infinidad de movimientos etnocentristas, ya fuera a nivel de partidos políticos o asociaciones, que preveían la germanización de ciertas fronteras respecto a sus vecinos y en especial a Polonia. A estas teorías se las había denominado lucha étnico-racial (Volkstumskampf).

Recién terminada la campaña polaca, Hitler modificaría la lucha étnico-racial tradicional consistente en asentamientos alemanes junto a polacos que adquirirían su cultura, por otra nueva basada en el exterminio de las élites de ciertas minorías y la expulsión del resto de poblaciones a nuevas tierras. Era el precedente del espacio vital germánico, el “Lebensraum”.

Bajo el nombre de “Operación Tannenberg”, denominación simbólica al haber derrotado los polacos a la Orden de los Caballeros Teutónicos en el siglo XV y ser el lugar de batalla en el cual Alemania venció a Rusia durante la Primera Guerra Mundial, se efectuaría la eliminación de las élites polacas. Al mando de la operación quedaba el Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, siendo Reinhard Heydrich el segundo de a bordo de los 7 grupos operativos (Einsatzgruppen).

Einsatzgruppen:
Einsatzgruppen I (Comandante Bruno Streckenbach)
Einsatzgruppen II (Comandante Emanuel Schäfer)
Einsatzgruppen III (Comandante Hans Fischer)
Einsatzgruppen IV (Comandante Lothar Beutel)
Einsatzgruppen V (Comandante Ernst Damzog)
Einsatzgruppen VI (Comandante Erich Naumann)
Einsatzgruppen z.B.V (Comandante Udo Von Woyrsch)
Einsatzgruppen 16 (Comandante Rudolf Tröger)

Antes incluso de efectuarse las primeras ejecuciones de las élites polacas como alcaldes o políticos; miembros de las Calaveras de la Muerte (Totenkopf), actuando por cuenta propia y sin recibir órdenes ya mataron a algunos polacos.

Fusilamiento de 56 polacos en la localidad de Bochina durante la “Operación Tannenberg”. Año 1939.

Cuando comenzó realmente la “Operación Tannenberg” en Octubre de 1939, administración tras administración polaca fue depurada, siendo detenidos millares de polacos y enviados a campos de concentración, aunque algunos fusilados de manera directa. En los campos en un principio no se trató tan mal a los presos como esperaban, pero sí hubo una excepción, pues el campo de Soldado en Prusia Oriental fueron asesinados intelectuales, profesores, comerciantes y sacerdotes de la Iglesia Católica sin excepción por orden del mismo Heydrich. Las universidades polacas fueron clausuradas y en los casos de resistencia, como la Universidad de Jagellón en Cracovia, en la cual 183 profesores protestaron, todos fueron deportados al campo de concentración de Sachsenhausen, aunque los ancianos fueron liberados después de tener 13 muertos, siendo los jóvenes trasladados a Dachau.

Otros 15.000 polacos no tuvieron tanta suerte porque fueron asesinados en fusilamientos masivos por los Einsatzgruppe en más de 760 fosas comunes. También 2.000 polacos residentes en Alemania fueron arrestados y ejecutados.

Concluida la “Operación Tannenberg” en 1940, más de 60.000 polacos habían sido aniquilados en toda Polonia.

 

Bibliografía:

Saul Friedländer, El Tercer Reich y los judíos (1939-1945) Los años del Exterminio, Galaxia Gutenberg (2007), p.47-49

Lawrence Rees, Auschwitz, los nazis y la Solución Final, Planeta DeAgostini (2005), p.81
http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Tannenberg