Masacre de Málmedy

La Masacre de Málmedy fue uno de los mayores crímenes cometidos contra el Ejército Estadounidense sobre Europa en la Segunda Guerra Mundial. Perpetrado por las Waffen-SS hacia prisioneros norteamericanos indefensos que se acababan de rendir, constituyó uno de los episodios más oscuros de los muchos que ocurrieron durante la Batalla de las Ardenas.

El 16 de Diciembre de 1944 dio comienzo la Batalla de las Ardenas cuando el Ejército Alemán (Wehrmacht) y las Waffen-SS desencadenaron una gran ofensiva sobre el Frente Occidental de Bélgica y Luxemburgo. A la cabeza de una de las vanguardias de ataque iba el “Grupo Peiper” o “Kampfgruppe “Peiper” que lideraba el oficial Joachim Peiper, una de las unidades acorazadas más veteranas del Frente Oriental y adscrita al cuerpo de élite de la 1ª División SS Panzer “Adolf Hitler” del general Sepp Dietrich.

Transcurridas 24 horas del inicio de la Batalla de las Ardenas, al mediodía del 17 de Diciembre de 1944, el “Kampfgruppe Peiper” se encontró cerca del cruce de caminos hacia Baugnez con un convoy de 30 camiones norteamericanos que pertenecían a la Batería B del 285º Batallón de Observación de Artillería. Inmediatamente y sin dudar un instante, el oficial Joachim Peiper ordenó atacar a los artilleros estadounidenses que en aquellos instantes se dirigían a reforzar la guarnición de la ciudad de Saint Vith, siendo estos últimos fácilmente vencidos tras ser volado el primer vehículo de un fogonazo y obligados los restantes camiones a rendirse.

Aproximadamente un total de 120 soldados norteamericanos fueron hechos prisioneros por las Waffen-SS en Baugnez. Mientras tanto, el “Kampfgruppe Peiper” que no tenía tiempo para ocuparse de los cautivos, reanudó la marcha hacia Ligneuville para proseguir con la batalla. Fue entonces cuando los norteamericanos fueron transferidos a un pequeño destacamentos de SS armados que los escoltaron a las afueras del pueblo de Málmedy.

Cadáveres de soldados norteamericanos encontrados por sus compañeros tras ser asesinados por las Waffen-SS en la Masacre de Málmedy.

Cadáveres de soldados norteamericanos encontrados por sus compañeros tras ser asesinados por las Waffen-SS en la Masacre de Málmedy.

Inexplicablemente la tarde del 17 de Diciembre de 1944, los 120 prisioneros estadounidenses que acababa de capturar el “kampfgruppe Peiper”, fueron alineados en un campo nevado situado entre Málmedy y el Bosque de las Ardenas. Acto seguido los soldados de las Waffen-SS y sus dotaciones de ametralladora, abrieron fuego contra los cautivos que a balazos fueron cayendo uno a uno o chocando entre ellos en un vano intento por esquivar los tiros. Asesinados un tercio de los presentes, algunos norteamericanos consiguieron huir entre la confusión y esconderse dentro de un bar-café en el pueblo de Málmedy. Desgraciadamente las tropas de las Waffen-SS encontraron a los fugados y prendieron fuego al local hasta que forzaron a los evadidos a salir para a continuación ser rematados a disparos.

Un total de 84 soldados norteamericanos fueron asesinados en la Masacre de Málmedy. Alrededor de 43 consiguieron escapar haciéndose los fallecidos u ocultándose en los bosques.

Sorprendentemente la Masacre de Málmedy no fue el único crimen cometido por las Waffen-SS durante la Batalla de las Ardenas. Por ejemplo en el Hotel de Ligneuville otros 8 soldados estadounidenses que se rindieron fueron ejecutados; mientras que en el Caserío de Wereth un grupo de 11 artilleros afroamericanos negros del 333th Batallón de Artillería que acababan de ser capturados también resultaron asesinados a tiros de pistola y culatazos de fusil. Con estos últimos episodios el número de norteamericanos matados en cautividad en las Ardenas alcanzó la cifra de 103.

Estados Unidos se tomó como un asunto personal lo ocurrido en la Masacre de Málmedy cuando el general Dwith Eisenohower prometió que se arrestaría a los culpables y se los procesaría por la matanza. Lamentablemente algunos inocentes pagaron por lo ocurrido como los 60 prisioneros alemanes que fueron asesinados como represalia por el Ejército Estadounidenses en la Masacre de Chenogne que también tuvo lugar durante la Batalla de las Ardenas. Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, un total de 70 sospechosos de la Masacre de Málmedy, incluyendo el oficial Joachim Peiper, fueron sentenciados en los Juicios de Dachau a diversos castigos como la pena de muerte y cadena perpetua, aunque ninguna de estas fue cumplida tras ser sustituidas por cortas penas de prisión. Respecto a las víctimas, los restos de los soldados asesinados fueron enterrados en el Cementerio de Baugnez en una parcela militar conocida con el nombre de Memorial de Málmedy.

 

Bibliografía:

-Jens Westemeier, Guerra de Exterminio en el Frente Occidental, Revista Desperta Ferro Contemporánea Nº2 (2017), p.43-44
-https://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Malmedy