Eutanasia de enfermos y pacientes mentales

 

Acabada la Primera Guerra Mundial, al problema económico y demográfico de Alemania, se añadió el problema biológico por el cual millones de discapacitados no aportaban nada a la República de Weimar, excepto gastos astronómicos. Ante esa necesidad de mano de obra y alimentos, muchas organizaciones y grupos sociales propusieron la eliminación de todos los inservibles para que el país saliera del agujero. Aunque Adolf Hitler y el Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP) no fueron los primeros en insinuar estas medidas, serían las primeros en aplicarlas una vez llegaran al poder.

Eugenesia y Eutanasia

Tanto la eugenesia como la eutanasia estuvieron presentes durante toda la Era Nacional Socialista. A continuación ambas definiciones:

·Eugenesia = Mejora de una raza/etnia mediante políticas favorables como el aumento de la natalidad o la realización de controles sanitarios de herencia genética.

·Eutanasia = Mejora de una raza/etnia mediante políticas que neutralicen físicamente de manera parcial o total a indivuduos perjudiciales, entre los que se incluyen aquellos que poseen enfermedades hereditarias o discapacitados.

Antes de la Segunda Guerra Mundial el Partido Nacional Socialista había aprobado en 1935 esterilizaciones masivas y obligatorias de todos aquellos ciudadanos con enfermedades venéreas o hereditarias.

Aplicación

Nada más acabar la campaña de Polonia en Octubre de 1939, se iniciaron los primeros programas de eutanasia con los discapacitados mentales de los sanatarios de Prusia Oriental, Pomerania, Posen y Wathergau. La misión la llevó a cabo el Comando Eimann liderado por Kurt Eimann del mismo nombre. Evacuados de sus respectivos centros médicos, los pacientes fueron conducidos en tren hasta un bosque de Dantzig-Neustadt donde se los disparó en la cabeza. Una vez muertos, unos presos del campo de concentración de Stutthof cavaron fosas donde fueron enterrados, aunque antes de eso a los mismos reos también se les ejecutó con ellos para ocultar las pruebas.

A mediados de ese Octubre de 1939 también se puso en marcha el Programa T4 (Tiergartenstrasse 4) al mando de Viktor Brack. Este proyecto consistió en la eliminación física de los discapacitados psíquicos en las seis mayores instituciones pisquiátricas del Tercer Reich. El método de aniquilamiento a los pacientes era conducirlos hasta unos garajes o cabañas tapiadas, donde tras encerrarlos a través de unos contenedores o motores de coche se les asfixiaba con monóxifo de carbano. Fuera del Reich también se mató a pacientes a partir de 1940, siendo los primeros 40 víctimas de Lodz que más tarde aumentarían en el Warthegau y Posen. Lo mismo sucedió en Prusia Oriental con el comando del capitán de las SS, Herbert Lange, que usó camiones herméticos con monóxido de carbono embotellado. Las muertes eran lucrativas, pues antes de deshacerse de los cuerpos quemándolos en bosques cercanos, se les robaban dientes de oro. Mediante el programa 70.000 pacientes fueron liquidados desde aquellas fechas hasta la guerra con la Unión Soviética.

Diversas protestas surgieron en torno al Programa T4 en Agosto de 1941, las más destacadas fueron la del obispo Clemens Von Galen de la Catedral de Münster y la del otro obispo Theopil Wurm de la región de Württemberg. Gracias a ello el Programa T4 fue suspendido, dejando de matarse pacientes mentales alemanes. Sin embargo la liquidación de enfermos no se suspendió en los países ocupados, con lo que siguieron eliminándose pacientes en Polonia sobretodo y otros lugares, normalmente en el campo de concentración de Sachsenhausen bajo la denominación de Programa 14f13.

Durante el programa de eutanaisa unos 275.000 pacientes y enfermos fueron exterminados, además de unas 400.000 personas estirilizadas.

 

Bibliografía:

Saul Friedländer, El Tercer Reich y los judíos (1939-1945) Los años del Exterminio, Galaxia Gutenberg (2007), p.50-339
Lawrence Rees, Auschwitz, los nazis y la Solución Final, Planeta DeAgostini (2005), p.123