Escandinavia: Noruega y Finlandia en la Shoah

 

Noruega

Oficialmente el 20 de Noviembre de 1942 empezó la Solución Final en Noruega. Soldados alemanes y la Policía Noruega participaron en los arrestos por toda la capital de Oslo. Fueron detenidos 700 judíos que tras encerrarlos en barcos anclados de Oslo, cruzaron el Mar del Norte hasta Stettin y de allí por tren fueron enviados al campo de exterminio de Auschwitz donde los gasearon y eliminaron.

Más de 100 judíos fueron asesinados después de las deportaciones a causa de otras circunstancias en Noruega entre 1943 y 1945, normalmente en acciones de castigo tanto por las fuerzas alemanas como por la policía noruega, además de por las duras condiciones en los campos de concentración noruegos de Ulven, Berg y Grini.

Judíos noruegos esperan a ser deportados por barco desde Oslo al Tercer Reich a través del Mar Báltico.

Una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, 870 judíos noruegos habían muerto en el Holocausto. Aunque en comparación con otros países el número pueda calificarse como escaso, la cifra equivale al 55% de la población judía total de Noruega, es decir, más de la mitad.

Finlandia

Finlandia había entrado en la Segunda Guerra Mundial al lado del Eje y con Alemania desde el inicio de la “Operación Barbarroja” el 21 de Junio de 1941. A diferencia de sus compañeros de armas alemanes, rumanos o húngaros, los finlandeses se habían comportado caballerosamente en el Frente del Este.

Desde el incio de la Solución Final, los alemanes intentaban pervertir a su aliado finés para que se sumase al exterminio de los judíos de Europa. Por aquel entonces residían en Finlandia unos 200 judíos, todos ellos muy bien integrados en la sociedad finesa.

El Reichsführer de las SS, Heinrich Himmler, visitó en Heilsinki al Primer Ministro finés Johan Rangell para comentarle el interés que tenía Alemania en que ellos deportasen a los judíos de Finlandia. Las autoridades finesas aceptaron y la policía en toda Finlandia empezó a redactar listas que se llenaron con los nombres de 35 personas.

Para el 6 de Noviembre de 1942 la policía finesa arrestó a 8 judíos finlandeses y los entregó a los alemanes en Tallin, Estonia. Todos fueron enviados al campo de exterminio de Auschwitz, mueriendo 7 de ellos.

Lo que no esperaron las SS en ningún momento fue la reacción de la opinión pública y la sociedad, pues la gente comenzó a quejarse sobre lo ocurrido. Preocupada Finlandia por las protestas, suspendió la detención de judíos y puso fin a la Solución Final, siendo el país con menos muertos.

 

Bibliografía:

Saul Friedländer, El Tercer Reich y los Judíos. Los años del Exterminio, Galaxia Gutenberg (2007), p.593-599
Ricardo Angoso, Del antisemitismo a la Solución Final, Shoah, Revista La Aventura de la Historia Nº77 (2005), p.26