Incidente de Shangai

 

Shangai, probablemente una de las ciudades de China más disputadas por las potencias coloniales e intereses extranjeros, se convirtió en el principal foco de atención por parte del Imperio Japonés a partir de 1932. Motivados los nipones después de su exitosa invasión a Manchuria, pronto las provocaciones se sucedieron hasta que de manera inevitable estalló un breve pero también sangriento conflicto que fue internacionalmente conocido como el Incidente de Shangai.

Causas

Desde que se había producido el Incidente de Mukden en 1931 que había terminado con la derrota de China y la posterior ocupación japonesa Manchuria, al año siguiente, en 1932, Tokyo volvió a centrar sus intereses sobre el gigante asiático, en esta ocasión sobre Shangai. Precisamente esta ciudad no era la primera vez que recibía la agresión de una potencia europea, ya que anteriormente había tenido que ceder parte de su trazado urbano a los occidentes. Por ejemplo el sector de la Concesión Francesa pertenecía a Francia y las Delegaciones Internacionales a una demarcación extraterritorial propiedad de aquellos comerciantes procedentes de Gran Bretaña, Rusia, Estados Unidos, Holanda, Alemania, Italia, etcétera. Mientras tanto Japón, que no deseaba quedarse excluido en el reparto del pastel en Shangai, intentó hacer todo lo posible para desencadenar un conflicto local contra la China del Kuomintang del Presidente Chiang Kai-Shek.

Infantería Naval Japonesa preparándose a invadir Shangai en 1932.

Originalmente el foco del conflicto se desató cuando el 18 de Enero de 1932, cinco monjes budistas japoneses fueron agredidos cerca de la Fábrica Sanyou de Shangai por una multitud de nacionalistas chinos como represalia por lo sucedido en Manchuria el año anterior. Durante el altercado uno de los monjes falleció a causa de la paliza y otros dos resultaron gravemente heridos. Acto seguido, los violentos manifestantes entraron en la Fábrica Sanyou, de firma japonesa, y la incendiaron no sin antes enfrentarse a los trabajadores nipones que se defendieron matando a un policía chino que colaboraba con los exaltados. Tal cosa todavía provocó más ira entre los habitantes chinos que no dudaron en asaltar comercios japoneses a lo largo de todo Shangai, lo que evidentemente generó que el 27 de Enero Japón lanzase un ultimátum al Gobierno de China, exigiendo compensaciones económicas por lo ocurrido y una declaración de condena por los actos vandálicos. El Kuomintang terminó aceptando la propuesta pero la violencia en Shangai no cesó a pesar de todos los intentos en vano de las Delegaciones Internacionales por evitar la lucha. Así fue como de manera gratuita a Japón se le presentó el pretexto ideal para lanzarse a la ocupación de Shangai.

Ejército Japonés

Invadir la ciudad china de Shangai iba ser una tarea que el Imperio Japonés designó a la recién bautizada como Fuerza Expedicionaria de Shangai al mando del general Yoshinori Shirakawa, cuyas unidades se repartían en la 9ª División de Infantería del general Kenkichi Ueda, en la 11ª División de Infantería del general Tokutarou Koutou, en la 14ª División de Infantería del general Naosuke Matsuki y en la 24ª Brigada Mixta del general Kumaya Shimomoto. Todo este contingente sería transportado vía marítima mediante la Fuerza Naval Especial de Desembarco del capitán Tomoshige Samejima y cubierto en todo momento por la III Flota del vicealmirante Kichisaburo Nomura que incluía los dos portaaviones Kaga y Hôshô, el acorazado Kirishima, los dos cruceros Yura y Tenryû y el destructor Mutsuki, entre otras embarcaciones menores.

Un total de 100.000 soldados japoneses, 6 vehículos blindados, 300 aviones y 34 navíos (2 portaaviones, 1 acorazado, 2 cruceros, 1 destructor y 28 barcazas de desembarco) fueron escogidos para ocupar Shangai.

Ejército Japonés:
·Fuerza Expedicionaria de Shangai
-9ª División de Infantería
-11ª División de Infantería
-12ª División de Infantería
-24ª Brigada Mixta
-Fuerza Naval Especial de Desembarco
·III Flota
-2 Portaaviones: Kaga y Hôshô
-1 Acorazado: Kirishima
-2 Cruceros: Yura y Tenryû
-1 Destructor: Mutsuki

Ejército Chino

La defensa de la ciudad quedó reservada al Frente de Shangai al mando del general Cai Tingkai con dos fuerzas destacadas: el XIX Ejército de Ruta del general Jiang Guangnai situado en la misma urbe con la 60ª División de Infantería del general Shen Guanghan, la 61ª División de Infantería del general Mao Weishoy y la 78ª División de Infantería del general Shu Zu-Nien; y el V Ejército del general Zhang Zhizhong ubicado en las afueras con la 87ª División de Infantería del general Lau Ching-Yueh, la 88ª División de Infantería del general Yu Jishi y la Brigada Independiente del general Wang Ken. A todo esto habría además que añadir la presencia de la poderosa Fortaleza de Woosung que con un guarnición de 2.000 efectivos tenía a tiro de sus cañones las zonas más vulnerables de la ciudad.

Un total de 50.000 soldados chinos del Kuomintang y 3 trenes blindados defenderían Shangai de la invasión enemiga.

Frente de Shangai:
·XIX Ejército de Ruta
-60ª División de Infantería
-61ª División de Infantería
-78ª División de Infantería
·V Ejército
-87ª División de Infantería
-88ª División de Infantería
-Brigada Independiente

Incidente de Shangai

A medianoche del 28 de Enero de 1932, aviones japoneses procedentes de los portaaviones Kaga y Hôshô sobrevolaron Shangai y lanzaron las primeras bombas sobre la ciudad causando desconcierto y destrucción. Simultáneamente 3.000 tropas japonesas desembarcaron en Shangai atacando la Estación Septentrional y el Barrio de Hongkew, donde los soldados del XIX Ejército de Ruta Chino, así como miembros de la policía y civiles armados, resistieron heroicamente.

Artillería japonesa en 1932 durante el Incidente de Shangai.

Infructuosamente los representantes galos de la Concesión Francesa y anglo-estadounidenses de las Delegaciones Internacionales, donde no se produjeron combates por su estatus de extraterritorialidad, intentaron poner fin a la matanza entre japoneses y chinos. Sin embargo de poco sirvió porque únicamente se consiguió un alto el fuego a inicios de Febrero de 1932 que fue roto por los nipones el día 12 de dicho mes.

Desde el 13 de Febrero, los combates se recrudecieron en Shangai tras una ofensiva local de 9.000 soldados japoneses con las 9ª División de Infantería y la 24ª Brigada Mixta. Sin embargo, la llegada al día siguiente, 14 de Febrero, del V Ejército Chino con las 87ª y 88ª Divisiones de Infantería desbarató el ataque japonés. A partir de este punto la batalla derivó en un estancamiento urbano en el cual ni un bando ni el otro avanzaron sobre el adversario. Durante los combates los chinos demostraron un valor increíble abatiendo sus francotiradores a los artilleros de los vehículos blindados nipones Vickers Crossley y protagonizando increíbles cargas a la bayoneta, en una ocasión hasta cinco asaltos cuerpo a cuerpo en menos de una hora.

Tropas chinas del XIX Ejército de Ruta combatiendo en una barricada durante el Incidente de Shangai de 1932.

Repentinamente el 20 de Febrero de 1932, en un intento por romper las defensas chinas, la aviación japonesa bombardeó intensamente el núcleo urbano de Shangai sobre Miaohang arrasando calles, destrozando edificios y matando a numerosos civiles. Los escasos aviones de caza chinos, poco pudieron hacer contra la poderosa Fuerza Aérea Imperial Japonesa. De hecho fue en una de estas incursiones aéreas cuando Tosho Kuroiwa se convirtió en el primer piloto nipón en derribar un aparato enemigo en la Historia de Japón. También durante estas acciones perdió la vida el piloto estadounidense Robort Short (al servicio de la Fuerza Aérea China) tras ser abatido el 22 de Febrero por la caza japonesa a bordo de su biplano Boeing P-12E.

Suprimidas gran parte de las defensas chinas en Shangai tras más de una semana de bombardeos aéreos, los japoneses lanzaron una ofensiva el 28 de Febrero que acabó con la toma del pueblo vecino de Kiangwan. Al día siguiente, el 29, las tropas niponas de la 11ª División de Infantería desembarcaron en las playas de Liuhe cercando a un gran número de chinos junto a la costa. Desesperados por la situación, los ejércitos chinos desencadenaron el 1 de Marzo una contraofensiva hacia las líneas niponas que resultó un completo fracaso después de sufrir una gran cantidad de bajas que mermaron la capacidad del Kuomintang para seguir combatiendo.

Vehículos blindados Vickers Crossley e infantes de marina nipones tras unos sacos terreros en plena calle durante el Incidente de Shangai de 1932.

Incapaz de seguir resistiendo, el 3 de Marzo el V Ejército y el XIX Ejército de Ruta del Kuomintang comenzaron a evacuar Shangai para evitar ser completamente embolsados. Al día siguiente, el 4, tanto los chinos como los japoneses fueron obligados a sentarse y negociar presionados por las Delegaciones Internacionales. La crisis de Shangai se había resuelto favorablemente hacia el lado del Imperio Japonés.

Consecuencias

El 5 de Mayo de 1932 se firmó el Acuerdo de Alto el Fuego de Shangai (Songhu Tingzhan Xieding), mediante el cual se reconocía la victoria de Japón sobre China. Tal cosa quedó plasmada en la humillación que tuvo que soportar el Kuomintang al verse forzado a ceder parte del control militar de Shangai a los japoneses, salvo en el ámbito policial, siendo establecida una zona desmilitarizada que obligó al Ejército Chino a abandonar las áreas de Suzhou y Kunshan.

China sufrió 17.000 bajas (6.000 muertos y 11.000 heridos), además de fallecer 20.000 civiles.

Japón sufrió 5.000 bajas (3.000 muertos y 2.000 heridos).

Hasta 1932 Shangai estuvo bajo control japonés hasta que con el estallido de la Segunda Guerra Sino-Japonesa en 1937, la ciudad pasó a ser conquistada completamente por el Imperio del Sol Naciente. A este éxito le siguió la ocupación de las Delegaciones Internacionales y la Concesión Francesa el 7 de Diciembre de 1941 tras la entrada de Japón en la Segunda Guerra Mundial, fecha desde la cual los japoneses se convertirían en los únicos propieatarios de la ciudad. No sería hasta el año 1946, una vez finalizado el conflicto, cuando Shangai volvió enteramente a pertenecer a China.

 

Bibliografía:

Alfonso Marina, Shangai 1932. China y Japón se enfrentan en las calles de la metrópoli, Revista Serga Nº94 (2015), p.22-24

R.G. Grant, 1.001 Batallas que cambiaron el curso de la Historia, “Shangai”, Grijalbo, (2012), p.781
http://en.wikipedia.org/wiki/January_28_Incident