Yokosuka D4Y

Nombre: Yokosuka D4Y
Tipo: Caza-bombardero
Nacionalidad: Japón
Compañía: Yokosuka
Motor: Uno. Motor Aichi Atsuta 32 a 1.400 CV
Dimensiones: Envergadura= 11′ 5 m. Longitud= 10′ 22 m. Altura= 3′ 74 m
Peso: Cargado= 4.250 kg. Vacío= 2.440 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 550 km/h. Trepada inicial= 820 m/min
Alcance: 1.465 km
Techo de servicio: 10.700 m
Armamento: Tres ametralladoras de 7’7 mm y una bomba de 800 kg
Primer vuelo: Noviembre de 1940
Historia:

El Imperio Japonés precisó de un aparato embarcado que complementara al excelente caza Zero y sustituyera progresivamente a los bombarderos en picado Aichi Val de cara a la Guerra del Pacífico. Así nació el Yokosuka D4Y, un formidable avión que de manera muy acertada fue apodado con el simbólico nombre de “Suisei (Cometa)”.

El I Arsenal Técnico Aeronaval de la Armada de la ciudad de Yokosuka comenzó en 1938 la construcción de un cazabombardero a partir del avión alemán Heinkel He 118 que superaría con éxito todas las pruebas en Noviembre de 1940. Acababa de nacer el Yokosuka D4Y como un aparato monoplano de ala abaja que contaba con un motor de pistón refrigerado por aire Daimler Benz 601 de origen germano (rebautizado como Aichi Atsuta 32) a 1.400 caballos de vapor con el que podía alcanzar una alta velocidad de 550 kilómetros por hora en vuelo, y que disponía de un armamento consistente en tres ametralladoras (dos de 7’7 milímetros en las alas y otra de 7’92 milímetros en el cabina trasera del copiloto) y una bomba bajo la panza de 800 kilogramos. No obstante y a pesar de que aparentaba ser un buen avión, los ingenieros del Yokosuka D4Y cometieron dos errores importantes que lo harían muy vulnerable a los cazas enemigos: primeramente su escaso blindaje para proteger a los pilotos y segundo el no haber incluido unos tanques de combustible autosellables para evitar su inflamación.

Yokosuka D4Y “Suisei”. Arte digital.

La Compañía Yokosuka construyó un total de 2.038 Yokosuka D4Y que se clasificaron en las siguientes variantes: el Yokosuka D4Y con un aerodinámica compatible para efectuar bombardeos en picado; el Yokosuka D4YC-1 como versión de reconocimiento; el Yokosuka D4Y2 con una planta motriz más potente; el Yokosuka D4Y2a con adaptación para ser lanzado desde la catapulta de los acorazados Ise y Hyuga; el Yokosuka D4Y3 con un motor radial Mitsubishi Kinsei 62; el Yokosuka D4Y equipado con dos cañones de 20 milímetros; el Yokosuka D4Y4 para ser utilizado como kamikaze; y el Yokosuka D4Y protegido con un blindaje más grueso.

A finales de 1943, los primeros Yokosuka D4Y recibieron su bautismo de fuego cuando a bordo de los portaaviones Chitose, Chiyoda, Hiyô, Junyô, Shinyo, Shôkaku, Taihô, Unryû y Unryô, llevaron a cabo incursiones contra diversos objetivos en el Océano Pacífico. Lamentablemente su inferioridad técnica frente a los nuevos cazas estadounidenses Corsair y Hellcat en la Batalla del Mar de Filipinas, hizo que decenas de Yokosuka D4Y resultasen derribados a costa de tan sólo causar daños leves en el acorazado USS South Dakota.

Grupo de Yokosuka D4Y en un aeródromo de Japón.

Justo las 9:38 horas de la mañana del 24 de Octubre de 1944, el Yokosuka D4Y se convirtió en el primer avión kamikaze de la Historia Militar después de que el teniente Yukio Seki arrojase una bomba y a continuación se estrellase contra la cubierta del portaaviones estadounidense USS Princeton, al cual se hundió llevándose la vida de 108 tripulantes y dejando heridos a otros 300. Este incidente que tuvo lugar durante la Batalla del Golfo de Leyte, también estuvo acompañado de otros ataques suicidas por parte de los Yokosuka D4Y que dañaron a los cinco portaaviones USS Kalinin Bay, USS Suwanne, USS Hancock, USS Intrepid y USS Cabot.

Con el inicio de la Batalla de Okinawa en 1945, un Yokosuka D4Y impactó contra el portaaviones USS Franklin que resultó completamente destruido con 807 tripulantes muertos y 53 aviones pulverizados a bordo. A continuación y durante las semanas siguientes, los Yokosuka D4Y suicidas dejaron igualmente fuera de combate a los cuatro portaaviones USS Enterprise, USS Bunker Hill, USS Yorktown y USS Wasp.

Kamikaze Yokosuka D4Y arde en llamas justo antes de estrellarse contra un buque de la Flota Estadounidense.

Numerosos aviones Yokosuka D4Y contribuyeron a la defensa aérea de Japón derribando algunos de los bombarderos cuatrimotores B-29 que bombardeaban Tokyo. Curiosamente la última misión suicida de estos aparatos tendría lugar el 15 de Agosto de 1945 cuando once Yokosuka D4Y al mando del vicealmirante Matome Ugaki atacaron sin éxito a la Flota Estadounidense (US Navy) porque todos resultaron abatidos antes de alcanzar su objetivo. Al cabo de dos semanas, el 2 de Septiembre, concluyó la Segunda Guerra Mundial con la retirada del servicio del Yokosuka D4Y.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Yokosuka D4Y Suisei”, Tikal (2010), p.149
-http://en.wikipedia.org/wiki/Yokosuka_D4Y