Junkers Ju 52

 

Nombre: Junkers Ju 52
Tipo: Transporte/ Lanzador de Paracaidistas/ Bombardero/ Remolcador
Nacionalidad: Alemania
Compañía:
·Alemania: Junkers Flugzeug und Motorenwerke AG
·España: CASA
·Francia: SNCASO/ Breguet/ Amiot
Motor: Tres.
·Frontal: BMW Hornet de 600 hp/ BMW 132A de 725 hp/ BMW 132T de 830 hp
·Alas: PZI Pegasus/ Bristol de 925 hp/ ENMASA Beta de 750 hp/ Wright Cyclone de 710 hp/ Jumo 206/ Jumo 5 Diesel/ BMW VI.
Dimensiones: Envergadura= 29’25 m. Longitud= 18’90 m. Altura= 4’50 m
Peso: Cargado= 11.039 kg. Vacío= 5.600 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 305 km/h. Trepada inicial= 210 m/min
Alcance: 1.300 km
Techo de servicio: 5.500 m
Armamento: Ametralladoras MG-15
Primer vuelo: 13 de Octubre de 1930
Historia:

Paracaidistas alemanes saltando desde un Junkers Ju 52 durante una operación militar de las fuerzas aerotransportadas.

El Junkers Ju 52 fue el transporte aéreo de tropas y suministros por excelencia del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial. Utilizado también como bombardero y como plataforma para el lanzamiento de paracaidistas, su empleo se extendió al mundo civil, demostrando ser un aparato perfectamente cualificado en todas sus funciones.

Fabricado por la empresa aeronáutica Junkers AG, su precedente, un monoplano monomotor de ala baja y fuselaje cuadrado revestido de chapas metálicas de aluminio coarrugado que voló por primera vez el 13 de Octubre de 1930, llevó a sus ingenieros a ampliar la planta motriz a tres motores, dos en las alas (podían ser PZI Pegasus, Bristol, ENMASA Beta, Whrigh Ciclone, Jumo 206, Jumo 5 Diesel o BMW IV) y uno en el morro (podía ser BMW Hornet, BMW 132A o BMW 132T). Mientras tanto las ruedas tenían la facultad de adaptarse a terrenos difíciles gracias a su tren de aterrizaje robusto y de neumático especial, además de contar esquís para deslizarse por la nieve y flotadores para el agua. Inicialmente la primera versión podía transportar entre 15 y 17 pasajeros, aunque más tarde el personal se incrementó opcionalmente a 18 posibles paracaidistas, 12 camillas para heridos o bien 2′ 5 toneladas de carga.

Pensado inicialmente como un avión civil, el Junkers Ju 52 trabajó para la compañía de aerolíneas Lufthansa y pronto se convirtió en un símbolo dentro de los transportes del Tercer Reich, llegando el mismo Adolf Hitler a utilizarlo como avión personal bajo la matrícula de “D-2600”. Sin embargo cuando Alemania rompió con el Tratado de Versalles en 1935 que le impedía tener aviones de guerra, el Junkers Ju 52 fue adquirido por la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) y reconvertido en un bombardero después de añadírsele tras la cabina ventral una capacidad de carga de 1.500 kilogramos de bombas y en la parte dorsal un hueco con una ametralladora MG-15.

Numerosas fueron las versiones salidas de fábrica de los 4.845 Junkers Ju 52 construidos en las industrias de Dessau, Leipzig y Weser Flugzeubau. Entre algunos de los muchos ejemplos estuvo el Junkers Ju 52/1mba con motores L-88, el Junkers Ju 52/1mca con motores Jumo 4 y flaps antirozamientos; el Junkers Ju 52/2 mce con un remolque de arrastre; el Junkers Ju 52/3mg3 con un mecanismo automático de bombardeo; el Junkers Ju 52/3mg4 con una rueda de cola extra; el Junkers Ju 52/3mg5 con motores BMW 132T radiales; el Junkers Ju 52/3mg6 con una radio de alta frecuencia; el Junkers Ju 52/3mg7 con un sistema de piloto automático; el Junkers Ju 52/3mg8 con una trampilla de fuga en la cabina; el Junkers Ju 52/3mg9 acondicionado para estirar de planeadores; el Junkers Ju 52/3mg10 con esquís y flotadores adaptables; o el Junkers Ju 52/3mg12 con motores BMW 132L radiales.

Avión de transporte Junkers Ju 52 de la Luftwaffe. Reconstrucción histórica de la aeronáutica.

Cuando en 1936 estalló la Guerra Civil Española entre la España Republicana y la España Nacional, la Luftwaffe envió en ayuda de esta última 450 aviones Junkers 52 como parte de Legión Cóndor formada por voluntarios alemanes. Simultáneamente otros 63 Junkers Ju 52 fueron vendidos a la Fuerza Aérea Nacional Española, siendo su uso clave para que las tropas sublevadas en Marruecos pudiesen habilitar un puente aéreo entre África y la Península Ibérica que fue vital para cambiar el curso de la guerra. Sin embargo los Junkers Ju 52 serían popularmente famosos por el bombardeo y destrucción de la ciudad de Guernica el 26 de Abril de 1937 y por las incursiones sistemáticas contra la capital de Madrid hasta la victoria del Bando Nacional en 1939.

Básicamente durante la Segunda Guerra Mundial los Junkers Ju 52 fueron utilizados generalmente como medio de transporte y no cómo bombarderos. Convertido en plataformas para paracaidistas, un total de 52 Junkers Ju 52 ayudaron a conquistar Noruega y Dinamarca en Abril de 1940 tras el lanzamiento de tropas aerotransportadas en distritos como Oslo, Alborg o Narvik. Un mes más tarde, el 10 de Mayo de 1940, más de 3.000 paracaidistas fueron lanzados sobre Holanda después de sufrir muchos incidentes por culpa de las baterías antiaéreas neerlandesas, aunque al final se consiguió ocupar los Países Bajos a costa de ser abatidos o dañados 278 Junkers Ju 52. Misiones similares protagonizaron los Junkers Ju 52 remolcando planeadores DFS-230 para la toma de ciertas fortalezas en Bélgica, lanzando más paracaidistas en la invasión del Peloponeso sobre Grecia o transportando soldados de refresco hacia el Norte de África y Oriente Medio para socorrer a los ejércitos desplegados por Italia e Irak que luchaban contra los Aliados en aquellos escenarios tan alejados. Sin embargo la acción más famosa de este avión sucedió cuando 500 Junkers Ju 52 protagonizaron el lanzamiento masivo de 7.000 paracaidistas durante la invasión de Creta sobre los sectores de Máleme, La Canea, Retimnón y Heraklión; saliendo los alemanes victoriosos a costa del derribo de unos 200 aparatos.

Bombarderos Junkers Ju 52 de la España Nacional durante la Guerra Civil Española.

Durante el resto de la Segunda Guerra Mundial los Junkers Ju 52 dejaron de ser utilizados como plataforma de paracaidistas para ser empleados como transportes de puentes aéreos, aviones de evacuación, ambulancias o aparatos de reconocimiento. Por ejemplo una de sus misiones fue la de evacuar a los soldados alemanes de la bolsa de Smolensk en 1941 tras la invasión de la Unión Soviética; así como rescatar a miles de compatriotas de la bolsa en torno al VI Ejército Alemán durante la Batalla de Stalingrado mediante los aeródromos de Pitomnik y Gumrak, aunque a costa de unas pérdidas muy elevadas (el 22 de Noviembre de 1942 un total de 22 Junkers Ju 52 fueron derribados, el 25 de Noviembre otros 9, el 23 de Diciembre la alarmante cifra de 75 y el 18 de Enero de 1943 unos 50 más). Mientras tanto en la conquista alemana Túnez, donde los Junkers Ju 52 protagonizaron uno los últimos lanzamientos paracaidistas, los transportes aéreos encargados de llevar suministros a las fuerzas ítalo-germanas del Afrika Korps sufrieron muchas bajas tras el derribo de 123 aparatos a manos de los cazas de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Otros operarios del Eje que contaron con Junkers Ju 52 dentro de sus filas fueron las fuerzas aéreas de Hungría, Rumanía, Italia, Bulgaria, Croacia y Eslovaquia, ampliamente utilizados como medio de transporte y reconocimiento durante toda la Segunda Guerra Mundial. Curiosamente el último derribo aéreo protagonizado por un biplano, en este caso el Avia B-534 checo del piloto Frantisek Cyprich, tuvo como víctima a un Junkers Ju 52 húngaro al mando del aviador Nándor Vermes. No obstante, incluso los Aliados dispusieron de algunos Junkers Ju 52 como los tres ejemplares griegos utilizados como bombarderos contra los alemanes durante la invasión de Grecia, algunos pocos usados por Yugoslavia para infiltrar partisanos en los Balcanes, uno empleado por Noruega para evacuar a sus compatriotas antes de ser ocupada por los alemanes e incluso la China del Kuomintang contó con una unidad que se convirtió en el transporte personal del Presidente Chiang Kai-Shek.

Lanzamiento de paracaidistas por los Junkers Ju 52.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, otros países continuaron construyendo Junkers Ju 52. Por ejemplo Francia en 1947 produjo 400 unidades bajo el nombre de ACC.1 para ser empleados como transportes de tropas durante la Guerra de Indochina hasta 1953. Al mismo tiempo España fabricó 170 Junkers Ju 52 con la denominación CASA en honor a la compañía que apadrinó su construcción, los cuales combatieron lanzando paracaidistas sobre Marruecos en la Guerra de Sidi Ifni de 1957 a 1958, además de permanecer dos décadas más operativos hasta 1975. Otros países que también utilizaron Junkers Ju 52 durante gran parte de la Guerra Fría fueron Estados Unidos, Portugal, Bélgica, Austria, Suiza, Suecia, Finlandia, Checoslovaquia, Sudáfrica, Siria, Canadá, Argentina, Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Uruguay e incluso la nueva República Federal Alemana.

 

Bibliografía:

Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe. “Junkers Ju 52/3m”, Optima, p. 202-203

Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “Junkers Ju 52”, S.A.R.P.E. (1978), p.1.260-1.261

Editores de WW2GP Magazine, Junkers Ju 52, Revista WW2GP Magazine Nº3 (2014), p.3-4
http://es.wikipedia.org/wiki/Junkers_Ju_52