Fox

Nombre: Fairey Fox
Tipo: Cazabombardero
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Fairey
Motor: Uno. Motor Fairey Felix a 420 CV
Dimensiones: Enverdadura= 11′ 58 m. Longitud= 9′ 50 m. Altura= 3′ 25 m
Peso: Cargado= 1.869 kg. Vacío= 1.184 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 251 km/h. Trepada inicial= 146 m/min
Alcance: 1.046 km
Techo de servicio: 5.185 m
Armamento: Dos ametralladoras Vickers de 7’7 mm y 227 kg de bombas
Primer vuelo: 3 de Enero de 1925
Historia:

Justo al terminar la Primera Guerra Mundial, el ingeniero Marcel Lobelle de Bélgica, recibió el encargo por parte del Reino Unido para la fabricación de un cazabombardero según las líneas tecnológicas imperantes en la “Era de Entreguerras”. Así fue como nació el Fox el 3 Enero de 1925, una especie de bombardero ligero e interceptor que prolongaría su servicio como parte de la Aviación Militar Belga hasta comienzos de la Segunda Guerra Mundial.

El Fox era un cazabombardero biplano con una estructura recubierta totalmente de tela y madera que tenía un fuselaje de sección transversal y un morro aerodinámico que reducía su resistencia al aire. Gracias a su motor de pistón Fairey Felix, el aparato podía alcanzar velocidades de 251 kilómetros por hora; al mismo tiempo en que se encontraba armado con un considerable arsenal de 227 kilogramos de bombas en las bodegas y dos ametralladora Vickers de 7’7 milímetros (situadas la primera en la proa y la segunda de montura orientable en la cabina posterior). Respecto a las variantes de este avión, las más importantes fueron las siguientes: el Fox I con un motor Curtiss D-12 bajo licencia de Estados Unidos, el Fox con un motor Armstrong Siddeley Serval, el Fox III con un motor Rolls-Royce Kestrel, el Fairey Fox IV con un motor Hispano-Suiza 12Y, el Fox VI en versión de reconocimiento, el Fox VII en versión transporte y el Fox VIII armado con seis ametralladoras.

Fox de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF).

Oficialmente la entrada en servicio de los Fox tuvo lugar en Agosto de 1926 como parte de un escuadrón basado en Norkfold, aunque su operatividad sólo se prolongó media década porque en 1931 fue sustituido por el más moderno Hawker Hart. No obstante y pese a su obsolez, otras naciones compraron grandes cantidades de Fox como Bélgica y Suiza; así como Perú que utilizó a varios de estos bombarderos en la Guerra Peruano-Colombiana de 1933 para bombardear diversos objetivos en Colombia como por ejemplo la zona fronteriza de Leticia. De hecho y fuera del ámbito militar, países tan lejanos como Australia también adquirieron algunos Fox, destacando especialmente el piloto Ray Parer por batir un récord en 1934 tras efectuar un vuelo intercontinental con este biplano desde Melbourne hasta Londres.

Cuando Alemania invadió Bélgica en Mayo de 1940 dentro del contexto de la Segunda Guerra Mundial, la Aviación Militar Belga poseía 178 bombarderos Fox (previamente y a modo de curiosidad, tres de dichos aparatos habían estado a punto de desatar un conflicto con el Reino Unido tras disparar sobre su espacio aéreo a un bombardero británico Whitley). Lamentablemente el gran número de biplanos no fue suficiente para enfrentarse a la poderosa Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) que destruyó decenas de aviones aparcados en los Aeródromos de Hingene, Glabeek, Jeneffe, Lonzee, Vissenaken, Neerhespen y Belcele. Precisamente tan sólo en el Aeropuerto de Schaffen, los bombarderos en picado Stukas Junkers Ju 87 pulverizaron sobre el asfalto de la pista y los hangares a ocho de los nueve Fox. Sin embargo y a pesar la inferioridad numérica y técnica de los biplanos, los Fox realizaron hasta un total de 75 salidas contra las columnas del Ejército Alemán e incluso tuvieron ocasión de derribar a un caza germano Messerschmitt Bf 109.

Fairey Fox de la Aviación Militar Belga.

Ocupada Bélgica por el Tercer Reich, la mayor parte de los Fox habían sido destruidos o capturados por el Ejército Alemán, aunque un buen puñado escapó al Reino Unido, donde fueron reutilizados como aparatos de instrucción y entrenamiento para las futuras dotaciones de las Fuerza Aéreas Belgas. Respecto a las unidades disponibles por Perú, una vez más volvieron a ser empleadas en este caso contra Ecuador durante la Guerra Peruano-Ecuatoriana de 1941, llevando a cabo misiones de reconocimiento sobre territorio enemigo (pero sin entrar jamás en combate). A partir de entonces se tendría que esperar hasta 1945 para que los últimos Fox fueran retirados para siempre del servicio militar activo por la neutral Suiza.

 

Bibliografía:

-Francis Crosby, Bombarderos. Guía Ilustrada de la A a la Z, “Fairey Fox”, Tikal (2010), p.86
-http://en.wikipedia.org/wiki/Fairey_Fox