Primera misión de la RAF en la II Guerra Mundial

 

Inevitablemente el 1 de Septiembre de 1939 Alemania invadió Polonia empezando de esta manera la Segunda Guerra Mundial. Ese mismo día, la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF), se privó mucho de no hacer vuelos cerca de la frontera alemana, pues aún la guerra no se había declarado y se desconocía la posición exacta de la Flota Alemana (Kriegsmarine).

El 139º Escuadrón de Bombardero “Jamaica” descansaba en el Aeródromo de Wyton cuando el Primer Ministro británico, Neville Chamberlein, hacía presente la declaración de guerra de Gran Bretaña a Alemania el 3 de Septiembre de 1939. El escuadrón de Wyton había permanecido a la espera desde el 1 Septiembre, por fin el día de la declaración de hostilidades le llevó efectuar inesperadamente la primera misión del conflicto.

A las 12:00 horas de la mañana el bombardero británico de la RAF, Bristol Blenheim IV (N6215) con el código “XD”, despegó de la base de Wyton pilotado por el oficial de vuelo Andrew Mcpherson. El objetivo del avión Blenheim era volar hasta el puerto de Wilhelmshaven como misión de reconocimiento para comprobar si la flota de superfície alemana era cierto que se encontraba amarrada allí y de paso fotografíar los aeropuertos circundantes del noroeste de la zona.

Bristol Blenheim del 139º Escuadrón Jamaica en 1939.

El Blenheim VI (N6215) del oficial Andrew Mcpherson se convirtió en el primer avión británico de la Segunda Guerra Mundial en cruzar la frontera de Alemania por el aire y efectuar la primera misión aérea del conflicto. Sobre las 14:00 horas el Blenheim llegó al puerto de Wilhelmshaven con un cielo despejado de pocas nubes y a 24.000 pies de altura. El avión sobrevoló el puerto haciendo varias fotografías y reconocimiento visual. Se creyó ver al acorazado de bolsillo alemán Admiral Scheer, al crucero Emden y a otros barcos de guerra de la Kriegsmarine en el mar y bastante alejados de la costa. El aparato se tomó su tiempo, pues ni la caza de la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe), ni la artillería antiaérea le molestó en su trayecto. Sin embargo Mcpherson no pudo transmitir la información a Inglaterra debido al mal funcionamiento de su radio, por lo que dió media vuelta para regresar a casa.

Cerca las 16:50 horas el Blenheim de Mcpherson aterrizó en Wyton. Rápidamente transmitió la información sobre la posición de los buques de guerra en Wilhelmshaven que había obtenido en el material fotográfico y en la inspección visual.

Tras el reconocimiento aéreo la RAF decidió atacar a los buques alemanes. Se seleccionaron 18 bombarderos Handley Page Hampdens y 9 Wellington Vickers que despegaron cargados de bombas en busca de la Kriegsmarine. Cuando llegaron a Wilhelmshaven ya no quedaba ningún barco de guerra alemán en el puerto ni en el mar. La misión se abortó y los aviones regresaron a Gran Bretaña.

El oficial de vuelo Andrew Mcpherson se le condecoró el 10 de Octubre de 1939 con la Distinguished Flying Cross por haber efectuado el primer vuelo militar de la RAF en la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

Karl Doenitz, Diez años y veinte días. “Capítulo VI La primera parte de la guerra submarina”, Altaya (2008), p.87-88
Noticiario Histórico Militar de Editorial Almena, Reconocimiento de Wilhelmshaven, Revista Serga Nº44 (2006), p.27-28