Walther Von Reichenau

El general Walther Von Reichenau fue uno de los más brillantes militares del Ejército Alemán durante la primera fase de la “Guerra Relámpago” o “Blitzkrieg”. Solamente un derrame cerebral sufrido en plena campaña de la Unión Soviética, le impidió cosechar proezas a la altura de otros grandes alemanes como Erich Von Manstein, Erwin Rommel o Gerd Von Rundest.

General Walther Von Reichenau.

Walther Von Reichenau nació un 8 de Octubre de 1884 en la ciudad de Karlsruhe situada sobre la región de Baden en Alemania. Originario de una familia aristocrática de Prusia, su padre fue el famoso general Ernst August Von Reichenau, lo que propició que una vez alcanzada la juventud, Walther ingresara como oficial en el Ejército Prusiano en 1903.

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, Von Reichenau combatió en el Frente Occidental de Francia dentro del 1º Regimiento de Artillería de Guardias, alcanzando el rango de capitán y siendo condecorado con la Cruz de Hierro de Primera y Segunda Clase. Al año siguiente, en 1915, trabajó en el Estado Mayor de la 47ª División de Reserva y poco después recibió el mando de la 7ª División de Caballería hasta la derrota de Alemania en 1918. No obstante y pese al fin de las hostilidades, la postguerra no acabó con su espíritu militar porque durante los primeros años de la República de Weimar combatió contra los comunistas de la Liga Espartaquista dentro de las milicias nacionalistas de los Cuerpos Francos (Freikorps) en la Alta Silesia.

Organizado el nuevo Ejército Alemán (Reichswehr) que limitaron las cláusulas del Tratado de Versalles, Von Reichenau fue uno de los escasos oficiales elegidos en 1919 para dirigir el Estado Mayor junto al general Hans Von Seeckt, cargo que desempeñó excelentemente al mismo tiempo que inició una vida familiar tras casarse con una chica llamada Alix. A partir de 1931, se convirtió en el nuevo inspector de transmisiones del Ministerio de la Guerra y también en el segundo hombre de confianza del general Werner Von Blomberg en Prusia Oriental, mientras que en 1932, atraído por el patriotismo de Adolf Hitler, se afilió al Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP).

Cuando Adolf Hitler alcanzó el poder en 1933 e instauró el Tercer Reich, Von Reichenau fue puesto al frente de la Oficina Central del Ministerio de la Guerra. Al año siguiente, el 30 de Junio de 1934, el general participó en la “Noche de los Cuchillos Largos” mostrando su apoyo a las SS a la hora de eliminar a toda la cúpula de las SA y a su líder Ernst Röhm. A raíz de esta lealtad demostrada hacia el Führer, Von Reichenau fue ascendido a general de división en 1935 y designado comandante del VII Cuerpo en Munich. Dos años más tarde, en 1938, coincidiendo con la destitución de los generales no afines a Hitler, a Von Reichenau se le premió con el liderazgo del Grupo de Ejércitos de Leipzig (Leipzig Heeresgruppe).

Iniciada la Segunda Guerra Mundial en Septiembre de 1939 durante la invasión de Alemania a Polonia, Von Reichenau estuvo al mando del X Ejército Alemán que conquistó la Alta Silesia y despejó el camino desde Chestokowa, pasando por Radom hasta la capital de Varsovia. Al año siguiente, en 1940, Von Reichenau dirigió el VI Ejército Alemán que entre Mayo y Junio se apoderó de Bélgica y ocupó Francia, siendo sus soldados los primeros en desfilar por París. Como recompensa por esta victoria , Hitler ascendió a Von Reichenau al rango máximo de mariscal de campo y le siguió confiando el liderazgo del VI Ejército Alemán para la futua invasión de Inglaterra y el desembarco en Portsmouth previsto para la “Operación León Marino”, la cual finalmente no se llegó a materializar jamás.

Walther Von Reichenau con otros oficiales en el frente de operaciones.

El 22 de Junio de 1941, Von Reichenau participó en la campaña de la Unión Soviética desde los mismos inicios de la “Operación Barbarroja”. Al mando del VI Ejército Alemán que por aquel entonces se integraba en el Grupo de Ejércitos Sur del mariscal Gerd Von Rundest, el general protagonizó un espectacular avance ocupando gran parte de Ucrania, embolsando la capital de Kíev y derrotando al Ejército Rojo en Belgorod, Khrakov y Kursk. Al mismo tiempo que obtenía estos triunfos, Von Reichenau fue uno de los primeros militares alemanes en aceptar a combatientes rusos blancos y ucranianos dentro del Ejército Alemán (a pesar de la oposición inicial de Hitler), con los que posteriormente se formaría el Ejército de Liberación Ruso y el Ejército Nacional Ucraniano.

Repentinamente el 15 de Enero de 1942, Walther Von Reichenau sufrió un derrame cerebral mientras practicaba deporte durante uno de sus ratos libres próximo a la línea del frente y a las afueras de la ciudad ucraniana de Poltava. A pesar de que se le intentó evacuar hacia Alemania, en donde podían atenderle mejores doctores, justo antes de partir del aeropuerto el general falleció a causa de una parada cardíaca. Con su muerte inesperada, se fue uno de los militares que podía haber alcanzado grandes cotas de éxito en el Frente Oriental.

 

Bibliografía:

-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. Volumen 8. “Walter Von Reichenau”, S.A.R.P.E. (1978), p.290-291
-http://en.wikipedia.org/wiki/Walther_von_Reichenau