Xª Flotilla MAS

La Xª Flotilla MAS fue una de las formaciones más populares y efectivas de la Italia Fascista. Compuesta por audaces buzos e ingeniosos artefactos, causarían graves estragos al enemigo durante las Primera y Segunda Guerras Mundiales, escribiendo sus héroes algunas de las hazañas bélicas más increíbles de la Historia Militar.

Primera Guerra Mundial

Originariamente la Xª Flotilla MAS nació sobre el Mar Adriático en el contexto de la Primera Guerra Mundial que libraban Italia y Austria-Hungría. Bajo el nombre abreviado de MAS o “Flottiglia Mezzi d’Assalto”, se trataba de una unidad compuesta por 422 lanchas equipadas con torpedos y un cañón de 57 milímetros que conocidas por la denominación de “Motoscafi Anti Sommergibili” tras haber sido bautizadas de ese modo por el ingeniero Attilio Bisso y los trabajadores de la Sociedad Naval Automobilística de Venecia y los Astilleros de Livorno, tuvieron la misión de aproximarse y hundir en sus puertos a los navíos de la Flota Austro-Húngara.

Lanchas italianas MAS en la Primera Guerra Mundial.

El 7 de Junio de 1916 tuvo lugar la primera acción de la Xª Flotilla MAS después de que dos lanchas torpederas se infiltrasen en el puerto de Durrës en Albania y hundieran a un carguero austro-húngaro. Sin embargo, el estreno mayor de esta unidad no tendría un gran eco propagandístico hasta que la noche del 9 de Diciembre de 1917, cuando las dos lanchas MAS Nº9 y MAS Nº13 al mando respectivo del teniente Luigi Rizzo y el suboficial Andrea Ferrarini, sortearon los siete cables de acero de la rada de Trieste y a las 2:32 horas del día 10 dispararon torpedos contra el crucero Wien que explosionaron a estribor y lo inclinaron hasta hundirse con 46 fallecidos a bordo.

Otra de las grandes acciones de la Xª Flotilla MAS fue la gesta de las tres lanchas MAS 94, MAS 95 y MAS 96 al frente del poeta Gabrielle D’Annuzio que consiguieron causar algunos daños materiales en la Bahía de Búccari (la base naval más alejada del Imperio Austro-Húngaro) después de un largo viaje de 200 kilómetros de ida y vuelta, y de dejar tres botellas de cristal flotando con un lazo tricolor de la bandera italiana y una nota con un mensaje que se mofaba de los austro-húngaros. No obstante, la mejor proeza de la Xª Flotilla MAS tuvo lugar en el Canal de Otranto la noche del 10 de Febrero de 1918 cuando las dos lanchas MAS 15 y MAS 21 al mando del capitán Luigi Rizzo navegaron entre varios buques de la Marina Austro-Húngara y dispararon torpedos a 300 metros de distancia contra el acorazado Szent István que se hundió con 89 marineros.

Acorazado austro-húngaro Viribus Unitis hundido por lanchas MAS italianas en 1918. Fue uno de los ataques más polémicos porque se hizo el mismo día del Armisticio, lo que llevó al Gobierno de Yugoslavia que tenía que recibir el buque, a denunciar el suceso como una agresión italiana.

Con la proclamación del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (Yugoslavia), el acorazado Viribus Unitis que hasta ese momento había pertenecido a la Marina Austro-Húngara, fue transferido a la Marina Yugoslava en los últimos instantes de la Primera Guerra Mundial tal y como dictaminaron los Aliados Occidentales. Contrariamente Italia, que veía peligrar su hegemonía en el Mar Adriático, envió dos buzos armados con unos torpedos de fabricación casera llamados “Mignatta” que se infiltraron el 1 de Noviembre de 1918 en el puerto de Pola. Al mando del oficial Raffaele Rosseti y el cirujano Raffaele Paolucci, se infiltraron en la rada enemiga bajo unas condiciones de lluvia y granizo, donde tras una ardua tarea de cinco horas en la que superaron tres líneas de cadenas, redes, boyas y puestos de vigilancia, colocaron cargas explosivas en el buque, rebautizado hacía poco como Yugoslavia. A pesar de que los dos buzos fueron capturados por los guardias croatas y avisaron acerca de que la detonación era inminente, un error en la relojería retrasó la explosión hasta las 6:44 horas, cuando un total de 175 kilogramos de dinamita hundieron al acorazado Viribus Unitis, matando a 300 marineros yugoslavos, incluyendo al capitán Ianko Vukovic.

Los resultados obtenidos por la MAS en la Gran Guerra fueron increíbles porque demostraron que una flota inferior en número podía equilibrar la balanza en tonelaje atacando por sorpresa en el momento y el lugar adecuados. De hecho Gabriele D’Annunzio, uno de los mayores héroes de la Gran Guerra y al mismo tiempo uno de los intelectuales más valorados de la nación, se basó en la existencia de la MAS para construir la teoría que definiría a la corriente artística del “Futurismo”, cuyo pensamiento defendía y divinizaba valores como el honor, el riesgo, la máquina y la ingeniería. Sin embargo y a pesar de los triunfos conseguidos en forma de dos acorazados hundidos, ningún país salvo Italia apostó por una doctrina como la introducida por la MAS.

Formación de la Xª Flotilla MAS

“Maiali” y buzos realizando unas pruebas bajo el agua.

Hasta 1935 la Marina Real Italiana (Regia Marina) no volvió a invertir recursos en la MAS cuando la tensa situación internacional aconsejó a la Italia Fascista de Benito Mussolini modificar su política en el Mar Mediterráneo. Así fue como el Estado Mayor Naval (Supermarina) eligió al oficial Valerio Borghese, por aquel entonces un capitán del submarino Sciré que era popular por el apodo de “Príncipe Negro” y era descendiente de Paulina Bonaparte (hermana de Napoleón Bonaparte de Francia), para acondicionar su sumergible como una base secreta de buzos, también conocidos como “hombres rana”, debido a su extraña vestimenta para la época que incluía trajes de goma, escafandra y bombas de oxígeno. De forma simultánea surgieron una serie de ingeniosos artefactos como el Siluro de Curso Lento (SLC), también conocido como “maiali”, que era una especie de cilindro con 1.200 kilogramos de peso y una longitud de 6’70 metros por 53 centímetros, cuya función era desplazarse bajo el agua a 30 metros de profundidad y a una velocidad de 2’5 nudos impulsada por bombas eléctricas, para amenazar desde abajo a buques anclados sobre la superficie. Al mismo tiempo se inventó una lancha suicida llamada “Barchini” que expulsaba a los marineros hacia atrás antes de la colisión; así como una embarcación a control remoto rellena con 300 kilogramos de explosivo y que bautizaron como “MTM”. Posteriormente también se inventaría el torpedo humano “San Bartolomé”, la embarcación siembra-minas “Elco” o la lancha saltadora “Saltatori” para pasar por encima de los cables.

Teseo Tesei, uno de los buzos más famosos de la Xª Flotilla MAS.

Oficialmente en 1939 fue creada la Xª Flotilla MAS (en honor a la Legión X del Imperio Romano) con dos agrupaciones: la Fuerza de Superficie al mando del capitán Valerio Borguese y la Fuerza Sumergible al mando del capitán Vittorio Moccagatta; ambos bajo la supervisión del almirante Varolo Piazza. Del entrenamiento de las tripulaciones se encargó la Escuela de Boca del Serchio dirigida por el oficial Teseo Tesei, en aquellos momentos unas de las instalaciones más modernas a orillas del Río Serchio que fue visitada e incluso elogiada por el Rey Víctor Manuel III de Saboya. De hecho y gracias a un riguroso adiestramiento, muy pronto a los buzos se los conocería como los “Diablos del Mar”, siendo su lema “Memento Audere Semper (Recuerda Audacia Siempre)”.

Incursión a la Bahía de Suda

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial e Italia se adentró en el conflicto del bando del Eje en Junio de 1940, todavía las unidades de la Xª Flotilla MAS no estaban listas para entrar acción. Aquello se demostró tras un intento de aproximación a Gibraltar por parte de tres “maiali” depositados por el submarino Sciré el 21 de Octubre de 1940, los cuales resultaron hundidos por problemas técnicos junto a la desembocadura del Río Guadarrenque y sus seis buzos capturados por el Ejército Británico. Similar destino sufrieron otros “maiali” procedentes de Libia a bordo de submarinos nodrizas que fueron interceptados y destruidos antes de acercarse si quiera a las costas de Egipto.

Crucero británico HMS York destruido por la Xª Flotilla MAS en la Bahía de Suda.

La noche del 26 de Marzo de 1941 la Xª Flotilla MAS obtendría su primera gran victoria cuando los destructores italianos Crispi y Sella que habían estado navegando en torno a Grecia, depositaron seis artefactos “barchini” a las afueras de la Isla de Creta que lideraba el teniente Luigi Faggioni junto a los marineros Alessio de Vito, Emilio Barberi, Angelo Cabrini, Tullio Tedeschi y Lino Beccati. Sorprendentemente y sin ser detectados en ningún momento, los “barchini” entraron con los motores apagados en la Bahía de Suda y tras sortear las redes antitorpedos (sus buzos los pasaron por encima con la fuerza de su cuerpo), accedieron a la rada dejando atrás las boyas de seguridad y los puestos de vigilancia para dedicarse a colocar cargas explosivas bajo la quilla de algunos objetivos. A pesar de que al amanecer todo el equipo de buceo fue capturado, la dinamita instalada previamente detonó y en cuestión de segundos fueron hundidos el crucero británico HMS York y el petrolero noruego SS Pericles con 8.000 toneladas de crudo.

Ataques a Malta y Gribraltar

A partir del éxito en la Bahía de Suda, la Italia Fascista optó por multiplicar las acciones de la Xª Flotilla MAS en el Mar Mediterráneo sabiendo que iba ser fundamental en el intento por descompensar las diferencia de tonelaje respecto a la Marina Real Británica (Royal Navy). Así fue como los “hombres rana” fueron elegidos para llevar a cabo nuevas operaciones en la Bahía de Malta y Gibraltar.

El 26 de Julio de 1941 un total de 18 buceadores de la Xª Flotilla MAS equipados con “barchini” se presentaron ante el puerto La Valetta de Malta esperando poder repetir un triunfo como el conseguido en la Bahía de Suda. Lamentablemente las defensas en la isla eran mucho mayores y por tanto las tropas británicas localizaron con facilidad a los merodeadores, abriendo fuego contra ellos y matando a 15 buzos, entre estos Teseo Tesei y Vittorio Moccagata que únicamente lograron la destrucción de uno de los pilares del Puente de San Telmo.

Siluro de Curso Lento (SLC) sobre la superficie del mar en una misión.

Más suerte obtuvo la Xª Flotilla MAS en Gibraltar porque tres “maiali” al mando del teniente Decio Catalano y los marinos Amadeo Vesco y Licio Visintini penetraron en la rada de la colonia inglesa aprovechándose del mercante camuflado Fulgor. Una vez en el interior del puerto colocaron cargas explosivas y nadaron hasta la neutral España, no sin antes contemplar como las detonaciones incendiaron y hundieron a tres buques, entre estos los petroleros SS Fiona Shell y SS Denbydale, más el carguero SS Durnham, lo que sumó un total de 20.000 toneladas.

Raid de Alejandría

La mayor gesta de la Xª Flotilla MAS durante la Segunda Guerra Mundial fue la protagonizada contra Alejandría la noche del 18 de Diciembre de 1941 por un equipo de seis hombres compuesto por el teniente Luigi Durano de la Penne, los capitanes Antonio Marceglia y Vicenzo Martellotta, más los cabos Emilio Bianchi, Mario Marino y Spartaco Schergat. A bordo de tres “maiali” cargados con 300 kilogramos de trilita explosiva que acababa de depositar el submarino Sciré a una distancia prudente de la costa de Egipto, los buzos penetraron en la rada del puerto cuando los británicos abrieron las redes antitorpedos para permitir el paso de tres destructores, a los cuales siguieron al interior para desviarse en grupos de dos y colocar varios artefactos bajo las quillas de algunos grandes buques.

Pintura sobre unos buzos italianos cortando las redes de protección del puerto de Alejandría para acceder al otro lado con su “torpedo humano”.

Todo el equipo de buceo de la Xª Flotilla MAS fue capturado en Alejandría, cuatro al salir del agua, entre los que se encontraba el teniente Luigi Durano de la Penne; y otros dos en El Cairo con identidades falsas. A pesar del interrogatorio al que fueron sometidos, ninguno relató qué tipo de misión habían venido a hacer a Egipto, por lo que acto seguido fueron conducidos a las celdas del acorazado HMS Valiant que se encontraban próximas al pañol de municiones. Fue entonces cuando a las 5:35 horas, el teniente Luigi Durano de la Penne tuvo la caballerosidad de anunciar a sus carceleros de que el barco iba a saltar por los aires y que la mejor opción era proceder a la inmediata evacuación.

A las 5:45 horas de la madrugada del 18 de Diciembre de 1941 una explosión sacudió y hundió al petrolero SS Sagona, cuyas llamas alcanzaron al destructor HMS Jervis que también resultó gravemente dañado. Poco después, sobre las 6:05 horas, estallaron las cargas del acorazado HMS Valiant que hundieron al buque en medio de la rada del puerto. A continuación denotaron los explosivos del otro acorazado HMS Queen Elisabeth que con rapidez acabó por hundirse bajo las aguas, siendo despedido por la onda expansiva el almirante Andrew Cunnningham que milagrosamente sobrevivió sin sufrir una sola herida.

Acorazado británico HMS Queen Elisabeth hundiéndose en el puerto de Alejandría a manos de buzos italianos de la Xª Flotilla MAS.

El Raid de Alejandría constituyó la mayor victoria de la Xª Flotilla MAS porque tres buques fueron hundidos, entre estos un petrolero y sobretodo los dos importantes acorazados HMS Valiant y HMS Queen Elisabeth (los únicos de los que disponía Gran Bretaña en el Mar Mediterráneo). A raíz de este triunfo tras el que los seis buzos responsables sobrevivieron (estarían en cautividad hasta su liberación en 1944), la “Regia Marina” obtuvo por primera vez la superioridad naval en tonelaje frente a la “Royal Navy”, lo que demostró sin ninguna duda la capacidad de la Xª Flotilla MAS de invertir la iniciativa estratégica de un conflicto a pesar de lo reducido de su tamaño.

Operaciones en Crimea y el Lago Ladoga

El Frente Oriental de la Unión Soviética también requirió de los servicios de la Xª Flotilla MAS. Curiosamente la solicitud de “hombres rana” provino de Alemania para compensar el equilibrio con la Flota Roja en el Mar Negro; y también de Finlandia para recibir ayuda en sus operaciones sobre el Lago Ladoga.

Inicialmente transportar a la Xª Flotilla MAS a Rusia no fue fácil debido a la imposibilidad de llevar medios navales cruzando el Bósforo o el Estrecho de Gibraltar. Hacia el Ártico, las lanchas hubieron de atravesar los Alpes por el Trentino a borde remolques de la Compañía Fumagalli de Milán y tractores Alfa Romeo 800 y OM Ursus, accediendo a Austria y haciendo escala en Innsbrück, para continuar por Alemania vía Munich y Berlín hasta el puerto de Stettin en el Mar Báltico, donde fueron embarcadas en el mercante Thielbeck que las llevó hasta Finlandia y las desembarcó en Punkasalmi, en cuyos riachuelos sortearon canales de agua hasta alcanzar el Lago Ladoga y el puerto fluvial de Ladenpohja. Respecto al Mar Negro, las lanchas y minisubmarinos partieron de Venecia en camiones sobre el Paso del Brennero (los buzos hubieron de martillear ciertos obstáculos en las carreteras de los Alpes para hacer espacio), antes de que las pequeñas embarcaciones fueran depositadas en el Río Danubio y enviadas a sus nuevas bases del Frente Oriental en Rumanía situadas en Galati y Constanza.

Lancha MAS-526 patrullando el Lago Ladoga en Finlandia.

Crimea centró la mayor parte de las acciones de la Xª Flotilla MAS en el Mar Negro cuando desde Italia se envió al 101º Escuadrón Naval del capitán Francesco Mimbelli que operaría en primer lugar desde el puerto de Constanza en Rumanía y luego desde la propia península en Feodosia, Yalta y Foros. Entre sus acciones durante la campaña de Crimea estuvo el hundimiento de seis buques que incluyeron el carguero S-102 de 5.000 toneladas, un segundo mercante de 10.000 toneladas y un transporte de 3.000 toneladas, más los cinco submarinos soviéticos CB-2, CB-3, S-32, Shch-214 y Shch-306; mientras que durante la campaña del Kubán hundieron al sumergible ruso Shch-203. También dañaron de gravedad al crucero Molotov (permanecería fuera de combate un año por serias averías en la popa), causaron estragos en las costas del Mar de Azov, rompieron la barrera de Balaclava y generaron desperfectos en ciertos puertos del Cáucaso como Tuapse y Novorossisk.

El Lago Ladoga situado entre Rusia y Finlandia se convirtió en otra zona de operaciones de la Xª Flotilla MAS dentro del contexto de la Guerra de Continuación y el asedio a Leningrado. El equipo naval enviado a este escenario tan alejado de Italia estuvo compuesto por las lanchas cañoneras MAS-526, MAS-527, MAS-528 y MAS-529 al mando del capitán Giuseppe Bianchini, entre cuyos éxitos se contabilizaron la destrucción a cañonazos de una estación de radio ubicada en el Islote de Sukho, así como el hundimiento de un cañonero soviético y una gabarra de víveres de 1.300 toneladas que intentaba abastecer la ciudad de Leningrado.

Campaña contra Gibraltar

Las misiones de la Xª Flotilla MAS a Gibraltar en 1942 fueron de las más ingeniosas de la Segunda Guerra Mundial porque los comandos italianos alquilaron una casa bautizada como Villa Carmela que se encontraba en la costa de Algeciras, concretamente cerca de Punta Mayorga dento de la neutral España, y que precisamente era propiedad de una de la esposa de los buzos, una chica llamada Conchita Ramognino. Partiendo de esta bonita playa, los “hombres rana” de la llamada Escuadrilla Osa Mayor, nadaban hasta un mercante a medio hundir embarrancado en medio del agua conocido con el nombre de Olterra, en cuyo interior instalaron una base de operaciones y una compuerta sumergida en una piscina (con una abertura de 2 metros de alto y 1’20 metros de ancho) por la que entraban y salían los “maiali” hacia aguas de Gibraltar, las cuales no distaban más que a unos pocos metros de la rada inglesa. Gracias a esta increíble estratagema, los doce buzos italianos adscritos al Grupo “Gamma” al mando del alférez Agostino Straulino, accedieron a la zona inglesa la noche del 13 de Julio de 1942 y hundieron al mercante británico SS Empir Snipe, además de dañar a los cargueros SS Shuna, SS Meta y SS Barón Douglas, lo que totalizó un total de 10.000 toneladas brutas perdidas.

Izquierda: Olterra en Gibraltar que actuaba como nave nodriza de la Xª Flotilla MAS. Derecha: Válvula de salida bajo el agua desde la cual los buzos con sus torpedos humanos salen del Olterra para realizar sus misiones.

Simultáneamente a lo que sucedía en Gibraltar con la base del Olterra que las tropas del Ejército Británico nunca localizaron, en otras áreas del Mar Mediterráneo la Xª Flotilla MAS prosiguió con su particular cacería, aunque también cosechó sus propias bajas como cuando el submarino Sciré fue hundido el 10 de Agosto de 1942 mientras transportaba unos buzos al puerto de Haifa en Palestina. A pesar de este revés, siguieron anotándose éxitos mayores como ocurrió el 29 de Agosto después de que una lancha MAS lanzara un torpedo y aniquilase de la explosión al destructor británico HMS Eridge.

A comienzos de otoño de 1942 un avión Spitfire localizó al mercante Olterra en aguas neutrales de España y sospechando de que se trataba de una base de buzos con destino Gibraltar, Londres denunció su existencia al Gobierno de Francisco Franco. Ante la negativa de Madrid a colaborar, la única solución fue doblar la seguridad en la colonia, colocar trampas explosivas en las entradas del puerto y crear una división de buzos armados con cuchillos. Sin embargo de nada sirvieron las medidas porque la noche del 14 al 15 de Septiembre de 1942 seis “hombres rana” hundieron al mercante británico SS Ravens Point. De hecho se tendría que esperar hasta el 7 de Diciembre para que las nuevas defensas consiguieran repeler una agresión como sucedió aquella madrugada en que fallecieron cinco de los seis marineros italianos que intentaron infiltrarse en la rada gibraltareña.

Misiones en Argelia y Turquía

Sigilosamente la noche del 11 de Diciembre de 1942, diez buzos de la Xª Flotilla MAS al mando de los oficiales Mario Arillo y Giorgio Badessi que habían sido depositados por el submarino Ambra frente a las costas de Argelia, accedieron el puerto de Argel que por aquel entonces formaba parte de la Francia Libre. Sin ser vistos en ningún instante, colocaron cargas y hundieron a cinco mercantes entre los que se contabilizaron los cuatro británicos SS Ocean Vanquisher, SS Berta, SS Empire Centaur y SS Armettan, además del transporte militar estadounidense USS Nº59, lo que totalizó una cifra de 20.000 toneladas perdidas.

Nuevamente Gibraltar volvió a ser objetivo de la Xª Flotillas MAS con base en el mercante Olterra porque el 7 de Mayo de 1943 unos buzos minaron y echaron a pique a tres cargueros que incluyeron el SS Mashud de 7.500 toneladas, el SS Pat Harrison de 7.000 toneladas y el SS Cameratta de 4.875 toneladas. A raíz de todas estas heroicas acciones, el estandarte oficial de la Xª Flotilla MAS fue condecorado con la Medalla de Oro al Valor Militar y la unidad premiada con un nuevo lema que decía: “Has sido elegido de espíritus heroicos, la Décima Flotilla MAS es fiel a su divisa: Por el Rey y la bandera”.

Hundimiento del destructor inglés HMS Eridge a manos de la Xª Flotilla MAS.

Turquía que se había declarado neutral en la Segunda Guerra Mundial, aunque favorable al Eje porque autorizaba la presencia de militares alemanes e italianos en su país, fue otra zona de operaciones secreta de la Xª Flotilla MAS. El único miembro de dicha unidad en Anatolia era Luigi Ferrari, un ciudadano que por el día se dedicaba a ser diplomático y por la noche a ser buzo de la Xª Flotilla MAS. Sería precisamente este curioso individuo, quién una noche de Junio de 1943, colocó cargas explosivas y hundió en el puerto de Alexandreta a tres cargueros enemigos entre los que se contabilizaron el noruego SS Ferntpalnt, el griego SS Orion y el británico SS Kaituna que sumaron las 19.000 toneladas.

Oficialmente la última misión de la Xª Flotilla MAS sobre Gibraltar se produjo la noche del 24 de Agosto de 1943 cuando un grupo de buzos al mando del capitán de corbeta Ernesto Notari hundieron a tres buques entre los que estaban el petrolero noruego SS Thorsovdi, el mercante británico SS Stanridge y carguero estadounidense SS Harrison Gray Otis. De hecho y justo antes de firmarse el Armisticio Ítalo-Aliado el 8 de Septiembre de 1943, unos buzos italianos realizaron una incursión fallida al puerto de Siracussa en la Sicilia ocupada por el Ejército Estadounidense.

República de Saló

Sorprendentemente cuando Italia se rindió a los Aliados el 9 de Septiembre de 1943, la base de la Xª Flotilla MAS que se encontraba con una guarnición de 3.000 efectivos en el puerto de La Spezia, decidió no traicionar al Eje y negociar con las autoridades del Ejército Alemán a través del capitán de corbeta Max Berninghaus. Del diálogo con Berlín se encargó el Príncipe Valerio Borghese quién prometió seguir luchando en la Segunda Guerra Mundial al lado del Tercer Reich, siempre que los alemanes respetasen cinco términos innegociables para la Xª Flotilla MAS que se enumeraron de la siguiente manera: el mantenimiento de la bandera italiana, la continuidad del uniforme, la independencia de los tribunales militares, el cumplimiento del reglamento de disciplina y la no interferencia en los asuntos operacionales.

Cártel de propaganda de la Xª Flotilla MAS en la República de Saló.

Con la fundación de la República de Saló al frente de Benito Mussolini a finales de Septiembre de 1943, el Duce integró a la Xª Flotilla MAS en la Marina Nacional Republicana (Marina Nazionale Reppublicana). Así nació la División “Décima” compuesta por 12.000 efectivos, que posteriormente se ampliarían a los 30.000, liderados por el Príncipe Valerio Borghese y Luigi Carallo, cuyos voluntarios fueron distribuidos en las Fuerzas de Tierra, Mar y Servicios; ya que además de los habituales buzos, lanchas torpederas y “maiali”, a la unidad se añadieron soldados de infantería, paracaidistas, tropas de montaña, “bersaglieris”, artillería y zapadores. A raíz de tales cambios pronto se formaron los Batallones de Infantería de Marina “Lupo”, “Fulmine”, “Barbarigo”, “Sagitario”, “Serenísima”, “Longobardo”, “Castagagnacci”, “Pegaso”, “San Giusto”, “Risoluti” y “Vega”, el Batallón Paracaidista-Nadador, el Batallón de Zapadores Alpino “Valanga”, y los 2º y 3º Grupos de Artillería “Da Giussano” y “Colleoni”. Hubo incluso una sección de mujeres en el Servicio Auxiliar Femenino y una oficina de prensa para el periódico L’Orizzonte, así como una Escuela de Medios de Asalto de Superficie en La Spezia y la Escuela de Salvatore Todaro de Sesto Calende junto al Lago Maggiore.

División “Décima” (República de Saló):
-Batallón de Infantería de Marina “Lupo”
-Batallón de Infantería de Marina “Fulmine”
-Batallón de Infantería de Marina “Barbarigo”
-Batallón de Infantería de Marina “Sagitario”
-Batallón de Infantería de Marina “Serenísima”
-Batallón de Infantería de Marina “Longobardo”
-Batallón de Infantería de Marina “Castagagnacci”
-Batallón de Infantería de Marina “Pegaso”
-Batallón de Infantería de Marina “San Giusto”
-Batallón de Infantería de Marina “Risoluti”
-Batallón de Infantería de Marina “Vega”
-Batallón Paracaidista-Nadador
-Batallón de Zapadores Alpino “Valanga”
-2º Grupo de Artillería “Da Giussano”
-3º Grupo de Artillería “Colleoni”
-Servicio Auxiliar Femenino

Básicamente la función de la Xª Flotillas MAS durante la República de Saló fue la de combatir a los partisanos comunistas que operaban en la retaguardia siguiendo órdenes del Comité Nacional de Liberación (CNL) que cooperaba con los Aliados. Sus principales áreas de lucha fueron el Piamonte, Véneto, Pavia, Treviso, el Valle del Orco, Val Meduna, Valdobbiadene y Lugo di Romagna. De hecho entre las acciones más famosas estuvo la protagonizada por el Batallón de Zapadores Alpino “Valanga” que rompió un cerco de guerrilleros sobre Tarnova Di Selva y rescató al sitiado el Batallón de Infantería de Marina “Fulmine”. También destacó el Batallón Paracaidista-Nadador que se componía por un millar de tropas mixtas aeronavales expertas en buceo y saltos en paracaídas, cuyos aguerridos voluntarios expulsaron a numerosas células partisanas en Valsassin, Vicenza y el Lago Como.

Infantes de Marina de la Xª Flotilla MAS durante la República de Saló.

Contra los Aliados Occidentales la Xª Flotilla MAS desplegó fuerzas mucho más limitadas sobre la zona centro-sur de Italia, a veces, como simple apoyo armado del Ejército Alemán. Por ejemplo el Batallón de Infantería de Marina “Lupo” resistió heroicamente a un conglomerado de tropas del Ejército Estadounidense y el Ejército Británico en el Río Senio. De igual forma durante la Batalla de Anzio, los marinos de la Xª Flotilla MAS rechazaron varios asaltos norteamericanos en la zona de Nettuno; mientras que posteriormente destacaron con tenacidad en la lucha por la “Línea Gótica” y en la ofensiva sobre el Río Po.

Junto a la frontera con Yugoslavia en Istria y Venecia-Julia, la Xª Flotilla MAS también combatió contra los partisanos yugoslavos de Josip Tito que amenazaban la misma República de Saló desde los Balcanes. Así lo hicieron los Batallones de Infantería de Marina “Lupo” y “Fulmine” luchando contra los guerrilleros que realizaban incursiones procedentes de Eslovenia; así como el Batallón Paracaidista-Nadador que rechazó a numerosos yugoslavos cerca de Goritzia y la Península de Trieste junto a las costas del Mar Adriático.

Paracaidistas-nadadores (izquierda) y marineros (derecha) de la Xª Flotilla MAS.

No todas las acciones de la Xª Flotilla MAS durante la República de Saló fueron heroicas porque ciertos grupos de combatientes fueron responsables de cometer crímenes de guerra contra la población o los guerrilleros que se rendían. Así ocurrió cuando miembros de la Xª Flotilla MAS ejecutaron mediante fusilamiento y horca a 68 partisanos capturados en Forno, a 12 civiles en Borno Ticino y a 5 sospechosos en Castelleto Ticinno. También fueron infantes de marina los que quemaron como represalia el pueblo de Guadine o golpearon a latigazos y luego rociaron de gasolina a varios guerrilleros en Crocetta del Montello.

Simultáneamente, otros miembros de la Xª Flotilla MAS llevaron a cabo acciones humanas dignas de mención como impedir durante la retirada del Ejército Alemán que los germanos destruyeran las infraestructuras o industrias. También el Príncipe Valerio Borghese evitó que 184 marineros de la Sede de Marina de Génova fueran deportados al Tercer Reich, logrando que los alemanes les liberasen e incluso les compensasen económicamente por los daños morales. De hecho, en ocasiones los combatientes de la Xª Flotilla MAS se rebelaron contra la República de Saló como sucedió con un amotinamiento en La Spezia (como consecuencia de discrepancias con el mando) que acabó con el arresto de Valerio Borghese en el Lago Garda, algo que condujo a los comandos navales a amenazar a Mussolini con llevar a cabo una marcha sobre la capital, antes de que el Duce finalmente reculara en su decisión y pusiera al “Príncipe Negro” en libertad e incluso lo nombrase Jefe del Estado Mayor de la Marina Nacional Republicana en detrimento del capitán Ferruccio Ferrini que hasta ese momento había sido contrario a esta unidad.

El Mar Mediterráneo también fue objetivo de la Xª Flotilla MAS a pesar de que la República de Saló se encontraba con unos efectivos navales muy mermados en respecto a la superioridad de los Aliados. Afortunadamente aquello no fue un impedimento porque como solía ser habitual en el cuerpo, los “hombres rana” volvieron a destacar por su pericia cuando el 20 de Febrero de 1944 una lancha MAS hundió al transporte de tropas estadounidense USS PC-545. Sin embargo la mayor victoria la obtendría otra lancha MAS durante la Batalla de Anzio el 18 de Febrero de 1944 después de torpedear y hundir al crucero británico HMS Penélope que desapareció bajo el agua causando la muerte a 415 marineros.

Fuera de Italia la Xª Flotilla MAS desplegó algunas fuerzas en Francia cuando los Aliados invadieron Provenza dentro del marco de la “Operación Dragoon”, aunque durante esta campaña los tres ataques efectuados contra Cannes, Niza y el Principado de Mónaco acabaron en tragedia porque todas las lanchas italianas fueron destruidas. Más suerte cosechó la Xª Flotilla MAS al norte de Italia cuando la noche del 25 de Agosto de 1944 los “hombres rana” hundieron dos cazatorpederos estadounidenses; o el 17 de Abril de 1945 que dejaron fuera de combate al cazatorpedero francés Trombe.

La Xª Flotilla MAS reclutó niños buceadores (izquierda), además de mujeres combatientes como esta joven del Servicio Auxiliar Femenino (derecha).

Curiosamente la Italia Cobeligerante que cooperaba con los Aliados y al mismo tiempo combatía contra la República de Saló en el contexto de la Guerra Civil Italiana, creó su propia Xª Flotilla MAS para apoyar la causa del Rey Víctor Manuel III. Rebautizada con el nombre de Fuerza de Asalto Marítimo (Mariassalto) y puesta al mando del capitán Ernesto Sforza, la mayor parte de sus acciones fracasaron, salvo la incursión llevada a cabo contra el puerto de La Spezia que acabó con el hundimiento del crucero fascista Bolzano, una misión que sorprendentemente llevó a cabo el teniente Luigi Durano de la Penne (héroe del Raid de Alejandría).

Conclusión

Los últimos días de la Segunda Guerra Mundial en Italia fueron cruciales para la Xª Flotilla MAS debido a que un intento de preservar el honor, el Príncipe Valerio Borghese convocó en la Plaza de la República de Fiume de Milán a todos los combatientes para anunciar que no se rendían al Ejército Estadounidense, sino que se disolvían voluntariamente (una condición que Washington aceptó para evitar un derramamiento de sangre). Acto seguido y mientras se escuchaba el himno de la Xª Flotilla MAS, a las 17:45 horas del 26 de Abril de 1945 fue arriada la bandera tricolor de Italia al grito de “¡Duce, Duce…!”.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, los veteranos de la Xª Flotilla MAS fueron desmovilizados y licenciados. A pesar de que un reducido número acabó siendo capturado por los partisanos y ejecutado; la mayoría fueron internados por el Ejército Estadounidense en Argelia hasta su liberación en 1946. Respecto al Príncipe Valerio Borghese fue hecho prisionero por los guerrilleros comunistas, aunque la intervención en el último instante del agente norteamericano Hames Angleton le salvó la vida a cambio de que trabajase para el Gobierno de Estados Unidos de cara a la Guerra Fría. Más suerte tuvo el teniente Luigi Durano de la Penne que ascendió a vicealmirante de la Marina Italiana y fue elegido seis veces Presidente de la Cámara de los Diputados del Parlamento de Italia.

La Xª Flotilla MAS fue la unidad más admirada del Ejército Italiano durante la Segunda Guerra Mundial. Acerca de los “hombres rana” se escribieron libros, se proyectaron documentales y se filmaron películas, llegando incluso el Parlamento de Italia a reconocer oficialmente el papel jugado en la contienda por los buzos tras un emotivo discurso en el año 2006. Hasta ese momento y sumando las acciones de la Primera y Segunda Guerra Mundiales, el historial de combate de esta formación militar fue de 45 buques hundidos entre los que hubo cuatro acorazados (los británicos HMS Valiant y HMS Queen Elisabeth, el austro-húngaro Szent-István y el yugoslavo Viribus Unitis), cuatro cruceros (los ingleses HMS York y HMS Penélope, más el italiano Bolzano y el austro-húngaro Wien), un destructor (el británico HMS Eridge), seis submarinos (los soviéticos CB-2, CB-3, S-32, ShCh-214, Chch-203 y Shch-306), un cañonero, tres cazatorpederos, cinco petroleros y veintiún cargueros, una cifra que sin duda convirtió a la Xª Flotilla MAS en una de las unidades más letales de la Historia Naval.

 

Bibliografía:

-José Luis Alonso y José Manuel Peña, La Décima Flotilla MAS, Revista Serga Nº 40 (2006), p.47-64
-Luis de la Sierra, La Guerra Naval en el Mediterráneo. “Cunningham, desarbolado en Alejandría”, Editorial Juventud (2005), p.346-352
-Esteban Pérez Bolívar, Los Raids de la Décima Flotilla MAS, Ediciones Salamina (2017), p.25-251
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. “Los “torpedos humanos” atacan Suda”, S.A.R.P.E. (1978), p.381-386