Ejército Independiente Coreano

Cuando Japón se anexionó Corea en 1910, la mayoría de la población era contraria a formar parte del Imperio Japonés tal y como demostró el rápido surgimiento de una disidencia política. Articulada inicialmente por nacionalistas y posteriormente por comunistas, los opositores que muy pronto encontrarían apoyo internacional de otras potencias como Estados Unidos, se acabarían organizando en el Ejército Independiente Coreano que operó sobre su patria hasta 1945.

Miembros de la Resistencia Coreana.

Japón llevó a cabo una intensa política de colonización en Corea con la supresión de cualquier tipo de identidad, la limitación del uso de la lengua nativa, la abolición de las tradiciones propias y la apropiación de todas las explotaciones agrícolas y mineras en detrimento del nivel de vida de la población. Lógicamente, tales abusos causaron una reacción que explosionó en 1919 con el llamado “Movimiento del 1 Marzo” consistente en una serie de protestas y huelgas que dejaron 1.500 incidentes y movilizaron a 2 millones de personas, cuyas masas lideradas por los activistas Kim Jwa-Jin y Lee Beom-Seok fundaron de manera provisional el Gobierno Norseptentrional que se ubicó junto a la frontera con China e incluso erigieron el Ejército Independiente Coreano con 3.000 efectivos. Lamentablemente el sueño de soberanía fue efímero porque rápidamente el Ejército Imperial Japonés al mando del general Tomotake Takashima envió una fuerza de 50.000 soldados que liquidaron el “Movimiento 1 de Marzo” y derrotaron al Ejército Independiente Coreano en la Batalla de Qinghansli al que causaron 220 bajas entre 130 muertos y 90 heridos, a costa 35 bajas niponas entre 11 muertos y 34 heridos.

Desde la década de los años 1920, la Resistencia Coreana optó por una estrategia más pacífica y cultural centrada en diversas organizaciones como la Sociedad “Chindan” en fomento de las tradiciones nativas o la Sociedad para el Estudio de la Lengua Coreana en defensa del idioma. Sin embargo cuando en 1932 un nacionalista coreano arrojó una bomba contra el Emperador Hiro-Hito durante un atentado fallido, la lucha armada se incrementó y también el apoyo moral de la población civil hacia los insurgentes. De hecho pronto se contabilizaron las primeras víctimas después de que unos guerrilleros coreanos asesinaran en Shangai a varios oficiales del Ejército Imperial Japonés, lo que evidentemente desató una represión en Corea, y al mismo tiempo un incremento de la disidencia que alcanzó las cotas más altas en 1937 tras la invasión de Japón a China.

La Segunda Guerra Sino-Japonesa entre 1938 y 1939 reactivó el Ejército Independiente Coreano que comenzó a operar en la retaguardia, normalmente en torno a las zonas montañosas entre la frontera de Corea, Manchuria y China, donde la orografía facilitó a los guerrilleros realizar incursiones contra los soldados del Ejército Imperial Japonés y el Ejército Imperial Manchú. Al año siguiente, en 1940, nació el Gobierno Provisional Coreano en el Exilio al frente del Presidente Kim Koo que ubicó su sede en la zona dominada por la China del Kuomintang y que fue reconocido por Estados Unidos y Gran Bretaña; aunque al mismo tiempo nació el Partido Comunista Coreano liderado por Kim Jong-Il que obtuvo el apoyo logístico de la Unión Soviética de Iósif Stalin.

Soldados del Ejército Independiente Coreano durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuando la Segunda Guerra Mundial alcanzó Asia en 1941, el Gobierno Provisional Coreano en el Exilio se volcó con la causa de los Aliados y además aumentó sus ataques contra el Ejército Imperial Japonés al norte de Corea. Simultáneamente las tropas japonesas también provocaron un duro golpe al Ejército Independiente Coreano después de que en 1942 disolvieran a sus principales patrocinadores en suelo patrio, concretamente la Sociedad “Dchindan” y la Sociedad para el Estudio de la Lengua Coreana, cuyos miembros fueron deportados a campos de concentración y en muchos casos asesinados.

Mientras tanto los Aliados crearon un Ejército Independiente Coreano en el exterior que se integró tanto en el Ejército Británico como en el Ejército Estadounidense. Formado por 1.000 soldados al mando del general Ji Cheong-Cheon, estos voluntarios combatieron durante la campaña de Astracán en 1943, durante la Batalla de Imphal sobre la India en 1944 y durante la reconquista de Birmania en 1945.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial en 1945 tras la ocupación de Estados Unidos y la Unión Soviética a la Península Coreana, tanto el Gobierno Provisional Coreano en el Exilio como el Partido Comunista Coreano se erigieron vencedores. Como consecuencia de esta dualidad, en 1948 Corea obtuvo su independencia bajo dos países distintos que encarnaron Corea del Norte y Corea del Sur.

 

Bibliografía:

-Carlo Caranci, Holocausto Atómico. “Corea”, Ediciones Iberoamericanas Quorum (1986), p.120
-https://en.wikipedia.org/wiki/Korean_Liberation_Army
-http://en.wikipedia.org/wiki/Korea_under_Japanese_rule