Cuerpo SS Libre Británico “British Free Corps”

Las Waffen-SS constituyeron uno de los ejércitos multinacionales más famosos de la Historia Militar y sobretodo durante el período del Tercer Reich en el siglo XX. Probablemente una de las unidades más llamativas de la Segunda Guerra Mundial sería la de aquellos voluntarios anglosajones que contrarios a la línea política oficial del Reino Unido, decidieron conformar el Cuerpo SS Libre Británico o “British Free Corps” y sellar sus destinos a los de la Alemania Nacionalsocialista.

Emblema de la Unión Jack del Cuerpo Libre SS Británico “British Free Corps”.

No todos en el Reino Unido estuvieron de acuerdo con desencadenar la Segunda Guerra Mundial contra Alemania en 1939 y menos todavía en ir en coalición con la Unión Soviética en 1941. El sentimiento anticomunista era muy fuerte, tal y como habían demostrado durante la “Era de Entreguerras” movimientos de masas como la Unión de Fascistas Británicos (British Union of Fascists o BUF) fundada por Oswald Mosley o en menor medida organizaciones como la Liga Imperial Fascista (Fascist Imperial League o FIL) de Arnold Spencer, los Fascistas Británicos (British Fascists o BF) de Rotha Lintorn-Orman y la Unión de Fascistas y Nacionalsocialistas Británicos (British Union of Fascists and Nationalsocialist o BUFN) de William Joyce, además de haber formado parte alrededor de veinte voluntarios ingleses en la Guerra Civil Española entre 1936 y 1939 del lado de la España Nacional del general Francisco Franco.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939 y entrar la Italia Fascista en la contienda en 1940, todos los movimientos como la Unión de Fascistas Británicos, incluyendo su líder Oswald Mosley, fueron encarcelados por las autoridades del Reino Unido por temor a que representasen una “quinta columna” en manos del Eje. A pesar de todo, algunos de los fascistas ingleses escaparon de la cárcel y cruzaron las aguas del Canal de la Mancha para alcanzar Francia y unirse a las fuerzas del Tercer Reich que ocupaban el país. Uno de estos evadidos fue William Joyce, quién en seguida fue puesto al frente de un programa de radio emitido en inglés llamado Alemania Llama (Germany Calling) con la finalidad de causar desmoralización entre las filas del Ejército Británico e impulsar a una salida negociada al conflicto. Al mismo tiempo, ocho de los muchos residentes británicos que había en Europa se alistaron a título personal en las Waffen-SS entre 1940 y 1941, concretamente uno en la 1ª División SS Panzer “Leibstandarte Adolf Hitler” y siete en la 3ª División SS Panzer “Totenkopf”, los cuales se batieron contra la Unión Soviética en el Frente Oriental, siendo herido durante el asedio a Leningrado el cabo Thomas Cooper.

John Amery, un fascista inglés que residía en Francia y que colaboraba con el Tercer Reich a través del oficial Werner Planck en la Ofinina de Propaganda, fue el primero en proponer durante una visita al Estado Mayor Alemán (OKW) en Berlín en Febrero de 1943 la creación de una unidad de voluntarios británicos integrados en las Waffen-SS que combatieron contra el comunismo en el Frente Oriental. Así nació el proyecto de la Legión de San Jorge (Saint George Legion) el 21 de Abril de 1943 mediante una intensa campaña publicitaria a través del periódico Camp y visitas a los diversos campos de prisioneros ingleses que el Ejército Alemán había capturado en Dunkerque, Grecia, Creta o África. Lamentablemente la iniciativa no tuvo mucho éxito porque en el campo de Saint Denis a las afueras de París sólo se presentaron cuatro candidatos; mientras que en el de Genshagen en Brandemburgo lo hicieron veinte de 270, entre ellos el sargento de artillería John Henry Owen Brown que había servido en la Unión de Fascistas Británicos. De hecho se tuvo que rebuscar muy bien entre los recintos penitenciarios de toda Europa, e inclusa reclutar a soldados recién capturados en la campaña de Italia como les sucedió a un taxista londinense llamado James Conen y a un policía sudafricano de nombre William Celliers.

Cartel de reclutamiento al “British Free Corps” con la bandera del Reino Unido entre las de Alemania e Italia.

Oficialmente el 1 de Enero de 1944 la Legión de San Jorge fue reconvertida en el Cuerpo SS Libre Británico “British Free Corps” (Britisches Freikorps) al mando del capitán Johannes Rogenfeld. El entrenamiento básico se efectuó en el Centro de Instrucción de Pankow a las afueras de Berlín, donde los voluntarios recibieron uniformes alemanes “feldgrau” bordados con runas heráldicas de tres leones en el cuello y la bandera de la Unión Jack en el brazo, exactamente igual que la calcomanía de los cascos. Completado el servicio en el campamento, los británicos fueron traslados a diversos colegios de enseñanza para especializarse en sus respectivas materias como los granaderos al Campo de Lichterfelde, los ingenieros a la Escuela de Zapadores Wildermann Kaserne de Dresde y los escasamente ideologizados a la Escuela Política Hildesheim de Hannover. Una vez finalizada la fase de adiestramiento, los voluntarios serían reagrupados a una unidad de tamaño pelotón que liderarían el capitán Hans Werner Roepke y el teniente Walter Kühlich.

El Cuerpo SS Libre Británico “Brisish Free Corps” reunió a un total de 76 efectivos, la mayoría procedentes de Gran Bretaña, aunque en menor número anglosajones de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica e Irlanda. Según su nacionalidad hubo un total de 58 británicos, 9 estadounidenses, 3 australianos, 3 sudafricanos, 2 irlandeses y 1 neozelandés. El juramento de todos ellos durante su graduación y desfile público el 1 de Abril de 1944, coincidiendo con el aniversario de Adolf Hitler, fue el siguiente: Nosotros, los verdaderos soldados ingleses, nos aliamos con el Führer y el Reich Alemán. Combatiremos como voluntarios junto a los alemanes para derrotar a los enemigos de Europa. Con este fin firmamos nuestra adhesión como miembros del Cuerpo Libre Británico.

Soldados del Cuerpo SS Libre Británico en Abril de 1944.

A mediados de Febrero de 1945 el Cuerpo SS Libre Británico recibió su bautismo de fuego contra el Ejército Rojo Rojo en Pomerania, concretamente a las afueras de Stettin, después de que fuese integrado en la 11ª División SS de Granaderos “Nordland” y desplegado en torno a los atrincheramientos de Angermunde. A continuación y tras una serie de choques contra las tropas soviéticas en el pueblo de Schoenburg, los voluntarios británicos cruzaron el Río Oder en dirección oeste y emprendieron la marcha para intentar rendirse a las tropas de Estados Unidos que avanzaban desde el Río Elba. Sólo un puñado de anglosajones del Cuerpo SS Libre Británico decidió ir a la capital para tomar partido en la Batalla de Berlín, donde uno de los voluntarios, el soldado Bob Rossler, destruyó un tanque T-34 ruso antes de caer abatido. Una vez la ciudad se rindió y posteriormente se anunció la capitulación de Alemania, las pérdidas para el Cuerpo SS Libre Británico fueron de tres bajas entre un muerto y dos prisioneros de los soviéticos.

Terminada la Segunda Guerra Mundial en 1945, el Cuerpo SS Libre Británico fue disuelto por el Ejército Estadounindense y sus miembros entregados al Ejército Británico. Salvo por John Amery, el impulsor de la unidad, que había sido capturado en Italia, juzgado por traición ante un tribunal en Inglaterra y ejecutado mediante horca en la Prisión de Wansworth el 19 de Diciembre de aquel año; el resto fueron absueltos o condenados a penas menores de prisión de las que muy pronto salieron en libertad.

El “British Free Corps” fue una de las unidades más reducidas en efectivos y que menos destacó en combate a diferencia de las otras muchas nacionalidades que sirvieron bajo el estandarte del Tercer Reich. Sin embargo y a pesar de su poca participación en batalla, sin duda alguna el Cuerpo SS Libre Británico fue una de las agrupaciones más curiosas de las que conformaron el fenómeno de las Waffen-SS durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Massimiliano Afiero, De la Legión de San Jorge al Britisches Freikorps, Revista Serga Nº108 (2017), p.36-47
-https://en.wikipedia.org/wiki/British_Free_Corps