Ofensiva de Viena

 

Viena se convirtió en 1945 en uno de los objetivos prioritarios de la Unión Soviética. En primer lugar porque Austria geográficamente era el país situado más en el centro de Europa, en segundo por ser la primera nación anexionada por el Tercer Reich, en tercero por ser el lugar donde había nacido Adolf Hitler y por último porque la capital vienense era una de las ciudades culturalmente más destacadas del Viejo Continente. Tales circunstancias, pusieron a Viena y Austria dentro del punto de mira para ser víctimas de una ofensiva del Ejército Rojo.

Plan del Komintern

Desde mediados de 1944 a los primeros meses de 1945 la Unión Soviética había ido acumulando una serie de grandes triunfos militares e imperiales en Europa Oriental derrotando al Eje una y otra vez sobre el campo de batalla. En poco menos de un año Rumanía, Bulgaria, Albania, Serbia, Polonia, Prusia Oriental y Hungría en dicho orden pasaron a convertirse en territorios soviéticos o en miembros del bloque socialista patrocinado por Iósif Stalin. También en el Frente Occidental, al igual que en el Frente Oriental, Estados Unidos y Gran Bretaña competían contra Moscú en una carrera dentro del territorio alemán por ver quién derrotaba antes al Tercer Reich. Así fue como el Ejército Rojo puso sus miras en el mismo corazón de Alemania, sabiendo que previamente tendría que pasar por Austria y ocupar Viena si quería ser el dueño de Centroeuropa.

Frente a Austria y concretamente apuntando en dirección a Viena, la Unión Soviética estacionó al III Frente Ucraniano del mariscal Fyodor Tolbukhin con los IV y IX Ejércitos de Guardias, el VI Ejército Blindado de Guardias, los XXVI, XXVII y LVII Ejércitos, además de fuerzas independientes como el I Cuerpo Mecanizado de Guardias, el V Cuerpo de Caballería de Guardias, el XVIII Cuerpo Blindado, el II Cuerpo de Artillería de Campaña, la Flotilla del Danubio y el XVII Ejército del Aire. También como fuerza auxiliar la República Socialista de Bulgaria desplegó junto a los soviéticos el I Ejército Búlgaro al mando del general Vladimir Stoychev.

Aproximadamente el Komintern desplegó a 745.000 soldados entre 644.700 soviéticos y 100.900 comunistas búlgaros; junto a un material de 400 tanques y 7.000 cañones.

III Frente Ucraniano:
IV Ejército de Guardias Soviético
·XX Cuerpo de Guardias Soviético
-5ª División Aerotransportada de Guardias Soviética
-7ª División Aerotransportada de Guardias Soviética
-80ª División de Guardias Soviética
·XXI Cuerpo de Guardias Soviético
-41ª División de Guardias Soviética
-62ª División de Guardias Soviética
-66ª División de Guardias Soviética
-69ª División de Guardias Soviética
·XXXI Cuerpo de Guardias Soviético
-4ª División de Guardias Soviética
-34ª División de Guardias Soviética
-44ª División de Guardias Soviética
VI Ejército Blindado de Guardias Soviético
·V Cuerpo Blindado de Guardias Soviético
·IX Cuerpo Mecanizado de Guardias Soviético
IX Ejército de Guardias Soviético
·XXXVII Cuerpo Soviético de Guardias
-98ª División de Guardias Soviética
-99ª División de Guardias Soviética
-103ª División de Guardias Soviética
·XXXVIII Cuerpo de Guardias Soviético
-104ª División de Guardias Soviética
-105ª División de Guardias Soviética
-106ª División de Guardias Soviética
·XXXIX Cuerpo de Guardias Soviético
-100ª División de Guardias Soviética
-107ª División de Guardias Soviética
-114ª División de Guardias Soviética
XXVI Ejército Soviético
·XXX Cuerpo de Fusileros Soviético
-36ª División de Guardias Soviética
-68ª División de Guardias Soviética
-21ª División de Fusileros Soviética
·CIV Cuerpo Soviético
-74ª División de Fusileros Soviética
-93ª División de Fusileros Soviética
-151ª División de Fusileros Soviética
·CXXXV Cuerpo Soviético
-233ª División de Fusileros Soviética
-236ª División de Fusileros Soviética
XXVII Ejército Soviético
·XXXV Cuerpo de Guardias Soviético
-División Aerotransportada de Guardias Soviética
-163ª División de Fusileros Soviética
-202ª División de Fusileros Soviética
·XXXIII Cuerpo Soviético
-78ª División de Fusileros Soviética
-155ª División de Fusileros Soviética
-206ª División de Fusileros Soviética
-337ª División de Fusileros Soviética
·XXXVII Cuerpo Soviético
-108ª División de Guardias Soviética
-316ª División de Fusileros Soviética
-320ª División de Fusileros Soviética
LVII Ejército Soviético
·VI Cuerpo de Guardias Soviético
-10ª División Aerotransportada de Guardias Soviética
-20ª División de Guardias Soviética
-61ª División de Guardias Soviética
·LXIV Cuerpo Soviético
-73ª División de Guaridas Soviética
-133ª División de Fusileros Soviética
-299ª División de Fusileros Soviética
·CXXXIII Cuerpo Soviético
-84ª División de Fusileros Soviética
-104ª División de Fusileros Soviética
-122ª División de Fusileros Soviética
Fuerzas Independientes Soviéticas
·I Cuerpo Mecanizado de Guardias Soviético
·V Cuerpo de Caballería de Guardias Soviético
·XVIII Cuerpo Blindado Soviético
·II Cuerpo de Artillería de Campaña Soviética
-3ª División de Artillería Antiaérea Soviética
-4ª División de Artillería Antiaérea Soviética
-7ª División de Artillería de Campaña Soviética
-9ª División de Artillería de Campaña Soviética
-19ª División de Artillería de Campaña Soviética
-22ª División de Artillería Antiaérea Soviética
·Flotilla del Danubio Soviética
·XVII Ejército del Aire Soviético
I Ejército Búlgaro
·III Cuerpo Búlgaro
-10ª División de Infantería Búlgara
-12ª División de Infantería Búlgara
-16ª División de Infantería Búlgara
·IV Cuerpo Búlgaro
-3ª División de Infantería Búlgara
-8ª División de Infantería Búlgara
-11ª División de Infantería Búlgara
Fuerzas Independientes Búlgaras
·6ª División de Infantería Búlgara

Plan del Eje

Derrotadas y agotadas era como se encontraban las fuerzas armadas alemanas a principios de 1945. Expulsado el Ejército Alemán (Wehrmacht) de Hungría y Polonia, el Ejército Rojo se aprestó a invadir Austria, uno de los dominios más simbólicos del Tercer Reich y lugar de nacimiento del mismo Adolf Hitler. Así pues, amenazados estratégica y moralmente, los alemanes y austriacos, junto a voluntarios nacionalistas de las Waffen-SS procedentes de Ucrania, Rumanía y Bulgaria, se apostaron en las fronteras bajo el nuevo dominio comunista y decidieron resistir hasta la muerte en la capital de Viena.

Las fuerzas del Eje en Viena al mando del general Rudolf Von Bünau acumularon en la capital austriaca al VI Ejército SS Panzer del general Sepp Dietrich con la 1ª División SS Panzer Alemana “Leibstandarte Adolf Hitler”, la 2ª División SS Panzer Alemana “Das Reich”, la 9ª División SS Panzer Alemana “Hohenstaufen” y la 12ª División SS Panzer Alemana “Hitlerjugend”; así como al VI Ejército del general Hermann Balck con las 3ª División SS Panzer Alemana “Totenkopf”, la 5ª División SS Panzer Alemana “Wiking” y la 14ª División SS de Granaderos Ucraniana “Galitzia”. Paralelamente como fuerzas independientes actuaron la 6ª División Panzer Alemana, la 117ª División de Cazadores de Montaña Alemana, la División de Granaderos Alemana “Führer”, la División SS de Granaderos Rumana y el Regimiento SS de Granaderos Búlgaro.

Aproximadamente el Eje desplegó a 130.000 soldados entre 100.000 alemanes, 20.000 ucranianos, 9.000 rumanos y 600 búlgaros.

Ejército del Eje:
VI Ejército SS Panzer Alemán
·I Cuerpo SS Panzer
-1ª División SS Panzer Alemana “Leibstandarte Adolf Hitler”
-12ª División SS Panzer Alemana “Hitlerjugend”
·II Cuerpo SS Panzer Alemán
-2ª División SS Panzer Alemana “Das Reich”
-9ª División SS Panzer Alemana “Hohenstaufen”
VI Ejército Alemán
·IV Cuerpo SS Panzer Alemán
-3ª División SS Panzer Alemana “Totenkopf”
-5ª División SS Panzer Alemana “Wiking”
-14ª División SS de Granaderos Ucraniana “Galitzia”
Fuerzas Independientes del Eje:
-6ª División Panzer Alemana
-117ª División de Cazadores de Montaña Alemana
-División de Granaderos Alemana “Führer”
-División SS de Granaderos Rumana
-Regimiento SS de Granaderos Búlgaro

Ofensiva de Viena

Oficialmente la invasión soviética de Austria se produjo el 30 de Mayo de 1945 cuando el Ejército Rojo cruzó la frontera desde Hungría en dos alas a través del Río Hron y el Río Nitra. Nada más saberse la noticia, Adolf Hitler desde Berlín ordenó defender su país natal a toda costa, denegando por ello la petición de declarar a Viena con el estatus de “ciudad abierta” y aprobando en su lugar la situación de “estado de sitio”.

Como un veloz rayo, el III Frente Ucraniano avanzó desde la frontera hacia el interior de Austria sin encontrar apenas oposición. Solamente el 3 de Abril, los soviéticos conquistaron las ciudades de Wiener Neustadt, Baden y Gloggnitz, bordearon el Lago Neusiedl, aseguraron la región de Semmering y tomaron 50 kilómetros del ferrocarril entre Austria e Italia. Simultáneamente una fuerza de vanguardia compuesta por el VI Ejército Blindado de Guardias y el IX Cuerpo Mecanizado de Guardias hizo caer una a una las urbes de Helenental, Heiligenkreuz, Alland, Pfaffstätten, Schwechat e Inzersdorf Bei Wein. De este modo el Ejército Rojo llegó a los arrabales de Viena a primeras horas del 4 de Abril, poniendo a la capital austriaca bajo amenaza y asedio.

Cañones de 122 milímetros soviéticos disparando sobre Viena.

Mediante un potentísimo bombardeo de los cañones de artillería y explosivos de la aviación, el Ejército Rojo inició el asalto sobre Viena el 5 de Abril de 1945. Aquella fue la primera vez que los vienenses sintieron el terror de estar sometidos a un asedio, no sólo por el miedo a ser capturados por los rusos, sino por la lluvia de proyectiles que sepultaron centenares de viviendas y edificios, dejó a la ciudad sin corriente eléctica y obligó a los civiles a ocultarse en los refugios antiaéreos. Mientras tanto el Ejército Rojo penetró en la urbe, consiguiendo en las primeras 24 horas hacerse con el control absoluto del suburbio de Modling.

Hasta el 6 de abril todo pareció presentarse fácil para el Ejército Rojo en Viena, sin embargo a partir de ese día las cosas se complicaron cuando los defensores alemanes y austriacos mostraron una tenaz resistencia que frenó en seco el avance soviético. Así lo demostraron en el Paseo Prater los efectivos de la 6ª División Panzer o en los distritos meridionales los hombres de la 2ª División SS Panzer “Das Reich” y 3ª División SS Panzer “Totenkopf”, donde no cedieron ni un milímetro a los IV y IX Ejércitos de Guardias Soviéticos. Ni siquiera los rusos pudieron controlar áreas vitales como Westbahnlinie, Gürtel, Simmering o Donaukanal debido a las bajas cosechadas ante los fanáticos niños de las Juventudes Hitlerianas y los ancianos de la milicia del Volkssturm.

Tanques Sherman rusos de origen estadounidense penetrando en una calle de Viena.

A partir del 7 de Abril, por fin la suerte empezó a cambiar para el Ejército Rojo cuando el III Frente Ucraniano rompió las defensas austro-alemanas y penetró en los barrios surorientales de la capital, despejando tras largas horas de lucha el Paseo Prater y el Castillo de Schoenbrunn. Al día siguiente, 8 de Abril, el Ejército Rojo cruzó el Río Danubio a través del sector de Tulln, lo que facilitó al VI Ejército Blindado de Guardias y al IX Ejército de Guardias ocupar el Arsenal Militar y las tres estaciones ferroviarias sur, este y oeste. Para el 9 de Abril las tropas soviéticas se abrieron paso por la avenida principal, la Calle Ringstrasse, conquistando después de duros combates los edificios del Parlamento, el Ayuntamiento y la Ópera.

Cortada Viena en dos partes el 10 de Abril, las unidades restantes del Ejército Rojo que no combatían en la ciudad, así como gran parte del I Ejército Búlgaro, dejaron atrás la capital austriaca para ocupar las provincias de los alrededores al saber que tanto el Ejército Estadounidense como el Ejército Británico habían comenzado a invadir Austria desde la frontera occidental. Así pues los soviéticos en una sola jornada cruzaron el Río Morave, aseguraron la llanura de Marschfeld y conquistaron la ciudad de Wagram. Un día después, el 11, las vanguardias rusas entraron triunfales en las metrópolis de Asfern y Essling, esta última tomada tras un desembarco anfibio sorpresa de la Flotilla del Danubio.

Infantería soviética en Viena trata de cruzar el Río Danubio.

Otra lucha paralela que tuvo lugar en la batalla por Viena fue la de los voluntarios extranjeros encuadrados en las Waffen-SS. Un ejemplo de ello fueron los soldados rumanos de la División de Granaderos SS Rumana que resistieron en las calles de la capital disparando sus lanzagranadas Panzerfaust contra los tanques rusos, siendo muchos de ellos aniquilados, aunque un gran número logró escapar hacia el oeste. En mucha menor medida se distinguieron las tropas del Regimiento SS de Granaderos Búlgaro que defendían el cuartel de Döllesheim, cuyos efectivos al saber de la presencia del I Ejército Búlgaro aliado de la URSS, prefirieron mayoritariamente deponer las armas para no enfrentarse a sus compatriotas, salvo algunos pocos que se quedaron a combatir hasta su fatídico final. Únicamente los voluntarios de la 14ª División SS de Granaderos Ucraniana “Galitzia” consiguieron retener a los soviéticos y provocarles numerosas bajas en Gleichengerg y Radkersburg antes de replegarse hacia los Balcanes para rendirse a los Aliados.

Mientras tanto en Viena los combates alcanzaron un alto nivel de violencia el 11 de Abril, especialmente en el distrito de Kahlenberg, el Parque de Schoenbrunn y las Colinas de Leopolsberg, así como en la Catedral de San Esteban que resultó parcialmente destruida el día 12. A la mañana siguiente, el 13 de Abril, la Flotilla del Danubio desembarcó en los últimos barrios de la capital al I Cuerpo Mecanizado de Guardias, así como a la 80ª División de Guardias y a la 7ª División Aerotransportada de Guardias, cuyas fuerzas de ingenieros cortaron los cables de demolición del Puente Reichsbrücke, el cual terminó siendo conquistado al asalto. Muy diferente en cambio fue el ataque sobre el Puente Floridsdorf defendido por la 2ª División SS Panzer “Das Reich” y 12 cañones de 37 milímetros que provocaron gran cantidad de bajas a los soviéticos, una acción que otorgó tiempo suficiente a sus defensores para abandonar la infraestructura ordenadamente y escapar de la ciudad. Así pues, una vez tomado el Puente Floridsdorf, Viena pasó a estar completamente en poder del Ejército Rojo.

Tanque Sherman soviético con tropas a bordo en el corazón de Viena.

Ocupada Viena, el III Frente Ucraniano prosiguió con su ofensiva en los alrededores de la capital y las áreas circundantes del país, donde habían huido gran parte del VI Ejército SS Panzer y el VI Ejército Panzer. Así fue como el Ejército Rojo ocupó la parte oriental de Austria, conquistando el 15 de Abril la ciudad de Linz y el I Ejército Búlgaro el enclave de Graz. No obstante los comunistas fracasaron en su objetivo de destruir a las fuerzas sitiadas de Viena, pues tras su frenética fuga consiguieron rendirse antes, incluyendo su comandante Rudolf Von Bünau, a las tropas de Estados Unidos en el Río Enns que estaban al mando del general Stanley Eric. Con este último acto, la ofensiva de Viena se dio por finalizada.

Conclusión

Terminada la ofensiva sobre Viena , el Ejército Rojo no solo logró una nueva victoria contra el Eje, sino que en esta ocasión lo hizo sufriendo muchas menos bajas que los alemanes. Además con dicho triunfo la Unión Soviética pudo asegurar su flanco meridional, por lo que Stalin puso sus miras definitivamente contra la otra capital del Tercer Reich, Berlín, que sería conquistada el 8 de Mayo de 1945, acontecimiento que puso fin a la Segunda Guerra Mundial en Europa.

El Eje sufrió unas 66.000 bajas entre 19.000 muertos y 47.000 prisioneros.

La Unión Soviética y Bulgaria sufrieron unas 40.000 bajas entre 18.000 muertos y 20.000 heridos.

Soldados soviéticos desfilando triunfales en Viena.

A diferencia del resto de países de la Europa del Este invadidos por el Ejército Rojo (Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Yugoslavia, Albania, Estonia, Letonia, Lituania y Alemania Oriental), la Unión Soviética no incluyó a Austria dentro del bloque socialista y retiró sus tropas del país para dar paso a las fuerzas de Estados Unidos. Aquella victoria soviética “a cambio de nada”, salvó a Austria de caer bajo el flujo del comunismo y obtener una independencia absoluta segregada de Alemania y sin tener que rendir cuentas con la URSS, algo que sin duda convirtió al pequeño país germánico en uno de los estados más avanzados de Europa.

 

Bibliografía:

Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial. Volumen 6. “Réquiem por Viena”, S.A.R.P.E. (1978), p.2.144-2.145
http://es.wikipedia.org/wiki/Ofensiva_de_Viena