Cruce del Río Rin

El Río Rin fue la mejor defensa natural con que contó el Tercer Reich en la Segunda Guerra Mundial para frenar el avance de los Aliados en el Frente Occidental. Así nació la “Operación Plunder” puesta en práctica por las fuerzas de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá con la finalidad de sortear aquel extenso cauce de agua y precipitar de una vez por todas tanto la derrota de Alemania como el fin de la contienda en Europa.

Plan de los Aliados

Con el éxito de la “Operación Veritable” y “Operación Grenade” que permitió a los Aliados instalarse en las tierras bajas sobre la orilla occidental del Río Rin, todavía quedaba acceder a las ricas cuencas industriales del Ruhr. El logro de este objetivo solo podía lograrse mediante un desembarco anfibio combinado con un asalto aerotransportado mediante paracaidistas, una opción que no gustaba a muchos tras la desastrosa experiencia con el fracaso de la “Operación Market-Garden” sobre Holanda en el año 1944. A pesar de todo y después de intensos debates, el mariscal Bernard Montgomery que lideraba al XXIº Grupo de Ejércitos pudo convencer al general Dwith Eisenhower de poner en práctica la “Operación Plunder” en la que estaría presente el I Ejército Canadiense del general Henry Crerar, el II Ejército Británico del general Miles Dempsey y el IX Ejército Estadounidense del general Bill Simpson.

La “Operación Plunder” aprobada el 9 de Marzo de 1945 y fijada para el 23, comenzaría mediante un avance del XXX Cuerpo Británico del general Brian Horrocks con la División Blindada de Guardias, la 3ª División de Infantería, la 3ª División de Infantería Canadiense, la 43ª División de Infantería “Wessex”, la 51ª División de Infantería Escocesa “Highland”, la 8ª Brigada Blindada y la 9ª Brigada de Infantería Canadiense que cruzaría el Río Rees y despejaría Wesel con ayuda de la 1ª Brigada de Comandos y el II Cuerpo Canadiense del general Guy Simonds con las 2ª y 4ª Divisiones de Infantería. Hecho esto, a las 2:00 horas de la madrugada del 24 de Marzo, atacaría el XIII Cuerpo Británico del general Neil Ritchie atravesando el Río Rin por Xanten con la 7ª División Blindada, la 15ª División de Infantería Escocesa, la 52ª División de Infantería “Lowland”, la 53ª División de Infantería “Welsh” y la 115ª Brigada de Infantería; al mismo tiempo en que los XIII, XIX y XXVI Cuerpos Estadounidenses de los generales Alvan Gillen, Raymond McLain y John Anderson hacían lo propio por Rheinberg con las 2ª, 5ª y 8ª Divisiones Blindadas y las 29ª, 30ª, 35ª, 75ª, 79ª, 83ª, 84ª, 95ª, 102ª Divisiones de Infantería. Simultáneamente la 2ª Fuerza Aérea Táctica Británica del general Arthur Coningham y la 29ª Fuerza Aérea Táctica del general Richard Nugent proporcionarían escolta al XVIII Cuerpo Aerotransportado Estadounidense del general Mathew Ridway para saltar a 8 kilómetros del curso fluvial con la 6ª División Aerotransportada Británica y la 17ª División Aerotransportada Estadounidense.

Aproximadamente los Aliados reunieron a 1.248.712 soldados y 5.481 piezas de artillería.

XXIº Grupo de Ejércitos:
I Ejército Canadiense
·II Cuerpo Canadiense
-2ª División de Infantería
-4ª División de Infantería
II Ejército Británico
·XXX Cuerpo Británico
-División Blindada de Guardias
-3ª División de Infantería
-43ª División de Infantería “Wessex”
-51ª División de Infantería Escocesa “Highland”
-3ª División de Infantería Canadiense
-8ª Brigada Blindada
-9ª Brigada de Infantería Canadiense
·XII Cuerpo Británico
-7ª División Blindada
-15ª División de Infantería Escocesa
-52ª División de Infantería “Lowland”
-53ª División de Infantería “Welsh”
-1 Brigada de Comandos
-115ª Brigada de Infantería
·XVIII Cuerpo Aerotransportado Estadounidense
-6ª División Aerotransportada Británica
-17ª División Aerotransportada Estadounidense
·IX Ejército Estadounidense
XVI Cuerpo Estadounidense
-8ª División Blindada
-30ª División de Infantería
-35ª División de Infantería
-75ª División de Infantería
-79ª División de Infantería
XIII Cuerpo Estadounidense
-5ª División Blindada
-84ª División de Infantería
-102 División de Infantería
XIX Cuerpo Estadounidense
-2ª División Blindada
-29ª División de Infantería
-83ª División de Infantería
-95ª División de Infantería
·29ª Fuerza Aérea Táctica Estadounidense
-366 Escuadrón de Cazabombarderos
-373 Escuadrón de Cazabombarderos
·2ª Fuerza Aérea Táctica Británica

Plan de Alemania

El mariscal del aire Albrecht Kesselring, responsable del Frente Occidental en Europa que se extendía desde el Mar del Norte en Holanda hasta la Lorena en la frontera con la neutral Suiza, sospechaba que la ofensiva de los Aliados golpearía en algún sector del Río Rin, bautizado por el propio Adolf Hitler como “Muro del Ruhr” o “Ruhrfestung”. La zona que iba a recibir el mazazo de la “Operación Plunder” se encontraba ocupada por el Grupo de Ejércitos H del general Johannes Blaskowitz y más en concreto por el I Ejército Paracaidista del general Alfred Schlemm. Básicamente las fuerzas consistían el II Cuerpo Paracaidista del general Eugen Meindl con las 6ª, 7ª y 8ª Divisiones Paracaidistas, el LXXXVI Cuerpo del general Erich Straube con las 84ª y 180ª Divisiones de Infantería, y el LXIII Cuerpo del general Erich Abraham con la División de Élite “Hamburgo” y la 2ª División Paracaidista; mientras que como reserva se trasladaron al sector el XLVII Cuerpo Panzer del general Heinrich Von Lüttwitz con la 15ª División Panzergrenadier y la 116ª División Panzer, y el XLVII Cuerpo Panzer del general Ernst Hammer con la 190ª División de Infantería.

Aproximadamente el Ejército Alemán reunió a 69.000 soldados y 235 tanques.

Grupo de Ejércitos H:
I Ejército Paracaidista
·II Cuerpo Paracaidista
-6ª División Paracaidista
-7ª División Paracaidista
-8ª División Paracaidista
·LXXXVI Cuerpo
-84ª División de Infantería
-180ª División de Infantería
·LXIII Cuerpo
-División de Élite “Hamburgo”
-2ª División Paracaidista
·XLVII Cuerpo Panzer
-15ª División Panzergrenadier
-116ª División Panzer
·XLVII Cuerpo Panzer
-190ª División de Infantería

Cruzando el Rin

Al atardecer del 23 de Marzo de 1945, a las 17:30 horas, comenzó la “Operación Plunder” mediante un bombardeo preliminar de la aviación anglo-estadounidense contra la ciudad de Wesel. Después de cuatro horas y media de incursiones en la que también intervino la artillería de campaña castigando las posiciones del I Ejército Paracaidista, a las 21:00 horas la 51ª División de Infantería Escocesa “Highland” empezó a cruzar el Río Rin a bordo de embarcaciones a remo. Bastaron tan solo dos minutos para que a las 21:02, los soldados escoceses pusieran el pie en la orilla oriental sin incidentes, aunque en cuanto profundizaron unos metros hacia el interior se adentraron en un campo de minas antipersona del modelo Teller que se cobraron la vida de algunos de los combatientes, aunque milagrosamente las detonaciones no pusieron en alerta a los vigilantes de la 8ª División Paracaidista.

No mucho tiempo después de la operación anfibia de la 51ª División de Infantería Escocesa “Highland”, a las 21:30 horas, la 1ª Brigada de Comandos compuesta por las fuerzas especiales de los Marines Reales (Royal Marines) inició el cruce del Río Rin partiendo de los muelles de Ginderich. Desgraciadamente los soldados al remar hicieron tanto ruido que los defensores alemanes de la 180ª División de Infantería encendieron reflectores de luz y los iluminaron, por lo que acto seguido dispararon contra ellos, matando a varios combatientes y hundiendo un tanque acuático Buffalo. Después de media hora de pesadilla, a las 22:00 horas de la noche, por fin los comandos desembarcaron en la orilla apoderándose de un perímetro de 600 metros cuadrados en Grave-Insel y moviéndose hasta las afueras de la ciudad de Wesel.

Soldados americanos apiñados en una barcaza mientras son disparados desde el otro lado del Río Rin.

A las 22:30 horas un total de 250 cazabombarderos de la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) arrojaron sus cargas al otro lado del Río Rin, permitiendo a la 51ª División de Infantería Escocesa “Highland” ocupar con facilidad el pueblo de Kleinseerden y cortando el camino hacia Rees. Transcurridos quince minutos, a las 22:45 un grupo de bombarderos pesados Lancaster aparecieron sobre la ciudad de Wesel, convirtiendo su casco urbano en un montón de ruinas y provocando infinidad de bajas a los defensores de la 180ª División de Infantería. Una vez terminado el raid, a las 00:00 horas del 24 de Marzo, los miembros de la 1ª Brigada de Comandos irrumpieron en la urbe sobre dos alas de avance con las que hicieron frente a los germanos, peleando entre las calles y los escombros hasta liquidar completamente a la 180ª División de Infantería y declarar por conquistada Wesel.

Menos suerte tuvo la 51ª División de Infantería Escocesa “Highland” aquella madrugada del 24 de Marzo porque después de alcanzar el sector industrial de Rees, sus tropas fueron frenadas en seco debido a la fiera resistencia ofrecida por los alemanes, por lo que sus fuerzas no tuvieron más remedio que desviarse a las localidades vecinas para ocupar los pueblos desprotegidos de Groin y Esserden. Mientras tanto al otro lado del Río Rin, un último contingente escocés que había permanecido en reserva intentó cruzar hacia el sector de Mittleburg para terminar la operación en un desastre porque justamente en la población los germanos habían emplazado una serie de cañones anticarro con los que hundieron a varias embarcaciones, acabando con la vida de unos pocos escoceses.

A la 1:00 horas de la madrugada, la 15ª División Escocesa se sumó a la “Operación Plunder” cruzando el Río Rin a bordo de botes con remos y otras embarcaciones que zarparon de Xanten con las siguientes unidades: el Regimiento de Infantería “Royal Scots Fusiliers”, el 10º Regimiento de Infantería, la 44ª Brigada Blindada y la 227ª Brigada de Infantería. El desembarco se materializó sin incidentes, salvo por unos pocos soldados de la 44ª Brigada Blindada que murieron a manos de las armas cortas del enemigo y las minas antipersona del tipo Schu, o veinte combatientes del Regimiento “Royal Scouts Fusiliers” que sufrieron 20 bajas después de desalojar a unos defensores de un banco de arena próximo. Acto seguido, tanques acuáticos Sherman DD salieron del agua para avanzar hacia el interior y tomar las aldeas de Vissel y Jöckern, antes de que el resto de las tropas a pie profundizasen nada menos que 10 kilómetros hacia el oeste para ser detenidas por los paracaidistas germanos frente a la ciudad de Lohr.

El IX Ejército Estadounidense por fin se unió a la “Operación Plunder” a las 2:00 de la madrugada cuando la 30ª División de Infantería cruzó el Río Rin de norte a sur con los 119º, 117º y 120º Regimientos de Infantería (en este orden). En el caso del 119º Regimiento de Infantería, se perdieron dos embarcaciones que fueron hundidas por la artillería alemana en con cuatro bajas a bordo entre un muerto y tres heridos, aunque al final los soldados que fueron depositados en la orilla contraria expulsaron a los germanos del Canal de Lippe. Respecto al 120º Regimiento de Infantería, sus tropas ocuparon la aldea de Mehrum; mientras que las del 117º Regimiento de Infantería se apoderaron sin problemas del pueblo de Ork.

La 79ª División de Infantería del IX Ejército Estadounidense forzó el paso sobre el Río Rin a las 3:00 horas de la noche empleando a los 313º y 315º Regimientos de Infantería. Los hombres adscritos al 315º Regimiento de Infantería disfrutaron de una navegación tranquila por después de ser depositados en la cara opuesta, invadieron con facilidad los pueblos adyacentes de Walsum, Overbuch y Dinslaken. Lamentablemente los botes del 313º Regimiento de Infantería se perdieron por culpa de una nube que cubrió el brillo de las estrellas, por lo que fueron arrastrados por la corriente aguas abajo hasta desembarcar sus fuerzas en un sector desconocido defendido por soldados alemanes, los cuales les dispararon provocándoles 12 bajas entre 1 muertos y 11 heridos.

A medida que la noche se alargaba la noche los Aliados fueron cosechando éxitos porque la 15ª División de Infantería Escocesa conquistó la ciudad de Lohr y la 30ª División de Infantería Estadouniense el pueblo de Spellen. A las 6:00 horas, también los trabajos de los ingenieros y zapadores fueron avanzando porque se comenzó la construcción de tres puentes de pontones y madera sobre el Río Rin, uno de 338 metros de largo apuntando hacia el corazón de la carretera con el Ruhr, otro de 350 metros en dirección a Wallach y otro de 384 metros orientado hacia Michplatz. Sin embargo en el caso del primer puente, un proyectil disparado por un mortero alemán partió 44 metros de la obra y destrozó toda la infraestructura, algo que obligó a los anglo-norteamericanos a levantar una gigantesca columna de humo de 50 kilómetros (para dificultar la visibilidad de la artillería enemiga).

Mientras tanto en Gran Bretaña, a las 7:10 horas despegó de los Aeródromos de East Anglia y Kent la 6ª División Aerotransportada Británica con las 5ª y 6ª Brigadas Paracaidistas, los 7th, 8th, 9th, 12nd y 13rd Batallones Paracaidistas y el 1st Batallón Paracaidista Canadiense; al mismo tiempo en que del Aeropuerto de París en Francia hacia lo propio la 17ª División Aerotransportada Estadounidense con los 1st, 2nd y 3rd Batallones Paracaidistas. Aquella impresionante fuerza conformada por 21.680 paracaidistas y 6.975 aviones entre 1.696 transportes C-46 Commando y C-47 Dakota, 1.348 planeadores Horsa y Hamilcar y 3.042 cazas de escolta P-47 Thunderbolt, P-51 Mustang y Typhoon, se unieron a la altura de Wavre para sobrevolar Bélgica y alcanzar las Tierras del Rin.

Paracaidistas estadounidenses de la 17ª División Aerotransportada aterrizan en el margen oriental del Rin.

A las 9:50 horas de la mañana del 24 de Marzo, los paracaidistas de la 17ª División Aerotransportada Estadounidense saltaron a tan solo 200 metros de suelo tras la orilla oriental del Río Rin con la pretensión reducir las bajas de los hombres en el aire cuando los soldados alemanes dispararon contra las campanas de tela. A pesar de aquella táctica, no se pudo evitar que 20 transportes C-46 Commando resultaran derribados por los cañones antiaéreos y otros 38 dañados (entre los aviones que se perdieron hubo uno al que accidentalmente se le quemó el motor y derramó gasolina ardiendo por el entorno que incendió amplios espacios de terreno). Una vez en tierra, los combatientes del 1st Batallón Paracaidista que aterrizaron a dos kilómetros de Wesel sufrieron bajas a manos de una batería de 150 milímetros a la que hubieron de neutralizar, antes de enlazar con las fuerzas de la 1ª Brigada de Comandos Británica. Respecto a los 2nd y 3rd Batallones Paracaidistas que cayeron a las afueras del Bosque de Diersfort, los norteamericanos se aprovecharon de un cañón de 57 milímetros sacado de un planeador Horsa para repeler un contraataque de los germanos a los que destruyeron un tanque y dañaron a otro.

El turno de salto de la 6ª División Aerotransportada Británica tuvo lugar a las 9:51 horas con los 8th y 9th Batallones Paracaidistas que sufrieron bajas muy elevadas al descender sobre el Bosque de Diersfort porque 30 planeadores Horsa fueron derribados y el comandante Jeff Nicklin perdió la vida después de ser abatido por un tirador mientras intentaba desenganchar su paracaídas de un árbol. Algo más al noreste de las arboledas, fueron lanzados los hombres de la 6ª Brigada Paracaidista junto a los 12th y 13th Batallones Paracaidistas que sin mayores dificultades tomaron tierra y avanzaron hasta las afueras de la ciudad de Hamminkel, exactamente igual que los efectivos del 1st Batallón Paracaidista Canadiense que ocuparon el pueblo de Schnepfenberg. Sin embargo la mayor pesadilla la vivió la 5ª Brigada Paracaidista porque durante la operación fueron abatidos por el fuego de las baterías antiaéreas un total 19 transportes C-47 Dakotas (12 en pleno proceso de salto y 7 más de camino al Reino Unido).

Después del desembarco aerotransportado de la “Operación Plunder”, los 2nd y 3rd Batallones Paracaidistas de la 17ª División Aerotransportada Estadounidense iniciaron el asalto contra el Castillo de Diersfortd. Aquella fortaleza medieval que estaba fuertemente defendida por infantes germanos y milicianos armados del Partido Nacionalsocialista, fue atacada de manera repentina por los paracaidistas que atravesaron el puente que conducía a la entrada principal, desde donde luego se abrieron paso a tiros por las habitaciones, salones, galerias y las escaleras de caracol, a veces utilizando los soldados de ambos bandos las mesas y muebles que encontraban en cada sala a modo de cobertura. Así fue como después de intensos combates, la mayor parte del fuerte fue limpiado de enemigos, salvo por la excepción de una de las torres salientes que tuvo que ser desalojada mediante un bombardeo de artillería hasta que oficialmente a las 12:00 horas la guarnición capituló y entregó el Castillo de Diersfortd.

A media mañana del 14 de Marzo, las fuerzas terrestres de la 30ª División de Infantería Estadounidense salieron de su estancamiento en el Canal Lippe tras eliminar a todos los cañones alemanes del entorno y poner en fuga a los defensores, por lo que acto seguido los soldados siguieron una vía de ferrocarril hasta alcanzar y conquistar el pueblo de Möllen. A partir de este punto los norteamericanos interrumpieron su avance y solicitaron el apoyo de la aviación, aunque el ataque aéreo sobre las posiciones enemigas resultó ser un completo desastre porque las baterías antiaéreas derribaron nada menos que 15 bombarderos pesados B-24 Liberator.

Simultáneamente en el sector de la Commonwealth del Río Rin, las cosas también mejoraron porque después de recibir la 51ª División de Infantería Escocesa “Highland” el apoyo de la 9ª Brigada de Infantería Canadiense que cruzó en barcas el curso fluvial a plena luz del día, tanto los escoceses como los canadienses pudieron repeler un contraataque alemán protagonizado por la 8ª División Paracaidista y la 15ª División Panzergrenadier, e incluso persiguieron a los germanos hasta arrebatarles el pueblecito de Kleinsserden. Conseguido este objetivo, estas dos mismas unidades, reforzadas con 4 tanques Sherman DD, intentaron conquistar sin éxito la ciudad de Rees y el pueblo de Mittelburg, siendo ambas rechazadas por los granaderos y paracaidistas germanos.

A mitad del 14 de Marzo, la 15ª División de Infantería Escocesa que progresaba por la orilla izquierda del Río Rin, ocupó los localidades de Mehr y Haffen, por lo que a las 15:30 horas los escoceses enlazaron con los paracaidistas de la 6ª División Aerotransportada Británica. A no mucha distancia del sector, los soldados de la 17ª División Aerotransportada Estadounidense terminaron de relevar a la 1ª Brigada de Comandos Británicos en Wesel y limpiaron de enemigos el Bosque de Diersfordt. De hecho con las últimas luces de la tarde, poco antes de anochecer, la 6ª División Aerotransportada Británica conquistó la ciudad de Hamminkel, por lo que ante el riesgo de quedar embolsado el I Ejército Paracaidista, el general Johannes Blaskowtiz que lideraba el Grupo de Ejércitos H, ordenó evacuar Rees y Mittelburg que fueron cedidos a los Aliados, dándose por concluida la “Operación Plunder”.

Conclusión

Con la retirada del I Ejército Paracaidista hacia el corazón del Ruhr, los Aliados pudieron establecer una cabeza de puente de 20 kilómetros en la orilla oriental del Río Rin. Gracias a esta porción de terreno, los anglo-estadounidenses pudieron completar los tres puentes de pontones en dirección a Wallach, Mehrum y Michplatz, facilitando el acceso a la cuenca industrial del Ruhr y abriendo el camino hacia el corazón del Tercer Reich.

Los Aliados sufrieron 6.781 bajas entre 1.111 muertos y 5.670 heridos o desaparecidos; además de perderse 109 aviones contando 50 fueron planeadores, 40 transportes y 15 bombarderos.

Alemania sufrió unas 16.000 bajas entre 13.000 muertos o heridos y 3.000 prisioneros.

Después del éxito de la “Operación Plunder”, los Aliados al fin obtuvieron la tan esperada cabeza de puente sobre el Río Rin. Una vez roto el “Muro del Ruhr” o “Ruhrfestung” como solía apodar Adolf Hitler a aquella formidable defensa natural, las fuerzas militares de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá penetraron a través del territorio del Tercer Reich, derrumbando completamente el Frente Occidental y contribuyendo decisivamente a la derrota de Alemania.

 

Bibliografía:

-Ken Ford, The Rhine Crossings 1945, Osprey Publishing (2006), p.15-93
-David Solar, La Caída de los Dioses. Capítulo 9: La muralla de los Nibelungos, la Esfera de los Libros (2005), p.385-390
-Winston Churchill, La II Guerra Mundial Volumen 2. El triunfo y la tragedia, “XXIV El cruce del Rin”, Planeta Deagostini (1959), p.484-492
-Editores de S.A.R.P.E., Crónica Política y Militar de la Segunda Guerra Mundial, “También Montgomery cruza el Rin”, S.A.R.P.E. (1978), p.2.130