Batalla de Sollum “Operación Battleaxe”

La espectacular “Blitzkrieg” o “Guerra Relámpago” llevada a cabo por el Afrika Korps del general Erwin Rommel que reconquistó Libia y accedió algunos kilómetros al interior de Egipto a mediados de 1941, generó una profunda preocupación entre los mandos de los Aliados que vieron peligrar su posición en el Norte de África. Solamente la distracción que el asedio del puerto de Tobruk causó a las fuerzas ítalo-germanas del Eje, llevó al XIII Cuerpo Británico a planificar una contraofensiva que sería conocida como “Operación Battleaxe”.

Plan de Reino Unido

La “espartana” resistencia ofrecida por la 9ª División de Infantería Australiana en el asedio a Tobruk, distrajo tantos efectivos del Eje que el Primer Ministro Winston Churchill del Reino Unido, ordenó llevar a cabo un contraataque con la que se pudiese liberar a la maltrecha guarnición. Así nació la “Operación Battleaxe” o “Hacha de Batalla” consistente en el desencadenamiento de una ofensiva del XIII Cuerpo Británico al mando del general Noel Beresford-Peirse, cuyas tropas equipadas con raciones de comida para doce días y ocho recambios para el agua, se abrirían en dos alas de la siguiente manera: la primera del general Fran Masservy avanzaría al norte sobre la Carretera de la Costa hacia el Paso de Halfaya con la 4ª División de Infantería India y la 22ª Brigada de Guardias Británica; mientras que la segunda liderada por el general Michael Creagh al sur asaltaría desde el Desierto del Sáhara el Paso de Halfaya y el Fuerte Capuzzo con la 7ª División Blindada Británica; al mismo tiempo en que ambas obtendrían un importante apoyo aéreo proporcionado por la Fuerza Aérea del Desierto (Desert Air Force) del comandante Arthur Coningham.

Aproximadamente el XIII Cuerpo Británico reunió a 25.000 soldados anglo-indios con un material de 238 tanques (100 Matilda, 90 Crusader y 48 ligeros A-3) y 203 aviones (98 cazas y 105 bombarderos).

XIII Cuerpo Británico:
-4ª Divsión de Infantería India
-22ª Brigada de Guardias Británica
-7ª División Blindada

Plan del Eje

La vulnerabilidad del Afrika Korps en el saliente con Egipto era bastante notable a mediados de 1941, lo mismo que las posiciones de Libia situadas entre Sollum y el Paso de Halfaya. No obstante y pese a esta supuesta debilidad, la capacidad interpretativa de la situación por el general Erwin Rommel, mucho más elevada que la de sus oponentes, iba a convertir todas los errores de planificación y despliegue en ventajas que modificarían el curso de la batalla.

Aproximadamente el Eje reunió a 13.200 soldados ítalo-germanos armados con un material de 200 tanques (117 alemanes y 83 italianos), 46 cañones (13 Flak 88 y 33 medios) y 214 aviones (130 cazas y 84 bombarderos).

Afrika Korps:
-15ª División Panzer Alemana
-5ª División Ligera Alemana
-102ª División Motorizada Italiana “Trento”
-Guarnición de Sollum
-Guarnición de Capuzzo
-Guarnición de Halfaya

Operación Battleaxe

A las 4:00 de la madrugada del 15 de Junio de 1941 se inició la “Operación Battleaxe” cuando el XIII Cuerpo Británico procedente de Sidi Barrani bombardeó las posiciones del Eje mediante una preparación de fuego de piezas de artillería y el ataque a ras de suelo de cazas Hurricane. Acto seguido, la 4ª División de Infantería India inició el primer asalto contra el Paso de Halfaya al norte, siendo fácilmente las tropas indias repelidas por los emplazamientos de cañones Flak 88 ocultos sobre los riscos montañosos. Simultáneamente al sur, la 7ª División Blindada Británica tuvo mucha más suerte porque después de superar la alambrada que separaba la frontera líbico-egipta y hacerse con el Oasis de Bir Ghirba, las fuerzas mecanizadas conquistaron el Fuerte Capuzzo que se rindió con 350 soldados italianos, lo que facilitó a los ingleses avanzar por el flanco izquierdo del Afrika Korps en dirección a Bardia.

Tanque Panzer PzKpfw III en Libia.

Hasta la caída de la noche del 15 de Junio, el general Erwin Rommel no comprendió la gravedad de la “Operación Battleaxe” al saber acerca de la pérdida de Fuerte Capuzzo, lo que le obligó a trasladar a su Estado Mayor a unos 15 kilómetros de distancia en Sidi Azeiz. Afortunadamente y gracias a su buena intuición, se imaginó el siguiente movimiento del enemigo y por eso mismo instaló una serie de cañones anticarro en la Cresta de Hadif, desde la que batió a los tanques de la 7ª División Blindada Británica cuando circulaban cerca de la Cota 206, logrando por el momento hacer fracasar la “Operación Battleaxe” sobre dicho sector.

Al amanecer del 16 de Junio de 1941, el conjunto de la “Operación Battleaxe” resultó completamente detenida sobre el área comprendida entre la Carretera de la Costa y la escarpada de acceso al Paso de Halfaya porque la 4ª División de Infantería India y elementos desgajados de la 7ª División Blindada Británica desplegaron a sus tanques en dos alas sobre campo abierto (en lugar de en punta flecha), lo que les convirtió en un blanco muy fácil de los cañones Flak 88 que con sus tubos de 88 milímetros pulverizaron a todos los Matilda y Crusaser que se abalanzaron sobre los alemanes, logrando escapar ileso solamente un carro que regresó a Sidi Barrani. Mientras tanto en el sur, la 22ª Brigada de Guardias Británica que estaba a punto de completar el cerco sobre el Afrika Korps, obtuvo una breve victoria tomando la aldea de Mussaid y finalmente el apreciado puerto de Sollum. Lamentablemente para los intereses de los Aliados, este triunfo fue efímero porque poco después los equipos de transmisiones del Eje desvelaron todo el plan británico al completo tras interceptar un mensaje de radio al enemigo (y comprobarlo por reconocimiento aéreo), lo que llevó al general Erwin Rommel, a preparar una inmediata contraofensiva para dar el golpe de gracia a sus oponentes.

A las 6:00 horas del 17 de Junio de 1941, el Afrika Korps inició el contraataque sobre toda la zona amenazada del Desierto del Sáhara, rodeando la Cota 208 y alcanzado la aldea de Sidi Suleiman que dejó embolsado en la retaguardia a un contingente de la 7ª Brigada Blindada Británica (que posteriormente sería aniquilado). Al mismo tiempo, la 5ª División Ligera se dirigió contra Fuerte Capuzzo mientras la 15ª División Panzer lo rodeaba por el sur, apoderándose finalmente los alemanes de la fortificación tras destruir 39 tanques británicos y liberar a los 350 soldados italianos que habían sido capturados el día 15. Inmediatamente después de este acontecimiento, la 102ª División Motorizada Italiana “Trento” que aguardaba en la Carretera de la Costa, emprendió la marcha hacia el sur coronando la Cota 206, ocupando la aldea de Mussaid y recuperando el control del puerto de Sollum. Una vez retomadas las posicones de partida del Eje y habiendo sido asegurado el Paso de Halfaya, a las 16:00 horas los Aliados ordenaron la retirada y la cancelación de la “Operación Battleaxe”.

Resultado

La “Operación Battleaxe” fue un gran fracaso del Imperio Británico porque no solamente se consiguió destruir a las fuerzas del Eje, sino que además los Aliados tuvieron que emprender una humillante retirada hacia Egipto después de haber sufrido pérdidas materiales muy considerables. Precisamente, como consecuencia de este revés que no logró aliviar el asedio sobre el puerto de Tobruk, costó los primeros ceses en el Estado Mayor como el general Archibald Wavell que fue destituido por el general Claude Auchinleck, así como una fuerte preocupación en Londres por un Afrika Korps al que veían invencible y un general Erwin Rommel al que la propaganda estaba convirtiendo en un mito.

El XIII Cuerpo Británico sufrió 969 bajas entre 122 muertos, 588 heridos y 259 desaparecidos; además de la destrucción 91 tanques (64 Matilda y 27 Crusader) y el derribo de 36 aviones (33 cazas y 3 bombarderos).

El Afrika Korps sufrió 678 bajas entre 93 muertos, 350 heridos y 235 desaparecidos; además de la destrucción de 12 tanques y el derribo de 10 aviones.

La Batalla de Sollum, también conocida como Batalla del Paso de Halfaya u “Operación Battleaxe”, fue una de las campañas más populares del Norte de África durante la Segunda Guerra Mundial. La brillante victoria del general Erwin Rommel que obtuvo un triunfo arrollador con unas bajas mínimas en carros de combate, sin duda lo catapultaron a la fama con el merecido título de “El Zorro del Desierto”.

 

Bibliografía:

-David Fraser, Erwin Rommel el Zorro del Desierto, “Capítulo 12 El Seydlitz de los Panzer Korps”, Esfera de los Libros (2004), p.295-301
-Erwin Rommel, Memorias, “Capítulo VI Primer periodo de la guerra en África”, Altaya (2008), p.140-145
-Filippo Capellano, Los Combates en Sollum y el Paso de Halfaya, Revista Desperta Ferro Contemporánea Nº27-29