Asedio de Tobruk

Hasta 1941 el Ejército Alemán había resultado imbatible al ocupar Polonia, Dinamarca, Noruega, Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Francia, Grecia, Yugoslavia y por supuesto en el Norte de África cuando el Tercer Reich envió al Afrika Korps del general Erwin Rommel con el fin de socorrer a las maltrechas tropas del Ejército Italiano en Cirenaica. No obstante y apenas sin poder imaginárselo las fuerzas del Eje, iba a ser en este último teatro de operaciones donde por primera vez la “Guerra Relámpago” o “Blitzkrieg” iba a ser detenida frente a las murallas de Tobruk.

Plan del Eje

“Objetivo: Canal de Suez” fue el mensaje que transmitió el general Erwin Rommel a las tropas ítalo-germanas del Afrika Korps que debían abalanzarse sobre las posiciones del Imperio Británico en Egipto. La operación consistente en avanzar hacia Mersa Matruh para capturar a los contingentes del Ejército Británico en retirada y alcanzar tanto la ciudad de Alejandría como las orillas del Río Nilo, debía complementarse con un asalto a la fortaleza de Tobruk que se situaba a espaldas del Afrika Korps.

La necesidad de neutralizar Tobruk radicaba en dos motivos: primero suponía un frente abierto a la retaguardia del Eje; y segundo sus instalaciones y muelles eran mucho mejores que las del puerto de Bengasi desde donde el Afrika Korps recibía los suministros. El único problema de esta fortaleza, en muchos casos inexpugnable, era que el Ejército Alemán tenía que plantear una guerra de asedio sin estar abastecido y encima con unas fuerzas de maniobra que no estaban preparadas para operaciones estáticas, lo que no sólo hacía difícil la misión, sino que con la pérdida de tiempo que tal cosa suponía, se facilitaría a todo el Ejército Británico escapar y reorganizarse en el interior de Egipto.

Aproximadamente el Afrika Korps reunió en Tobruk a 35.000 tropas ítalo-germanas y 94 tanques que se desplegaron del siguiente modo: al oeste la 27ª División de Infantería “Brescia” y la 102ª División Motorizada “Trento”; al sur la 15ª División Panzer, la 5ª División Ligera (más tarde reconvertida en 21ª División Panzer) y el 8th Batallón de Ametralladoras; y en la reserva de El Adem la 132ª División Blindada “Ariete”; mientras que en las etapas finales se añadirían las 25ª y 53ª Divisiones de Infantería “Bologna” y “Savona”, más la 90ª División Ligera.

Afrika Korps:
-5ª División Ligera Alemana (luego 24ª División Panzer Alemana)
-15ª División Panzer Alemana
-25ª División de Infantería Italiana “Bologna”
-27ª División de Infantería Italiana “Brescia”
-53ª División de Infantería Italiana “Savona”
-90ª División Ligera Alemana
-102ª División Motorizada Italiana “Trento”
-132ª División Blindada Italiana “Ariete”
-8th Batallón de Ametralladoras Alemán

Plan de los Aliados

La Fuerza del Desierto Occidental (Western Desert Force) había arrebatado el puerto de Tobruk al Ejército Italiano durante la “Operación Compass” desencadenada en el Norte de África por las tropas de la Commonwealth en 1940. Desde entonces, los Aliados se habían aprovechado de las ventajas logísticas y defensivas de esta plaza fuerte que en aquellos momentos se encontraba ocupada por soldados procedentes de Australia que estaban al mando general Leslie Morshead, los cuales curiosamente eran definidos por el general Erwin Rommel como “el cuerpo de élite del Imperio Británico”.

Tobruk era un puerto-fortaleza rodeado de una muralla coronada por cañones antiaéreos, cuya pared estaba precedida por tres perímetros defensivos concéntricos (Línea Verde, Línea Azul y Línea Roja) separados por 2.000 metros el uno del otro, los cuales se constituían por nidos de ametralladora y refugios subterráneos ocultos que se intercomunicaban por trincheras de unos tres metros de profundidad. A lo largo de dicha fortificación, se habían colocado posiciones antitanque, emplazamientos de mortero y pozos de tirador protegidos, así como una última línea sobre el desierto que incluía una serie de fosos, barreras anticarro, alambre de espino y pequeñas guarniciones de 90 metros de diámetro con capacidad para albergar a cuarenta hombres armados, dos armas automáticas y una pieza anticarro.

Aproximadamente los Aliados reunieron a 27.000 efectivos y 45 tanques (18 Matilda, 16 A-9 y 11 Crusader) que se situaron del siguiente modo: la 9ª División de Infantería Australiana se atrincheró dentro de Tobruk; mientras que en el exterior, concretamente en Egipto, se erigió una fuerza de socorro compuesta por la 7ª División Blindada Británica, la 70ª División de Infantería Británica, la 22ª Brigada de Guardias Británica, la Brigada de Infantería Polaca “Cárpatos” y el 11th Batallón de Infantería Checoslovaco.

Fuerza del Desierto Occidental “Western Desert Force”:
-9ª División de Infantería Australiana
-7ª División Blindada Británica
-70ª División de Infantería Británica
-22ª Brigada de Guardias Británica
-Brigada de Infantería Polaca “Cárpatos”
-11th Batallón de Infantería Checoslovaco

Batalla de Tobruk

Oficialmente el primer asalto del Afrika Korps contra Tobruk tuvo lugar la mañana del jueves 10 de Abril de 1941, justo unos minutos antes de haber sido volado con explosivos el Puente de Wadi Sehel, mediante una aproximación en dos alas que se efectuó del siguiente modo: la 5ª División Ligera y la 15ª División Panzer emprendieron una maniobra envolvente al sur y sureste de la ciudad respectivamente; al mismo tiempo en que la 27ª División de Infantería “Brescia” y la 102ª División Motorizada “Trento” levantaban en el oeste una polvareda seguida de una nube de arena con la finalidad de generar confusión entre los defensores. Sorprendentemente y aunque la estratagema fue acertada, cuando el general alemán Heinrich Von Prittwitz (que lideraba la 15ª División Panzer) cometió la imprudencia de saltar en una trinchera enemiga por equivocación y resultar muerto a manos de los australianos, a partir de las 12:00 horas la confusión fue tal que las fuerzas del Eje suspendieron temporalmente la ofensiva.

Soldados de la 9ª División de Infantería Australiana en Tobruk.

A las 16:00 horas de la tarde del viernes 11 de Abril de 1941, el Afrika Korps realizó un nuevo intento de atravesar el perímetro defensivo de la “Línea Roja” de Tobruk mediante un ataque del 8th Batallón de Ametralladoras al mando del teniente coronel Gustav Ponath y 35 tanques entre los que había 25 Panzer y 10 Stug. Desgraciadamente y pese a la superioridad blindada de los alemanes, de nada les sirvió frente a unas posiciones muy bien fortificadas de los australianos debido a que los asaltantes fueron frenados en un campo de minas y a continuación expulsados tras un contraataque de 11 tanques Crusader. La acción que acabó en un completo fracaso, costó a los germanos la pérdida de cuatro Panzer y a los británicos dos Crusader, aunque los primeros pudieron escapar sin incidentes después de producirse una tormenta de arena que ocultó su repliegue.

Transcurridas 48 horas del inicio de la Batalla de Tobruk, el sábado 12 de Abril de 1941, la 5ª División Ligera y la 15ª División Panzer fueron retiradas a la seguridad de las posiciones de partida, siendo esta última puesta al mando del nuevo general Johannes Streich. Precisamente durante aquella misma jornada, el general Erwin Rommel que se había trasladado hasta primera línea para comprobar él mismo la situación, terminó de cercar el puerto de Tobruk y dejar atrapada a toda la 9ª División de Infantería Australiana. Precisamente ese mismo día, la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) arrojó una serie de panfletos sobre la ciudad que rezaban el siguiente mensaje: El oficial general al mando de las fuerzas alemanas en Libia, solicita, por la presente, que las fuerzas británicas que ocupan Tobruk rindan las armas. No se disparará contra los soldados que se presenten agitando pañuelos blancos. Poderosas fuerzas alemanas han rodeado Tobruk y es inútil tratar de escapar. Nuestros bombarderos en picado y Stukas están esperando a vuestros barcos anclados en Tobruk.

A las 4:30 de la noche del 14 de Abril de 1941, el 8th Batallón de Ametralladoras del teniente coronel Gustav Ponath y un contingente acorazado de 38 tanques Panzer, iniciaron un tercer asalto contra el perímetro de Tobruk que acabó en masacre porque los australianos abrieron fuego con todo su arsenal acribillando a la infantería, al mismo tiempo en que los cañones anticarro y aviones británicos en vuelo rasante del modelo Blenheim iban pulverizando a los blindados que quedaron atrapados en las zanjas y trampas excavadas sobre el suelo. Aquel desastre que derivó en una caótica retirada y que costó a los alemanes la pérdida de 17 tanques (8 de estos en el repliegue), así como la muerte al teniente coronel Gustav Ponath; obligó al general Erwin Rommel a retrasar su puesto de Estado Mayor unos 13 kilómetros a la retaguardia en Ras El Madamer.

Cañón antiaéreo y dotación del Ejército Italiano sitiando Tobruk.

Tampoco el ataque desarrollado el 16 de Abril de 1941 por los italianos de la 132ª División Blindada “Ariete” y la 102ª División Motorizada “Trento” surtió el efecto esperado contra Tobruk porque los soldados fueron rechazados por los defensores australianos en el sector de Ras Al Madauar. Solamente al día siguiente, el 17, las tropas italianas acompañadas por algunas tanquetas consiguieron realizar ciertos progresos tomando al enemigo el Reducto R-1 y el Reducto S-2. Sin embargo y pese a este tímido avance, una patrulla australiana se vengó de sus enemigos la jornada del 22 cuando en una incursión cerca de la Cota Carrier que estuvo apoyada por tres tanques Matilda, cinco vehículos blindados Bren Carrier y cuatro cañones, hicieron prisioneros a un total de 384 italianos entre 16 oficiales y 368 soldados.

Como asaltar Tobruk estaba resultando una misión muy difícil para el Afrika Korps, el día 25 de Abril de 1941 se decidió debilitar sus defensas mediante una serie de intensos bombardeos de la Luftwaffe que con los aviones en picado Stuka causaron un gran número de desperfectos en la ciudad y destruyeron la mayor parte de las instalaciones portuarias. Dos días más tarde, el 27, el general Erwin Rommel recibió la visita del general Friedrich Von Paulus (el futuro mariscal del VI Ejército Alemán durante la Batalla de Stalingrado), a quién usó como intermediario con Berlín para buscar una solución a las siguientes tres cuestiones: una mayor implicación de los italianos que no explotaban al máximo sus capacidades; un mayor empleo del puerto de Bengasi en lugar del mucho más alejado Trípoli; y la necesidad de conquistar la Isla de Malta para mantener unas líneas de suministro seguras entre Europa y el Norte de África. Lamentablemente ni Adolf Hitler desde Berlín ni Benito Mussolini desde Roma atendieron sus reclamaciones, lo que llevó a Rommel a paliar su situación bélica creando un cordón defensivo con Egipto consolidando fortificaciones en Bardia, Sollum, Sidi Suleiman y Fuerte Capuzzo, además de reducir el consumo de gasolina y avituallamiento a tan sólo 1.500 toneladas diarias.

Soldados australianos defienden sus posiciones desérticas ante el avance ítalo-alemán en los alrededores de Tobruk.

Nuevamente el 30 de Abril de 1941, el Afrika Korps llevó a cabo una ofensiva contra el perímetro occidental de Tobruk empleando a 40 tanques y miles de efectivos ítalo-germanos de la 15ª División Panzer, la 5ª División Ligera, la 132ª División Blindada “Ariete” y la 27ª División de Infantería “Brescia”. La cruenta batalla que se prolongó tres días entre las posiciones fortificadas de los australianos y los campos de minas, concluyó el 2 de Mayo con la retirada de las tropas alemanas e italianas que sufrieron 1.200 bajas y la pérdida de 8 tanques; a costa de unos pocos centenares de muertos o heridos los defensores y la destrucción de 4 tanques británicos (2 Crusader y 2 Matilda). Una vez desbaratado este último asalto, el general Erwin Rommel ordenó excavar posiciones de trinchera y llevar a cabo una guerra de sitio para forzar a largo plazo la rendición de la guarnición.

Operaciones “Brevity” y “Skorpion”

Inesperadamente el 15 de Mayo de 1941, la 7ª División Blindada Británica y la 22ª Brigada de Guardias Británica, pusieron en marcha la “Operación Brevity” lanzando una ofensiva sobre la frontera entre Libia y Egipto con la finalidad de aliviar la presión sobre el asedio de Tobruk. La sorpresa de la acción fue tal y las posiciones del Eje estaban tan descuidadas, que con facilidad las vanguardias británicas arrollaron a la única guarnición disponible, concretamente la 6ª Compañía de “Bersaglieris”, antes de tomar el Paso de Halfaya y causar 500 bajas a los italianos.

Al cabo de veinticuatro horas de la “Operación Brevity”, el 16 de Mayo, el Afrika Korps del general Erwin Rommel reaccionó con presteza porque rápidamente tomó la 5ª División Ligera y la 15ª División Panzer que estaban en Tobruk (el mando del asedio fue cedido temporalmente al general italiano Giuseppe De Stefanis), a las que dirigió de manera urgente a la zona amenazada, consolidando posiciones en el Fuerte Capuzzo y el puerto de Sollum que al fin y al cabo eran el principal objetivo de los Aliados. Gracias a esta decisión, los ítalo-germanos salvaron la situación porque detuvieron el progreso de la 7ª División Blindada Británica entre Bardia y Sidi Azeiz. De hecho, los soldados del Eje obtuvieron una importante victoria contra esta última unidad inglesa cuando una avanzadilla alemana dirigida por el propio Rommel, forzó a los carros británicos a entrar en un terreno desértico, donde fueron cazados por los cañones Flak 88 y todo el contingente aniquilado con un total de 260 muertos, 5 tanques destruidos y 6 aviones abatidos.

Cañón Flak 88 de 88 milímetros del Afrika Korps dispara desde unos cactus las posiciones enemigas a las afueras de Tobruk.

Bajo el nombre de “Operación Skorpion”, el 26 de Mayo de 1941 el Afrika Korps emprendió la contraofensiva contras las fuerzas de la Commonwealth que todavía mantenían las posiciones de la “Operación Brevity”. Sorprendentemente los ítalo-germanos precisaron solamente de una jornada para que finalmente a las 6:15 horas del 17 de Mayo, reconquistaran el Paso de Halfaya y expulsaran a la 7ª División Blindada Británica hacia el interior de Egipto, haciendo durante esta acción un total de 173 prisioneros ingleses y acabasen con 8 de sus tanques (5 destruidos y 3 capturados) y 21 cañones (12 destruidos y 9 capturados).

Asedio de Tobruk

Durante el verano de 1941, el asedio de Tobruk se convertiría en uno de los más famosos de la Segunda Guerra Mundial. Semana tras semana, los soldados de la 9ª División de Infantería Australiana resistieron con tenacidad a un enemigo muy superior soportando constantes bombardeos de artillería y aviación, hambre, sed, enfermedades, ausencia de higiene, el calor del desierto y la falta de municiones, entre otras muchas carencias. Por ejemplo en el caso de los alimentos, los defensores inicialmente dispusieron de sus propias raciones consistentes en carne enlatada y bizcocho, así como los almacenes abandonados por el Ejército Italiano en 1940 que incluían productos cárnicos, judías, tomates, zanahorias, guisantes, peras, cerezas, fresas, albaricoques y bebidas alcohólicas; los cuales una vez consumidos al cabo de dos meses, provocaron graves casos de desnutrición.

A mediados del verano de 1941, los sitiadores del Eje aumentaron sus efectivos alrededor de Tobruk con la llegada como refuerzo de los italianos de la 25ª División de Infantería “Bologna” al mando del general Alessandro Gloria y la 53ª División de Infantería “Savona” del general Fedele De Giorgis, más la ampliación de la plantilla en la 90ª División Ligera Alemana que desde entonces paso a convertirse en la 21ª División Panzer. También la Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) y la Fuerza Aérea Real Italiana incrementaron sus bombardeos sobre Tobruk, entablándose en ocasiones intensos duelos aéreos con la Fuerza Aérea Real Británica (Royal Air Force o RAF) que confrontaron a los cazas británicos Hurricane y Spitfire contra cazas alemanes Messerschmit Bf 109 e italianos Macchi MC.202 “Folgore”. De hecho por la acción de los bombarderos en picado Stuka y las minas submarinas plantadas por las lanchas torpederas italianas, fueron hundidos o destruidos en los muelles y a la salida del puerto un total de diez navíos entre los que se contabilizaron el dragaminas HMS Stoke, los cañoneros HMS Auckland y HMS Grimsby, el carguero SS Chakla, el remolcador HMS Sindonis, el transporte LCT Nº2 y los veleros Skud, Thorbyn, Aurora II, Maria di Giovanni, aproximadamente el equivalente a 10.000 toneladas de suministro.

La situación del Afrika Korps sitiando Tobruk se deterioró enormemente en Septiembre de 1941 ante la grave ausencia de carburante debido a que la aviación británica con base en la Isla de Malta hundió un total de 220.000 toneladas de suministro en el Mar Mediterráneo que iban destinadas a Libia. Por si fuera poco, los soldados australianos que conocían acerca de la crisis petrolífera por la que estaba pasando el Afrika Korps, efectuaron una serie de patrullas nocturnas que aprovechando la oscuridad de la noche se infiltraron en la retaguardia enemiga y destruyeron a lo largo de varios golpes de mano numerosos depósitos y camiones cargados de combustible, lo que todavía agravó mucho más los problemas logísticos al Eje.

Tropas de la 70ª División de Infantería Británica en los alrededores de Tobruk.

Finalmente a últimos de Septiembre de 1941, los Aliados aliviaron el cerco en torno a Tobruk cuando la 9ª División de Infantería Australiana fue relevada y sus hombres evacuados gracias a que la Luftwaffe había dejado de acosar los muelles por hallarse concentrada en plena “Operación Barbarroja” sobre la Unión Soviética. Desde entonces, sustituyeron a los australianos en el perímetro un conglomerado de soldados ingleses, polacos y checoslovacos adscritos a la 70ª División de Infantería Británica, la Brigada de Infantería Polaca “Cárpatos” y el 11th Batallón de Infantería Checoslovaco.

Hasta el 21 de Noviembre de 1941, los Aliados no iniciarían la fase de ruptura del cerco de Tobruk con la puesta en marcha de la “Operación Pop” que llevaron a cabo los ingleses de la 70ª División de Infantería Británica y los polacos de la Brigada de Infantería Polaca “Cárpatos”. Este asalto sobre el sureste del perímetro cerca de Carmuset Beludeah, derivó en una serie de enfrentamientos contra los italianos de la 25ª División de Infantería “Bologna” que fueron expulsados de la Cota 24, antes de recorrer tres kilómetros y contactar a las 14:00 horas del 26 de Noviembre de 1941 con una fuerza de socorro procedente de Egipto consistente en los soldados de la 2ª División de Infantería Neozelandesa que enlazaron con los sitiados anglo-polacos en los alrededores de Ed Duda. Con este último episodio, el 27 de Noviembre de 1941 el Afrika Korps levantó el asedio de Tobruk e inició la retirada hacia el interior de Libia.

Conclusión

“Tobruk era como una espina clavada en la carne” comentó el general Erwin Rommel tras saber acerca de la derrota del Afrika Korps durante la “Operación Crusader”, una inesperada ofensiva lanzada por la Commonwealth desde Egipto que de nuevo expulsó a las fuerzas del Eje hasta la demarcación de Tripolitania. A pesar de que el “Zorro del Desierto” se resarciría de este revés porque durante la Batalla de Gazala de 1942 finalmente ocupó Tobruk causando 50.000 bajas a los Aliados, lo cierto fue que al no hacerlo en 1941, impidió a sus columnas conquistar Egipto y con total seguridad haber ganado la contienda en el Norte de África.

Los Aliados sufrieron unas 9.000 bajas (8.600 anglo-australianos y 400 polacos) entre 4.000 muertos, 4.000 heridos y 941 prisioneros; más la destrucción de 17 tanques y el hundimiento de 10 navíos entre 1 dragaminas, 2 cañoneros, 1 carguero, 1 remolcador, 1 transporte y 4 veleros.

El Eje sufrió 8.000 bajas entre muertos, heridos y desaparecidos; más la destrucción de 29 tanques y el derribo de 74 aviones.

Según el general Erwin Rommel describió a los australianos en una clara referencia al papel desempeñado por la 9ª División de Infantería Australiana en la defensa de Tobruk, sus palabras fueron las siguientes: “son los guerreros de élite del Imperio Británico”. Y su frase sin duda no fue ninguna mentira, pues fueron estos combatientes venidos de una tierra tan alejada como Australia, los primeros en detener por un tiempo la hasta entonces imparable “Guerra Relámpago” o “Blitzkrieg” durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-David Fraser, Erwin Rommel el Zorro del Desierto, “Capítulo 12 El Seydlitz de los Panzer Korps”, Esfera de los Libros (2004), p.279-311
-Erwin Rommel, Memorias, “Capítulo VI Primer periodo de la guerra en África”, Altaya (2008), p.126-146
-Erwin Rommel, Memorias, “Capítulo VII La ofensiva inglesa durante el verano de 1941”, Altaya (2008), p.147-159
-Jon Latimer, El-Alamein, “Capítulo 2 Llega Rommel”, Inédita Editores (2004), p.77-84
-Dick Taylor, Tácticas Acorazadas en Tobruk, Revista Desperta Ferro Contemporánea Nº25 (2018), p.32-37