Valentine

Nombre: Valentine
Nacionalidad: Gran Bretaña
Compañía: Vickers
Motor: AEC de 131 CV
Longitud: 5′ 41 m
Anchura: 2′ 63 m
Altura: 2′ 27 m
Blindaje: 8-65 mm
Autonomía: 190 km
Velocidad: 24 km/h
Peso: 16 toneladas
Tripulación: 4
Armamento: Un cañón de 40 a 57 mm y una ametralladora Bren de 7’92 mm
Historia:

El Valentine fue uno de los tanques medios al servicio del Reino Unido. A pesar de que el Ejército Británico confió en sacar un alto rendimiento a este blindado, su inferioridad frente a los carros del Ejército Alemán en la campaña del Norte de África, le haría ser relegado a labores y escenarios secundarios durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial.

Desarrollo:

El tanque Valentine nació con la idea de crear un carro mixto a la hora de fusionar un Crusader Mk II con algunos elementos del Crusader Mk I y del Matilda Mk I. Así fue como en Febrero de 1938, la Compañía Vickers presentó ante el Ministerio de Guerra en Londres este peculiar proyecto, que aunque inicialmente fue rechazado, con la amenaza de la Segunda Guerra Mundial en Agosto de 1939 fue admitido bajo el nombre de “Valentine” en recuerdo al ingeniero John Valentine Carden.

División de tanques Valentines en Gran Bretaña.

El tanque Valentine nació con la idea de crear un carro mixto a la hora de fusionar un Crusader Mk II con algunos elementos del Crusader Mk I y del Matilda Mk I. Así fue como en Febrero de 1938, la Compañía Vickers presentó ante el Ministerio de Guerra en Londres este peculiar proyecto, que aunque inicialmente fue rechazado, con la amenaza de la Segunda Guerra Mundial en Agosto de 1939 fue admitido bajo el nombre de “Valentine” en recuerdo al ingeniero John Valentine Carden.

Originalmente los Valentine fueron fabricados en dos versiones denominadas Valentine Mk III y Valentine Mk IV que se equipaban con una planta motriz diésel AEC de la Compañía Associated Equipament Company con los que podía alcanzar los 135 caballos de vapor (aunque más tarde se redujo a 131 caballos de vapor) moviendo sus 16 toneladas de peso a 24 kilómetros por hora, además de protegerse por un fino blindaje de entre los 8 y 65 milímetros de espesor, tener una suspensión sujeta por carrillos de tres ruedas y dotarse de un armamento consistente en una ametralladora frontal Bren de 7’92 milímetros y un cañón que variaba según el modelo de dos a seis libras. A pesar de que el carro sólo podía albergar dos de los tres tripulantes previstos, finalmente se optó por retrasar su entrega hasta que se subsanó el fallo con la ampliación del espacio para cuatro hombres, siendo hasta la fecha construidos alrededor de 275 unidades de Valentine.

Tripulación de un Valentine sobre el carro.

La Compañía Vickers produjo hasta un total de 8.275 ejemplares de Valentine, de los que 6.855 se diseñaron en el Reino Unido y 1.420 en Canadá bajo la licencia de la Compañía Canadian Pacific Railroad. A las primeras versiones del Valentine Mk III y Valentine MK IV, surgieron las variantes biplaza Valentine Mk I y Valentine Mk II, junto a otras once subvariantes menores que incluyeron funciones de puentes portátiles, lanzallamas, limpiaminas con sistema de rodillos y látigos, etcétera.

Segunda Guerra Mundial:

El Norte de África fue el escenario bélico por excelencia de los Valentine que demostraron su superioridad contra las débiles tanquetas del Ejército Italiano en Libia, aunque al mismo tiempo se mostraron muy vulnerables a los carros alemanes Panzer III y Panzer IV del Afrika Korps en Cirenaica, tal y como por ejemplo sucedió en diversos choques como el asedio de Tobruk, la “Operación Crusader”, la Batalla de Gazala, la invasión de Egipto, las Primera y Segunda Batallas de El-Alamein o la campaña de Túnez. De igual forma, un total de 1.300 ejemplares de Valentine vendidos a la Unión Soviética combatieron en las filas del Ejército Rojo equipados con un cañón de 76’6 milímetros (procedente del tanque ruso T-34), tomando parte en acciones como la defensa del Cáucaso o la Batalla de Kursk; mientras que en el Sudeste Asiático numerosos de estos carros adquiridos por Nueva Zelanda pelearon en las junglas de Birmania contra el Imperio Japonés.

Tanques Valentine en  Europa.

Otras de las particularidades del Valentine fue convertirse en el primer tanque anfibio del Ejército Británico cuando desembarcó en el puerto de Diego Suárez durante la invasión de la Isla de Madagascar en 1942, por aquel entonces bajo dominio de la Francia de Vichy. También posteriormente los Valentine de nacionalidad anglo-canadiense estarían presentes en las operaciones anfibias sobre Sicilia y el sur de Italia en 1943, así como en el desembarco de Normandía en 1944.

Curiosamente en otros usuarios del Valentine estuvieron las fuerzas libres de Polonia y Checoslovaquia que luchaban al lado de los Aliados; aunque Alemania y Rumanía en el Eje operaron con algunos carros capturados. Una vez concluyó la Segunda Guerra Mundial en 1945, países como Portugal, Turquía e Irán continuarían usando los Valentine dentro del contexto de la Guerra Fría hasta su retirada del servicio militar en 1960.

 

Bibliografía:

-Roger Ford, Grandes Tanques del Mundo, “El Carro de Infantería Medio”, Libsa (2003), p.65-67
-http://en.wikipedia.org/wiki/Valentine_tank