T-50

Nombre: T-50
Nacionalidad: Unión Soviética
Compañía: Fábrica de Kíev
Motor: Diesel B-4 de 300 HP
Longitud: 5′ 2 m
Anchura: 2′ 45 m
Altura: 2′ 16 m
Blindaje: 45 mm
Autonomía: 300 km
Velocidad: 40 km/h
Peso: 14′ 4 toneladas
Tripulación: 4
Armamento: 1 cañón de 57 mm y dos ametralladoras de 7’62 mm
Historia:

El tanque T-50 fue un carro destinado a convertirse en el estándar del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que en su fase industrial resultó ser un fracaso por sus constantes retrasos que llevaron a la suspensión del proyecto, los escasos ejemplares construidos combatirían contra Finlandia en la Guerra de Continuación.

Desarrollo:

A partir de la experiencia extraída por la Unión Soviética acerca del tanque T-26 durante la Guerra Civil Española (1936 -1939), la Guerra del Khalkhin-Gol contra Japón (1939), la invasión de Polonia (1939) y la Guerra de Invierno contra Finlandia (1939-1940), se hizo necesario fabricar un carro de combate con similares características, pero con mejoras tecnológicas que incrementasen su potencia de fuego y coraza. Así fue como la Fábrica Kirov Nº 185 de Leningrado comenzó la construcción de un prototipo llamado T-126 SP, también conocido como Obiekt 126, que en un principio fue descartado por el Comité Estatal debido a que veía en sus 17 toneladas un peso demasiado excesivo. A raíz de este fracaso, la Fábrica Voroshilov Nº 174 de Leningrado inventó el Obiekt 135 con un blindaje disminuido de los 45 a 37 milímetros que tampoco gustó a las autoridades de Moscú por ser extremadamente vulnerable a los proyectiles enemigos. Finalmente se tendría que esperar a que la Fábrica de Kíev en Ucrania solucionase el problema respetando los 45 milímetros de acero iniciales y rebajando el peso a las 14 toneladas mediante un modelo bautizado como Obiekt 211, del que posteriormente surgiría el T-50.

Tanque soviético T-50.

El T-50 era un tanque de cinco metros de longitud, dos metros y medio de ancho y dos metros de altura que con su motor diésel B-4 de 304 caballos de vapor alcanzaba los 40 kilómetros por hora disfrutando de una autonomía de 300 kilómetros en carretera o campo abierto. Este carro procedente del Obiekt 211, se armaba con un cañón de 57 milímetros y dos ametralladoras de 7’62 milímetros muy fáciles de disparar gracias a varios periscopios instalados sobre la torreta. Sorprendentemente y a pesar de las esperanzas depositadas en este blindado, solamente se fabricaron 69 unidades debido a que el Ejército Rojo apostó por el mucho más versátil T-34.

Guerra de Continuación:

Cuando se produjo la invasión de Alemania a la Unión Soviética durante la “Operación Barbarroja” en 1941, sólo 48 blindados T-50 de los 69 diseñados fueron enviados al Frente Oriental debido a que la Fábrica de Kíev hubo de trasladarse a Chklov en los Montes Urales y luego a Omsk en Siberia. Afortunadamente, en cuanto todos los ejemplares fueron puestos a salvo, los T-50 combatieron en la Guerra de Continuación contra Filandia, donde demostraron ser muy poco efectivos en maniobrabilidad porque un buen número fue destruido por los guerrilleros del Ejército Finlandés en los bosques del Istmo de Carelia, lo que llevó al Kremlin a cancelar definitivamente su construcción el 6 de Febrero de 1942.

El único tanque T-50 finlandés existente al que bautizaron “Pequeño Klim”.

Finlandia tuvo la particularidad de contar con un T-50 entre sus filas que las tropas finlandesas capturaron al Ejército Rojo en 1942. Al servicio del Ejército Finlandés, sus nuevos propietarios le pintaron una esvástica de origen suomi para diferenciarse de sus enemigos y le apodaron cariñosamente “Pequeño Klim”, el cual combatió contra sus antiguos dueños en Carelia, logrando destruir algún tanque soviético. Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, sólo dos T-50 sobrevivieron al conflicto: uno fue expuesto por en el Museo de Kublinka en Rusia; y el “Pequeño Klim” el Museo de Parola en Finlandia.

Versiones:

T-50 ATO-41

El ATO-41 fue la única versión del T-50 que incorporó un lanzallamas en la torreta, aunque nunca llegó a ser empleado durante la Guerra de Continuación.

 

Bibliografía:

Manuel Rodríguez Aguilar, El Carro Soviético T-50, Revista Serga Nº3 (2000), p.62-64
http://en.wikipedia.org/wiki/T-50_tank