PaK 38

Nombre: Panzerabwehrkanone 38
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Rheinmetall-AG
Longitud: 3′ 18 m
Altura: 1′ 83 m
Anchura: 2′ 82 m
Peso: 986 kg
Modo de tiro: Percusión / Semiautomático
Alcance: 2.742 m
Giro horizontal: 65º
Giro vertical: -8º a 27º
Dotación: 5
Armamento: Proyectil de 4 kg
Historia:

Con la negativa experiencia demostrada por las piezas de artillería ligera contra la coraza de los tanques en la Guerra Civil Española, el Ejército Alemán apostó por la creación de los cañones de tipo mediano. Así nació el PaK 38 que aunque se batió de forma muy poco efectiva contra los carros T-34 desplegados por la Unión Soviética en el Frente Oriental, la mayoría serían trasladados a África, Italia y el Frente Occidental, donde destacaron como dignos rivales de los blindados de los Aliados.

Originalmente la idea del PaK 38 nació con la pretensión de jubilar al PaK 36 cuando la Compañía Rheinmetall presentó en 1938 un cañón mediano bautizado como “Panzerabwehrkanone 38”. Este arma que se caracterizaba por estar suspendida en barras de torsión y tener una capacidad móvil a través de ruedas metálicas para evitar fracturas, también poseía una recámara semiautomática, freno de boca, cureña metálica y un escudo frontal blindado que protegía a los cinco miembros de su dotación. De hecho, gracias a su tubo de 37 milímetros del calibre 50 y su innovador sistema de puntería ZF 3X8 con el que disparaba de doce a catorce disparos por minuto, podía destruir a un tanque de 72 milímetros de blindaje a 500 metros de distancia, de 44 milímetros a 1.000 metros y de 34 milímetros a 1.500 metros, además de existir la posibilidad de ser empleado como pieza de bombardeo contra la infantería a 2.742 metros.

Cañón alemán PaK 38.

Los proyectiles del arsenal disponible por el PaK 38 fueron de los cinco tipos siguientes: el Panzergranatpatrone 38 de 4 kilogramos para blancos como infantería o vehículos ligeros, el Panzergranatpatrone 38 umg con una cabeza perforante para traspasar blindajes de tanques, el Sprenggranatpatrone 38 de 1’78 kilogramos de alto explosivo que al detonar lanzaba metralla, el Stielgranate 42 con carga hueca y una cabeza de 2′ 33 kilogramos de ciclonita/TNT preparada para romper corazas alrededor de 180 milímetros a 150 metros de distancia (excelente contra el tanque soviético T-34), y el Panzergranate 40 de 0’85 kilogramos de núcleo de tungsteno (que al ser una sustancia muy escasa sólo se utilizaba en situaciones de emergencia o contra objetivos muy pesados).

Hasta Abril de 1941 los PaK 38 no entraron en servicio dentro del Ejército Alemán durante las campañas de Grecia y Yugoslavia, aunque sería durante la “Operación Barbarroja” contra la Unión Soviética en Junio, donde demostraron su incapacidad para perforar los blindajes de los tanques rusos T-34 y KV-1 (a lo único que podían aspirar era a romperles las cadenas o inutilizar el tiro de su torreta). No obstante, mucha mejor aceptación tuvo el PaK 38 en el escenario del Norte de África tras resultar decisivos a la hora de vencer a los carros Matilda del Ejército Británico durante la “Operación Battleaxe” en Sollum. De hecho en 1942, más de 2.500 cañones PaK 38 operaban como parte del Afrika Korps del general Erwin Rommel y también del Ejército Italiano tanto en Libia como Egipto. Al año siguiente, en 1943, los PaK 38 se mostraron muy letales contra los tanques Sherman del Ejército Estadounidense en Túnez (aunque para evitar a la aviación sólo disparaban en emboscada a corta distancia y evitando cambiar de emplazamiento); mientras que al producirse la invasión de Sicilia causaron estragos a las columnas anglo-norteamericanas a costa de perderse un total de 313 unidades de estas piezas durante toda la “Operación Husky”.

A comienzos de 1944 servían un total de 839 cañones PaK 38 en el Ejército Alemán y las Waffen-SS en el Frente Oriental, así como también otros centenares en las restantes naciones del Eje que combatían al Ejército Rojo como eran Finlandia, Rumanía y Hungría. Respecto al Frente Occidental, el PaK 38 fue reconvertido en la versión antiaérea del Flak 214 que pulverizó a decenas de tanques del Ejército Estadounidense y del Ejército Británico en las campañas de Normandía y la “Línea Sigfrido”, además de en la Batalla de las Ardenas y la defensa del Río Rin. Así fue como con este excelente historial, la Compañía Rheinmetall fabricó un total de 9.566 ejemplares de PaK 38 a lo largo de toda la Segunda Guerra Mundial.

 

Bibliografía:

-Francisco Javier Ormeño Chicano, 5 cm PAK 38, Revista Serga Nº60 (2009), p.46-48
http://en.wikipedia.org/wiki/5_cm_Pak_38