Heinkel He 115

Nombre: Heinkel He 115
Tipo: Hidroavión
Nacionalidad: Alemania
Compañía: Heinkel
Motor: Dos. BMW 132K de 9 cilindros a 857 CV
Dimensiones: Envergadura= 22′ 3 m. Longitud= 17′ 3 m. Altura= 6′ 6 m
Peso: Cargado= 10.400 kg. Vacío= 6.690 kg
Velocidad: Velocidad máxima= 327 km/h.
Alcance: 3.300 km
Techo de servicio: 5.200 m
Armamento: 2 ametralladoras MG 17 de 7′ 92 mm, 250 kg de bombas, 1 torpedo y 1 mina
Primer vuelo: 1936
Historia:

Los hidroaviones fueron una de las apuestas de la Marina de Guerra Alemana (Kriegsmarine) durante la Segunda Guerra Mundial. Estos aparatos que habían sido pensados para el reconocimiento marítimo, rescates sobre el agua e incluso para atacar buques enemigos, destacarían al servicio del Tercer Reich, especialmente el Heinkel He 115.

El Heinkel He 115 fue un hidroavión de grandes dimensiones fabricado por la Compañía Heinkel en 1936 que gozó una amplia superficie alar de 87’5 metros cuadrados, lo que equivalía a una envergadura de 22 metros, una longitud de 17 metros y una altura de 6 metros, llamativo por sus largos flotadores aerodeslizantes para amerizar en el agua, su larga cabina acristalada y dos motores radiales refrigerados BMW 132K de 9 cilindros a 857 caballos de vapor que le conferían una velocidad de 327 kilómetros por hora o 75 nudos. A pesar de que este aparato fue pensado para misiones auxliares, pronto se convirtió en un cazador de barcos enemigos añadiéndosele dos ametralladoras defensivas MG15 o MG17 de 7’92 milímetros, así como una capacidad ofensiva de cinco bombas de 250 kilogramos, un torpedo del modelo LTF-5 de 800 kilogramos o una mina magnética con paracaídas de 920 kilogramos.

Hidroavión Heinkel He 115.

No muchas versiones se produjeron de las 138 unidades del Heinkel He 115 surgidas de las factorías, porque salvo por el prototipo original Heinkel He 115 V3 que era el considerado estándar, se fabricaron variantes con cambios muy poco significativos. Por ejemplo los Heinkel He 115 V1 y Heinkel 115 V2 se diseñaron para ser más veloces, el Heinkel He 115A-0 tenía una sola ametralladora, el Heinkel He 115A-2 fue adaptado para climas árticos, el Heinkel He 115A-3 disponía de una bodega mucho más amplia (la tripulación fue aumentada de tres a cuatro miembros), el Heinkel He 115A-B fue equipado con flotadores especiales para el hielo y el Heinkel He 115C fue acondicionado para transportar torpedos o minas magnéticas.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, los hidroaviones Heinkel He 115 efectuaron vuelos nocturnos sobre el Estuario del Támesis en Inglaterra, depositando una serie de minas magnetoacústicas que hundieron hasta un total de cinco mercantes británicos. Al año siguiente, el 26 de Agosto de 1940, un solitario hidroavión Heinkel He 115 que volaba cerca de Kinnaird Head junto a las constas de Escocia, localizó y hundió con bombas al carguero neozelandés SS Remuera de 11.495 toneladas brutas. A partir de entonces, durante la mayor parte del conflicto entre 1941 y 1945, los Heinkel He 115 operaron como aviones de reconocimiento y ataque de convoyes enemigos partiendo desde dos bases: la primera en Brest para controlar el litoral de Francia con el Océano Atlántico; y la segunda en Noruega para acosar a los mercantes anglo-estadounidenses que cruzaban el Mar de Barents con dirección al puerto de Múrmansk en la Unión Soviética.

Otros países del Eje que operaron con los Heinkel He 115 fueron Finlandia que los utilizó como hidroavión de transporte para trasladar lo más rápidamente posible tropas del Ejército Finlandés a primera línea del frente junto a los lagos de Carelia; o Bulgaria como aparato de reconocimiento en el Mar Egeo y los Balcanes. También los Aliados dispusieron de Heinkel He 115 como por ejemplo Noruega que empleó a varios de estos hidroaviones para depositar soldados del Ejército Noruego en el Fiordo de Glom y bombardear objetivos del Ejército Alemán durante la invasión del Tercer Reich en la “Operación Weserübung”; o Gran Bretaña que se apoderó de tres de estos aparatos con base en las Islas Orcadas y Gibraltar, desde donde envió por los noches agentes secretos a Escandinavia o el Norte de África. Incluso naciones neutrales como Suecia compraron un total de doce Heinkel He 115 para tareas de salvamento en el Mar Báltico, aunque como por causa de accidentes se perdieron cinco de estos, finalmente las autoridades de Estocolmo fueron las últimas en jubilar este hidroavión en 1952.

 

Bibliografía:

-Tony Wood, El Tercer Reich, Luftwaffe, “Heinkel He 115”, Optima, p. 186
A.D. Harvey, Hidroflotadores, Hidrocanoas y Guerra Oceánica 1939-1945, Revista -Serga Nº111 (2018), p.48