La Guerra Franco-Británica

 

Fue un hecho poco conocido de la Segunda Guerra Mundial, pero mucho para Francia. Aunque pocos pudiesen imaginarlo hubo una guerra entre Gran Bretaña y Francia dentro de la Segunda Guerra Mundial que duró desde Junio de 1940 a Noviembre de 1942 y se extendió por varias zonas del planeta.

Mers-el Kebir

Cuando todavía no se había firmado el Armisticio franco-alemán y el Ejército Alemán (Wehrmacht) aún estaba próximo a París, Gran Bretaña vió con gran preocupación como se quedaba sóla ante un enemigo cada vez más poderoso. El 18 de Junio de 1940, el Primer Ministro inglés, Winston Churchill, dió orden de capturar a todos los barcos franceses que se encontraran en puertos del Imperio Británico por temor a que cayeran en manos alemanas. La idea fue estúpida, pues toda la Flota Francesa había huído tan rápido de Francia como lo había hecho el Gobierno galo.

Jean François Darlan, almirante francés que estaba reorganziando la flota en los puertos del África Septentrional, comunicó a los capitanes que hundieran todos los barcos en peligro de ser robados por una potencia extranjera, ya fuera Alemania o Gran Bretaña.

El 24 de Junio de 1940 el Armisticio se firmaba en París terminado de esta manera la guerra para Francia. El Estado Francés quedó dividido en la Zona Ocupada en manos alemanas y la Zona Libre llamada Francia de Vichy como tierra independiente bajo el liderazgo del Mariscal Philippe Pétain. Dos días después, el nuevo Gobierno francés en Vichy, daba el visto bueno a la propuesta de Darlan acerca de defenderse de barcos británcos en caso de abordaje.

Ataque a traición sobre la flota francesa en Mers-el Kebir por parte de la aviación británica.

Sintiéndose insultados los ingleses por el comunicado de Darlan, además de ser presionados por el general Charles De Gaulle, que hacía poco se había autodenomindado líder de la Francia Libre, Churchill dió luz verde para organizar la “Operación Catapulta”, es decir, un ataque a tración contra la indefensa Flota Francesa.

Al amanecer del 4 de Julio de 1940, la Marina Real Británica (Royal Navy) procedente de Gibraltar se presentó frente a la base naval francesa de Mers-el-Kebir en Argelia. Allí los ingleses presentaron un humillante ultimátum que los franceses evidentemente se negaron a firmar. Entonces los británicos enfurecidos empezaron a disparar de manera traicionera con barcos y aviones contra sus aliados que en aquellos momentos dejaron de serlo. El duelo duró varios días, pero la Flota Francesa al estar anclada no se pudo apenas defender. La batalla cesó el 8 de Julio, siendo el resultado para la flota de un acorazado hundido, otros dos dañados y un destructor con daños. Las pérdidas humanas fueron la escalofriante cifra de 1.297 muertos, además de hundir a Francia una cuarta parte de su tonelaje bruto. Los británicos por su parte sólo perdieron 6 aviones y tuvieron 4 muertos.

Mers-el-Kebir supuso una nueva humillación para Francia. Darlan intentó convencer a Pétain para que realizara una invasión sobre Sierra Leona o Alejandría, pero éste se negó, por lo que simplemente se bombardeó Gibraltar con aviones como represalia. A partir de ese momento comenzaría la Guerra Franco-Británica, la cual enfrentería a la Francia de Vichy contra Gran Bretaña y su títere de la Francia Libre.

África Ecuatorial

Desde que Charles De Gaulle había declarado la Francia Libre desde su alocado mensaje radiofónico en Londres, las más ideas disparatadas se le ocurrían con tal de continuar teniendo el apoyo de los británcos. En plena Batalla de Inglaterra propuso un plan a Churchill para conquistar el África Ecuatorial Francesa desde donde podría dirigir la guerra contra el Eje.

Charles De Gaulle por el micrófono de la BBC de Londres en un discurso de 1940. Ese mismo año marcharía al intento de conquista en Dakar.

La invasión del África Ecuatorial Francesa se inició el 26 de Agosto de 1940 cuando el Chad se declaró amigo de los británicos. A partir de entonces agentes franceses gaullistas asaltaron varios puestos del Gobierno a lo largo del África Ecuatorial haciéndose con el control Brazzaville en el Congo, Ubangui en Centroáfrica y Libreville en Gabón. La Francia de Vichy no se quedó quieta ante estas acciones, por lo que envió una expedición militar a Libreville en Gabón que expulsó a los gaullistas probritánicos tras algunos combates. De esta manera el resto de tierras gaullistas quedaron bloqueadas en desiertos y selvas al controlar los vichystas las costas de Gabón. La Francia de Vichy se sumaba una victoria.

Dakar

Tanto a Churchill como a De Gaulle les quedó claro que la única forma de invadir algún punto de África era neutralizando Dakar, la base más poderosa de la Francia de Vichy.

La Flota Británica con algunos barcos también procedentes de Australia y navíos de la Francia Libre se presentaron ante Dakar el 23 de Septiembre de 1940. Al igual que en Mers-el-Kebir se hizo una oferta, pero esta vez los vichystas franceses respondieron disparando primero con su acorazado Richelieu. Entre el 24 y 25 de Septiembre las flotas francesa y británicas se batieron en una batalla marítima, al mismo tiempo que aviones se enfrentaban en el aire. Pero el segundo dia de batalla, los británicos afectados tuvieron que retirarse. Las pérdidas fueron de un destructor y dos submarinos para la Francia de Vichy, mientras que de un acorazado destruido y un destructor para Gran Bretaña.

Después de la gran victoria de la Francia de Vichy, la popularidad de Pétain creció notablemente. Los vichystas franceses llegaron a expresar a los alemanes una frase que se hizo famosa en aquellos tiempos: “Nos hallamos en una situación sin precedentes en la Historia. Ustedes hacen la guerra contra Inglaterra, pero nosotros también, y nos encontramos en estado de guerra contra ustedes.”

Indochina

Indochina, colonia francesa que incluía Vietnam, Laos y Camboya, era muy aprecida por Japón y Thailandia.

Pétain por miedo a que Indochina cayera en manos de los ingleses que cada vez amenazaban más sus costas permitió que se convirtiera en un protectorado franco-japonés. Pero los nipones querían más, por lo que el 24 de Septiembre de 1940 atacaron a las fuerzas francesas en Indochina iniciando una corta guerra que duraría tres días. Todo terminó el 27 de Septiembre cuando Japón firmó su alianza con Alemania, por lo que Adolf Hitler obligó a Pétain a ceder Vietnam al Japón convirtiendo parte la Indochina Francesa en una región títere.

La aviación thailandesa derrota a la francesa para impedir que Indochina caiga en manos británicas.

Pero a pesar de que los franceses también se habían convertido en títeres de los japoneses, defendieron Laos y Camboya en Indochina de los thailandeses. En Octubre de 1940 Thailandia lanzó una ofensiva sobre Camboya y Laos. Los franceses fueron derrotados una vez tras otra, aunque al final consiguieron detener parte del avance thailandés. Presionada por Japón, Thailandia firmó un Armistico con Francia resultando victoriosa contra el país galo. Pétain debió ceder territorios fronterizos de Camboya y Laos que los thailandeses se anexionaron. La jugada que la Francia de Vichy hizo en Indochina para impedir que cayera en manos inglesas, resultó fatal.

Gabon

Para Octubre de 1940 los británcios y franceses libres se lanzaron de nuevo a por el África Ecuatorial Francesa, en este caso Gabon y su ciudad de Libreville. La guerra en tierra duró mucho tiempo, pues empezó el 25 de Octubre y se alargó parte de Noviembre. Durante el transcurso de los combates la Francia de Vichy intentó hacer llegar suministros al puerto de Libreville, pero navíos británicos lo tenían bloqueado, siendo hundido el único submarino.

No se pudo hacer nada por defender Gabon que cayó a mediados de Noviembre en manos británicas. Sin embargo los vichystas consiguieron retener a sus enemigos en Malí y Níger. A partir de esos instantes se iniciaría una guerra civil en toda el África Ecuatorial Francesa, enfrentamiento que duraría gran parte de la primera mitad de la guerra en lugares tan alejados como el Congo, Gabón, Centroáfrica, Camerún o el Chad.

Oriente Medio

Desde que empezó la guerra entre Gran Bretaña e Irak en Mayo de 1941, la Francia de Vichy temerosa, mostró su apoyo a su vecino irakí desde las colonias de Siria y Líbano. Eso le costaría muy caro, pues al Irak ser conquistada por los británicos, estos empezaron a planear desde diversas fronteras la invasión de las colonias vichystas en esa zona.

Tropas australianas en algún desierto del Líbano que han arrebatado a los vichystas franceses.

La invasión conjunta de Siria y Líbano empezó el 8 de Junio de 1941 por los ejércitos británicos, australianos y franceses gaullistas. El avance de los invasores fue lento, ya que los vichystas presentaron una dura resistencia, pero ni así pudieron frenar a los ingleses que les triplicaban en número. Las principales batallas se realizaron en Damasco y Beirut, también se combatió en Palestina y otros lugares como Palmyra o Damour. El 21 de Junio Damasco fue conquistada por los ingleses y el 12 de Julio lo mismo le pasó a Beirut. Dos días después, el 14 de Julio, los vichystas franceses firmaron el Armistico con Gran Bretaña, que pasaba a controlar esas tierras.

El desastre había sido otra humillación para Francia que había perdido todas sus colonias en Próximo Oriente. Pero en esa ocasión los ingleses fueron más benévolos y soltaron a los prisioneros dándoles la oportunidad de regresar a la Francia de Vichy o bien quedarse en la Francia Libre, algo que enfureció a De Gaulle con Churchill. Voluntariamente de los 38.000 prisioneros, 32.000 regresaron al lado de Pétain y sólo 6.000 se quedaron en la Francia Libre.

Moscú

La guerra que Francia de Vichy mantenía contra Gran Bretaña, también implicaba estar en guerra contra sus aliados, y como no iba a ser de menos, contra la Unión Soviética tras el 21 de Junio de 1941. Aunque nunca hubo una declaración formal de guerra entre la URSS y la Francia de Vichy, lo cierto es que tanto en la Zona Ocupada como en la Zona Libre se empezaron a presentar voluntarios para partir al Frente del Este. Legión de Voluntarios Franceses (Légion Volontaires François o LVF) fue el nombre de la unidad para ir a combatir a Rusia.

En Noviembre de 1942 la LVF llegó a Rusia, exactamente a pocos kilómetros de Moscú. Djukovo fue el campo de batalla durante el final de Noviembre y principios de Diciembre de 1941. Allí se enfrantaron a los rusos durante semanas ocultos en hoyos bajo la nieve. Cuando el Ejército Rojo lanzó la contraofensiva los franceses tuvieron que retirarse junto a los alemanes a líneas más seguras. A pesar de que la participación francesa fue poca en la URSS, tuvieron el honor de ser los primeros extranjeros en luchar en un sitio tan simbólico como Moscú. La aventura moscovita costó a la Francia de Vichy 50 muertos y 450 heridos.

Voluntarios galos de la Legión de Voluntarios Franceses (LVF) acampan en algún lugar de Rusia para hacer la guerra a la Unión Soviética.

El 7 de Diciembre de 1941 Japón atacaba Pearl Harbor y Estados Unidos entraba en la guerra contra las potencias del Eje. A partir de ese momento la Francia de Vichy se enfrentaría a un enemigo muy superior.

Islas de Saint-Pierre y Miquelón

Unas colonias que la Francia de Vichy mantenía al lado de la Isla de Labrador en Canadá, eran Saint-Pierre y Miquelón. Por aquel entonces, el 22 de Diciembre de 1942, Winston Churchill se encontraba en la Casa Blanca reunido con el presidente Franklin Delano Roosevelt. Mientras eso ocurría, Charles De Gaulle cada vez más enemistado con Churchill, se hizo cargo de la flota de franceses libres y cruzó el Océano Atlántico hasta llegar a las Islas de Saint-Pierre y Miquelón.

Sin consultar a británicos y americanos, De Gaulle conquistó ambas islas a la fuerza el 23 de Diciembre de 1943. Al enterarse Roosevelt dió orden de movilizar a los marines para expulsar a De Gaulle y a sus tropas. Pero Churchill lo frenó alegando que lo mejor era que los gaullistas se quedaran esas tierras y así no les molestarían, pues con ese acto de desobediencia de De Gaulle, los Aliados tenían una excusa para no contar con él en futuras campañas.

Madagascar

Durante más de seis meses Churchill abandonó su guerra contra la Francia de Vichy, ya que Inglaterra estaba ocupada defendiéndose de Japón en sus fronteras de India y Birmania. Pero el estar en guerra contra Japón, supuso un gran dilema para su dominio en África, ya que la colonia de Madagascar perteneciente a la Francia de Vichy, podía ser usada por los japoneses como una base de portaaviones desde donde atacar el continente africano. Inquietas Gran Bretaña y Sudáfrica decidieron hacer una invasión a gran escala contra Madagascar para expulsar a los vichystas franceses antes de que entraran en contacto con sus aliados japoneses. El plan fue denominado “Operación Ironclad”.

En la mañana del 5 de Mayo de 1942, una flota británica de portaaviones, acorazados y destructores abrieron fuego contra el puerto principal de Madagascar en Diego Suarez, poco después se iniciaron los desembarcos. Aunque en un principio todo parecía fácil, los franceses optaron por una resistencia suicida que dejó atónitos a los ingleses, primero en Diego Suarez y luego en el resto de la isla en forma de guerrilla. Gracias a la tenacidad en combate de los franceses, los ingleses estuvieron más de seis meses combatiendo por toda isla contra un enemigo que no parecía acabarse.

Soldados británicos desembarcando en el puerto de Tanatave, Madagascar.

Durante esta campaña, los ingleses aprovecharon para invadir también la vecina Isla de Reunión, cosa que se hizo tras haber bajas por ambos bandos.

A lo largo de la invasión, la Marina Imperial Japonesa se unió a la Flota Vichysta Francesa. Los submarinos nipones hundieron uno de los mejores acorazados de Gran Bretaña, el HMS Ramillies. Pero la ayuda japonesa tampoco pudo salvar Madagascar, ya que los vichystas franceses fueron retirándose a través de desiertos y selvas, mientras las capitales de Antananarivo y Ambalavao caían en manos de ingleses y sudafricanos. Finalmente, el representante de Pétain en la isla, Armand León Annet, firmó el Armisticio de rendición el 6 de Noviembre de 1942 tras seis sangrientos meses de combates que pasarían a los anales de la Historia de Francia.

África del Norte

Para los Aliados era necesario establecer alguna base cerca de Europa desde donde poder neutralizar a Alemania e Italia. Churchill y Roosevelt estudiaron la situación de cuál sería el mejor sitio, decantándose finalmente por el África Occidental Francesa. El problema, es que para eso, había que vencer a la Francia de Vichy propinándola un golpe definitivo. Bajo esa idea nació la “Operación antorcha” (Operación Torch), la invasión de Marruecos y Argelia.

Los angloamericanos, ni siquiera invitaron a De Gaulle en la operación, ya que no se fiaban de él. En su lugar contactaron con Henri Giraud, un derechista francés que se había cansado de Pétain y que siendo uno de los comandantes en África Septentrional deseaba unirse a los Aliados. Un submarino británico recogió a Giraud en aguas de Marruecos el 7 de Noviembre de 1942 y lo llevó a Gibraltar. Desde las base británica solicitó a las fuerzas francesas en África que dejaran pasar a los Aliados. Aunque muchos franceses se unieron a Giraud, la mayoría de cuarteles africanos permanecieron fieles a Pétain, con lo cual la batalla sería inevitable.

Tropas de Estados Unidos desembarcan en Marruecos durante la “Operación Antorcha”, el golpe definitivo contra la Francia de Vichy.

La Operación Antorcha se inició el 8 de Nociembre de 1942. Los americanos desembarcaron en Marruecos y los británicos en Argelia. Los principales focos de combate tuvieron lugar en Casablanca, Safi y Fedala contra los americanos; mientras que en Orán y Argel contra los ingleses. La Flota Francesa se echó a la mar para combatir a los americanos en Marruecos, pero los superiores portaaviones estadounidenses consiguieron hundir o dejar fuera de combate a gran parte de los buques tras una espectacular refriega conocida como la Batalla de Casablanca. La lucha se fue prolongando por los desiertos durante algunos días, pero finalmente la Francia de Vichy se rindió a los Aliados en Marruecos y Argelia. Las pérdidas para los vichystas franceses fueron de 4.005 bajas y siete barcos hundidos (un destructor, un submarino y un cazasubmarino), mientras que Estados Unidos y Gran Bretaña cosecharon 1.400 bajas y cuatro destructores hundidos.

Con la finalización de la Operación Torch los Aliados tenían una base con la cual invadir Europa. Marruecos y Argelia fueron perdidas por la Francia de Vichy, mientras que en la única colonia libre en África, que era Túnez, los alemanes e italianos se estacionaron para defenderla. En Túnez nació la Falange Africana encuadrada por vichystas franceses, que lucharon al lado del Africa Korps de Erwin Rommel hasta la caída de su último trozo de suelo.

Fin en Toulon

El 11 de Noviembre de 1942, el almirante Jean Darlan firmó el Armisticio definitivo con los Aliados. Adolf Hitler consideró aquello como una traición, por lo que invadió la Zona Libre de Francia ese mismo dia. Rápidamente, Philippe Pétain ordenó a Darlan que destruyera la flota antes de que cayera en manos alemanas o inglesas. La poderosa Flota Francesa se barrenó entera en el puerto de Toulon ante la mirada de impotencia de los alemanes, siendo 124 navíos de todos los tipos hundidos.

La Flota Francesa barrenada en Touloun.

A las pocas horas del autohundimiento en Toulon, la Francia de Vichy fue invadida al completo por el Tercer Reich. El resto de colonias vichystas se pasaron al bando de los Aliados, bien por iniciativa propia como el Caribe o las Islas del Pacífico, o bien por conquista o coacción como en el caso de la Guayana o Djibuti.

Tras la conquista alemana, la Francia de Vichy quedaba fuera de combate con un humillante final.

 

Bibliografía:

Sergi Vich Sáez, La Francia de Vichy, una zona entre dos fuegos, Revista Historia y Vida Nº461 (2006), p.84-92
Carlos Caballero Jurado, ¿Hitler o Napoleón?, García Hispán Editor (2000), p.234-242
Carlos Caballero Jurado, Contra Stalin y De Gaulle, “La LVF contra los partisanos soviéticos”, Rusia, García Hispán Editor (2001) p.221-235
Ignacio Marina Grimau, La Francia más entregada, Revista Muy Historia (2009), p.76-81
David Solar, Bajo la Bota Nazi, “La Batalla de Dakar”, Ediciones Iberoamericanas Quorum (1986), p.54-55
Carlos Fabiani Robles, 1942 El Asalto a Madagascar, Revista Historia y Vida Nº69 (1973), p.42-51
Francesc Prince, Traidor a la Patria, Revista Historia y Vida Nº493 (2009), p.80-87