Guerra Civil Francesa

 

Entre 1942 y finales de 1944, las dos Francias, Francia de Vichy y Francia Libre, se enzarzarían en una mini guerra civil dentro de la Segunda Guerra Mundial que culminaría en una matanza inútil hasta la victoria total de los Aliados sobre el Eje.

Dos Francias

La independencia de la Francia de Vichy tocó a su fin el 11 de Noviembre de 1942, cuando Alemania ocupó la Zona Libre de Francia y los Aliados se repartieron las colonias de ultramar y el África Septentrional tras la Operación Antorcha (Operación Torch).

Jean François Darlan, almirante de la Flota Francesa y jefe de gobierno en Vichy, traicionó a Pétain y se unió a los angloamericanos y a la Francia Libre de Charles De Gaulle durante la Operación Torch. Ante la traición de Darlan al bando de los Aliados, Pierre Laval, de carácter más germanófilo, le sustituyó en el puesto.

Contra Túnez los Aliados se lanzaron a finales de 1942. Allí se enfrentaron al Afrika Korps de Erwin Rommel, donde los ejércitos ítalo-alemanes luchaban en el último reducto galo de ultramar. Falange Africana fue el cuerpo francés que envió la Francia de Vichy para la batalla por Túnez, aunque era diminuto comparado con los de Alemania e Italia. Hasta los últimos días de la campaña por Túnez la Falange Africana luchó contra los Aliados, entre los que también se encontraban las fuerzas francesas libres. Finalmente fue aniquilada y De Gaulle restituyó el control sobre Túnez.

Jean François Darlan pasando revista a marinos franceses. Este almirante se pasó al bando aliado y poco después murió asesinado por un antialemán. Al encontrar a su asesino, los ingleses le fusilaron.

Mientras los Aliados luchaban en Túnez, un individuo supuestamente antialemán mató al almirante Jean François Darlan el 24 de Diciembre de 1942, que en esos momentos trabajaba para los Aliados. El asesino llamado Ferdinand Bonnier de la Chapelle, fue encontrado por los ingleses que lo fusilaron el 26 de Diciembre, dos días después.

Sobre las colonias se constituyó el Comité Francés de Liberación Nacional (CFLN), encabezado por Henri Giraud y Charles De Gaulle el 3 de Junio de 1943, cuya función era englobar a todas las fuerzas de la Francia Libre.

Las primeras depuraciones políticas de la Francia Libre bajo el control del Comité Francés de Liberación Nacional (CFLN) de Giraud y De Gaulle, se iniciaron en África del Norte, a pesar de las protestas de Winston Churchill y Franklin Delano Roosevelt. La primera víctima mortal se llamaba Pierre Pucheu, un exministro del interior de la Francia de Vichy que se había pasado al bando angloamericano, el cual fue condenado por un tribunal que no tenía ninguna legalidad y fusilado el 20 de Marzo de 1943. Los siguientes franceses en ser juzgados fueron los miembros de la Legión Tricolor que nunca llegó a formarse y los de Falange Africana, entre los que se fusiló a un francés y a un árabe fusilados, más a otros dos árabes mas condenados a cadena perpetua. Se juzgaron a otros 189 miembros de Falange Africana, de ellos 14 fueron ejecutados, además de uno de sus fundadores, Pierre Cristofini. Pero los asesinatos ya habían llegado muy lejos, por tanto la Francia de Vichy amenzó públicamente que si se seguía ejecutando ilegalmente prisioneros en África, en Europa fusilarían a presos del bando contrario como represalia. La amenaza desde Europa hizo que se suspendieran los tribunales y ejecuciones, lo que salvó muchas vidas.

Resistencia y Maquis

En Francia, con la ocupación alemana imponiéndose en todos los lugares del país, la Resistencia Francesa creció de manera alarmante a nivel nacional. Aunque la resistencia apareció en 1941, evocada por los comunistas como la “Guerra Patriótica”, no fue importante hasta el año 1943 en cuanto se creó el Comité Nacional de la Resistencia, que englobaba a varios grupos, aunque los comunistas eran los que tenían realmente el poder. El principal activo de la Resistencia Francesa fue el Partido Comunista Francés (PCF), seguido por otros como ORA, Carte o Liberation que pronto pasarían a unirse en el Frente Nacional. En la resistencia llegaría a haber incluso grupos fascistas como Progreso Social Francés, los antiguos Cruces de Fuego (Creux de Feu) comandados por François de La Rocque.

Miembros de la Resistencia Francesa repartiendo armas a sus compatriotas.

Durante los primeros años los actos de la Resistencia Francesa se centraron en atacar a los alemanes, pero a medida que avanzaba el conflicto, los guerrilleros se extendieron por todo el territorio nacional ampliando sus objetivos a vichystas franceses. Los métodos empleados por la Resistencia consistían en disparar a sus enemigos por la espalda, hacer descarrilar trenes, colocar bombas o quemar cultivos y campos, entre otras cosas.

Por otro lado los Maquis eran partisanos, y aunque eran resistentes no formaban parte de la Resistencia Francesa, ya que generalmente actuaban en zonas montañosas y campos. Los lugares más comunes de concentración del Maquis fueron los Pirineos, los Alpes, los Vosgos, el Limousin o los bosques de la Normandía. En el Maquis curiosamente participaron numerosos exiliados republicanos españoles, que atravesaban los Pirineos para luchar contra los franquistas en España, así como contra vichystas y alemanes en Francia. El Maquis tuvo mucha fuerza al principio de la guerra, pero en las etapas finales llegó a desaparecer en gran parte tras los fracasos en la Grenoble y Le Gliers donde fueron desmantelados por los alemanes.

El Servicio Secreto Británico (SOE), sería el que tendría prácticamente todo el control de la Resistencia Francesa, aunque siempre muy mediocre por estar plagado de dobles agentes. Por esta misma razón los alemanes, empleando su policía, la Sipo (SD), desmantelaron una a una las organizaciones.

Tanto la Resistencia como el Maquis no fueron admirados por la población durante la guerra, en especial porque sus atentados iban en mayor parte contra franceses y no contra alemanes, matando a cuantiosos inocentes. También se arrasaron hectáreas de cultivos que escandalizaron a la población, provocando miseria y hambre. Aprovechando como excusa el pertencer a la Resistencia, se provocaron grandes crímenes como la Matanza de Voiron, en la cual murieron una anciana, niños y bebés. Los datos especificaron que en las últimas etapas de la guerra, los atentados contra alemanes eran del 17% y contra los franceses del 83%.

Milicia

La Milice Françoise (Milica Francesa) se creó el 30 de Enero de 1943. Su objetivo era luchar contra la Resistencia Francesa y aportar seguridad a Francia como una potente fuerza policial y política que sustituyó a los Grupos de Protección de la primera etapa de Vichy. La Milicia Francesa contaría con 50.000 miembros al mando del mismo Joseph Darnand.

Dentro de la Milicia se crearon los Franc Gardens, unidades especiales para la guerra antipartisana y el Maquis. También en cuanto la guerrilla francesa se dedicó a quemar los campos y cultivos para provocar el hambre y descontento entre la población, se fundaron los Guards Messiers para proteger a campesinos y proletarios de acciones terroristas.

Combatientes de la Milice al servicio de la Francia de Vichy forman junto a su cuartel.

A lo largo de la ocupación alemana, la Legión Francesa de los Combatientes, aunque no podía ir armada según la ley, sus integrantes se saltaron las normas más de una vez para combatir a los resistentes. Los Jóvenes del Mariscal (Jeunes du Maréchal), la élite juvenil de la Francia de Vichy, también se encargó de las medidas de protección contra los partisanos.

Colaboración

Uno de los principales problemas que presentó la colaboración, fue cuando a finales de 1942, Fritz Sauckel, Ministro de Trabajo del Tercer Reich, solicitó a la Francia de Vichy que participara en el programa del Servicio de Trabajo Obligatorio (STO), el cual especificaba que aportara trabajadores forzados para Alemania. Como era lógico muchos franceses no quisieron ir y se unieron a la Resistencia Francesa o al Maquis con tal de no participar. Sin embargo hasta 850.000 trabajadores partieron hacia Alemania, entre ellos sólo 186.000 lo hicieron como voluntarios. Algunos tuvieron más suerte como los 10.000 que trabajaron en empresas llamadas Fábricas S, exactamente industrias en suelo francés con contrato alemán.

Parte de la industria francesa tuvo que ponerse del lado de los alemanes para poder colaborar en la victoria contra los Aliados. Eso hizo que más de 2.600.000 trabajadores franceses produjeran para la máquina de guerra alemana, sobretodo en la industria aeronáutica y de motores.

Cártel de reclutamiento para la Legión de Voluntarios Franceses (LV) contra el bolchevismo.

La colaboración francesa con el Reich se incrementó a partir de 1943. Los alemanes implantaron la Organización Todt en Francia, la cual permitía recoger a voluntarios franceses para hacer trabajos y labores en la construcción de defensas alemanas, puentes, reparación de ferrocarriles. Llegaron a pasar 152.000 franceses por la Organización Todt, de los cuales 17.000 fueron magrebís.

Si la Legión de Voluntarios Frenceses fue una fuerza enviada contra Unión Soviética, entre 1943 y 1944 se formaron otras unidades para marchar al Frente del Este u otros lugares. Se creó el Batallón SS Francés que luchó en Galitzia y que posteriormente se convertiría en la 33ª División “Carlomagno” de las Waffen-SS. La Fuerza Aérea Alemana (Luftwaffe) escogió a 2.500 franceses en el Cuerpo Motorizado Nacional Socialista (NSKK), aunque jamás llegaron a pilotar aviones, sólo se dedicaron al transporte a través de gruás y camiones. En la Marina Alemana (Kriegsmarine) se eligieron a 160 ingenieros, 200 marinos, 680 técnicos y 25.000 trabajadores franceses para colaborar con los alemanes en las bases navales. Hubo un intento de hacer otra unidad para el Ejército Alemán (Wehrmacht) llamada Legión Tricolor, un ambicioso proyecto que aunque tuvo gente inscrita nunca llegó a formalizarse.

La cuestión judía fue uno otro de los graves problemas por los que tuvo que pasar la Francia de Vichy. Los alemanes exigieron a los judíos de Francia que necesitaba usar como esclavos en la producción y a continuación exterminar. Primeramente en París la Gendarmería detuvo a 12.000 judíos que fueron los primeros en ser deportados tras haber estado inhumanamente recluídos en el Velódromo de Invierno. Poco después les seguirían otros miles. La mayoría de judíos fueron internados en campos de concentración en Europa Occidental donde trabajaron como esclavos hasta el final de la guerra, sin embargo 1/3 de estos fue enviado a Europa Oriental para ser aniquilados en campos como Auschwitz-Birkenau o Mathausen. Un total de 300.000 judíos franceses fueron deportados, entre estos murieron 77.000 durante el conflicto.

Territorios de Ultramar

Con la caída de la Italia de Benito Mussolini en Septiembre de 1943, las tropas italianas que ocupaban Córcega se unieron a la Resistencia Francesa. En seguida, para que la isla no cayera en manos alemanas, Henri Giraud desembarcó allí sin permiso de los Aliados el 13 de Septiembre de 1943 con fuerzas francesas libres que pusieron Córcega bajo control de los Aliados. Esa fue la única provincia que la Francia Libre liberaría de Francia en toda la guerra, aunque en parte fue gracias a la ayuda italiana.

Djibuti, colonia vichysta francesa en la Península de Somalia, estuvo bloqueada por los británicos tanto por tierra como por mar en 1943. En cuanto el gobierno de allí vió que la guerra cambiaba de curso, decidió rendirse a los británicos tras años de bloqueo. Sin embargo los indígenas que sufrieron todo el peso de la guerra en la colonia tuvieron más de 1.000.000 muertos por culpa del bloqueo naval de alimentos británico.

El peor caso fue el de Indochina, la otra zona de Francia que no estaba ocupada por los alemanes, sino por sus aliados los japoneses. Japón había llevado a cabo una política colaboracionista con la Francia de Vichy para encontrar a todos los comunistas del Vietnam, Camboya y Laos. La táctica japonesa en Indochina convirtió a la colonia francesa en un gran campo de concentración, donde chinos, comunistas, disidentes entre otras personas de toda Asia fueron internados. Con estas prácticas, sumadas a la guerrilla en la selva, derivó en una hambruna terrible que costó a la Indochina Francesa casi 1 millón de muertos.

La Guayana Francesa en América del Sur también fue invadida por tropas gaullistas apoyadas por Estados Unidos y Gran Bretaña tras un férreo bloqueo a la isla. Por suerte las víctimas fueron escasas.

Fascismo

A partir de Enero de 1943, el fascismo en Francia, tuvo importantes modificaciones. La Unión Nacional Popular de Marcel Déat (RNP) se unió al Partido Francista, a los Jóvenes de la Nueva Europa y a un Comité de Acción Antibolchevique formando los cuatro juntos el Frente Revolucionario Nacional (FRN).

Mítin del Movimiento Popular Francés de Jaques Doriot llamando a la defensa de Francia ante la inminente invasión aliada.

El Movimiento Popular Francés (MPF) de Jaques Doriot no se unió al Frente Revolucionario Nacional, ya que los consideraba muy provichystas y blandos. Las milicias de partido fueron un tema de rivalidades, ya que el FNR creó la Milicia Revolucionaria Nacional y el Movimiento Popular Francés las Gardes Françaises. En las juventudes sin embargo seguían destacando los Jóvenes del Mariscal, una organización joven muy fiel a Pétain, aunque de mentalidad totalmente fascista.

Cuando París y otras ciudades comenzaron a ser objetivo de los bombardeos aliados, todos los partidos fascistas se pusieron de acuerdo para que se creara una organización con el fin de donar ayudas a los barrios de obreros que fueran destruidos por los aviones angloamericanos. De esta manera se creó el Comité Obrero de Socorro Inmediato (COSI), cuya fución era financiar a las familias afectadas o bien buscarles alojamientos provisionales.

Bombardeos

Un mal terrible que Francia padeció durante la Segunda Guerra Mundial fueron los bombardeos aéreos. Desde que los primeros aviones de Estados Unidos y Gran Bretaña comenzaron a dejar su rastro de destrucción, el país entero se convertiría en un completo caos.

Bombardero estadounidense B-26 Marauder lanza su mortífera carga de bombas sobre territorio galo. Más de 100.000 franceses murieron a causa de los bombardeos anglo-americanos.

Al principio de la ocupación, no hubo escaramuzas aéreas serias por parte de los Aliados. Sin embargo, el 3 de Marzo de 1942, la Real Fuerza Aérea Británica (Royal Air Force o RAF) bombardeó París masivamente matando a 623 franceses e hiriendo a otros 1.500. A partir de entonces la actividad aérea aumentaría de manera exagerada sobre suelo francés, especialmente en las zonas portuarias y líneas de ferrocarril. Tan duros fueron los bombardeos, que Philippe Pétain tuvo que desplazarse a las ciudades afectadas para consolar a las víctimas y darles su afecto. Lo cierto, es que por cada alemán que mataban los Aliados desde sus aviones, morían 10 franceses inocentes. En cuanto la población veía a Pétain visitando un lugar destruido por los aviones, las personas solían abuchear “muerte a los ingleses”.

Para ayudar a los franceses a superar los bombardeos, la Luftwaffe permitió alistarse en sus filas a voluntarios para dirigir cañones antiaéreos. De esta manera nació la DCA Francesa, una unidad móvil compuesta por 2.000 voluntarios franceses con artillería antiaéra para defender el suelo de su patria.

La peor experiencia en bombardeos fue 1944, ya por esas fechas murieron millares de franceses por culpa de las bombas anglonorteamericanas. Los Estados Unidos y Gran Bretaña masacraron a 870 personas en Saint-Etienne, 850 en París, 850 en Rouen, 600 en Lyon, 550 en Lille, 480 en Cambrai, 380 en Aviñón, 345 en Nantes, 300 en Chambery, 275 en Orleans, 260 en Nimes, 220 en Angers y 133 en Tours. El total de tal masacre aérea en la primera mitad de 1944 fue de 7.000 muertos y 10.000 heridos; quedándose más de 120.000 personas se quedaron sin hogar y destruyéndose 12 iglesias, 11 hospitales y 35 escuelas y guarderías.

Aproximadamente, más de 100.000 franceses, murieron por culpa de los apocalípticos bombardeos de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Desembarco de Normandia y “Liberación”

El 6 de Junio de 1944, los Aliados desembarcaron en Normandía. La lucha en las playas fue atroz, al igual que los sectores asignados por los paracaidistas. La invasión estuvo compuesta en su mayor parte por los ejércitos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá, y en menor cantidad por la Francia Libre, ya que no los Aliados no se fiaban de De Gaulle. Los franceses libres que participaron en el desembarco fueron realmente pocos, sólamente 200, de los cuales 30 eran paracaidistas lanzados durante la noche y los otros 170 comandos que tomaron la ciudad de Ouisterham tras un feroz combate contra los alemanes. El Día D tuvo éxito a costa de unos 10.000 muertos para los Aliados que consiguieron hacerse con cinco cabezas de playa en Francia.

Si los Aliados pensaron que lo tenían fácil tras el Día D se equivocaron, pues la guerra en Normandía se prolongaría durante meses. Los anglocanadienses llegaron a Caen, allí se toparon con una fuerte resistencia presentadas por las tropas del mariscal Erwin Rommel, por otro lado, los americanos tuvieron dificultades en Vierville, Carentan y sobretodo en la subida por la Península de Contentín hacia Cherburgo.

Desembarco de Normandía. Soldados americanos en la Playa de Omaha. Imagen del viejojuego Medal of Honor Allied Assault.

Los combates en Normandia enfrentaron a las fuerzas francesas libres con las de la Milicia de Vichy también. El 10 de Junio de 1944, unos 140 hombres de la Francia Libre y 3.500 miembros de la Resistencia Francesa, pelearon en la frontera de la Bretaña con Normandía contra la Wehrmacht y la Milicia Francesa. Tras horas de combates los vichystas franceses y alemanes expulsaron a los gaullistas de suelo bretón. Aquel duelo fue conocido como la Batalla de Saint-Marcel. Frente a las playas también llegó a haber vichystas franceses que se encuadraron en de la Compañía Taller dentro de la 21ª División Panzer alemana, aunque apenas entraron en contacto con los Aliados.

Uno de los acontecimientos más tristes de la Historia de Francia fueron las masacres de Oradour-sur-Glane y Tulle, ambas relacionadas por el ataque de partisanos a unidades alemanas, entre algunos asesinatos y desapariciones. El 9 de Junio de 1944 se produjo la matanza de Tulle, localidad que fue testigo de la ejecución de 99 civiles a manos de los alemanes. Oradur-sur-Glane, un pueblo francés normando, que el 10 de Junio de 1944 los alemanes de la 2ª División SS “Das Reich” destruyeron masacrando a 652 personas, entre ellas 245 mujeres y 207 niños, fue uno de los mayores horrores que padeció la sociedad normanda.

Aunque los Aliados avanzaban ya en Francia y la liberación era cuestión de tiempo, la Resistencia Francesa y el Maquis siguieron ofreciendo batalla en muchos sitios. El hecho más destacado en este etapa fue la batalla que tuvo lugar en Vercors entre el Maquis y los alemanes junto a la Milicia Francesa, siendo el resultado una victoria rotunda para el Eje que capturó a 3.000 partisanos franceses.

Soldado canadiense desarma a unos alemanes en Falaise tras un durísimo asedio en el que sufrieron cuantiosas bajas y que fue el punto decisivo de la campaña de Francia.

Cherburgo cayó en manos de Estados Unidos el 26 de Junio, poco después se inició la “Operación Cobra” del general George Patton para liberar toda la Península del Contentín. Sin embargo las operaciones aliadas tuvieron que paralizarse, al ser Francia base de lanzamiento de los misiles V-1 alemanes que caían sobre Londres matando a muchos civiles británicos.

Si la lucha ya de por sí era muy dura, en la retaguardia lo seguía siendo igual. La Resistencia Francesa el 28 de Junio asesinó a Philippe Henriot en su casa, secretario general de información y propaganda en Vichy. La conmoción en Francia fue muy fuerte, tanto, que incluso miles de personas acudieron al funeral de Estado. Desde el otro bando también se cometieron dos crímenes de personalidades políticas importantes de la antigua III República Francesa, como el exministro Jean Zay o el político Georges Mandel, ambos a manos de miembros exaltados de la Milicia.

Para los galos del Batallón SS Francés y la Legión de Voluntarios Franceses (LVF) en Rusia las cosas no fueron mejor. Mientras se luchaba en Normandía, la Unión Soviética lanzó la “Operación Bragation” que destruyó al Grupo de Ejércitos Centro alemán en Bielorrúsia. Aún así el Batallón SS Francés protagonizó una lucha ejemplar en Galitzia y la Legión de Voluntarios Franceses se convirtió en una heroica unidad con la resistencia a ultranza que presentó en la Batalla de Bobr. Jaques Doriot desde Francia intentó que ambas unidades de franceses fueran enviadas a Normandía, pero el colapso alemán en el Frente Oriental impidió que pudieran ser transportadas hacia Francia, por lo que continuaron asignadas a la Wehrmacht en el Frente del Este.

El último Consejo de Ministros en Vichy tuvo lugar el 12 de Julio. Philipe Pétain evaluó la situación adoptando una política más proaliada, aunque sin hacer enfadar a los alemanes. El único objetivo era evitar el mínimo sufrimiento a Francia, algo ya imposible.

Caen fue uno de los focos de resistencia mayores, allí los británicos y canadienses estuvieron estancados en una guerra de desgaste sin avanzar nada, mientras los estadounidenses hacían todo el trabajo. Mientras tanto en Contentín los estadounidenses rompieron el frente en Avranches y avanzaron hacia Caen desde el sur, extendiéndose por el Río Loira y bajando hacia el sur con dirección a la Bretaña. El 28 de Julio de 1944 los alemanes abandonaron Caen y toda la Wehrmacht en Normandía se concentró en Falaise.

El desastre definitivo para Alemania en Normandia víno en Falaise. Los americanos avanzaron desde Avranches y los anglocanadienses desde Caen, por lo que dejaron a los alemanes cercados en Falaise el 8 de Agosto. A la vez que pasaba todo eso, la 2ª División Francesa Libre bajo mando del general Philippe Leclerc desembarcó en Normandía y se estableció en Alençon. Charles De Gaulle también hizo su aparición en el frente para dirigir las operaciones galas.

La “Operación Dragoon” se inició el 15 de Agosto de 1944 con un desembarco en Provenza de soldados norteamericanos y el Ejército B Francés Libre del general Jean De Lattre Tassigny. A diferencia del Día D, las tropas no encontraron resistencia en las playas. Una vez asentados en Provenza, los alemanes se fueron hacia el norte abandonando a material y a los heridos por el camino. La oposición más significativa la protagonizaron vichystas en el Hotel Majestic de Lyon. Junto a la Cordillera de los Alpes, tanto los americanos como franceses libres quedaron detenidos próximos a Niza donde la resistencia italiana de la República de Saló era más ventajosa gracias a las montañas. Uno de los mayores logros de la Operación Dragoon fue el dejar atrapado al I Ejército Alemán que se retiraba de los Pirineos, el cual se rindió a los Aliados entregando a 75.000 prisioneros.

Para el 20 de Agosto, los últimos vichystas comenzaron a evacuar el país. Philippe Pétain abandonó Francia que fue evacuada por los alemanes, los mismos que dos décadas antes él había expulsado de su país, siendo curiosamente él el que se iba expulsado con ellos. Millares de franceses se echaron a las carreteras y caminos ante el avance de las fuerzas aliadas. El miedo cundió cuando gaullistas y comunistas empezaron a masacrar a todo aquel mínimo disidente. Increíblemente, parte de los franceses en el norte abandonaron Francia y se exiliaron en Alemania.

Falaise cayó el 21 de Agosto de 1944 en donde murieron 10.000 alemanes y 55.000 fueron capturados. Nada más terminar la operación, los ejércitos aliados superaron el Río Loira y se lanzaron contra el Río Sena. Su siguiente objetivo era París. Por esas mismas fechas también cayó la ciudad de Vichy, capital hasta ese momento de la Francia petainista.

Liberación de París. Las tropas estadounidenses desfilan por el Arco de Triunfo como cuatro años antes hicieron los alemanes.

El 22 de Agosto el Levantamiento de París ya era un hecho. La Resistencia Francesa se echó a las calles para combatir a los alemanes y a los vichystas franceses. Todo empezó días antes con una huelga de ferroviarios que se extendió por distintas partes de la ciudad. Hitler dió su famoso comunicado de que “Arda París”, para ello se minaron los principales monumentos de la cuidad y apuntaron a los misiles V-1 contra esta. Dietrich Von Choltitz era el general alemán asignado en París, que al recibir este la orden de Hitler, la desechó alegando de que prefería rendirse a ver a la ciudad más bella de Europa destruida. Por eso mismo optó por luchar hasta el fin sin arrasar la ciudad. Aunque la resistencia fue un problema para los alemanes en París, rápidamente sofocaron el levantamiento. Las cosas se complicaron cuando los fascitas del Movimiento Social Revolucionario, para sorpresa de comunistas y gaullistas, se atricheraron en la Alcaldía de París enfrentándose a los alemanes. Los muertos de los resistentes fueron muchos durante la batalla por la ciudad, pero la lucha apenas causó bajas a los alemanes. Lo que decidió la victoria fue la ofensiva aliada, precedida en los alrededores del Río Sena por las potentes aviaciones de Estados Unidos y Gran Bretaña. Los Aliados decidieron que la 2ª División de la Francia Libre debía ser la primera en llegar a París, pero curiosamente los primeros en pisar a la capital no fueron franceses, sino españoles republicanos de la 9ª Compañía Española que pusieron el pie en la ciudad la noche del 24 de Agosto de 1944. Al dia siguiente, el 25 por el mañana, Von Choltitz se rindió a los españoles. Seguidamente las fuerzas francesas libres, acompañadas por las tropas estadounidenses, británicas, canadienses y australianas entraron en París con un acto triunfal.

División Carlomagno

Tras la Liberación de París, el resto de Francia cayó rápidamente, ya que Hitler exigió a la Wehrmacht trasladarse a la Línea Sigfrido. Los estadounidenses y franceses del I Ejército de la Francia Libre iniciaron la reconquista de Alsacia y Lorena, que cayó tras serias pérdidas por ambos bandos.

La única zona libre de la Francia de Vichy, Indochina, se levantó contra Japón para unirse a los gaullistas a comienzos de 1945. La respuesta japonesa fue brutal, pues 2.129 de franceses fueron ejecutados brutalmente por los japoneses y colaboracionistas vietnamiyas. A continuación el territorio quedó independizado en Vietnam y Camboya.

Mientras tanto los dirigentes de la Francia de Vichy y sus miles de voluntarios habían huído al Tercer Reich. Philippe Pétain se instaló Sigmaringen, desde donde llevarían la guerra en el exilio. Junto a Pétain marcharon personalides como Marcel Déat o los revolucionarios fascistas Jaques Doriot y Marcel Bucard. Sin embargo Jaques Doriot murió el 22 de Febrero de 1945 cuando aviones aliados atacaron al coche donde iba provocando un accidente que le causó la muerte.

Voluntarios franceses en las Waffen-SS combatiendo contra la Unión Soviética en el Frente del Este a finales de la Segunda Guerra Mundial.

Apenas tuvo efecto el movimiento en Sigmaringen. Únicamente lograron enviar paracaidistas vichystas para operar en la retaguardia gaullistas, aunque la mayoría fueron capturados y el resto prefirieron desertar para volver a sus casas.

La 33ª División Charlemagne “Carlomagno” de las Waffen-SS se creó en Francia al fusionar la Legión de Voluntarios Franceses (LVF), el Batallón SS Francés y los miles de vichystas franceses exiliados. Los SS franceses marcharon al Frente del Este en Polonia donde combatieron contra el Ejército Rojo. La última actuación que tuvo la Francia de Vichy fue en la defensa de Berlín, allí los franceses resistieron como leones en el búnker de Hitler y otras calles de la ciudad. De hecho el 29 de Abril los galos llegaron a destruir 128 tanques soviétivos, el mayor récord de carros abatidos en la Historia de Francia hasta la fecha. Finalmente, cuando Alemania se rindió el 8 de Mayo de 1945, los vichystas y fascistas franceses en Alemania se entregaron a los rusos, la mayoría fueron ejecutados, aunque algunos consiguieron escapar. Philippe Pétain se refugió en Suiza y posteriormente se entregó voluntario para ser juzgado y condenado a cadena perpetua.

El 2 de Septiembre de 1945, Japón soltaba el último territorio francés bajo control del Eje, la Indochina, tras rendirse a los Aliados.

Definitivamente la Segunda Guerra Mundial había terminado, siendo Francia el único país vencedor y vencido al mismo tiempo.

 

Bibliografía:

Carlos Caballero Jurado, Contra Stalin y De Gaulle, García Hispán Editor (2001) p.181-356
Carlos Caballero Jurado, ¿Hitler o Napoleón?. “Los mitos de la Resistencia: Francia 1940-1941”, García Hispán Editor (2000), p.213-254
Carlos Caballero Jurado, Carlomagno, García Hispán Editor (2002), p.9-130
Sergi Vich Sáez, La Francia de Vichy, una zona entre dos fuegos, Revista Historia y Vida Nº461 (2006), p.84-92
Ignacio Marina Grimau, La Francia más entregada, Revista Muy Historia (2009), p.76-81
Francesc Prince, Traidor a la Patria, Revista Historia y Vida Nº493 (2009), p.80-87